jueves, 26 de noviembre de 2015

La división se instala en la CUP por la investidura de Mas

Un sector del partido anticapitalista estaría dispuesto a que el líder de CDC sea presidente

La Candidatura d'Unitat Popular afronta dividida la recta final de las negociaciones con Junts pel Sí sobre la investidura del presidente de la Generalitat. Las presiones de Convergència y la amenaza de convocar otras elecciones si no acepta a Artur Mas como presidente han surtido efecto en un sector del partido, que ahora estaría dispuesto a aceptar a Mas si es para romper con España. Otro sector sigue rechazándole y amenaza con una escisión. La dirección de la CUP intenta calmar los ánimos.

Los dos grupos con más relevancia dentro de la CUP hicieron públicas sus posiciones enfrentadas ante la reunión que la izquierda independentista celebra este domingo en Manresa (Barcelona). Este encuentro puede ser clave para las negociaciones con Junts pel Sípese a que fuentes del partido anticapitalista aseguran que las posiciones de ambos grupos no se han movido y parece imposible que cierren un acuerdo sobre la presidencia antes del domingo.

Las conversaciones entre Junts pel Sí y la CUP se han intensificado esta semana con el objetivo de “desencallar” la investidura y acelerar el proceso de secesión antes del inicio de la campaña electoral —el 4 de diciembre—. Mientras, el sector de la CUP más crítico con la figura de Artur Mas,

Endavant, una organización que se define como “socialista de liberación nacional” y que acumula muchos apoyos en el área de Barcelona, sostiene que la dificultad para alcanzar acuerdos respecto a la investidura y el plan de choque social, son los “intereses partidistas de CDC y su condición de representantes de las clases dominantes y la voluntad del conjunto de la coalición de Junts pel Sí de no discutirlos”.

Según esta organización, Mas es el único “nexo de unión” entre el pacto con España y la ruptura. “Su objetivo final —en referencia al líder de CDC— es facilitar una intervención discreta de la Unión Europea y facilitar un pacto de Estado”, reza el comunicado emitido este lunes.

Desde Endavant, donde milita la diputada Anna Gabriel, instan a la CUP a que “resista el embate” y defienda la investidura de un presidente de consenso que “garantice un liderazgo institucional capaz de generar confianza” dentro del independentismo y que no esté vinculado “a la corrupción, los recortes y las privatizaciones”. En definitiva, y en alusión directa a Mas, la organización deja claro que no apoyará como presidente a “alguien que haya vinculado, de forma personalísima, los acontecimientos ocurridos los últimos años a su posición institucional”. En la misma línea se expresaron las juventudes de la CUP, desde el colectivo Arran, que afirman que “Mas no es ni puede ser sinónimo de independencia”, en un comunicado titulado “Hasta nunca, Mas”.

En el extremo contrario se sitúa Poble Lliure, que expresa indirectamente su voluntad de que haya pactos con CDC. Poble Lliure, al que pertenecen varios miembros del Secretariado de la CUP y el diputado Albert Botran, plantea que “la prioridad es la ruptura independentista” y advierte de que “no ponerse del lado del independentismo ahora supone situarse al lado del Estado y las oligarquías”. Botran afirmó ayer que la CUP saldrá fortalecida de este episodio y descartó el riesgo de ruptura. “Seríamos un partido muerto si no tuviésemos debates internos”, aseveró el diputado, que evitó situarse al lado de ningún sector.

Sin embargo, el diputado Benet Salellas reconoció este lunes que las posiciones internas de la CUP pueden ser irreconciliables y apuntó que reducir el debate a la figura de Mas o elecciones anticipadas puede llevar al partido anticapitalista a una “situación de fractura”.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/11/24/catalunya/1448324876_874566.html

 "¡Hasta nunca, Mas!": los jóvenes de la CUP no quieren la investidura del líder de CDC

Arran, la asociación juvenil de las CUP, considera que no deben apoyar al presidente en funciones porque "no es ni puede ser sinónimo de independencia". Se puede fracturar el partido. 



El cartel de las juventudes contra Artur Mas. - Foto Arran

La organización juvenil independentista Arran, integrada en la CUP-Crida Constituent, ha emitido hoy un comunicado de rechazo a la investidura de Artur Mas por ser un "freno" para el independentismo y "sinónimo" de "impunidad ante la corrupción", "recortes" y "precariedad de las clases trabajadoras".

Arran entra así en un debate abierto ya públicamente por otras organizaciones integradas en la CUP, como Endavant y Poble Lliure, que de cara a la asamblea que la formación antisistema celebrará este domingo ya mostraron diferencias respecto a la posibilidad de investir a Mas, un asunto sobre el que algunos dirigentes del CUP admiten quepuede "fracturar" al partido.

