Entrada Destacada

Encuentran en San Luis Potosí a criatura que razona y habla. ¡ESCALOFRIANTE!

La semana pasada, en uno de los valles de San Luis Potosí, fue hallada una criatura que dejó impactados a todos los habitantes y medio...

miércoles, 22 de octubre de 2014

El Supremo avala la protección de datos de los usuarios de redes P2P

El Alto Tribunal rechaza la petición de Promusicae de recopilar información de sus direcciones IP sin consentimiento para sus reclamaciones legales sobre protección intelectual

Devolución de cantidades sin riesgo de costas judiciales.www.unive.es

EFE

Una sentencia del Tribunal Supremo ha rechazado la pretensión de la asociación de Productores de Música de España (Promusicae) de recopilar sin consentimiento de los afectados los datos de los usuarios de redes P2P (peer to peer) con el fin de ejercer la defensa de los derechos de propiedad intelectual de los productores y editores de fonogramas y videos musicales.

El Alto Tribunal avala así la protección de datos de los usuarios de estas redes mediante las cuales se comparten archivos musicales, de vídeo, texto o imágenes, algunos con protección intelectual pero otros no.

"Las direcciones IP son datos personales ya que contienen información concerniente a personas físicas"

La sentencia viene a confirmar la decisión de la Audiencia Nacional en septiembre de 2011 que establece que Promusicae no está eximida del deber de informar a los usuarios de redes P2P sobre el tratamiento de sus datos que establece la Ley Orgánica de Protección de Datos. La asociación de productores reclamaba, entre otros datos, poder tratar las direcciones IP (Internal Protocols) sin informar a los afectados, al considerar que con ese dato era incapaz de llegar a conocer la identidad del usuario.

El Supremo, en la sentencia de la que ha sido ponente el magistrado José María del Riego, señala que "las direcciones IP son datos personales", ya que contienen información concerniente a personas físicas "identificadas o identificables". 

Rechaza, también, la alegación de los productores de que para poder concretar las conductas ilícitas de los usuarios de redes P2P no tenían más remedio que tratar las direcciones IP. 

Además estima que en este caso, por sus características de extensión y falta de acreditación de su estricta necesidad para la finalidad legítima perseguida, no está justificado limitar el contenido esencial del derecho fundamental a la protección de datosde un número desconocido de personas.

PÚBLICO Madrid 22/10/2014 13:01 Actualizado: 22/10/2014 13:41
http://www.publico.es/culturas/551807/el-supremo-avala-la-proteccion-de-datos-de-los-usuarios-de-redes-p2p

La constelación de Orión y sus Secretos

La constelación de Orión ha estado muy presente en diversas culturas a lo largo de la historia de la humanidad. En la actualidad, la ciencia ha descubierto algo sorprendente acerca de este lugar del Universo, que coincide con las creencias de nuestros antepasados.

Orión ("El Cazador") es una de las constelaciones más destacadas en el firmamento. Sus estrellas son muy brillantes y visibles desde ambos lados del hemisferio en invierno. Su rasgo más distintivo es una agrupación de tres estrellas en el centro de la constelación, conocidas como el Cinturón de Orión, Las Tres Marías o Los Tres Reyes Magos. Orión es reconocida universalmente, no sólo ahora sino a lo largo de la historia de la humanidad: en diversas civilizaciones podemos ver cómo esta agrupación de estrellas fue objeto de admiración, devoción e incluso inspiración en la construcción de complejos arquitectónicos. Repasemos algunos ejemplos:

SUMERIA Y ORIÓN

Es la primera civilización humana de la que tenemos constancia. Se constituyó entre los años 4.500 y 4.000 antes de Cristo en la región de Mesopotamia, entre los río Tigris y Éufrates, donde hoy se sitúa Iraq.

Construyeron ciudades con palacios y acueductos, crearon una escritura y un sistema de numeración, un código de leyes, un sistema religioso, la fundición de cobre y estaño para producir bronce, etc. A ellos se atribuye el conocimiento astronómico más sofisticado de la antigüedad. Agruparon las estrellas en las constelaciones que hoy reconocemos, les dieron los nombres que aún usamos y las localizaron en el firmamento.

Registraron el movimiento de avance diario del sol en su aparición por el horizonte y detectaron que hay un momento en el año en q sale 2 días en el mismo sitio. En esos dos días el día y la noche tienen la misma duración y lo convirtieron en un punto de referencia al que llamaron equinoccio. Con ese punto de referencia empezaron a contar el transcurrir del tiempo de la tierra. Inventaron todos los conceptos de astronomía esférica, los polos, los ejes de rotación, la eclíptica, los solsticios y lo más increíble es que conocían el ciclo llamado precesión de los equinoccios. Éste consiste en el cambio gradual en la orientación del eje rotativo de la Tierra, siguiendo una trayectoria circular alrededor del polo, similar al bamboleo de una peonza. Este ciclo se completa cada 25.776 años.

También descubrieron que nuestro sistema solar gira alrededor de Alción, que es el sol central de las Pléyades, tardando 25.920 años en terminar cada vuelta. De esta manera los sumerios agregaron al tiempo terrestre el tiempo celeste, una enorme medida que determina ciclos que han sido precursores de significantes cambios. Dividieron el círculo de ese recorrido en 12 cuadrantes, representado cada uno por un animal, en lo que todavía hoy conocemos como zodiaco. Cada cuadrante o era dura 2.160 años y ahora estamos entrando en la era de Acuario.

Representación sumeria en la que figura nuestro sistema solar con
un planeta añadido, tal vez Nibiru...

Además dejaron registrada la existencia de todos los planteas de nuestro sistema solar, incluso Urano, Neptuno y Plutón, que sólo fueron redescubiertos recientemente por la astonomía moderna.

Mucha de la información que tenemos acerca de los sumerios ha llegado a nosotros a través de tablillas de arcilla con textos y representaciones acerca de su vida y creencias. Quizás la figura más representativa en su estudio fue el recientemente fallecido Zecharia Sitchin, un conocido arqueólogo e historiador que, después de traducir miles de tablillas sumerias, llegó a contundentes conclusiones que explica en los numerosos libros que tiene publicados. Según sus estudios, los sumerios hablaban de la existencia de un planeta más en nuestro sistema solar, denominado Nibiru o Planeta X, cuya órbita alrededor del sol trazaría una elipse muy marcada y que tardaría 3.600 años terrestres en completar. En este planeta habitaban unos seres inteligentes llamados Anunnaki, que provenían originalmente de la Constelación de Orión, y que crearon la raza humana en la tierra a partir de la manipulación genética de homínidos. Además, fueron ellos quienes transmitieron al hombre todo el conocimiento relacionado con tecnología, arquitectura, agricultura, medicina, etc.

Esta teoría supuso todo un desafío para la comunidad científica y de historiadores tradicionales, que optaron por interpretar los mensajes de estas tablillas sumerias como pura mitología o creencias religiosas. En cualquier caso, fueran mito o realidad, es interesante que los Anunnaki provinieran de Orión, porque esto nos da un apunte de que la civilización sumeria relacionaba el origen de la humanidad con esta constelación.

Fragmento de piedra tallada con escritura sumeria en el 2450 A.C. Museo Louvre, París. 

Imagen cedida por Eric Gaba.

EL ANTIGUO EGIPTO Y ORIÓN

La civilización egipcia nos dejó un legado extenso de edificios, artefactos, representaciones artísticas y jeroglíficos que nos permiten conocer en detalle muchos aspectos de su cultura. Aunque también es cierto que aún existen numerosos enigmas que dan lugar a diversidad de hipótesis y dividen las opiniones de los expertos. Uno de esos misterios sin resolver se encuentra en un colosal conjunto arquitectónico que parece hacer una clara alusión a la constelación de Orión: Las Pirámides de Gizeh.

Sección de la Pirámide de Keops con indicaciones de los canales que comunican con el exterior.

En los años 90, el ingeniero Robert Bauval y el investigador Adrian Gilbert se embarcaron conjuntamente en una exhaustiva investigación acerca del asentamiento de Gizeh y formularon sus conclusiones en lo que llamaron la Teoría de la Correlación de Orión, que detallan en su libro "The Orion Mystery, Unlocking the Secrets of the Pyramids". En él explican que las tres pirámides de Gizeh (Keops, Kefrén y Micerino) están situadas de tal manera que son una representación a escala de las tres estrellas que conforman el Cinturón de Orión, tal y como estaban situadas en el año 10.500 a. C. Además, descubrieron que en la pirámide de Keops hay unos angostos canales que comunican la Cámara del Rey y de la Reina con el exterior, orientados de manera que cuando el primero trazaba una trayectoria hacia el centro de la constelación de Orión, el segundo la trazaba hacia la estrella Sirio.

Curiosamente, dos de los dioses principales de los egipcios eran Osiris y su mujer Isis, a los que asociaban con Orión y la estrella Sirio respectivamente, y eran considerados los creadores de La Tierra y de la humanidad. Una vez más, nos encontramos ante una civilización que asociaba a Orión con el origen del hombre.

Al superponer el mapa estelar del Cinturón de Orión sobre la posición de las Pirámides de Gizeh, vemos que el patrón coincide.

