lunes, 3 de diciembre de 2012

Estamos preparados para una LLamarada Solar Extraordinaria ?


¿Estamos preparados para una tormenta solar extrema?


En febrero de 2010 la NASA y la Comisión Europea llevaron a cabo un simulacro de tormenta solar extrema en las instalaciones de la administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA) en Boulder, Colorado.para averiguar hasta qué punto ambos continentes estaban (o no) preparados para resistir a este violento fenómeno meteorológico espacial. Los resultados fueron desesperanzadores. 
En efecto, se determinó que apenas cinco días después de detectarse la supuestallamarada solar, extensas zonas de Europa y EE.UU sufrirían, sin remedio, un «apagón tecnológico» casi completo. Lo cual, en palabras llanas, suponía el fallo generalizado de las redes de telecomunicaciones y de las centrales energéticas. Y, por consiguiente, del suministro eléctrico en hogares e industria, lo que llevaría a su vez al colapso de los transportes (terrestres, aéreos y marítimos), de las redes de abastecimiento de las grandes ciudades (alimentos, combustible, medicinas...), e incluso del suminstro de agua en las grandes zonas urbanas. 
Una situación, para colmo, que podría llegar a durar dos largos años. Pero lo peor de todo fue la constatación de que en ninguna de las dos orillas del Atlántico se habían destinado medios y recursos suficientes para hacer frente a este escenario potencialmente catastrófico. 
El resultado del simulacro fue la elaboración de una larga lista de recomendaciones a los gobiernos. Desde la creación de protocolos de desconexión rápida de centrales eléctricas y redes de telecomunicaciones (para apagarlas antes de que llegara la tormenta) a campañas informativas de carácter masivo para la población, enumerando toda una serie de «medidas domésticas de urgencia» que cada familia debería de poner en práctica en caso de producirse la tan temida tormenta solar. Hoy, dos años y medio después, un buen puñado de países han decidido tomar cartas en el asunto. 
Otros, sin embargo, como es el caso de España, que ni siquiera participó en el simulacro, han hecho oidos sordos y han aparcado el informe en el fondo de un cajón. Así, mientras que en EE.UU, Reino Unido, Portugal, Alemania, Holanda o Francia (por citar sólo algunos) se creaban comisiones parlamentarias de investigación y oficinas de atención al ciudadano especializadas, nuestro país decidió no hacer nada y mantenerse al margen de los esfuerzos internacionales. 
En enero de este mismo año, por ejemplo, Barak Obama elevaba a rango de «amenaza nacional» a las tormentas solares al incluirlas en su ya famosa Directiva Nacional 8, que enumera uno por uno los 23 principales riesgos (tanto naturales como humanos) que podrían llevar a estados Unidos a una situación de «catástrofe nacional». La decisión, por supuesto, no se improvisó de un día para otro, sino que fue consecuencia de un informe del Departamento de Seguridad Nacional, que evaluó con detalle y durante meses cada uno de los riesgos potenciales antes de incluirlos en la lista final. La administración norteamericana, además, ha creado todo un nuevo sistema de Protección Civil, especialmente preparado para hacer frente a cualquiera de las posibles amenazas. Incluyendo una tormenta solar de grandes proporciones.

Otro ejemplo a destacar es el del Reino Unido. Apenas unos meses después del simulacro de tormenta solar (en noviembre de 2011), la cuestión llegaba hasta el mismísimo Comité de Defensa del Parlamento, donde fue debatida tras haber sido estudiada de forma exhaustiva durante varios meses. 
Entre otras medidas, el Comité decidió informar a la población de los riesgos y de las medidas a adoptar en las casas, como preparar reservas de agua embotellada y comida no perecedera para un mes. También acordó poner a punto una flota de vehículos capaces de resistir a un pulso electromagnético para garantizar los servicios públicos esenciales cuando se produjera la crisis. 
Eyección de masa coronal del 7 de junio de 2011 Más recientemente, en marzo de este año, el gobierno británico actualizó su National Risk Register of Civil Emergencies para incluir expresamente "eventos de clima espacial" como las tormentas solares. Y lo que es más, cifraba las posibilidades de que se repita un «evento Carrington» (la mayor tormenta solar de la que tenemos noticia, sucedida en 1859) entre un 5% y un 50% para los próximos cinco años.

Un riesgo realmente estremecedor, ya que cuando se produjo el evento Carrington las redes eléctricas estaban en su infancia y la sociedad no dependía aún por completo de la tecnología, los satélites y los ordenadores.
 En la actualidad, un fenómeno similar podría llevar a una catástrofe de enormes proporciones. Pocos días antes otra investigación, elaborada por Predictive Science, una prestigiosa institución que provee de varios servicios a la NASA y a las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos, estimaba en un 12% las posibilidades de que se produzca un evento solar del tipo Carrington en los próximos siete años. Sorprendentemente, y a pesar de la gravedad de los datos, España no se ha decidido aún a reaccionar. Y ello pese a las advertencias lanzadas desde la Asociación Española de Protección Civil para los Eventos Climáticos Severos, que ha solicitado ya en varias ocasiones la creación de comisiones parlamentarias para evaluar los riesgos y preparar, en lo posible, a una población que no sabría cómo reaccionar si finalmente la gran tormenta llegara a producirse. 
La única excepción en nuestro país es la de Protección Civil de Extremadura, que en marzo publicó un «Decálogo de buenas prácticas. Tormenta solar severa: ¿Cómo prevenir?» en la que, basándose en las recomendaciones de los informes internacionales, explicaba a la población cómo debería comportarse si una fuerte tormenta solar llegara a afectar a las infraestructuras nacionales. Una simple gota de cordura en medio de una indiferencia (oficial) generalizada que podemos llegar a pagar muy cara. Qué hacer en caso de tormenta solar Existen dos categorías de actuaciones. 
Por un lado, los gobiernos deberán haber llevado a cabo campañas de información pública para que la población sepa cómo actuar. Y tendrán que tener preparados mapas de estimación de impacto y dispositivos de emergencia capaces de funcionar en un entorno en el que las comunicaciones están interrumpidas y el suministro energético se ha colapsado. Para ello, por ejemplo, será necesaria una flota de vehículos capaces de funcionar incluso durante un pulso electromagnético (EMP). 
Las plantas nucleares deberán contar con una reserva de combustible para por lo menos tres meses. Y, por supuesto, deberá existir un plan de emergencia para aplicar en el caso de una caída generalizada y por tiempo prolongado de los suministros de gas y electricidad. 
En cuanto a la población, se recomienda que antes de hacer nada estudie la situación en su casa y valore, por ejemplo, las posibilidades de que llegue o no ayuda del exterior, algo que depende de la situación geográfica. Todo hogar, además, debería de contar con algún metodo para potabilizar el agua, tener una cocinilla de gas (que no necesita electricidad) y contar con reservas de agua embotellada y alimentos no perecederos suficientes para un mes. Lo mismo vale para las medicinas básicas. Se recomienda también disponer de algún tipo de identificación vidual y de una reserva de dinero en efectivo, ya que será imposible utilizar tarjetas u otros medios electrónicos de pago.

criptoovnis.

Obama II: la Purga y el Pacto

Dentro de la oligarquía norteamerica acostumbrada a dirigir y repartirse el poder político en Washington se ha desatado una confrontación inédita en donde todos los golpes bajos están permitidos, sean estos escándalos sexuales de famosos generales, misteriosos fallecimientos, atentados con bombas en el extranjero contra poderosos aliados árabes e incluso contra los mismos embajadores estadounidenses. Todo esto son los signos que atestiguan de una encarnizada lucha dentro de las diferentes facciones y tendencias que componen la esencia del poder dentro del aparato político de los Estados Unidos.
Ya fortalecido en su legitimidad por la reciente reelección, el presidente Barack Obama se prepara para iniciar una nueva política exterior.

