sábado, 17 de noviembre de 2012

Alerta roja: ¡Tres centrales nucleares USA tienen peligrosas grietas! (Luisiana, Carolina del Norte y del Sur)

Cada día que pasa, está más claro que en Estados Unidos se están jugando los últimos movimientos de la partida.

Mientras los terremotos de diferente intensidad se suceden en todo el mundo, e Israel aprieta el acelerador en su genocidio palestino, varias centrales nucleares USA

Sí, lo has leído bien: “las”.
 
Hace unos días era Luisiana: al menos estos problemas parecen tener que ver con nuevos socavones en la superficie, como los que se reportaron en Guatemala hace meses.

Al poco, le pasa lo mismo a otra central nuclear, en Carolina del Norte.

Y casi simultáneamente, también en Carolina del Sur. La cosa es seria y, evidentemente, ha de haber una conexión.

¿Hipótesis?

La más sencilla es que sean los mismos movimientos de las placas tectónicas los que estén provocando esas grietas.

La hipótesis más conspiranoica nos llevaría a un sabotaje interno dentro de la “guerra de facciones” que está viviendo ahora mismo Estados Unidos.

Por cierto, que cada vez los periódicos están sacando a la luz más noticias denunciando que el gobierno se ha convertido en el Gran Hermano.
 
Fuente:  http://www.rafapal.com/?p=18572

Harappas...Cuna de la Civilizacion del Indo..

En el valle que riega el Indo, nació una de las más antiguas civilizaciones de la humanidad.
En estas tierras vivieron unas de las primeras civilizaciones neolíticas .
Los Harappas fueron la cuna de la civilización del Indo y uno de los núcleos culturales más importante del mundo entero entre el 2600 y 1700 ac.Se han encontrado las imágenes en terracota y en sellos de cerámica de diversas divinidades que bien pueden considerarse como precursoras de las posteriores representaciones brahmánicas. 
Esta cultura, que ya se comunicaba regularmente con la mesopotámica en el siglo XXIV a. C., tenía al toro como animal emblemático principal, dado lo abundante de sus representaciones, seguramente como garante de la fecundidad y como símbolo de la vida tras la muerte; el toro o buey sagrado compartía su popularidad, a juzgar por el número de hallazgos, con una diosa madre que también estaría a cargo de la protección de la fecundidad, de un modo similar al que lo haría siglos más tarde la diosa Devi,esposa de Siva, una figura de la que pudo ser antecesora esta diosa innominada del valle del Indo. 
El ubicuo y predominante toro sagrado aparece también en otras representaciones de perfil ante una pira ritual, como lo hará después una de las advocaciones de Siva, Nandi; así como otra representación del toro sagrado, en lugar preeminente junto a otros animales, puede ser, por su parte, asimilada a la posterior advocación de Siva como protector de los animales, el dios Pashupanti. 
Otros animales emblemáticos terrestres y aéreos también aparecen profusamente en la cerámica de Harappa, y son, naturalmente, los mismos elefantes, tigres, serpientes, búfalos, águilas, monos, etc., que seguirán siendo parte importante de las personificaciones zoomórficas de los dioses del panteón indio. 
Esta civilización poseía un sistema de escritura y se ha encontrado miles de cosas que prueban esto enterradas en el área en la cual vivía este pueblo.
 Lamentablemente, los intentos que hicieron los eruditos para descifrar las antiguas inscripciones no fueron exitosos. 
Recientes excavaciones prueban que en el 3300 a. de J.C. --es decir, siete siglos antes del apogeo de Harappa (2600 a. de J.C.)-- había una aldea en el lugar donde Harappa fue finalmente edificada. 
Ciertas inscripciones en vasijas muestran que estas personas escribían usando símbolos casi al mismo tiempo que los habitantes de Mesopotamia desarrollaran el supuesto primer sistema de escritura.
Los arqueólogos han catalogado más de 400 símbolos diferentes que fueron escritos en sellos y vasijas. 
La más larga inscripción contiene 26 símbolos. Ciertos lingüistas opinan que la lengua pertenece a la familia dravídica (que incluye el Tamil y otras 25 lenguas más que aún se hablan en el subcontinente). 
Sin embargo, la antedicha escritura es diferente de cualquier otra conocida. 
Algunas vasijas que se hallaron en Harappa (las cuales datan del 3300 al 3000 a. de J.C.) tienen signos grabados en ellas que son similares a una inscripción en la forma de un tridente. 
Esta inscripción en forma de tridente fue hallada en un sello que se utilizó unos cuantos siglos después. 
A partir de los hallazgos arqueológicos se prueba que Harappa era una ciudad de artesanos y comerciantes, o sea, una sofisticada sociedad basada en la clase media. 
No se encontraron en Harappa ruinas de grandes templos como en la Mesopotamia (no hay ninguna evidencia de que se halla establecido un reino o una teocracia en Harappa). 
No hay ningún indicio de la existencia de un ejército tampoco (no hay grabados o esculturas que muestren escenas de guerra, como en Egipto y Mesopotamia).
Fuente:  http://veritas-boss.blogspot.com.es/2012/11/harappascuna-de-la-civilizacion-del-indo.html
Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...