TEOTIHUACÁN Y ORIÓN

Teotihuacán fue una de las mayores ciudades prehispánicas que conocemos en Mesoamérica. Los restos de este asentamiento se encuentran a unos 45 km al noroeste del centro de la Ciudad de México. La fecha de su construcción y la identidad de sus primeros pobladores son una incógnita. Se especula que los habitantes iniciales pudieron ser los totonacos, los nahuas o los pueblos de habla otomanqueana, aunque hipótesis más recientes se inclinan a pensar que la ciudad de Teotihuacán fue un centro cosmopolita en la que convivieron grupos de diverso origen étnico.


Los monumentos más destacados en el lugar son la Pirámide del Sol, la Pirámide de la Luna y el Templo de Quetzalcóatl. El astrónomo británico Gerald S. Hawkins explica en su libro "Más allá de Stonehenge", cómo la construcción de Teotihuacán está estrechamente ligada a algunas constelaciones. Mediante un programa informático descubrió que algunos de los edificios están orientados hacia la estrella Sirio (la misma que en el antiguo Egipto se identificaba con la diosa Isis, esposa de Osiris). Posteriormente, Adrian Gilbert investigó la posible relación entre las pirámides de la Luna y el Sol y el Templo de Quetzalcóatl con las tres estrellas del cinturón de Orión, observando que existe una correlación, al igual que ocurre con las Pirámides de Gizeh en Egipto.

Aquí vemos cómo la posición de las estrellas del cinturón de Orión también coincide con la de las pirámides principales de Teotihuacán.

Mapa estelar del cinturón de Orión superpuesto a una fotografía
aérea de las pirámides de Xian, China.

ORIÓN EN LA CHINA ANCESTRAL

En la antigua China también se construyeron pirámides, que a día de hoy están cubiertas de vegetación, y a primera vista pueden parecer meros montículos en el paisaje. Cerca deXi'an, capital de la provincia de Shaanxi, hay un conjunto de pirámides que están agrupadas siguiendo el mismo patrón que el conjunto de Gizeh en Egipto y el asentamiento de Teotihuacán en México, ¿nos encontramos de nuevo ante una"Correlación de Orión"?

OTRAS CULTURAS QUE RENDÍAN CULTO A ORIÓN

En otras sociedades, como la Grecia Clásica y el Imperio Romano, encontramos referencias mitológicas y literarias a Orión. Por otro lado, en el más antiguo de los escritos sagrados del Hinduismo (Rg Veda) se cuenta la historia del dios Prajapati, que representa a la constelación de Orión, y es considerado uno de los dioses creadores.

LA CONSTELACIÓN DE ORIÓN DESDE LA CIENCIA ACTUAL

En estos últimos años, y gracias a los telescopios modernos, la astronomía la llegado a una serie de descubrimientos acerca de la fisionomía de la constelación de Orión. Uno de los más sorprendentes es que está cubierta por una gigantesca estructura de hidrógeno, plasma y estrellas nacientes: el Complejo de Nubes Moleculares de Orión, también conocido como M42. Este fenómeno, que se encuentra a 1500 años luz de nuestro planeta, destaca especialmente por ser una región intensa de formación estelar y hay indicativos de que nuestro sistema solar pudo tener su origen allí.

Nebulosa que cubre Orión, conocida como M42.

El científico de la ESO (European Southern Observatory) Thomas Stanke, que ha dedicado estos últimos años al estudio de la M42, afirma que muchas de estas estrellas que están naciendo en Orión, evolucionarán como nuestro Sol y que algunas de ellas tendrán planetas parecidos al nuestro orbitando a su alrededor.

Es interesante contrastar este dato con la divinización de Orión por parte de aquellas primeras civilizaciones, que ya en aquellos tiempos consideraban Orión como el origen de su existencia y el lugar donde habitaban sus creadores. Nos encontramos ante uno de esos pliegues donde ciencia y creencias se solapan.

Informa: http://laeradeaquario.blogspot.com.es

¿Hacia una sociedad sin efectivo? Algunos países podrían suprimir el uso de billetes

© RT / Reuters

Suecia y Dinamarca podrían convertirse en naciones sin dinero en circulación debido que la impresión de billetes ya no es rentable. Sin embargo, en EE.UU. la tendencia es diferente.

A partir de 2016 el banco nacional de Dinamarca, el Nationalbanken, dejará de imprimir billetes, informa el periódico 'The Copenhagen Post'

"La razón es que los billetes se utilizan menos en transacciones, pero debido a su alta calidad circulan por períodos más largos", escribe el banco en un comunicado. "Por esto, sumando todo, la producción de billetes y de monedas por Nationalbanken no resulta apropiada ni ahora ni en el futuro", concluye el comunicado.

Sin embargo, representantes del banco estatal danés subrayan que la entidad no dejará completamente de emitir moneda, sino que será trasladada de momento a una empresa externa. 

La razón es que los billetes se utilizan menos en transacciones, pero debido a su alta calidad circulan por períodos más largosMientras tanto, en Suecia el 80% de todas las compras se efectúan por medios electrónicos o con tarjetas, según el periódico 'The Local'. Los suecos utilizan tarjetas de débito o de crédito, realizando de promedio 260 transacciones por persona al año. Niklas Arvidsso, profesor de dinámica industrial, presupone que Suecia podría convertirse en una nación sin dinero en efectivo, aunque no antes del 2030. Según la asociación de banqueros de Suecia, la supresión del dinero en efectivo aumentaría la seguridad, dado que en el 2012 se registraron solo 5 robos de bancos, la cifra más baja en la historia del país 

"Si pudiera hacer un cambio eficaz, retiraría el efectivo de la sociedad", sostiene Bob Keiller, director de la empresa británica de servicios de gas y petróleo Wood Group, en un artículo publicado por el portal Energy Voice.

Keiller reitera que si cada transacción fuera rastreable, el renuncia al dinero en efectivo podría generar varios efectos positivos. Según cree el director de Wood Group, en un escenario semejante desparecería el peligro de fraude con cajeros automáticos "porque no habrá cajeros automáticos", habría menos robos "porque dinero en efectivo es lo que quieren los ladrones", habría menos ventas de mercancías robadas, no habría mercado negro y además "nadie podría eludir las responsabilidades fiscales porque todos los ingresos y gastos serían visibles". 

Sin embargo, la tendencia no se aplica en todo Occidente. Según Janet Yellen, jefa del Consejo de Directores del Sistema Federal de Reserva de EE.UU., en un artículo para el portal 2 Paragraphs, los estadounidenses utilizan el efectivo con más frecuencia para comprar mercancías baratas. 

Según una encuesta del Sistema Federal de Reserva de EE.UU., un estadounidense utiliza efectivo en el 40% de todas la transacciones al mes. "Más probablemente el fenómeno se debe a que la gente con ingresos bajos no tiene acceso a otros modos de pago", supone Barbara Bennett, vicepresidente y experto principal de estrategia de la oficina del efectivo del Sistema Federal de Reserva.

Los gladiadores tenían una dieta vegetariana

gladiadores_roma-antigua_
Los gladiadores romanos estaban sujetos a estrictos entrenamientos, horas de tareas físicas exhaustivas y batallas a muerte. 

Pero en vez de tener una dieta rica en proteínas como los atletas modernos, la evidencia sugiere que lograban hacer todo eso consumiendo una dieta basada en granos y una «bebida deportiva» a base de vinagre y cenizas. 

Investigadores alemanes estudiaron el colágeno de los huesos de cuerpos encontrados en un cementerio romano del siglo II para confirmar la teoría sobre esta dieta vegetariana. 

El cementerio se encuentra en lo que fue la ciudad de Éfeso, en la antigüedad una localidad del Asia Menor —en la actual Turquía— con más de 200,000 habitantes. Utilizando la espectroscopía, los investigadores del Departamento de Medicina Forense de Viena (MedUni), estudiaron la proporción de isótopos estables, incluyendo niveles de carbón, nitrógeno y sulfuro. También analizaron las proporciones de estroncio en relación con el calcio del hueso. 

Esqueleto de gladiador. Cementerio romano del siglo II.Los niveles de estroncio indican la cantidad de materia vegetal consumida a lo largo de la vida; un alto nivel significa que la dieta carecía de carne. En total, fueron analizados 53 individuos, de los cuales 22 eran gladiadores. Los resultados revelan que los alimentos consistían principalmente de granos y otras comidas libre de carne. El alimento básico era en base a plantas como el trigo y la cebada, otros agregaban además porotos. Asimismo, el descubrimiento indica que estas comidas eran «bajadas» con una bebida hecha de vinagre y cenizas de plantas, una suerte de bebida energizante ancestral. Esqueleto de gladiador.

Esta imagen muestra la lápida de un gladiador excavada en el cementerio en Turquía.  Cementerio romano del siglo II. «Las cenizas de plantas eran evidentemente consumidas para fortalecer los huesos y el cuerpo luego de un agotamiento físico», explicó el profesor Fabián Kanz, director del estudio. «Las cosas no eran muy diferentes a lo que hacemos hoy en día —tomamos magnesio y calcio en forma de pastillas efervescentes, por ejemplo, para recuperarnos de un esfuerzo físico.

 El calcio es esencial para fortalecer los huesos, por eso es el “motto” más importante de muchos productos derivados de la leche». Esta imagen muestra la lápida de un gladiador excavada en el cementerio en Turquía. Fuentes históricas y textos antiguos reportan que los gladiadores tenían su propia dieta, comprendida por granos y porotos. Por eso han sido referidos como «hordearii», o «comedores de cebada». 