Después de sacar las conclusiones que le impone el relativo debilitamiento económico de Estados Unidos, Obama renuncia a gobernar el mundo él solo.

Sus fuerzas armadas prosiguen su salida de Europa y su retirada parcial del Medio Oriente para posicionarse alrededor de China.

En función de esa perspectiva, el presidente estadounidense quiere al mismo tiempo debilitar la naciente alianza ruso-china y compartir con Rusia el peso que representa el Medio Oriente. Está por lo tanto dispuesto a poner en aplicación el acuerdo sobre Siria, concluido en Ginebra el 30 de junio –que implica el despliegue de una fuerza de paz de la ONU conformada principalmente con tropas de los países de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) y aceptar que Bachar al-Assad se mantenga en el poder si su pueblo lo plebiscita.

Esta nueva política exterior enfrenta una fuerte resistencia en Washington.

En julio pasado, la filtración organizada de ciertas informaciones a la prensa saboteó el acuerdo de Ginebra y provocó la renuncia de Kofi Annan como enviado especial de la ONU y la Liga Árabe. Aquel sabotaje parece haber sido obra de un grupo de oficiales superiores estadounidenses que no admiten el fin de su sueño de instaurar un imperio global.


Esa problemática nunca se mencionó durante la campaña electoral presidencial, ya que los dos principales candidatos estaban de acuerdo en la implementación del mismo viraje político y se diferenciaban únicamente en la manera de presentarlo.

Barack Obama esperó además hasta la noche de su victoria electoral para emprender una purga discretamente preparada desde hace meses. Ampliamente reflejada por los medios, la renuncia del general David Petraeus a sus funciones como director general de la CIA no pasaba de ser un aperitivo y no tardarán en rodar las cabezas de otros oficiales superiores.

La purga afecta, en primer lugar, al almirante James G. Stravidis, Comandante Supremo de la OTAN y comandante del EuCom [United States European Command] quien llega al fin de sus funciones y al general John R. Allen, quien debía reemplazarlo. Vienen después el general William E. Ward, ex comandante del AfriCom [United States Africa Command], el general Carter F. Ham que lo reemplazó en ese cargo hace un año, así como otros oficiales superiores que ocupan cargos menos importantes.

En cada caso, los oficiales superiores incluidos en la purga son acusados de dudosa moralidad o de malversación de fondos. Actualmente, la prensa estadounidense, extasiada con los detalles más sórdidos del triángulo amoroso entre Petraeus, Allen y Paula Broadwell, la biógrafa de Petraeus, ni siquiera menciona sin embargo que esa señora es teniente coronel de la inteligencia militar. Todo parece indicar que en realidad fue infiltrada en el entorno de los dos generales para hacerlos caer en una trampa.

Antes de la purga que actualmente se desarrolla en Washington, ya se había producido en julio la eliminación física de varios responsables extranjeros que se oponían a la nueva política y que habían estado implicados en la batalla de Damasco. Todo sucedió como si Obama hubiese decidido permitir una “limpieza de verano”. Así se produjeron la muerte prematura del general egipcio Omar Suleiman, mientras se hallaba en Estados Unidos para someterse a una serie de exámenes médicos, y –7 días después– el atentado contra el príncipe Bandar ben Sultán de Arabia Saudita.

Lo que ahora le queda por hacer a Barack Obama es conformar su nuevo gabinete con hombres y mujeres capaces de lograr la aceptación de su nueva política. Para ello cuenta sobre todo con el ex candidato demócrata a la elección presidencial y actual presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado John Kerry. Moscú ya hizo saber que la nominación de Kerry sería bienvenida. El senador es conocido por ser «un admirador de Bachar al-Assad» (The Washington Post) con quien ha sostenido incluso frecuentes desde hace años [1].

Queda por saber si los demócratas pueden darse el lujo de perder un asiento en el Senado y si Kerry estaría a la cabeza del Departamento de Estado y del Departamento de Defensa.

De asumir Kerry la dirección del Departamento de Estado, el Departamento de Defensa quedaría bajo la dirección de Michele Flournoy o de Ashton Carter, cuya misión sería proseguir las restricciones presupuestarias ya emprendidas en ese sector.

Si Kerry tomara la dirección del Departamento de Defensa, el Departamento de Estado quedaría entonces en manos de Susan Rice, lo cual puede plantear ciertos problemas en la medida en que Rice no se ha mostrado precisamente cortés ante los últimos vetos rusos y chinos en el Consejo de Seguridad de la ONU y parece carecer de la sangre fría que exigiría el puesto. En todo caso, los republicanos ya están movilizándose para cerrarle el camino.

John Brennan, célebre por sus métodos particularmente sucios y brutales, podría convertirse en el próximo director de la CIA. Su misión consistiría en pasar la página de la era Bush liquidando a los yihadistas que anteriormente trabajaron para la Agencia y desmantelando Arabia Saudita, que ha perdido toda utilidad. Otro candidato para esa misión pudiera ser Michael Vickers.

Pero tampoco hay que olvidar a Michael Morell, el hombre de la sombra que estuvo junto a George W. Bush un cierto 11 de septiembre para decirle lo que tenía que hacer.


El muy sionista, pero también muy realista, Anthony Blinken podría, por su parte, convertirse en consejero de Seguridad Nacional, lo que permitiría retomar el plan que el propio Blinken había elaborado en 1999, en Shepherdstown, para el entonces presidente Bill Clinton, plan que consistía en implementar la paz en el Medio Oriente apoyándose en… la familia Assad.

Incluso antes de la nominación del nuevo gabinete, el viraje político ya empezó a concretarse con la reanudación de las negociaciones secretas con Teherán. En efecto, el nuevo contexto impone a Washington el abandono de la política de aislamiento aplicada contra Irán y reconocer finalmente que la República Islámica es una potencia regional. Primera consecuencia: ya se reanudó la construcción del gasoducto que conectará South Pars –el mayor campo gasífero del mundo– con Damasco, y posteriormente con el Mediterráneo, para extenderse finalmente hasta Europa; una inversión de 10,000 millones de dólares cuya rentabilización exige una paz duradera en la región.

La nueva política exterior de Obama II modificará el Medio Oriente en 2013, pero será en el sentido opuesto a lo que habían anunciado los medios de prensa occidentales y los del Golfo.

Bases Subterraneas Extraterrestes

Al margen del nivel de credibilidad o verosimilitud que por lo general exigen los escépticos y la ciencia en particular, el caso de las bases extraterrestres subterráneas, no sólo en los Estados Unidos sino en todo el mundo es un caso que tiene un peso específico en la comunidad que investiga el fenómeno OVNI, aun a pesar de que en el tráfago cotidiano de cada investigador o grupo, el interés se diluye.

Lógicamente, pruebas concretas no existen, ni fotografías, aunque sí filmaciones no comprobadas y cuya procedencia es –al decir lo menos– desconocida. Mucho menos existe acceso a los sitios encuadrados como entradas a las “facilidades” o construcciones, e incluso algunas de éstas no figuran en mapa alguno, pero los testimonios de abducidos, militares, trabajadores y científicos que han trabajado o colaborado allí relacionados directamente con EBEs (Entidades Biológicas Extraterrestres) en estas construcciones oficialmente inexistentes, sirve cuando menos para comenzar una aproximación al fenómeno anexo de las “underground facilities” inscriptas no ya en la ovnilogía propiamente, sino en una de sus recientes ramas, la Ebelogía.

La situación se destapa hacia los medios masivos de comunicación cuando algunos abducidos –tratados con terapias para poder sobrellevar la carga psíquica de haber sido secuestrados y manipulados– entregan su testimonio a medios cercanos a los círculos de investigación del fenómeno como MUFON, APRO, BUFORA y otros de igual importancia. Sus casos no hubiesen pasado de ser una simple histeria con alucinaciones post abductivas si no fuese por los exhaustivos exámenes a que fueron sometidos, tanto físico-biológicos como psiquiátricos, y a que simultáneamente comenzaron a aparecer otros testimonios, en especial de gente relevante.