La organización juvenil Arran ha publicado así una nota bajo el título "¡Hasta nunca, Mas!" en la que se alinea con Endavant a la hora de rechazar la investidura de Mas. En un tono duro, Arran ha lamentado "el clima de ataques y presiones sobre la CUP y todo el movimiento de la izquierda independentista y de la unidad popular".
"hay que alejar la poltrona presidencial de quien ha liderado los recortes más antisociales", comentan las juventudes del partido independentista

"Para nosotros el concepto de independencia va mucho más allá de la construcción de un nuevo Govern dentro de una república catalana, de hecho se aleja. Queremos desvincular este término del señor Artur Mas porque él no hace aumentar la base popular del independentismo, al contrario, es un freno", han señalado desde Arran. Para la organización juvenil, "hay que alejar la poltrona presidencial de quien ha liderado los recortes más antisociales, de quien ha procurado ocultar la histórica corrupción de la burguesía catalana detrás de una estrella azul (símbolo independentista), del que ha apostado siempre por las empresas antes que por las personas".

"Porque Mas no es ni puede ser sinónimo de independencia. Mas quiere decir impunidad ante la corrupción y los corruptores, quiere decir interés del capital y la banca, significa austeridad y recortes en sanidad y educación, significa injusticia de clase, mordaza y represión (...) pero sobre todo significa precariedad, miseria y menos derechos sociales y laborales para la clase trabajadora y popular", ha concluido Arran, que subraya: "No cederemos a las presiones de la burguesía".

Fuente: http://vozpopuli.com/actualidad/72061-hasta-nunca-mas-los-jovenes-de-la-cup-no-quieren-la-investidura-del-lider-de-cdc

La corrupción ha obligado a Artur Mas a liquidar su partido


El anuncio del presidente catalán Artur Mas de la disolución de Convergència Democràtica de Cataluña, es consecuencia de los “los casos de corrupción en su partido y la consolidación de una nueva generación más independentista”.

Así lo explica a Sputnik Nóvosti Ángel Belzunegui, profesor de Sociología en la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, en Cataluña.

“La liquidación más que la refundación de CDC” llega por “la necesidad de romper amarras con la herencia pujolista (en referencia al expresidente Jordi Pujol) y todo lo que supone la corrupción que ha destrozado el partido por dentro”, afirma el experto.


Pero también por el “posicionamiento de nuevas clases dirigentes dentro del partido, que hoy todavía no tienen la hegemonía pero que pretenden tenerla a medio plazo”.

La nueva formación contará con “gente nueva más soberanista para en un escenario nuevo”, añade.

“No es una refundación, es una liquidación de Convergencia” porque la actual formación “es un instrumento antiguo que no sirve para esta nueva etapa y lo que pretenden estas nuevas élites dirigentes de Convergencia es empezar con una nueva carcasa, un nuevo coche, la nueva andadura”, afirma el profesor, en referencia a la fuerza que el independentismo ha alcanzado en Cataluña.Estas nuevas élites son “las que han estado impulsado hasta ahora el proceso soberanista dentro de CDC y al final han ganado la batalla, desplazando a los antiguos dirigentes y a las personas más moderadas que no eran independentistas” dice Belzunegui, muchos de los cuales ya han abandonado la formación.

Los casos de corrupción “han sido determinantes para hacer borrón y cuenta nueva en CDC” porque de no haberse dado estos escándalos “no se hubiera dado este proceso de liquidación de CDC en este momento”.

Pero a veces “la realidad social es una combinación de factores que no son los que se esperan” señala el sociólogo.

Por eso, la corrupción, que ha dejado a CDC con numerosos imputados en sus filas y con sus 15 sedes embargadas, ha dado “la oportunidad a una nueva generación que en principio no está manchada a tomar los mandos de este nuevo partido”, que se creará el próximo año.

© AP PHOTO/ MANU FERNANDEZ

El proceso independentista ha acabado también con CiU (Convergencia i Unió), la coalición que gobernó Cataluña durante casi 30 años.“Unió era el ala democristiana más conservadora, la más centrada del nacionalismo catalán ante la independencia” y se ha ido “definitivamente” para “no volver”.

Belzunegui opina que estos tres factores: la corrupción, la consolidación de una nueva elite más independentista en el partido y la ruptura de la histórica coalición, son la que “han llevado a la liquidación de CDC”.

De hecho, CDC ya no se presentó a las elecciones autonómicas del 27 de septiembre con su nombre sino dentro de la coalición Junts Pel Sí (Juntos por el Sí) y con su candidato Artur Mas en el número cuatro de la lista.

Tampoco CDC se presenta con su nombre en las elecciones generales del 20 de diciembre, que ha optado por concurrir con el nombre de Democracia y Libertad.


http://selenitaconsciente.com/?p=222018

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...