El término «comedor de cebada» hace alusión, en este caso, al hecho que se le daba a los gladiadores un grano de calidad inferior. De acuerdo a la investigación, la diferencia entre la dieta de los gladiadores y la del resto de la sociedad romana de la región, es sumamente significativa en términos de cantidad estroncio encontrado en los huesos. Publicado el 22 de octubre de 20140 comentarios Etiquetas: dieta , gladiador , gladiadores , vege

Artículo publicado en MysteryPlanet.com.ar: 

Decenas de catalanes ofrecen a la Policía datos y documentos de las ‘mordidas’ de Jordi Pujol

Decenas de ciudadanos catalanes se han dirigido a la Policía Nacional para ofrecer datos y documentos de la quiebra de Banca Catalana, y las ‘mordidas’ (comisiones a cambio de obras) del “clan” Pujol cuando el patriarca de la familia era el president de la Generalitat. Jordi Pujol denuncia sufrir una “inquisición general”

Así lo afirman fuentes conocedoras de esta investigación de la que este martes se hace eco el diario La Razón. “Muchos nacionalistas, entre ellos empresarios que guardaban los legajos con datos de las presuntas irregularidades cometidas por Jordi Pujol, se sienten decepcionados y han decidido colaborar con la Policía para que todos los trapos sucios salgan a la luz”, así como admitir el pago de comisiones, confiesan al rotativo de Planeta.

Pasada la decepción que ha supuesto la confesión de Jordi Pujol sobre su herencia no declarada en Andorra, han comenzado las aportaciones de ciudadanos, de manera escalonada, pero también “exponencial”.
El 3% y otros por cientos

Según La Razón, uno de los asuntos importantes que aportan los comparecientes es el pago del 3% que algunos ellos realizaron para que se les concediese contratas de la Generalitat, entidades dependientes de esta institución, ayuntamientos, diputaciones, etcétera.

Ese porcentaje -reseña el periódico madrileño-, subió con el tiempo, ya que el dinero destinado supuestamente al partido de Pujol, había que sumar el que se llevaba el “clan” familiar del expresident.


Leer más: Decenas de catalanes ofrecen a la Policía datos y documentos de las ‘mordidas’ de Jordi Pujol – EcoDiario.es http://ecodiario.eleconomista.es/politica/noticias/6174782/10/14/Decenas-de-catalanes-ofrecen-a-la-Policia-datos-y-documentos-de-las-mordidas-de-Jordi-Pujol.html#Kku8puk99L0OoRKj

El juez Ruz cita como imputados a once empresarios relacionados con Jordi Pujol Jr.

RESPONDE A LA PETICIÓN DE LA FISCALÍA

Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresidente catalán. (Reuters)


El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz acaba de imputar a once nuevas personas relacionadas con los negocios del hijo mayor del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol Ferrusola. Se trata de Ramon Gironès, elhermano de su exmujer y sus padres, además de otro miembro de la familia de su mujer, Xavier Corominas Riera. También están los empresarios Xavier Tauler Ferre (consejero delegado de Copisa), Carlos Sumarroca Claverol yAlejandro Guerrero Kandler (dueños del holding Sumarroca Coixet), Carlos Sumarroca Claverol, Alejandro Guerrero Kandler, Gustavo Buesa(presidente de Gbi Serveis), Josep Mayol Comadira; y el constructor Luis Delso, cuyo nombre aparece en el caso Gürtel, que tendrán que acudir al juzgado el próximo día 12. Asimismo, cita a 27 testigos para los días 13 y 14 de noviembre. 

El magistrado lo acuerda, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, por delitos de blanqueo de capitales, contra la hacienda pública y falsedad en documento mercantil, por su “presunta participación y cooperación con el investigado, Jordi Pujol Ferrusola, en determinadas operaciones mercantiles que han venido siendo investigadas”. 

En el auto también se acuerda ampliar la comisión rogatoria cursada a Andorra para que la Banca Privada Andorrana remita toda la documentación relativa a la operación documentada el pasado 4 de agosto por la que Jordi Pujol Ferrusola dispuso de 2,4 millones de euros a favor de una sociedad editorial mexicana, “información que había permanecido oculta a la instrucción” hasta ahora.

Ruz acuerda el bloqueo de la cuenta en esta entidad desde la que se realizó esa operación. Asimismo, el juez remite comisión rogatoria a las autoridades de México a fin de que identifiquen la cuenta bancaria en el Banco Santander México en la que fueron ingresados esos fondos.

Mercè Gironés, exmujer de Jordi Pujol Ferrusola. (EFE)

En otra de las diligencias, Ruz requiere a las entidades bancarias del Principado de Andorra: Crédito Andorra, Banc Sabadell de Andorra, Banca Privada de Andorra, Mora Banco, Mora Banco Grupo y Andbank “el bloqueo preventivo e inmediato de todas las cuentas” en las que sean titulares, tengan poderes de disposición o sean representantes los imputados Jordi Pujol Ferrusola y Merce Gironés. 

El juez también cursa comisiones rogatorias a las autoridades de Liechtenstein y Reino Unido en las que solicita información acerca de la constitución de varias sociedades, así como de la titularidad de las cuentas a nombre de varias mercantiles. 

Ruz considera todas estas diligencias “pertinentes, necesarias y proporcionadas” y explica que se han adoptado al amparo de los indicios obrantes en la causa, entre los que enumera la declaración de María Victoria Álvarez, documentación bancaria, empresarial, societaria y de la Agencia Tributaria, informes de análisis policiales, así como lo declarado en sede judicial el pasado 15 de septiembre tanto por Jordi Pujol Ferrusola como por Mercè Gironès.

http://www.elconfidencial.com/espana/2014-10-22/el-juez-ruz-cita-como-imputados-a-once-empresarios-relacionados-con-jordi-pujol-jr_404452/

Geopolítica de la guerra contra Siria y de la guerra contra Daesh

En este nuevo y original análisis, Thierry Meyssan expone las causas geopolíticas del fracaso de la guerra contra Siria y los verdaderos objetivos de la supuesta guerra contra el Emirato Islámico. Este artículo resulta especialmente importante para quien aspire a entender el panorama de las relaciones internacionales en este momento y la cristalización de los conflictos en el Levante (Irak, Siria y Líbano).

Las tres crisis en el seno de la coalición estadounidense

En este momento estamos viendo la tercera crisis que tiene lugar en el bando de los agresores desde el inicio de la guerra contra Siria.

En junio de 2012, durante la conferencia Ginebra I, que debía iniciar el regreso a la paz y organizar una nueva repartición del Medio Oriente entre Estados Unidos y Rusia, Francia –donde Francois Hollande acababa de ganar la elección presidencial– planteó una interpretación restrictiva del comunicado final de aquel encuentro. Y después organizó la reanudación de la guerra, con la complicidad de Israel y Turquía y con el apoyo de la secretaria de Estado Hillary Clinton y del director de la CIA David Petraeus.

Cuando el presidente Barack Obama sacó del juego a Hillary Clinton y David Petraeus, Turquía, junto con Israel y Francia, organizó el ataque químico en las afueras de Damasco, atribuyéndolo a Siria. Pero Estados Unidos se negó a dejarse arrastrar a una guerra punitiva.

En una sesión secreta del Congreso realizada en enero de 2014, Estados Unidos impuso la aprobación del financiamiento y la entrega de armamento a Daesh [1], grupo yihadista al que se le asignó la misión de invadir la parte sunnita de Irak y la parte de Siria donde viven los kurdos. El objetivo era dividir esos dos grandes Estados. Francia y Turquía armaron entonces al grupo representante de al-Qaeda en Siria (el Frente al-Nusra) para que atacara a Daesh y lograr así que Estados Unidos volviera al plan inicial de la coalición. Al-Qaeda y Daesh se reconciliaron en mayo de 2014, como resultado de un llamado de Ayman al-Zawahiri en ese sentido, y actualmente Francia y Turquía siguen sin sumarse a los bombardeos de la coalición estadounidense.

En general, en la coalición de los llamados «Amigos de Siria», que en julio de 2012 contaba «un centenar de Estados y organizaciones internacionales», hoy sólo quedan 11 países. Por su parte, la coalición formada contra Daesh cuenta oficialmente «más de 60 Estados», pero lo que estos tienen en común es tan poca cosa que la lista se mantiene en secreto.
Intereses muy diferentes

La coalición se compone en realidad de numerosos Estados que persiguen cada uno sus propios objetivos muy específicos, al extremo que no logran ponerse de acuerdo sobre un objetivo común. Podemos distinguir 4 fuerzas:

Estados Unidos quiere controlar los hidrocarburos de la región. En el año 2000, el National Energy Policy Development Group (NEPDG) presidido por Dick Cheney había identificado –gracias a imágenes satelitales y datos provenientes de prospecciones– las reservas mundiales de hidrocarburos y había observado las inmensas reservas de gas existentes en Siria. Durante el golpe de Estado militar que se produjo en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, Washington decidió atacar sucesivamente 8 países (Afganistán, Irak, Libia, Líbano y Siria, así como Sudán, Somalia e Irán) para apoderarse de sus riquezas naturales. El estado mayor estadounidense adoptó entonces el plan de rediseño del «Medio Oriente ampliado», que también incluye el desmantelamiento de Turquía y Arabia Saudita, y el Departamento de Estado creó al año siguiente su departamento MENA para organizar las «primaveras árabes».