Desde ese momento, se destaparon aquellos casos que habían quedado arrinconados en un archivo por haber sido calificados como delirantes y producto de mentes enfermizas y junto a ellos nombres ya desacreditados, situación precisamente que tuvo el peso para no hacer creíble algunos casos por mucho tiempo.

El ingeniero electrónico, científico y empresario Paul Bennewitz, el coronel Wolf de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, el agente de la CIA e ingeniero en geología Phillip Schneider, y el caso del coronel Corso, sumado al del científico Robert Lazar y muchos otros siempre sumados a los nombres de sitios como Groom Lake (Area 51), Archuleta, Sandía, Dulce (Nuevo Méjico), toda el área del desierto de Nevada, son las personas y situaciones que le entregan al tema de las bases subterráneas extraterrestres su debido certificado de credibilidad, pero lo más curioso de estos sitios es su conexión subterránea con otros lugares, no sólo en los Estados Unidos sino además en México, Perú, Antártida, Argentina, Brasil, Puerto Rico, además de la constante aparición de los nombres de grandes compañías y complejos industriales como Wackenhurt, Bell, Rand Corporation, Lockheed, Martín, ITT, IBM, etc.

 Los anteriores, sumados a otros casos que no pueden ser citados para preservar la objetividad del texto, pero que deberían igualmente ser considerados por los elementos que aportan, son las piezas que configuran una historia en pañales que aún no ha explotado en el rostro de quienes están implicados en la “gran decepción” y en mentirle a los habitantes del planeta en relación con lo que realmente está ocurriendo en torno a este fenómeno.

El caso de Thomas C. y los papeles de Dulce
Al hablar sobre los “papeles de Dulce”, se hace referencia a una serie de documentos, fotos en blanco y negro (cerca de treinta) y un video, que habrían sido robados por un oficial de alta seguridad de la base subterránea de Dulce, uno de los más grandes emplazamientos que en los Estados Unidos han cedido a los alienígenas en la Tierra. Este oficial afirma haber trabajado en este lugar hasta 1979, fecha en que decide retirarse, debido a la naturaleza de los acontecimientos que ocurrían en el interior de la base que escapaba a toda ética y humanidad, y que le provoca un quiebre emocional al no poder enfrentar ni asimilar los hechos que estaban ocurriendo.

Como miembro del sistema de seguridad de la instalación, y con acceso a muchos de los lugares de la base, Thomas tuvo la oportunidad de presenciar personalmente muchas de las operaciones que se efectuaban, tanto experimentos científicos y tecnológicos, como experimentos genéticos y mentales en animales y humanos.

Decidido ya a desertar, y con la convicción de contar al mundo lo que estaba ocurriendo en aquel lugar, se da a la tarea de reunir importantes documentos y evidencias que pudieran avalar la historia que estaba a punto de contar. Provisto de una pequeña cámara fotográfica, tomó cerca de treinta fotos del complejo en sus distintos niveles (siete en total), recolectó documentos de alta seguridad y se hizo de un video del centro de control que mostraba vistas de las cámaras de seguridad de los pasillos, laboratorios, los alienígenas, y personal del gobierno de los Estados Unidos que trabajaba en conjunto con los EBEs.

Apagando las alarmas y sistemas de seguridad en una de las cerca de cien salidas a la superficie dejó las instalaciones con todos los documentos y evidencias, los que ocultó en un lugar desconocido luego de hacer cinco copias. Cuando se disponía a huir junto a su familia, al llegar a su domicilio encontró que en la puerta de su casa, había una camioneta con agentes federales que esperaban por él. Había sido traicionado por K. Lomas, otro trabajador amigo y como consecuencia su esposa e hijo habían sido raptados.

Parte de los Papeles de Dulce

Los agentes querían recuperar lo que Thomas había tomado de las instalaciones a cambio de devolverle su esposa e hijo. Consciente de que quizás ya no los vería más y de que probablemente serían utilizados en experimentos biológicos, decidió no ceder a sus peticiones.

Thomas trabajó por siete años en fotografía de alta seguridad para la Fuerza Aérea, y en 1971 comenzó a hacerlo en Santa Mónica, California. En 1977 es que fue transferido a las instalaciones de Dulce.

 La base está provista de una especie de sistema de transporte subterráneo de tubos. Este sistema de tubos estaría conectado a una base subterránea bajo el Área 51 en Nevada, a instalaciones en Colorado Springs, Carlsbad (Nuevo Méjico), y así hasta completar una vasta red de conexiones subterráneas bajo los Estados Unidos, que se extendería en un sistema global de tubos y sub-ciudades. 

Parte de "los papeles de Dulce"
Thomas dice que había cerca de 18.000 “grises” en las instalaciones de Dulce, y que también vio reptiles humanoides. 

En las instalaciones multinivel de Dulce el nivel de seguridad aumenta a medida que se desciende a niveles más profundos. Thomas tenía una autorización “Ultra-7”, y por lo tanto sabía de siete subniveles, pero podrían haber más.

La seguridad en el complejo de Dulce es altísima: cada vez que un individuo entra en una zona de alta seguridad más allá del segundo nivel es pesado desnudo y luego le es dado un uniforme.

 El dato del peso de la persona queda almacenado en su tarjeta de identificación electrónica cada día, y cualquier cambio significativo requerirá de un examen físico y rayos X. Este tipo de pesas se encuentra en la entrada de todas las áreas sensibles. 

El individuo debe colocar la tarjeta de identificación electrónica en una ranura en la puerta, luego se introduce un código numérico en un teclado, y tanto el código como el peso deben coincidir, o la puerta no se abrirá. Cualquier discrepancia hará inmediata la aparición de gente de seguridad.

page3Nadie está autorizado a llevar nada en áreas sensibles. Los elevadores son controlados magnéticamente; el sistema magnético se encuentra en las paredes del tubo del ascensor; no hay controles eléctricos normales ni cables de elevador. 

Todo es controlado por magnetismo avanzado, incluyendo la iluminación: no hay lámparas regulares y los túneles son iluminados por unidades de pentóxido-fosfóricas con bandas de emisión más amplias de lo normal. Algunos túneles profundos usan la forma de pentóxido-fosfórico para temporalmente iluminar áreas. 

Los alienígenas no van cerca de esas áreas por razones desconocidas.

Parte de "los papeles de Dulce"El Nivel 1 contiene el garage para mantenimiento de vehículos. 

El Nivel 2 contiene el garage para los trenes, los transportes subterráneos, las máquinas excavadoras de los túneles, y el mantenimiento de los discos. 

En el Nivel 4 se llevan a cabo estudios poco convencionales, como investigación del aura humana, telepatía, hipnosis y los sueños. 

Thomas sostiene que ellos sabían cómo separar el cuerpo físico del “alma” para colocar en su lugar una “entidad alienígena”. 

En el Nivel 5 se encuentra el alojamiento de los EBEs, y el único signo en inglés es uno que dice “A Los Alamos” en la estación del transporte subterráneo.

 En el nivel 6 es donde se encuentran los laboratorios genéticos, donde se llevan a cabo los experimentos en animales y humanos que son vastamente alterados de su forma original. Hay humanos con varias piernas o brazos y jaulas donde seres humanoides con aspecto de murciélagos son mantenidos. 

Parte de "los papeles de Dulce"El Nivel 7, es sin duda el más escalofriante y custodiado de la base. Thomas encontró hombres enjaulados en este nivel, y fue este el hecho que lo estremeció y que gatilló su decisión final de sacar a la luz la dura realidad que ocurría ante sus ojos.

Pudo ver cientos de humanos, restos de híbridos y embriones de humanoides que eran mantenidos en congelamiento para futuros experimentos. “Frecuentemente encontraba humanos en jaulas, usualmente drogados, pero a veces ellos lloraban y pedían ayuda. Se nos decía que eran desesperanzadoramente insanos, y que estaban envueltos en pruebas de drogas de alto riesgo para curarlos. Se nos decía que nunca les habláramos. Al principio creíamos la historia, pero finalmente en 1978 un grupo de trabajadores descubrió la verdad. Eso comenzó la guerra en Dulce”.

Thomas agrega que los alienígenas no están interesados ni en nosotros ni en los recursos naturales de nuestro planeta, lo que ellos quieren es el poder magnético que fluye a través de la Tierra. Estos son capaces de aprovecharlo de un modo desconocido para nosotros.

El caso Corso: ¿Tecnología propia o extraña?
Phillip Corso, un hombre con un currículum excelente: científico, militar (coronel) de carrera distinguida, miembro del “staff” de inteligencia del general McArthur durante la guerra de Corea, miembro del Concejo de Seguridad Nacional en el gobierno de Eisenhower, jefe del equipo de investigación y desarrollo de tecnologías desconocidas (alienígenas) del Pentágono en los años sesenta, y otras actividades, escribe un libro al retirarse del Ejército, en el cual –ya sin compromisos con instituciones militares– da cuenta acerca de la involuntaria intervención EBE en los nuevos descubrimientos y adelantos tecnológicos en este planeta desde que cayó en Roswell un VED (Vehículo Extraterrestre Dirigido), hecho que marca el comienzo de la ufología moderna y el comienzo de una serie de “crashes” o caídas de OVNIs, no sólo en los Estados Unidos, sino en los cielos de varios países del planeta.

El mérito de las confesiones de Corso está en el hecho de que –además de que es apoyado por otros uniformados con credenciales de alta seguridad retirados, e incluso activos– es él mismo quien interviene directamente en el diseño, fabricación y posterior distribución por medio de los complejos militares industriales y relacionados, como la Bell Laboratories (descubridores del transistor, doctores Shockley, Bardeen y Brattain, en Bell Lab’s Electronic Circuits Research Center, bajo la égida del Vicepresidente John “Jack” Morton, de Maverick Bell Labs), de chips, de microondas, equipos de visión nocturna por medio de láser, la tecnología “stealth” entre otras y una serie de sus aplicaciones en electrodomésticos, instrumentación, satélites, computadoras y herramientas de alta precisión.

XH Shark
Paralelamente a Corso, el coronel de la Fuerza Aérea de Estados Unidos Steve Wilson también establece que los misteriosos “helicópteros negros” poseen tecnología de antigravedad como el XH-75D o “XH Shark”, fabricado por Teledyne Ryan Aeronautical Corporation de San Diego. 

El coronel explica que varios de estos XH-75D fueron asignados a la Fuerza Delta (Delta/National Reconnaissance Organization Division) los cuales tienen el rol de recuperar naves o VEDs caídos o estrellados. Lo anterior gracias al estudio en laboratorios de los restos del “alien silicon amplifier/switch”, evaluado entre octubre y diciembre de 1947 y de los restos recuperados del OVNI caído en Roswell en ése y los posteriores años, siendo el común denominador en todas estas actividades y situaciones, el coronel Phillip Corso.

De allí en adelante fue sólo un paso a establecer grandes complejos industriales en sitios apartados de las miradas indeseables, con grandes dispositivos de seguridad, el financiamiento interesado de los grandes conglomerados económicos del planeta y sin absolutamente obstáculo lo cual implica una política de laissez faire más allá de lo normal, en que lo militar, lo político y lo económico, los grandes poderes a través de la historia del ser humano, estaban supeditados a poderes aún más grandes y desconocidos para el común de la gente, pero no para los estudiosos o vigilantes del comportamiento de las filosofías herméticas y sociedades secretas, real eminencia gris en los hilos conductores de los destinos de la Tierra, que siempre advirtió acerca de los peligros de ciertos acuerdos a espaldas del mundo con nefastas consecuencias para todo habitante de la esfera.

El caso Tilton: ¿Grises y humanos trabajando juntos?
Christa Tilton, una abducida entre millones (lo fue en julio de 1987) pero cuyo caso representa un elemento especial dentro de la Ebelogía junto a otros pocos, pues su abducción estuvo caracterizada por elementos que hasta ese momento habían sido tomados como simples alucinaciones, en los casos de muchas otras abducidas que cuentan el mismo relato y cuyos casos emblemáticos podríamos resumir en los de Judy Doraty (Texas, mayo de 1973) y Miran Hansen, Nuevo Méjico, mayo de 1980.

Cuenta Tilton que su abducción por grises, tipo visitantes de dormitorio, ocurrió en 1987, y que fue conducida en una pequeña nave hasta la cima de un cerro, donde vio en medio de la oscuridad cómo una luz brotaba de la entrada a un túnel en el cerro hacia donde la llevaron y en cuyo interior vio guardias armados. En el interior del túnel observó con especial interés la gran cantidad de cámaras de TV, y pequeños vehículos que conducían a personas, trabajadores y uniformados al interior; observó también oficinas a los costados, comprendiendo que estaba en el nivel uno de una construcción subterránea muy cerca de donde fue sacada.
Un guía rubio y de piel y ojos muy claros, la recibió de los “grises” e ingresaron a través del túnel. Hacia los lados de la gran construcción, a medida que avanzaban, había pequeñas naves o discos como el que la había llevado hasta allí que estaban siendo tratados por grises pequeños que no prestaban atención a nada a su alrededor, sólo a su trabajo de mantención, entraron a un elevador sin puertas y bajaron al nivel cinco de la construcción, sintió mucho miedo, los guardias armados de ese nivel eran menos amistosos que los de arriba, pero saludaban militarmente a su guía que no portaba insignias, sólo su traje gris; fue llevada a través de una sala que olía a formaldehído, con muchos grandes tanques que poseían brazos mecánicos anclados al piso y que se insertaban dentro de los tanques, produciendo un extraño y suave zumbido, todo eso computarizado; ella intentó asomarse a los tanques, pero su guía la tomó del brazo diciendo que no era aconsejable que lo hiciera, pues podía complicar las cosas.

Ingresaron a un gran laboratorio el cual le llamó mucho la atención, pues ella estaba relacionada con aspectos médicos y nunca había visto las máquinas e instrumentos que allí veía, vio pequeños “grises” trabajando de espaldas, oyó el ruido de metal contra metal, idéntico al que ella oía cuando los doctores iban a operar a alguien; el ruido era de instrumentación quirúrgica.

El guía le dijo que se acostara en una mesa central en la sala y le pidió que cooperara, que así sería más fácil, ella tuvo mucho miedo y comenzó a llorar, no quería quedarse sola con los grises en la sala así que se tranquilizó, el guía se apartó de allí al momento de ingresar un doctor que comenzó a examinarla, siendo uno de los grises quien levaba la dirección de la situación; luego fue intervenida, sometida a operaciones internas y cuando terminó todo debió ponerse sus ropas y vio sangre en su entrepierna, como si le hubiese llegado su período. El guía conversaba con el doctor y luego fue donde ella diciéndole que todo aquello había sido necesario y que lo olvidara.

Vio más EBEs, que no les prestaban atención, le pidió a su guía que le explicara ese lugar y él sólo le dijo que era un área muy sensible y posiblemente en algunos años sería llevada allí nuevamente a lo cual ella preguntó dónde estaba y éste le respondió que por su propia seguridad no debía saberlo. Al caminar hacia el pequeño vehículo vio personas de otras razas que estaban en contenedores transparentes parados contra la muralla, se acercó y vio que eran como extrañas figuras, no pudo entender qué estaba viendo; vio además animales en extrañas cajas enormes, vivos. Su abducción duró alrededor de tres horas, siendo luego regresada a su casa de la misma forma, de allí en adelante se ha dedicado a hacer investigaciones sobre la base de Dulce. A continuación, fragmentos de una entrevista a Christa Tilton:

P.: ¿Viste a alguna persona que diera muestras de estar cautiva al interior de la construcción durante tus abducciones?
C.T.: Sí, recuerdo haber visto a algunos individuos, como en animación suspendida en el interior de grandes tubos transparentes, me acerqué a algunos tubos y puse mis manos sobre ellos esperando algún tipo de respuesta pero, aparentemente no tuve ninguna, aun así no podría decir si estaban muertos o vivos o en algún punto intermedio.