Israel defiende sus propios intereses nacionales: a corto plazo el Estado hebreo prosigue su campaña de expansión territorial. Simultáneamente y sin esperar a controlar todo el espacio entre los dos ríos (el Nilo y el Éufrates) Israel también espera controlar todo el conjunto de la actividad económica de la zona, incluyendo –por supuesto– los hidrocarburos. Para garantizar su propia protección en esta era de misiles, Israel espera simultáneamente hacerse del control de una zona de seguridad a lo largo de su frontera (en este momento, ha expulsado a los cascos azules de la frontera del Golán, reemplazándolos por al-Qaeda) y neutralizar por otra parte los ejércitos de Egipto y de Siria sorprendiéndolos de revés (despliegue de los misiles Patriot de la OTAN en Turquía y creación de un Kurdistán en Irak y así como de Sudán del Sur).

Francia y Turquía persiguen el sueño de la restauración de sus respectivos imperios. Francia espera obtener un mandato sobre Siria, o al menos sobre una parte de ese país. Para eso creó el Ejército Sirio Libre y le entregó la bandera verde, blanca y negra con las tres estrellas utilizada en tiempos del mandato francés en Siria. Mientras tanto, Turquía espera restaurar el Imperio otomano. Desde septiembre de 2012, Ankara designó un wali encargado de administrar lo que ya consideraba una provincia. Los proyectos de Turquía y Francia son incompatibles dado que el Imperio otomano había admitido que algunas de sus provincias fueran administradas con otras potencias coloniales.

Para terminar, Arabia Saudita y Qatar saben que sólo pueden lograr sobrevivir poniéndose al servicio de Estados Unidos y combatiendo los regímenes laicos, cuyo único representante en la región es precisamente la República Árabe Siria.
Evolución de la coalición

Esas 4 fuerzas sólo lograron colaborar entre sí durante la primera parte de la guerra –desde febrero de 2011 hasta junio de 2012. Se trataba, en efecto, de una estrategia de 4ª generación: varios grupos de fuerzas especiales organizaban incidentes y emboscadas aquí y allá, mientras que las televisiones atlantistas y de los países del Golfo iban creando la imagen de una dictadura alauita que reprimía una revolución democrática. Las sumas invertidas y la cantidad de soldados desplegados no eran gran cosa y cada uno de los participantes creía que después del derrocamiento de la República Árabe Siria podría arreglárselas para sacar el mayor provecho a expensas de las otras fuerzas.

Sin embargo, a principios de 2012, la población siria comenzó a dudar de las televisiones que aseguraban que el presidente Bachar al-Assad era un torturador de niños y que el derrocamiento de la República Árabe Siria daría paso a un régimen confesional al estilo libanés. El asedio impuesto a los takfiristas del emirato islámico de Baba Amro ya se veía como el preludio del fracaso de la operación. Francia negoció entonces una salida de la crisis y la liberación de los oficiales franceses que habían caído prisioneros. Estados Unidos y Rusia negociaron para tomar los lugares del Reino Unido y de Francia y repartirse toda la región, como Londres y París lo habían hecho en 1916 con los acuerdos Sykes-Picot.

Y desde aquel momento nada ha funcionado bien en el seno de la coalición. Sus sucesivos fracasos indican que no puede ganar.

En julio de 2012, Francia celebraba con bombo y platillo en París la reunión más importante de la coalición y reanudaba la guerra. El discurso del presidente francés Francois Hollande había sido redactado en inglés, probablemente por los israelíes, y traducido al francés para que lo leyera el presidente de Francia. La secretaria de Estado Hillary Clinton y el embajador estadounidense Robert S. Ford (formado por John Negroponte [2]) emprendían la mayor guerra secreta de la historia. Al igual que en Nicaragua, ejércitos privados reclutaban mercenarios y los enviaban a Siria. Pero esta vez los mercenarios contaban con una formación ideológica cuyo objetivo eran la creación y entrenamiento de las hordas de yihadistas. El Pentágono perdía el control de las operaciones, control que pasó a manos del Departamento de Estado y la CIA. El costo de la guerra ya alcanzaba proporciones colosales. Pero ese costo no lo asumieron Estados Unidos, Francia ni Turquía sino Arabia Saudita y Qatar.

Según la prensa atlantista y los medios de las monarquías del Golfo, algunos miles de extranjeros acudieron así en ayuda de la «revolución democrática siria».

Pero en Siria «la revolución democrática» no aparecía por ningún lado. Lo que sí podía verse eran grupos de fanáticos que gritaban eslóganes como «¡Revolución pacífica: los cristianos a Beirut, los alauitas al hueco!» [3] y «¡No al Hezbollah! ¡No a Irán! ¡Queremos un presidente temeroso de Dios!» [4]. Según el Ejército Árabe Sirio, a Siria llegaron no algunos miles sino 250 000 yihadistas entre julio de 2012 y julio de 2014.

Sin embargo, al día siguiente de su reelección, Barack Obama obligaba al general David Petraeus a renunciar a su cargo como director de la CIA y descartaba mantener a Hillary Clinton como miembro de su nueva administración. Así que, a inicios de 2013, la coalición se reducía prácticamente a Francia y Turquía mientras que Estados Unidos hacía lo menos posible. Por supuesto, era el momento que el Ejército Árabe Sirio esperaba para iniciar su inexorable reconquista del territorio.

En Siria, Francois Hollande y Recep Tayyip Erdogan, Hillary Clinton y David Petraeus pretendían derrocar la república laica e imponer un régimen sunnita, que habría estado bajo la administración directa de Turquía pero que incluiría altos funcionarios franceses, un modelo heredado del final del siglo XIX pero que no presentaba interés de ningún tipo para Estados Unidos.

Barack Obama y sus dos secretarios de Defensa Leon Panetta y Chuck Hagel, abrigan una visión política radicalmente distinta. Panetta fue miembro de la Comisión Baker-Hamilton y Obama fue electo en función del programa de esa comisión. Según ellos, Estados Unidos no es ni debe ser una potencia colonial en el sentido mediterráneo del término. O sea, Estados Unidos no debe plantearse el control de un territorio mediante la instalación de colonos. En relación con lo que se obtuvo, el experimento de la administración Bush resultó extremadamente costoso y por lo tanto es algo que no debe repetirse.

Después de que Turquía y Francia trataran de empujar Estados Unidos a emprender una gran campaña de bombardeos contra Siria con la puesta en escena del ataque químico del verano de 2013, la Casa Blanca y el Pentágono decidieron retomar la iniciativa. Así que en enero de 2014, la Casa Blanca y el Pentágono convocaron el Congreso de Estados Unidos en una reunión secreta y lo obligaron a votar una ley secreta que aprobaba un plan para dividir Irak en 3 Estados así como la secesión de la zona kurda de Siria. Para ello decidieron financiar y armar un grupo yihadista capaz de hacer lo que las fuerzas armadas de Estados Unidos no pueden hacer porque el derecho internacional no lo permite: una limpieza étnica.

Barack Obama y sus ejércitos no se plantean el rediseño del «Medio Oriente ampliado» como un objetivo en sí sino únicamente como una manera de controlar los recursos naturales. Y utilizan un concepto clásico: el principio de «divide y vencerás», no para crearse puestos de reyes y presidentes en nuevos Estados sino para proseguir con la política que Estados Unidos ha venido aplicando desde los tiempos de la administración de Jimmy Carter.

En su discurso sobre el Estado de la Unión pronunciado el 23 de enero de 1980, el entonces presidente Jimmy Carter planteaba la doctrina que lleva su nombre: Estados Unidos considera que los hidrocarburos del Golfo son indispensables para su economía y que por lo tanto le pertenecen. Así que cualquier forma de poner en duda ese axioma será considerada «un acto contra los intereses vitales de los Estados Unidos de América y ese acto será rechazado con todos los medios necesarios, incluyendo el uso de la fuerza militar». Con el tiempo, Washington se ha dotado del instrumento necesario para aplicar esa política –el CentCom– y ha extendido su zona vedada hasta el Cuerno de África.

A partir de lo anterior, la actual campaña de bombardeos de la coalición ya no tiene nada que ver con la voluntad inicial de derrocar la República Árabe Siria. Tampoco tiene relación alguna con la supuesta «guerra contra el terrorismo». Sólo busca defender los intereses económicos exclusivos de Estados Unidos, incluso en caso de que eso implique la creación de nuevos Estados aunque no obligatoriamente recurriendo a ello.

En este momento, unos cuantos aviones de Arabia Saudita y Qatar prestan al Pentágono una ayuda puramente simbólica, pero ni Francia ni Turquía lo están haciendo. El propio Pentágono dice haber realizado más de 4 000 misiones aéreas en las que habrían muerto sólo un poco más de 300 combatientes del Emirato Islámico. Si nos atenemos al discurso oficial, eso representa más de 13 misiones aéreas y ni se sabe cuántas bombas y misiles para matar un solo yihadista. Se trataría entonces de la campaña aérea más costosa y más ineficaz de toda la Historia. Pero si tenemos en cuenta el razonamiento anterior, el ataque de Daesh contra Irak corresponde a una manipulación de los precios del petróleo que ha hecho caer los precios del barril de crudo en un 25% (de 115 dólares a 83 dólares el barril). Nuri al-Maliki, el primer ministro iraquí democráticamente electo que vendía a China la mitad del petróleo iraquí, fue súbitamente vilipendiado y derrocado. Daesh y el gobierno regional del Kurdistán iraquí redujeron por sí mismos su robo de petróleo y sus exportaciones de crudo en alrededor del 70%. El conjunto de las instalaciones petroleras utilizadas por las compañías chinas simplemente fueron destruidas. De hecho, el petróleo iraquí y el petróleo sirio ya no están ahora al alcance de los compradores chinos… pero volvieron al mercado internacional controlado por Estados Unidos.