P.: ¿Conoces algunas otras bases que puedan ser investigadas?
C.T.: Pero claro, hay muchas bases subterráneas y que han sido usadas con diferentes propósitos, como proyectos encubiertos del gobierno, en especial una en los Álamos y otra al norte de Tucson Arizona conocida con el nombre código de Evergreen Aviation, la que es una base de la CIA, poseo fotografías de helicópteros negros estacionados allí sin marcas, también otros tipos de naves raras. Ahora estoy trabajando con dos investigadores muy buenos de Gran Bretaña, que han escrito algunos trabajos de investigación en esta área, ellos son excelentes investigadores en especial Tymothy Good, cuyos títulos de sus trabajos son “Above Top Secret” y “Alien Liason”, ellos investigan bases subterráneas en América y Gran Bretaña .

P.: ¿Qué tipo de reptilianos, si viste alguno, encontraste dentro?
C.T.: No creo haber visto algún reptiliano, los que vi y están relacionados con mi vida han sido pequeños grises a quienes uno, o los que conocen el tema llaman trabajadores, estos son seres que creo no tienen alma o individualidad, son sólo trabajadores para una raza establecida de Aliens, a ellos se les entregan ciertos roles, ciertos trabajos, como si trabajaran para una gran compañía, sin embargo he visto algunos muy altos, pero sin ese look reptiliano, pero sé de qué estás hablando.

P.: Mi creencia es que los grises operan con un instinto animal básico de depredación en sus agendas para incrementar su base de poder en la tierra y explotar otras culturas, eso continuarán haciéndolo como colectivo hasta que sean frenados por la fuerza, creo que algunos de los grises pueden ser convencidos por los humanos para hablar y desarrollar en ellos un grado emocional e individual, si ellos pueden ser separados de esa mente colectiva en la que trabajan, ¿qué piensas tú de ello?
C.T.: Estoy de acuerdo contigo en gran parte, ciertamente los grises piensan y actúan en forma coordinada y supeditados a una gran energía o poder mental trabajando a nivel colectivo cuya vital responsabilidad es la de entregar órdenes y dirigir a distancia, ya que ellos actúan y piensan juntos, no hay ya discusión en torno a esto, ellos hacen trabajos o trabajan en proyectos o ciertas cosas que les son encomendadas por altas esferas o seres Alien de capacidad mental tremenda y o humanos también, aunque esto último no podría confirmártelo realmente, tengo mis dudas de que los humanos tengan la capacidad de establecer algún control, natural al menos, sobre algún tipo de Alien acá en la Tierra, y si están trabajando juntos humanos y Aliens es porque hay un pacto entre el gobierno y ellos; creo que los Aliens han venido acá por alguna razón poderosa y ciertos individuos en el gobierno han dado órdenes para trabajar en conjunto con un propósito a nivel mundial.

Christa Tilton ha compilado cientos de páginas de información, documentos y fotos relacionadas a la base de Dulce. Y respecto a Paul Bennewitz, sus investigaciones han sido muy profundas, su dirección para solicitar más información es INTEL/Advocates, C/o Christa Tilton, 2163 South 78th East Avenue, Tulsa.

El caso Bennewitz: un hombre contra el imperio
Durante la segunda parte de la década de los años 70 ocurrió una bizarra onda de mutilaciones de ganado en los Estados Unidos, concentrada particularmente en el área de Nuevo México y Colorado; fue un fenómeno impactante, desusado, cuyas características desechaban inmediatamente la intervención de cuatreros. Las acciones, aparentemente sin ningún sentido, impresionaron a la comunidad, mientras paralelamente comenzaron a aparecer muchos informes de civiles e investigadores acerca de extrañas y poco comunes luces cruzando el cielo a velocidades extraordinarias en áreas muy cercanas, sino en el mismo sitio donde ocurrían dichas aberraciones contra los animales.

Los cuerpos del ganado presentaban exteriormente pequeños agujeros de dos pulgadas de diámetro cerca de sus cuartos traseros, a veces la piel de la zona mandibular, incluidos labios, había sido seccionada, y no había una sola gota de sangre derramada, al analizarlos internamente, la sorpresa fue inmensa, pues todos los animales presentaban la ausencia de su sistema digestivo, sus órganos reproductores, su sangre había sido claramente drenada, además de otras características, todo ello muy limpiamente con la pericia de un cirujano, con la tecnología médica o quirúrgica que hoy en día se quisiera tener y todo en menos de cuatro horas. En este contexto, Paul Bennewitz, físico, inventor científico, dueño de Thunders Electronics, una pequeña empresa-laboratorio e investigador ufológico de la APRO Aerial Phenomena Research Organization) creada por Jim y Coral Lorenzen, arribó a Nuevo México preocupado como la mayoría por tratar de esclarecer la situación, tomando muchas fotografías, analizando las versiones y realizando el trabajo de campo o terreno.

Se relacionó con Gabe Valdez, oficial de policía de la zona cuyo interés en las mutilaciones de ganado en el área norte de Nuevo México era evidente, hicieron algunos raids juntos de noche y de día tomando fotografías y filmando las luces inusuales en el cielo. Hizo muchos viajes a Nuevo México juntando cada vez más información a tal punto que sus colegas, los Lorenzen y otros de APRO, tuvieron dudas de su objetividad. Entre 1979 y 1980 (el registro de la fecha no es muy claro) Bennewitz y un psicólogo y ufólogo llamado Leo Sprinkle, investigaban juntos la historia de una mujer profundamente afectada por una abducción, su nombre: Myrna Hansen; ella declaró que junto a su hijo había visto un ovni mientras manejaba en un camino rural cerca de Cimarrón, en el noreste de Nuevo México.

Con el permiso de la paciente el Dr. Leo Sprinkle la sometió a una regresión hipnótica y pasado un tiempo Bennewitz y Sprinkle oyeron de ella una fantástica historia. Bajo hipnosis la paciente dijo que no sólo había visto varios ovnis ese día, sino también habían observado cómo el ganado era abducido por naves, junto a los animales ella y su pequeño hijo también fueron abducidos y llevados a una base subterránea cerca de ahí, donde vieron el proceso de mutilación del ganado, el drenaje de su sangre y además tinas metálicas en donde habían restos de carne sin identificación, pero también partes humanas como torsos, brazos y piernas de personas flotando en un líquido naranja espeso, mientras oía un zumbido provocado por un brazo mecánico que agitaba suavemente las tinas, finalmente y luego de otros detalles extraños y escalofriantes ella y su hijo fueron acostados en una especie de camilla y se les puso un implante en las cabezas para controlar sus pensamientos a través de estos dispositivos.

A pesar del asombro inicial, del envío de otras pruebas y del escepticismo de Sprinkle, Bennewitz creyó la historia de Myrna por una razón muy sencilla… Bennewitz vivía en esa época en Albuquerque, Nuevo México, en un sector conocido como Cuatro, adyacente por el noreste al área militar de la Base Aérea de Kirtland, que sirve demás como almacenamiento de armamento nuclear, siendo al mismo tiempo parte del complejo de laboratorios de Sandía junto a un laboratorio de la Phillips, en donde se realizan experimentos e investigaciones ultra secretas para el gobierno y los militares norteamericanos, su casa no estaba a más de media milla de todo aquel complejo militar-científico, por lo tanto tenía una vista privilegiada de lo que ocurría en dicha base, en la que de hecho ocurrían cosas muy extrañas, que con el tiempo se fueron transformando en un cúmulo de situaciones a ser registradas en cinta por Bennewitz.

El área tenía cercas electrificadas; se podía ver fácilmente una entrada de cemento a un bunker empotrado en la base del cerro, la actividad se hacía muy notoria y él y su esposa observaban y filmaban a veces en la noche los flashes de luces, registraban la actividad eléctrica, los ruidos subterráneos, las luces nocturnas desplazándose a velocidades increíbles o deteniéndose en pleno vuelo, hasta incluso la caída de una nave circular cerca de ahí y un montón de cosas fuera de lugar.

Con todos esos antecedentes, Paul comenzó a diseñar y construir dispositivos de registro más sofisticados, dirigió sus antenas a la base cercana con capacidad de registrar ondas de baja frecuencia, transmisiones electromagnéticas provenientes de las naves y de la base en donde se producían estas situaciones; sobrevoló muchas veces el área tomando fotos infrarrojas del área, comenzó a interceptar conversaciones, transmisiones orales y de video desde la base y al revelar las fotografías descubrió pilotes de aterrizaje de naves extraterrestres (o quizás terrestres, a estas alturas) hangares, entradas a la facilidad subterránea, conexiones bajo tierra hacia otros sitios, y limosinas que iban y venían sin patente (quizás por pertenecer a la CIA, NSA u otra agrupación de inteligencia por el estilo), todo esto paralelo a lo que estaba investigando con Myrna Hansen, las mutilaciones en Nuevo México, desde hacía algún tiempo en su casa. A toda esta recopilación de información Bennewitz la llamó el proyecto Beta.

La gota que rebasó el vaso sucedió cuando construyó un programa computacional basado en un código hexadecimal que podía traducir las transmisiones de los Aliens que controlaban la base y las naves que se veían afuera, Al interceptarlas y estudiarlas legó a la conclusión de que, además de que esa base poseía una enorme construcción subterránea, conectada con otras, las grabaciones de video y las de cinta interceptadas contenían información suficiente como para darle una escalofriante idea de lo que allí ocurría…
El proyecto Beta
El proyecto Beta, acumulación de información gráfica, escrita, y en video, realizada por Paul Bennewitz, fue hecho con intenciones de ser entregado a la jefatura de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, con el fin de que supieran, en base a los antecedentes allí planteados, lo que ocurría en Dulce y se tomaran cartas en el asunto para evitar un desastre planetario. Más que un informe es también un detallado plan operacional para detener, enfrentar y combatir a los grises que se encontraban dentro y con el control de la base de Dulce.

Según algunas versiones un poco más atrevidas –pero no por ello menos creíbles en vista de los antecedentes– el proyecto Beta es una proposición para un ataque militar físico a una de las mayores bases o instalaciones de las fuerzas draconianas de Orion y Zeta Reticuli, que es el lugar de donde provienen los grises que allá estaban (Branton), y no es el único testimonio, declaración o rumor de que en Dulce existió una guerra subterránea entre las fuerzas militares de los EEUU (Fuerza Delta) y alienígenas, cuyo resultado a la luz de los testimonios fueron nefastos para nosotros.

A continuación algunos párrafos resumidos de la información que entrega el proyecto Beta de Bennewitz acerca de las transmisiones interceptadas de la base de Dulce en Nuevo México. Este extracto forma parte de un set enviado en marzo de 1986 a Clifford Stone, ahora director de Ufo Contact International en Alburquerque, Nuevo México. Dice en su introducción “… Querido Clifford, hay mucho en esto que ya ha sucedido, en estos siete años que no sé por dónde empezar… pienso que probablemente sería bueno comenzar con una aproximación. Lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida (Silvio Rodríguez)”. Una vez recopilado el suficiente material y con todo lo que sabía, Paul se fue directamente a la Base Aérea de Kirtland el 24 de octubre de 1980 a reportar que existía una amenaza extraterrestre en contra de Manzano, sector en donde se almacenaban armas nucleares. Primero se comunicó con el Mayor Ernst Edwards, quien lo remitió al sargento Richard Doty.

Doty y Jerry Miller, científico asesor del Centro de Evaluación y Test de la Fuerza Aérea de los EEUU de Kirtland, entrevistaron a Bennewitz en su casa, al lado de la base de Manzano, examinaron los filmes y las fotografías de Bennewitz y Miller un miembro del proyecto Libro Azul, investigador de ese mismo proyecto en la base aérea de Wright Patterson, determinaron que los filmes definitivamente mostraban objetos reales o identificados, también notaron los equipos de vigilancia electrónica y diseños de antenas de Paul apuntando hacia Manzano.

La oficina de investigación e inteligencia declinó investigar el hecho, pero en contra de toda lógica humana ordenó vigilar estrechamente a Paul Bennewitz, toda su información personal, toda su biografía. El 10 de noviembre de 1980, Bennewitz presentó nuevamente su evidencia, esta vez a jefes de alto rango de la Fuerza Aérea, entre ellos el Brigadier General William Brooksher. En el informe o actas de esta reunión se notó que Paul fue advertido de que presentara toda su evidencia sobre el fenómeno. Otra vez el AFOSI declinó estudiar el caso, pero Bennewitz no se dio por vencido fácilmente, al mismo tiempo que envió informes y toda la información que pudo a APRO, se contactó con el senador Harrison Schmidt y el Senador Peter Dominici de los EEUU, hecho que muy probablemente le salvó la vida, además de otros ufólogos como Linda Coulton y John Lear.

En 1982 APRO decidió investigar el caso de Bennewitz y enviaron a uno de sus directores, William Moore, profesor de escuela, escritor y ufólogo, a conversar con Paul. Moore escribió un libro junto a Charles Berlitz llamado “El experimento Filadelfia”, más tarde Moore declararía haber sido reclutado por un agente de nombre código Falcon para ayudar a conducir a Bennewitz a la locura y desacreditar sus investigaciones. Sus órdenes eran dadas por el agente del AFOSI sargento Richard Doty y por cuatro años él fue consultado por las formas de desinformar al resto de los investigadores y la gente en general acerca del caso Bennewitz incluyendo su documento “Aquarius” entre cuyos temas habla acerca de la existencia de dos razas de Aliens en el interior de EEUU, los benéficos blancos y los nefastos grises que han realizado un tratado de cooperación con el gobierno de los EUU para construir bases subterráneas y abducir una determinada cuota de seres humanos a cambio de tecnología supersecreta.

Paul Bennewitz, después de sus entrevistas en la base aérea gradualmente fue tornándose más y más paranoico, declaraba ver Aliens grises salir de las paredes de su hogar en la noche, que lo inyectaban con químicos, comenzó a comprar y mantener armas de fuego y cuchillos por toda la casa, finalmente debió ser hospitalizado por agotamiento. Para los investigadores no fue nada extraña esta situación, al contrario, respiraron tranquilos al comprender que en vez de matarlo sólo lo suprimirían; con el tiempo se recuperó y hoy en día rechaza todo intento de entrevista, cita o declaración en torno a los hechos acaecidos o cualquier tema relacionado o que haga una simple referencia a los Ovnis.

El caso Wolf: una de las batallas en la guerra de Dulce
El Dr. Michael Wolf sirvió en la Fuerza Aérea estadounidense como piloto (rango Coronel), cirujano de vuelo y oficial de contrainteligencia de la CIA y la NSA, tiene un grado académico impresionante: doctorado en neurología, doctorado en fisica teórica, y un D.Sc. en informática; como pueden ver no estamos hablando de un sujeto cualquiera, es por eso que sus declaraciones dejarán más que boquiabiertos a muchos. Lamentablemente el Dr. Wolf está muriendo de cáncer, y en tan penosa situación ha decidido compartir con nosotros lo que sabe sobre civilizaciones extraterrestres. En su libro “The Catchers Of Heaven” (1996), hace increíbles revelaciones basado en sus informes, pues ha sido asesor del presidente en Seguridad Nacional sobre asuntos extraterrestres desde 1979 y ex miembro del MJ-12, así como del equipo Alphacom. El Dr. Wolf dice que la misión más importante del equipo Alphacom es la reanudación de negociaciones con visitantes extraterrestres.