La actual campaña de bombardeos aéreos es, en definitiva, una aplicación directa de la «doctrina Carter» y una advertencia al presidente chino Xi Jinping, quien actualmente intenta concluir una serie de contratos bilaterales destinados a garantizar el aprovisionamiento de su país sin pasar por el mercado petrolero internacional.
Prever el futuro

Como resultado de este análisis, podemos concluir que:

En el actual periodo, Estados Unidos únicamente está dispuesto a aceptar guerras que tengan como objetivo la defensa de su propio interés estratégico en controlar el mercado internacional del petróleo. Por consiguiente, podría entrar en guerra contra China pero no contra Rusia.

Francia y Turquía nunca lograrán realizar sus sueños de recolonización. Francia debería reflexionar sobre el papel que el AfriCom le ha asignado en África. Podrá seguir interviniendo en todos los Estados que tratan de acercarse a China (Costa de Marfil, Mali y la República Centroafricana) y reinstaurar el orden «occidental» pero nunca logrará restaurar su imperio colonial. Turquía también deberia bajar el tono. Aunque el presidente Erdogan lograra concretar una alianza contranatura entre la Hermandad Musulmana y los oficiales kemalistas turcos, de todas maneras tendría que renunciar a sus ambiciones neootomanas. Y tendría que recordar sobre todo que, como miembro de la OTAN, Turquía está mucho más expuesta que otros países a ser víctima de un golpe de Estado proestadounidense, como ya sucedió en Grecia en tiempos de Georgios Papandreu y en la propia Turquía en tiempos de Bulent Ecevit.

Arabia Saudita y Qatar nunca lograrán recuperar los miles de millones de dólares que invirtieron tratando de derrocar la República Árabe Siria. Peor aún, es probable que tengan que pagar parte de la reconstrucción de ese república laica. La familia reinante en Arabia Saudita tendrá que seguir plegándose a los intereses económicos de Estados Unidos, pero debería evitar seguir metiéndose en guerras de gran envergadura y tener en cuenta que en cualquier momento Washington puede decidir dividir el país que los Saud consideran de su propiedad.

Israel puede abrigar la esperanza de seguir jugando por debajo de la mesa a provocar a mediano plazo la división de Irak en 3 Estados diferentes. Así obtendría la creación de un Kurdistán iraquí comparable al Sudán del Sur que ya creó anteriormente. Pero es poco probable que pueda incorporar de inmediato el norte de Siria a ese «Kurdistán». Es también poco probable que logre expulsar a la FINUL del sur del Líbano y reemplazarla por al-Qaeda, como ya hizo con los cascos azules que garantizaban la separación entre las fuerzas israelíes y sirias en la frontera siria. Pero, a lo largo de 66 años, Israel se ha acostumbrado a tratar siempre de ir más lejos y a menudo ha logrado avanzar siempre un poco más. Israel es, en realidad, el único ganador de la guerra contra Siria en el seno de la coalición. No sólo ha debilitado por un buen rato a su vecino sirio sino que además logró obligarlo a renunciar a su arsenal químico. Por lo tanto, Israel es actualmente el único país del mundo que dispone oficialmente tanto de un arsenal atómico perfeccionado como de un arsenal químico y biológico.

Irak ya está divido de facto entre Estados diferentes. Uno de ellos, el Califato proclamado por el Emirato Islámico, nunca podrá obtener el reconocimiento de la comunidad internacional. En cambio, no hay a la vista razones que parezcan impedir la secesión del Kurdistán, aparte de lo difícil que resultará explicar cómo fue que logró expandir su territorio en un 40%, apoderándose además de los campos petrolíferos de Kirkuk. El califato podría ir cediendo poco a poco su lugar a un Estado sunnita, probablemente gobernado por individuos que «abandonarían» Daesh oficialmente. Se trataría entonces de un proceso comparable al de Libia, donde los ex combatientes de al-Qaeda fueron aupados al poder sin que nadie protestara por ello.

Siria volverá paulatinamente a la paz y habrá de dedicarse a su larga reconstrucción. Para ello se volverá hacia las empresas chinas, pero mantendrá a Pekín al margen de sus hidrocarburos. Para reconstruir su industria del petróleo y explotar sus reservas de gas, Siria tendrá que volverse hacia las empresas rusas. El tema de los oleoductos o gasoductos que podrían transitar por su territorio dependerá del apoyo que puede encontrar en Irán y Rusia.

El Líbano seguirá viviendo bajo la amenaza de Daesh, que nunca obtendrá más papel que el de grupo terrorista. Los yihadistas sólo serán la herramienta necesaria para prolongar un poco más el congelamiento del funcionamiento político de un país que sigue hundiéndose en la anarquía.

Para terminar, Rusia y China deberían intervenir urgentemente contra Daesh, en Irak, Siria y Líbano, no por compasión hacia las poblaciones locales sino porque Estados Unidos utilizará próximamente contra ellas ese grupo yihadista –también denominado como Emirato Islámico. Aunque está bajo las órdenes del príncipe saudita Abdul Rahman –el hombre que pone el dinero– y del autoproclamado califa Ibrahim, Daesh ya cuenta en este momento con georgianos –todos miembros de los servicios secretos de Georgia– que fungen como sus principales oficiales y con algunos chinos de lengua turca. El ministro georgiano de Defensa incluso reconoció, antes de corregir esas declaraciones, la existencia en Georgia de campos de entrenamiento de yihadistas. Si Moscú y Pekín no se deciden pronto, tendrán que acabar enfrentando a Daesh en el Cáucaso, en el valle de Ferghana y en la región china de Xinjiang.

[1] Daesh es el acrónimo árabe del grupo yihadista inicialmente llamado Emirato o Estado Islámico en Irak y el Levante y actualmente conocido como Emirato Islámico. Nota de la Red Voltaire.

[2] John Dimitri Negroponte fue embajador de Estados Unidos en Honduras en los años 1980. Desde ese puesto «diplomático», Negroponte dirigió la guerra sucia contra el gobierno sandinista de Nicaragua, lo cual incluyó la creación, entrenamiento, armamento y financiamiento de las bandas de los llamados «Contras». En 2001, la administración de George W. Bush lo nombró embajador en la ONU, inmediatamente después de los atentados del 11 de septiembre. En abril de 2004, esa misma administración lo nombró embajador en Irak, a raíz de la invasión atlantista y del derrocamiento de Sadam Husein. Para más información sobre este tenebroso personaje, ver el documental en 3 partesEl Embajador, del realizador noruego Erling Borgen, disponible enYouTube.

[3] «Revolución pacífica» sólo significaba que no se haría daño a los sunnitas.

[4] Al inicio de la crisis y la guerra contra Siria, el Hezbollah no estaba presente en ese país pero la República Árabe Siria respaldaba militarmente al Hezbollah en su lucha contra el agresor israelí. Por lo tanto, el objetivo de la operación atlantista no era sacar al Hezbollah de Siria sino poner fin al apoyo de Siria a la Resistencia libanesa.

RED VOLTAIRE | DAMASCO (SIRIA) | 21 DE OCTUBRE DE 2014 



El astrónomo Carlos Muñoz Ferrada: “Hercólubus está llegando”

Hercólubus

Durante algún tiempo se ha producido una misteriosa luz brillante en el horizonte del cielo del oeste y de acuerdo con SkEye y Stellarium, no hay estrellas o planetas en esa zona.Brillante luz misteriosa en el cielo nocturno occidental.

La especulación ha inferido que esto podría ser un gran cometao, posiblemente, una nave nodriza extraterrestre. Incluso podría ser Hercólubus.

Los científicos hablan del planeta Hercólubus (Planeta X) y el primero de ellos fue el astrónomo chileno Carlos Muñoz Ferrada (1909-2001). Carlos Muñoz Ferrada murió en octubre de 2001 a la edad de 92 años.

Sus predicciones astronómicas y geofísicas lo hicieron famoso, con muchas de sus predicciones de terremotos y tsunamis haciéndose realidad.

Carlos Muñoz Ferrada empezó a hablar del planeta Hercólubus en 1940, es decir, 43 años antes del famoso artículo sobre el Planeta X que apareció en el diario estadounidense The Washington Post en 1983.

Es muy notable que Carlos Muñoz Ferrada habla de un gigantesco planeta-cometa.

Planeta porque tiene la masa de un planeta y Cometa porque tiene la cola de un cometa y porque tiene la órbita elíptica de un cometa.

Carlos Ferrada Muñoz afirmó que este “Planeta-Cometa”:

Tiene una órbita elíptica como un cometa y una masa grande como un planeta, es decir, un planeta con una cola.

Se aproxima a la Tierra cargado de energía cósmica.

No cumple con las leyes celestes establecidas.

Viaja entre nuestro Sol y el Sol Negro que se encuentra 32 billones de kilómetros.
Esto aumentará a 14 millones de kilómetros de la Tierra.