Según él, en los 50′s la administración estadounidense entró en tratos con los llamados extraterrestres “grises” de un supuesto cuarto planeta del sistema estelar Zeta Reticuli. Estos “grises” habrían compartido algo de su tecnología con científicos de la milicia e inteligencia, con cierta frecuencia. Mientras había “invitados” en instalaciones subterráneas de la milicia en Nevada, Nuevo México, los extraterrestres habrían dado al gobierno estadounidense algo de tecnología antigravedad así como gran cantidad de combustible conocido como elemento 115. Pero el primero de mayo de 1975 durante uno de estos intercambios de tecnología en Nevada, en la demostración de un pequeño reactor antimateria extraterrestre, el encargado de los “grises” le comunicó al coronel de la Fuerza Delta, encargado de la custodia de los “invitados”, retirar todos los rifles y munición de la habitación (para que no se disparasen accidentalmente durante las emisiones de energía), a lo que los guardias se rehusaron y en un malentendido en medio de la conmoción un efectivo abrió fuego contra los “grises”. Un “gris”, dos científicos y 41 efectivos militares murieron en el hecho. Uno de los guardias sobrevivientes manifestó que los extraterrestres aparentemente usaron algún tipo de energía mental en defensa propia para matar a atacantes del grupo Delta.

Wolf comenta que este incidente acabó con los intercambios con los “grises”. Los científicos de la milicia e inteligencia habrían aprendido técnicas de clonación extraterrestre. Después de perfeccionar la técnica en animales, el Dr. Wolf y su equipo clonaron un ser humano con inteligencia artificial al que denominaron “J-Type mega”, como parte del proyecto SENTINEL, abocado a la creación del soldado perfecto que siga órdenes sin temores ni dudas. El clon J-Type Omega tuvo que ser eliminado al no poder acatar la orden de matar a un inocente perro, ya que el equipo de Wolf había programado ética en su sistema de inteligencia artificial.

Otro de los propósitos del equipo Alphacom es determinar cómo se puede usar la tecnología extraterrestre para regresar al planeta a su forma prístina y su estado de balance natural, y eso explica que los extraterrestres estén también atentos a la proliferación de dispositivos nucleares en muchos países. También el equipo está en la misión de determinar el número y tipo de extraterrestres en el globo terráqueo, para aprender acerca de la interacción de humanos con extraterrestres en el pasado y el presente, el tipo de civilización de los visitantes y cómo podemos negociar con ellos. De acuerdo a Wolf, muchas “confederaciones” de extraterrestres están visitándonos en forma coordinada; a ellos los conocen como: La Alianza, de apariencia humana y del sistema Altair Aquila; La Corporación, los “grises” del sistema Zeta Reticuli; La Federación de Mundos, razas no específicas de varios sistemas; Las Razas Unidas de Orión, culturas de ese sistema.

La Alianza estaría en afiliación con La Corporación y con La Federación, Las Razas Unidas… estaría en afiliación con La Corporación y a través de ellos con La Alianza y la Federación. Wolf dice que el Vaticano ha estado presionando con respecto a un posible anuncio de Clinton sobre las visitas de OVNIs. La objeción es que “si hace referencia a entidades biológicas extraterrestres, los datos revelarían en detalle cómo y para qué fueron creadas algunas religiones”, Wolf añade “las religiones bien organizadas se sienten amenazadas por tal anuncio”. Quizá la revelación más sorprendente de Wolf es que dentro del apantallamiento del tema OVNI hay una oscura organización encubierta conocida como “Cabal”. Él la describe como una “bien organizada manada de conspiradores apoyados por militares y dirigidos por un subsecretario naval”. Los paranoicos Cabals trabajan en contra de las metas de las negociaciones pacíficas con los visitantes. Al parecer Cabal usa armamento diseñado bajo el proyecto STAR WARS de Reagan para derribar vehículos extraterrestres y así subyugar a los visitantes mediante poder militar. Wolf concluye diciendo: “En toda mi preparación como científico nunca me preparé para tales visitantes, debemos comprender la complejidad de las variadas fuerzas trabajando en este planeta, y en otros también”.

El caso Schneider: otro héroe contra el Imperio
El Caso Schneider es una situación tipo entre los agentes de la comunidad de inteligencia y sus colaboradores que están envueltos en proyectos negros para el gobierno de los EEUU, en especial de aquellos agentes que trabajaron para la CIA, la NSA u otro conglomerado de la cúpula de la comunidad en las construcciones subterráneas que mantienen y en donde el intercambio y desarrollo de tecnología terrestre y extraterrestre con Aliens, (aunque también sus inconvenientes), es usual, al igual que la muerte de quienes filtran información al exterior.
A continuación presentamos extractos de las declaraciones del ingeniero geólogo empleado por el gobierno de los EE.UU., experto en explosivos y bases secretas subterráneas y militares, y quien fuera protagonista de uno de los combates en contra de los grises, en el cual cientos de personas fueron asesinadas quedando sólo tres sobrevivientes, entre ellos Phil Schneider cuya horrible muerte fue sólo una advertencia…

“Esto ocurre a causa de la horrenda estructura del gobierno federal. Por lo tanto, no me siento comprometido al hablar acerca de este material. Quiero que sepas que los EEUU son un hermoso sitio; he estado en más de setenta países, y no puedo recordar uno más bello, la magnificencia de su gente como en todo este país entero. Para dar una idea básica de quién soy, salí de la Escuela de Ingeniería. La mitad de mi educación la pasé en ese campo y me construí una reputación como Ingeniero Geológico, con aplicaciones militares y aeroespaciales. He ayudado a construir dos bases subterráneas principales en EE.UU. que tienen importancia en el contexto del llamado Nuevo Orden Mundial. La primera Base es una construida en Dulce, Nuevo México, lugar en donde estuve envuelto en 1979 en un combate de fuego contra los Aliens. Fui uno de los sobrevivientes, probablemente el único sobreviviente al que oirán decir las cosas que sucedieron allí abajo. Otros dos sobrevivientes están bajo custodia. Soy el único que conoce los detalles de los archivos de la operación entera: 66 agentes del Servicio Secreto, FBI, y Boinas Negras murieron en ese combate, yo estuve allí. Ahora bien, mucho de lo que te diga puede parecer chocante, parte de ello puede parecerte demasiado increíble, pienso que puedes ponerte unos anteojos, pero por favor siéntete libre de creer. Conozco el Acta de Libertad de Información, no es mucho para empezar, pero es lo más grande que he tenido. La biblioteca local de leyes es un buen lugar para ver los registros del Congreso. Entonces si uno está haciendo el trabajo en casa, el otro debe estar atento a vigilar a su país, las profundas bases militares subterráneas y los proyectos negros. Amo a mi país, más que a mi propia vida, por eso vivo en él, no estaría parado ante ti, arriesgando mi vida si así no lo creyera”. La primera parte de esta conversación corresponde a las bases subterráneas militares y los proyectos oscuros que allí se desarrollan. 

Los proyectos oscuros, son grupos de acciones y situaciones que cuestan el 25% del producto nacional bruto y consumen U$ 1.25 trillón por año. Esta cantidad es usada para financiar programas escondidos, algunos de los cuales conciernen o están relacionados con las construcciones subterráneas militares. En la actualidad existen 129 bases subterráneas militares en los EEUU. Ellos han construido estas 129 bases día y noche incesantemente desde 1940 en adelante, algunas de ellas fueron construidas mucho antes que eso. Estas bases son básicamente grandes ciudades subterráneas conectadas por túneles con pistas de alta velocidad basadas en la tecnología magneto-leviton y desarrollan velocidades de match 2. Varios libros han sido escritos sobre esta actividad. Al Bielek tiene una copia de ello. Richard Souder, un doctor en Física arquitecto, ha arriesgado su vida hablando acerca de esto también; él trabajó con algunas agencias secretas en las profundas bases subterráneas y militares en Idaho, en donde hay 11 bases.