Eventualmente entrará en nuestro sistema solar y se verá a simple vista y fotografiará.
Su llegada causará un cambio geofísico y humano, trayendo el cambio y la destrucción. bibliotecapleyades

A continuación una interesante entrevista con Carlos Muñoz Ferrada sobre este “Planeta-Cometa”.

http://www.mundomisterioso.net/2013/11/el-astronomo-carlos-munoz-ferrada.html#at_pco=smlwn-1.0&at_si=54481fe81958a2b2&at_ab=per-2&at_pos=0&at_tot=1

Un búnker de Saddam repleto de sarín podría estar en manos del Estado Islámico

El antiguo búnker de Saddam Hussein, repleto de viejas armas y situado a unos 60 kilómetros de Bagdad, puede estar en manos del grupo terrorista Estado Islámico.

Los marines de Estados Unidos que custodiaban el almacén de armas químicas de Saddam Hussein en Irak tenían especial cautela con un búnker que llamaban el ‘huevo de dragón’.

Según reveló a Fox News el teniente Joshua Hartley, uno de los marines responsables de la vigilancia, nunca se les permitió mirar dentro de una vasta área de tres kilómetros cuadrados, donde se encontraba el complejo Muthanna con capacidad de producir cerca de 4.000 toneladas de agente nervioso sarín al año.

Ahora todo este arsenal de armas de exterminio masivo se encuentra en manos delEstado Islámico.

Los funcionarios iraquíes notificaron a las Naciones Unidas en junio que las armas abandonadas con sarín se encuentran todavía en las ruinas de la base de Muthanna, donde se fabricaban armas químicas en la década de los 80 y principios de los 90.

El embajador de Irak ante la ONU, Mohamed Ali Alhakim, informó a la ONU en junio de este año que “grupos terroristas armados” se apoderaron del complejo Muthanna, que se encuentra a 56 kilómetros al nortoeste de Bagdad, en el tristemente conocido ‘triángulo suní’.

http://www.laproximaguerra.com/2014/10/un-bunker-de-saddam-repleto-de-sarin-en-poder-de-estado-islamico.html

Las Pirámides de Pantiacolla

Incluso hoy, en pleno siglo XXI, existen lugares en la Tierra que aún no han sido explorados.
En Sur América, gran parte de la selva amazónica localizada en la frontera entre Perú y Brasil es poco conocida. 

Particularmente el alto Purús, el Río Iaco, el alto Tambopata y el Parque del Manu. Estos territorios, que siempre despertaron mi curiosidad, quizás encierren el secreto de un antiguo pueblo que dominó el continente en épocas remotas.

Uno de estos sitios, envuelto en misterio y casi totalmente desconocido, es la zona de selva primaria donde se encuentran las pirámides de Pantiacolla.

El 30 de diciembre de 1975, el satélite estadounidense Landsat 2 fotografió un área de la jungla peruana en el departamento de Madre de Dios.
La imagen del área forestal mostró doce puntos, en grupos de a dos, simétricos y regulares.
Inicialmente, se pensó que había sido un error, pero luego de atentos análisis de expertos cartógrafos como A.T. Tizando, se llegó a la conclusión de que aquellos extraños objetos en el bosque tenían que ser muy altos, al menos 150-200 metros. Si estaban dispuestos en forma simétrica, no podían ser formaciones naturales, sino productos del hombre. Tal vez eran pirámides construidas en un pasado remoto por motivos rituales o ceremoniales.





Las llamadas pirámides de Pantiacolla (del aymara: lugar donde se pierden los Collas), se encontraban en una zona de selva lejana e inexplorada, situada en la jungla de Madre de Dios, un lugar casi inaccesible.
Rápidamente, se empezó a fantasear. El hecho de que muchos consideraran al área de Madre de Dios como el sitio donde los Incas se escondieron después de la llegada de los españoles a Cusco en 1533 y la supuesta existencia de una ciudad suya escondida en la floresta, denominada Paititi, no hicieron más que alimentar la creencia de que estas pirámides tenían que ver con la leyenda de El Dorado. Además, su relativa cercanía con los bellísimos petroglifos de Pusharo, lugar misterioso situado en el Río Shinkibeni, al interior de la selva primaria del Manu, impulsó a algunos exploradores a ir a la zona con la intención de desvelar sus misterios.
La primera persona no indígena que se acercó a las pirámides fue el japonés Yoshiharu Sekino, en 1977. 

El joven, aunque no logró llegar al enigmático lugar, tuvo contacto con numerosos nativos Matsiguenkas y contribuyó a hacer conocer su cultura, hasta entonces prácticamente desconocida.
Cuando, en 1979, los cónyuges Herbert y Nicole Cartagena descubrieron ruinas incaicas cerca al Río Nistron, llamadas luego Mameria, se comprobó que los Incas se habían adentrado en la selva situada al oriente de Cusco, buscando escapar de los conquistadores. El interés por la jungla de Madre de Dios volvió a crecer.
El enigma de las pirámides de Pantiacolla (llamadas también Paratoari, en lengua Arawak de los Matsiguenkas), permanecía.

Incluso hoy, en pleno siglo XXI, existen lugares en la Tierra que aún no han sido explorados.
En Sur América, gran parte de la selva amazónica localizada en la frontera entre Perú y Brasil es poco conocida. Particularmente el alto Purús, el Río Iaco, el alto Tambopata y el Parque del Manu. Estos territorios, que siempre despertaron mi curiosidad, quizás encierren el secreto de un antiguo pueblo que dominó el continente en épocas remotas.

Uno de estos sitios, envuelto en misterio y casi totalmente desconocido, es la zona de selva primaria donde se encuentran las pirámides de Pantiacolla.El 30 de diciembre de 1975, el satélite estadounidense Landsat 2 fotografió un área de la jungla peruana en el departamento de Madre de Dios.
La imagen del área forestal mostró doce puntos, en grupos de a dos, simétricos y regulares.
Inicialmente, se pensó que había sido un error, pero luego de atentos análisis de expertos cartógrafos como A.T. Tizando, se llegó a la conclusión de que aquellos extraños objetos en el bosque tenían que ser muy altos, al menos 150-200 metros. Si estaban dispuestos en forma simétrica, no podían ser formaciones naturales, sino productos del hombre. 

Tal vez eran pirámides construidas en un pasado remoto por motivos rituales o ceremoniales.Las llamadas pirámides de Pantiacolla (del aymara: lugar donde se pierden los Collas), se encontraban en una zona de selva lejana e inexplorada, situada en la jungla de Madre de Dios, un lugar casi inaccesible.
Rápidamente, se empezó a fantasear. El hecho de que muchos consideraran al área de Madre de Dios como el sitio donde los Incas se escondieron después de la llegada de los españoles a Cusco en 1533 y la supuesta existencia de una ciudad suya escondida en la floresta, denominada Paititi, no hicieron más que alimentar la creencia de que estas pirámides tenían que ver con la leyenda de El Dorado. 

Además, su relativa cercanía con los bellísimos petroglifos de Pusharo, lugar misterioso situado en el Río Shinkibeni, al interior de la selva primaria del Manu, impulsó a algunos exploradores a ir a la zona con la intención de desvelar sus misterios.
La primera persona no indígena que se acercó a las pirámides fue el japonés Yoshiharu Sekino, en 1977. 

El joven, aunque no logró llegar al enigmático lugar, tuvo contacto con numerosos nativos Matsiguenkas y contribuyó a hacer conocer su cultura, hasta entonces prácticamente desconocida.
Cuando, en 1979, los cónyuges Herbert y Nicole Cartagena descubrieron ruinas incaicas cerca al Río Nistron, llamadas luego Mameria, se comprobó que los Incas se habían adentrado en la selva situada al oriente de Cusco, buscando escapar de los conquistadores. El interés por la jungla de Madre de Dios volvió a crecer.


El enigma de las pirámides de Pantiacolla (llamadas también Paratoari, en lengua Arawak de los Matsiguenkas), permanecía.La primera vez que se sobrevoló la zona de las pirámides fue en 1980, en una expedición organizada por el arqueólogo italiano Giancarlo Ligabue. No obstante, el primer explorador que llegó hasta allí fue el arqueólogo estadounidenseGregory Deyermejian, en 1996, acompañado por los guías Paulino e Ignacio Mamani, y por el hijo del doctor Carlos Neuenschwander Landa, Fernando. 

Después de profundos estudios del territorio, llegaron a la conclusión de que las llamadas pirámides no eran otra cosa que extrañas formaciones naturales.
Sin embargo, para otros exploradores, las cosas no son así de fáciles: luego de varios viajes a la zona del Río Negro, afluente del Palotoa, sostuvieron que éstas son naturales, pero que fueron modificadas por el hombre en épocas pre-incaicas y que tienen relación con la ciudad perdida de los Incas, Paititi. 

Según otros investigadores, las pirámides fueron utilizadas como lugares rituales y religiosos por los Incas que se adentraron en la selva.
Cuando en el 2001, el arqueólogo italiano Mario Polia encontró, en los archivos vaticanos, una carta original del jesuita Padre López, que databa de los primeros años del siglo XVII y que estaba dirigida al quinto general de la Compañía de Jesús, Claudio Acquaviva, el misterio de la ciudad perdida volvió a fascinar al mundo. En efecto, en la carta, considerada original, se describía el reino de Paititi, próspero en 1600, y riquísimo en oro y en piedraspreciosas.

Por tanto, volvió a hablarse de las misteriosas pirámides como un lugar ancestral erigido por el hombre en el lejano pasado y en las cercanías del cual los Incas construyeron su Paititi para escapar de las fuerzas del mal, representadas en los conquistadores. Según estas creencias, en las pirámides se encontraría la clave no sólo de Paititi, sino también de la fantástica cultura amazónica que las edificó en tiempos remotos.
¿Es posible que las pirámides sean un centro de energía desconocida que quizá fue canalizada por pueblos antiquísimos? 

Según algunos, estas son sólo fantasías, pero en mi opinión, no es posible hablar con conocimiento de causa hasta que no se viaje directamente al territorio en cuestión, buscando recoger la mayor cantidad de datos científicos posibles, pero también intentando “sentir” lo que la ciencia no puede develar, tal vez porque el tiempo ya lo ha borrado. En efecto, las sensaciones a menudo nos conducen a la verdad, siempre y cuando estén apoyadas en un serio y riguroso trabajo científico.

La primera parte, de unas tres horas de camino, es una selva densa y húmeda, pero con sendero. Muchas veces tuvimos que atravesar pequeñas lagunas (cochas) de fondo fangoso e insidioso, cuyas aguas nos llegaban hasta las rodillas. Hacia mediodía llegamos al Río Inchipato, un afluente del Madre de Dios que desemboca cerca al Palotoa. En el punto donde lo atravesamos, tiene aproximadamente quince metros de ancho y aguas cenagosas, las cuales nos llegaban a la cintura. Luego de comer algo ligero, empezamos a recorrer el río caminando por sus orillas. Varias veces nos vimos obligados a atravesarlo a causa del fondo arenoso y lodoso, buscando partes más consistentes por donde caminar sin tanto esfuerzo. 

Hacia las cuatro de la tarde, después de haber andado siete horas, decidimos detenernos a dormir en una gran playa rodeada de árboles de unos cincuenta metros de altura.
Aquel lugar fue llamado campo 1.Mi viaje a las pirámides de Pantiacolla se remonta a junio del 2009. Una vez que llegué a Cusco junto con mi amigo turinés Stefano Grotto, me encontré de inmediato con mi guía, Fernando Rivera Huanca, un muchacho confiable y experto. 

Al día siguiente, atravesamos la sierra y llegamos, después de nueve horas de viaje en camioneta, al pueblo de Atalaya, en las orillas de Madre de Dios. 
Al otro día, temprano, nos embarcamos en un peque peque (barco de poco calado con motor de 16 CV) y nos dirigimos, navegando en el Madre de Dios, hasta el puerto de Llactapampa Palotoa, pueblo de colonos situado en la orilla opuesta respecto a Santa Cruz. 

La aldea de Palotoa (a aproximadamente 420 metros sobre el nivel del mar), está situada a más o menos un kilómetro al interior del río y está formada por pequeñas casas de madera sin electricidad. Poco después, nos encontramos con el guía Saúl y empezamos a prepararnos para la partida. Stefano Grotto decidió permanecer en el poblado como apoyo en caso de emergencia, y entonces nos fuimos los tres: Fernando Rivera Huanca, Saúl Robles Condori y yo. 

Teníamos provisiones suficientes para seis días y además, Fernando me aseguró que Saúl era un experto pescador.De noche, antes de dormirnos, empezó a llover y el nivel del río aumentó con rapidez. Todo sería mucho más complicado al día siguiente, puesto que la lluvia traería neblina, la cual dificultaría la ubicación de las pirámides. 
Lamentablemente, mis suposiciones resultaron ciertas: al otro día nos levantamos a las cinco de la mañana, bajo una persistente lluvia. La temperatura había descendido y soplaba un fastidioso viento: no parecíamos estar en selva amazónica, sino en otra latitud muy distinta.

Mientras avanzábamos con dificultad bajo la lluvia, hundiéndonos en el fango a veces hasta la cintura, y sobretodo cuidándonos de no pisar las peligrosísimas rayas de agua dulce y de no dejar caer en el agua los morrales (donde había cámaras fotográficas y de video), encontramos un petroglifo justo en una roca del río Inchipato, claro indicio de presencia humana arcaica en sus orillas. Las incisiones en la piedra me recordaron extrañamente a las del petroglifo de Jinkiorien el territorio de los Wuachipaeris, cerca del pueblo de Pilcopata, en el departamento de Cusco. 

Después de aproximadamente una hora de trayecto hallamos otro signo, según mi parecer, una señal tallada en la roca para guiar por la vía correcta a las pirámides. Estos signos esculpidos nos levantaron la moral y nos dieron nuevos ánimos para continuar con nuestra aventura.Al mediodía ya no estaba lloviendo, pero el cielo estaba cubierto de nubes amenazantes y a lo lejos se veía el cerro Palotoa sumergido en neblina. 

Con estas condiciones era imposible percibir de lejos las pirámides para darse cuenta de cuál era la dirección correcta a seguir. Saúl buscaba un lugar elevado, llamado mirador o plataforma, desde donde se podría, con buenas condiciones climáticas, avistar las pirámides, pero no lo encontramos. Nos detuvimos para comer y analizar la situación. Aunque el cielo estaba nublado, el calor húmedo no tardó en hacerse sentir y los zancudos, junto con fastidiosos mosquitos que se meten bajo la piel, empezaron a complicarnos la vida.


Retomamos el rumbo hasta que, alrededor de las tres de la tarde, el río se dividió en dos brazos. Saúl y Fernando vacilaban sobre el camino correcto a seguir y de este modo, decidimos dejar los morrales en una playa cercana y tomar el tramo derecho, sólo con nuestros machetes y las cámaras fotográficas, pero esta quebrada resultó ser la vía equivocada y entonces regresamos a donde estaban nuestras mochilas, decididos a continuar por el brazo izquierdo.
Anduvimos por unas dos horas, pero nos vimos obligados muchas veces a abandonar el río porque era demasiado profundo y sus orillas eran unos densos pantanos donde era imposible no hundirse. 

De manera que nos adentramos en la intricada selva, andando a golpes de machete para abrirnos camino sin perder de vista el río.
A eso de las cuatro decidimos detenernos cerca al río y preparar el campo 2, del cual partiríamos al otro día más ligeros de equipaje.

A la mañana siguiente, nos levantamos de nuevo bajo una persistente llovizna, y el clima pesado y frío no animaba a iniciar otra caminata. Por otro lado, tampoco daban ganas de estar dentro de las carpas, goteantes de humedad. Continuamos por la quebrada por aproximadamente dos horas, con cuidado de no dislocarnos los tobillos porque el piso se componía de piedras resbaladizas y puntudas. A las diez cesó por fin de llover y la neblina empezó a disolverse. No sabíamos a dónde dirigirnos porque, según lo que pensábamos, las fuentes del Inchipato estaban ubicadas a la izquierda de las pirámides y recorriéndolo, nos desviaríamos del camino correcto.
En cierto punto, resolvimos entrar en la selva, subiendo por una empinada cresta fangosa, sirviéndonos de una cuerda. Una vez que estuvimos en la cima, continuamos avanzando pero la vegetación era tan espesa e intricada que se necesitaba mucho tiempo y energía para abrirse paso con los machetes. Saúl propuso regresar solo al Inchipato con el fin de explorar otras quebradas y hallar un lugar alto de donde se pudieran distinguir de lejos nuestros objetivos. Fernando y yo aceptamos: nosotros continuaríamos en la jungla recorriendo lo que creíamos que era parte de la sierra, mientras que él se dirigiría nuevamente al río.
Fernando, macheteando, abría el camino, mientras que yo detrás filmaba y observaba el terreno. En cierto momento, la inclinación del suelo cambió: de una ligera subida se pasó a una escarpada pared (aproximadamente 65% de pendiente), obligándonos a utilizar las manos para continuar. Pronto nos dimos cuenta de que la capa de tierra donde nos encontrábamos no era profunda, ya que nuestros machetes tocaban un estrato rocoso después de atravesar unos 40-50 centímetros de humus. En efecto, estábamos rodeados de arbustos espinosos cuyas raíces no podían ser hondas. Sin embargo, los altos árboles que hundían sus raíces en tierra más profunda, la cual hacía poco habíamos dejado atrás, nos obstaculizaban todavía el panorama. Escavamos para saber qué era aquella roca que estaba debajo del humus y nos encontramos, atónitos, con piedra parecida a arena dura, muy desmenuzable, de color marrón con rayas blancas y rojizas. ¡Toda la pared, casi totalmente lisa, estaba formada de dura arena! Fue entonces cuando estuvimos seguros de estar sobre una de las pirámides de Pantiacolla.
Prosiguiendo muy despacio, recorrimos los aproximados doscientos metros que nos separaban de la cima. La subida era ardua porque las ramas de los arbustos estaban llenas de hormigas agresivas y rodeadas de afiladas espinas. Nuestros zapatos se hundían en la intricada vegetación y corríamos el peligro de meterlos en oscuras cavidades que podían ser nido de serpientes venenosas. A pesar de todo eso, mantuvimos la calma y después de una media hora, alcanzamos la cumbre de la pirámide.



En la “cumbre del condor”
Desde hacía un rato había dejado de llover, la visibilidad era muy buena y aunque no había salido el sol, la luz era suficiente para permitirnos contemplar ese espectáculo de rara belleza.
Después de abrirnos campo con la ayuda de los machetes, se nos apareció un espectáculo maravilloso: otras tres pirámides se erigían frente a nosotros, y a la derecha se extendía la selva del Manu hasta perderse de vista, la más pura y biodiversa del planeta. A lo lejos podía verse, con la ayuda de los binóculos, el pongo del Shinkibeni, donde están los petroglifos de Pusharo y la cordillera de Pantiacolla, las últimas montañas antes de la selva baja amazónica.
Fue uno de los momentos más hermosos de mi vida.