La profundidad aproximada de estas bases es de alrededor de una milla (1,61 Km) y tienen entre 2.66 y 4.25 millas cúbicas en tamaño o volumen. Ellos poseen máquinas barrenadoras que pueden cavar un túnel de siete millas (11,26 Km) de largo en un día. Los proyectos negros son algo paralelo, pero están en conocimiento del Congreso; sabemos que eso es ilegal. Ahora bien, estas bases dependen del N.O.M. (Nuevo Orden Mundial). Si algo he sabido con el tiempo es que él ha trabajado para ellos. Pudo no haberlo hecho, pero fue engañado durante mucho tiempo.

El desarrollo de la tecnología militar de los EE.UU. implica el interés alemán (?). Básicamente por cada año calendario que sucede, la tecnología militar se incrementa en 44.5 años. Por eso es fácil de entender por qué fueron capaces de crear a través de la tecnología del tubo de vacío, una nave que podría desaparecer de un sitio y aparecer en otro. Su padre, Otto Oscar Schneider, peleó en ambos bandos de la guerra, fue capturado y repatriado a los EE.UU. Estuvo relacionado con muchos tipos de situaciones, tales como la Bomba A, la Bomba H y el Experimento Filadelfia. Inventó una cámara de alta velocidad que fue capaz de filmar los primeros test en las Islas Bikini en julio 12 de 1946. Existen fotos originales de ese test y muestran también un ovni en la zona a una velocidad muy alta. Bikini estuvo infestado de ellos un tiempo, especialmente bajo el agua, y los nativos tuvieron problemas con sus animales mutilados. Fue el tiempo en que el general Mac Arthur dijo que la próxima guerra sería en contra de los Aliens. “” 

El combate en la base de Dulce
En 1954 bajo la administración de Eisenhower el gobierno federal burló la Constitución de los EE.UU y realizó un tratado con entidades alienígenas. Esto fue llamado el Tratado 1954, el cual básicamente enmarcó los acuerdos para que los Aliens involucrados tomaran unas pocas vacas y testearan sus técnicas de implantes en unos pocos seres humanos, pero astutamente los Aliens alteraron las cláusulas hasta el punto de ser ellos quienes decidían qué es lo que hacían o no. En 1979, esto fue la realidad y la guerra de Dulce ocurrió sólo por un accidente. Schneider estuvo a cargo en la construcción de la Base de Dulce, la cual es, probablemente, la más profunda de todas; tiene siete niveles y más de dos millas y media (4 Km) de profundidad.

En ese tiempo en particular cavaron cuatro hoyos distintos en el desierto, comenzando a enlazarlos todos en uno solo. Su trabajo consistió en bajar a los huecos, horadar la roca, sacar muestras y analizarlas para poder recomendar el explosivo a utilizar con la roca en particular; como él estaba encabezando aquel grupo bajo tierra, iba adelante, y de pronto, después de una explosión de prueba encontraron una gran caverna natural llena de Aliens de aquellos conocidos como los grises altos. Disparó a dos de ellos, y siendo treinta personas allí abajo, sus pedidos de apoyo y gritos de alarma hicieron que cuarenta más llegaran después del primer golpe, y todos ellos fueron asesinados. Fueron sorprendidos por una caverna llena de alienígenas, pero al final ellos desocuparon el sitio. Más tarde encontramos rastros y señales de que estaban viviendo desde hacía muchos siglos allí abajo, tal vez un millón de años. Esto podría explicar los testimonios sobre antiguos astronautas en las historias o leyendas.

Schneider consiguió una de sus armas, las cuales eran como una caja adherida a sus costillas. Esta caja le provocó un hoyo en su piel cuando se disparó accidentalmente y le inyectó una gran dosis de radiación de cobalto por lo que ahora tiene cáncer. Nunca estuvo interesado en la tecnología de los ovnis hasta que comenzó a trabajar en el área en el norte de Las Vegas.

Después de dos años de recuperación del incidente de Dulce en 1979, comencé a trabajar para Morrison & Knudson, EG&G y otras compañías. En el área 51 se testeaban todo tipo de extrañas naves y todos conocían la historia del físico Robert Lazar, quien estaba encargado de descifrar la propulsión de las naves alienígenas.

Este informe revela una perspectiva muy limitada acerca de la guerra de Dulce, pues está basada en la experiencia o testimonio de un solo individuo. Sin embargo, muestra que hubo mucho más de lo que se sabe actualmente relacionado con el escenario global y el que describe Phil Schneider. Por ejemplo, según explica el testimonio de Schneider, rompen el hoyo y “accidentalmente” dan con una base subterránea de Aliens en lo que denominamos antiguas cavernas. Esto podría ser tomado como que en respuesta a los científicos asesinados y mencionados por Thomas, Costello y Wolf en la Base de Dulce, los militares contraatacaron (¿qué hacían en un trabajo ingenieril y de excavación, boinas negras, FBI y agentes del Servicio Secreto?).

Las fuerzas especiales y agentes de inteligencia intencionalmente intentaron romper las defensas y tomar la base subterránea extraterrestre a través de una puerta trasera o un escape bajo tierra. Schneider, un ingeniero geólogo puede no haber estado enterado de esta faceta de su trabajo, de hecho él mismo menciona que fue engañado por mucho tiempo. Otros informes sugieren que el conflicto con los grises en Dulce fue mucho más complejo de lo que hasta hoy se sabe; esto incluye otros combates que se dieron y de los cuales hay testigos, como combates que no tenían aparentemente ninguna conexión, ruidos subterráneos, explosiones y movimientos de tierra como temblores en el área de Nuevo México. De acuerdo a otras fuentes, la guerra de Dulce consumió la vida de cientos de altamente entrenados efectivos militares en las ciudades subterráneas (Branton). Siete meses después de que esta lectura pública salió a la luz, Phil Schneider fue encontrado en su departamento, con una cuerda de piano atada a su cuello, dando muestras de haber sido antes brutalmente torturado, aparentemente esto se hizo como una advertencia a otros implicados, para evitar fugas de información. Los culpables no pueden haber sido otros que sus antiguos empleadores. El final de este hombre nunca fue una noticia.

Nota: Existe una campaña organizada por la esposa y algunos amigos de Schneider, empeñados en encontrar la verdad acerca de lo que le ocurrió; el análisis de sus declaraciones y sus relaciones con otros testimonios con respecto a la temática de las bases subterráneas puede ser consultado en Fomind y las direcciones que allí encontrarán

Palabras finales

Como despedida sólo podemos decir que los testimonios aquí volcados tienen rostros concretos pero pistas y datos debatibles, por lo tanto los niveles de credibilidad que cada uno de los lectores le pueda entregar a la temática aún escondida de las bases subterráneas (militares y de las otras) es cosa puramente personal. Sin embargo no podemos dejar de desconocer que algo ocurre bajo nuestros pies y sobre nuestras cabezas y que ese algo uno de estos días va a estallar en nuestras mentes. Depende mucho de nosotros la preparación personal para afrontar mentalmente nuevas realidades, asumirlas como algo natural e integrarlas a nuestro background para que la síntesis sólo sea positiva a nuestro favor, pero manteniendo una actitud de pensamiento y acción independiente, fuerte, de libre albedrío, comprensión y en última instancia una actitud decidida de no avasallamiento ni estupidez ante los engaños de quienes detenten el poder, sean estos de nuestra propia raza o extraños.

El Video de Dulce:
 

Fuente: http://alfilodelarealidad.wordpress.com/2012/12/02/la-saga-de-las-bases-subterraneas-extraterrestres/
Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...