También las otras pirámides, observadas de lejos con los binóculos, parecían tener las mismas características de la que habíamos escalado: arbustos bajos en vez de grandes y altos árboles. Todo hace suponer que el material básico de las pirámides es esa peculiar arena dura pero desmenuzable, lo extraño es que los lados están cortados geométricamente y no hay deformidades apreciables.

En cuanto a la supuesta simetría de las pirámides, verificamos que esto es sólo parcialmente cierto: desde nuestra ubicación se podían ver claramente tres pirámides, pero no eran simétricas, aunque estaban muy cerca la una de la otra y dos de ellas estaban situadas junto al cerro Palotoa, como si estuvieran apoyadas en él. Después de haber descansado un poco, sentimos un silbido e inicialmente nos alarmamos puesto que no era un silbido de pájaro, sino de humano, y como en la zona están los temibles Kuga-Pacoris, por un momento creímos que uno de ellos nos había seguido. No obstante, Fernando respondió al silbido y poco después se percató de que era Saúl, nuestro guía.

Saúl, al no encontrar el camino correcto por el río, había regresado y seguido nuestros pasos, observando las marcas dejadas por nuestros machetes en los arbustos.
Cuando Saúl llegó a la cumbre, nos abrazamos contentos y poco después empezamos a comer latas de fríjoles y atún. De repente, un enorme cóndor de los Andes (vultur gryphus) se acercó planeando, como para saludarnos. Por poco logramos distinguir el contorno del pico y del cuello. Fue un momento maravilloso, permanecimos todos asombrados sin poder pronunciar palabra. El cóndor es el ave volador más grande del mundo, puede pesar doce kilos y el despliegue de sus alas alcanza los tres metros. Tuvimos la sensación de que esta ave era el alma de un Apu (Divinidad de los Incas), el cual nos vigilaba desde lejos.

Cuando el cóndor se fue decidimos bautizar la pirámide que habíamos escalado cumbre del cóndor, situada en las coordinadas: 12 grados 41′ 10” SUR – 71 grados 27′ 30” OESTE.
Después de tomar otras fotografías y de haber explorado los alrededores de la cima, decidimos regresar, dado que ya eran las tres de la tarde y no queríamos encontrarnos atrapados en la selva cuando anocheciera (a las cinco ya está oscuro allí, también a causa de la sombra de altísimos árboles).

Después de aproximadamente diez minutos de un descenso empinado, comenzó a llover. En pocos instantes estaba diluviando e inclusive un viento frío e impetuoso empezó a soplar.
La tempestad era tremenda: fragorosos truenos retumbaban a lo lejos. Los relámpagos eran muy luminosos y parecían estarnos rodeando. En cada resplandor lograba distinguir las paredes de las pirámides y las ramas de los arbustos, cuyas raíces se amontonaban entre piedras y ramaje espinoso. Tenía miedo de que uno de esos rayos nos fulminara, y caminaba rápidamente intentando no perder de vista a mis guías, los cuales, mucho más ágiles que yo, me adelantaban por unos treinta metros. Después de aproximadamente veinte minutos de tensión, llegamos al río. El fuerte aguacero había acabado, pero la tormenta eléctrica continuaba. Nunca había visto algo semejante. Los relámpagos duraron otra media hora más o menos y la bóveda celeste, atravesada por un extraño estruendo y centelleantes rayos, tomó un color tétrico que tendía al violáceo.

Luego fuimos hacia el campo 2, donde descansamos y nos alimentamos. Mientras Fernando y yo cocinábamos un delicioso arroz con salsa de tomates, Saúl pescaba. Después de una media hora, regresó con varios pescados y algunas cañas de bambú. Lo curioso fue que el bambú le sirvió justamente para cocinar el pescado, al cual metió en la cavidad del tronco. Yo también quise degustar unos pedazos y constaté que estaba muy bien cocinado. Saúl me explicó que los indígenas Matsiguenkas le enseñaron a pescar y a cocinar el pescado en el bambú de esa manera, y también a reconocer una cantidad innumerable de plantas útiles para curar heridas y enfermedades que dan en la selva a causa de los insectos y la humedad.

Por la noche, analizamos la situación: como ya habíamos cumplido en parte con el objetivo de la expedición, es decir, darnos cuenta personalmente de lo que hay bajo el humus que constituye la capa vegetal de las pirámides, y además, habiendo tenido la fortuna de escalar una hasta la cima y de haber encontrado importantes petroglifos, decidimos regresar al pueblo de Llactapampa Palotoa al otro día, considerando también que los víveres alcanzarían exactamente para dos jornadas más.
A la mañana siguiente, mientras nos organizábamos para el viaje de regreso, me alejé unos veinte metros del campo de base para tomar las últimas fotos. De repente, mientras observaba un pedregal para ver si encontraba restos de hachas Incas o piedras labradas, me di cuenta de que no estaba solo. 

Sentí un susurro y un sonido de ramas partidas y hojas pisoteadas. Tuve la impresión de encontrarme cerca de un animal muy ligero que no podía encontrarse a más de diez metros de mí. Contuve la respiración e intenté agudizar la vista, mirando entre las ramas de los árboles y entre el follaje. Era un pájaro de color marrón con la cola larga y oscura que pataleaba cerca de mí, emanando un olor fuerte y desagradable. Después de pocos instantes, logré avanzar sin hacer ruido y moví lentamente una gran hoja para verlo mejor: era muy extraño, tenía una cabeza muy pequeña en comparación con el cuerpo y el pico era negro y brillante. 

De lejos parecía casi un gallo, y tenía el ojo de color rojo vivo, rodeado de pelos blancuzcos. Súbitamente, tal vez porque percibió mi presencia, dio un salto y se montó a una rama, pero lo increíble fue que la alcanzó con la ayuda del ala, o sea que ésta tenía uñas, si bien arcaicas. ¿Cómo era posible? ¿Un pájaro con uñas o garras en las alas? Por un momento pensé que estaba soñando y casi no creí en lo que había visto. 

Poco después, el extraño pájaro desapareció entre la espesura de ramas y follaje. Luego, busqué en mi vademécum naturalista y encontré la respuesta: ese pájaro era real, si bien arcaico, era un hoazín (opisthocomus hoazin, llamado chancho en Perú), un galliforme entre reptil y pájaro que recuerda al extinguido archaeopteryx, el pájaro más primitivo que se conoce, el cual vivió hace millones de años. Estaba demasiado feliz, pocas personas han logrado ver un fósil viviente como el hoazín, así que consideré este hecho como un buen signo premonitor, como una señal de que la expedición se había completado con luz positiva y también como buen augurio para el futuro.

 
El viaje de regreso fue relativamente más fácil que el de ida, principalmente porque algunos pasajes dificultosos en algunas curvas del río ya los habíamos despejado durante el primer recorrido. El primer día logramos llegar más allá del campo 1 y dormimos en una playa cercana a un intricado bosque de bambús altísimos. No llovió y entonces aprovechamos para secar la ropa mojada.
A la mañana siguiente, empezamos a caminar alrededor de las siete. 

En pocas horas llegamos al lugar donde cinco días antes habíamos comenzado la marcha a lo largo del río, y nos sumergimos de nuevo en la selva virgen. Después de aproximadamente una hora de trayecto, encontramos la huella de un oso de anteojos (tremarctos ornatus), difundido en la selva alta amazónica. 

Pensaba que era endémico de zonas más elevadas, pero posteriormente leí que puede vivir en altitudes desde 250 hasta 4500 metros sobre el nivel del mar. Es un omnívoro de unos 150 kilos de peso y dos metros de largo. Un escalofrío me recorrió la espalda al pensar que hubiera podido atacarnos durante nuestra exploración.
Hacia las dos de la tarde llegamos a Llactapampa Paolotoa, donde Stefano nos recibió con un exquisito arroz al curry.


Después de haber descansado, hicimos el balance de la expedición: además de haber encontrado dos petroglifos, indicios de remota presencia humana en el Río Inchipato, comprobamos que la pirámide que escalamos es una rara formación natural cuya capa vegetal no tiene más de 40-50 centímetros de profundidad y cuya materia principal es una especie de arena dura, pero desmenuzable. Por desgracia, no pudimos verificar la verdadera naturaleza de las otras pirámides, puesto que se requeriría de una expedición de al menos veinte días.

El misterio de las pirámides de Pantiacolla continúa. Además, permanece la duda de si algunos grupos humanos vivieron en sus alrededores en el pasado, considerándolas lugares rituales o ceremoniales. Por ahora no tenemos la suficiente información para dar un juicio definitivo.

YURI LEVERATTO
Copyrights 2009

Este articulo se puede reproducir con el permiso del autor, indicando el nombre del autor y la fuente www.yurileveratto.com 

Fotos: derechos reservados de Yuri Leveratto

Las fotos arriba en la derecha N8, N12 y N18 muestran los petroglifos, de origen amazonica, hallados en el Rio Inchipato.

Centro arqueológico descubierto en Perú reaviva mito de “El Dorado”

 Escrito por Yuri Leveratto
Fuente: www.yurileveratto.com/articolo.php?Id=52
http://www.yurileveratto.com
http://piramidesdebosnia.com/2012/10/

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...