viernes, 27 de noviembre de 2015

Misterio de la inmensa instalación subterránea de Rockwall. ¿Son las huellas de una civilización perdida de los gigantes?

Podría convertirse en la primera prueba concreta de la existencia de una antigua civilización muy avanzada. 

La inmensa estructura descubierta enterrada en Rockwall, un pequeño pueblo de Texas,en EE.UU., que cubre un diámetro de cerca de 20 kilómetros cuadrados, esta hundida en la tierra por cerca de siete plantas y podría remontarse a hace unos 20.000 años. ¿Quién podría construir un edificio tan complejo y tan antiguo?

En 1850, un extraño muro de piedra se encontró en un lugar no muy lejos de Dallas, Texas. La estructura dio su nombre a lo que hoy es la ciudad de Rockwall (muro de piedra).

Los lugareños están convencidos de que se trata de los restos de una fabulosa, y perdida, antigua civilización. Algunos geólogos creen que se trata de una extraña estructura natural, donde 'extraña' es un adjetivo usado cuando hay una falta de una teoría válida o mecanismo conocido para su creación.

De hecho, la enorme pared de roca tiene características que sugieren que se trata de una obra de origen artificial, hecha hace más de 20.000 años. Esta se desarrolla en una estructura rectangular con los lados más pequeños de aproximadamente 3,5 km de longitud, y los lados más largos de aproximadamente 5.6 kilómetros de largo.

Entre los primeros pobladores que llegaron a la zona para establecer una comunidad agrícola había tres nuevas familias que recién llegaban: los Wade, los Boydston y los Stevenson. En 1852, la familia Wade comenzó a construir su casa en el este del valle del río Trinity. Durante la excavación del pozo de la finca, el Sr. Wade descubrió una pared de roca que se extendía por varios metros bajo la superficie del suelo.

Parece que las tres familias estaban en desacuerdo unos con otros, porque cada uno quería dar el nombre de su familia a los nuevos territorios colonizados. Pero después de descubrir la pared de roca, por unanimidad decidieron llamar a la colonia 'Rockwall', para suavizar sus diferencias.

Según lo informado por el reporte recogido por Mary Pattie (Wade) Gibson, nieto del jefe de familia de los Wade, y ahora curadora de la Fundación Histórica del Condado Rockwall, otras excavaciones llevadas a cabo por su abuelo y otros hombres sacaron a la luz una serie de cubículos o salas en las que se podía fácilmente caminar.

Un largo pasillo parecía dirigirse hacia la colina, como si se tratara de un camino que termina en una plaza. El techo del corredor fue descrito con fuertes pendientes (tipo techo abovedado, al igual que las construidas por los mayas).

El abuelo de María Pattie descubrió que el muro se extendía por debajo, abajo en la tierra durante casi cuarenta metros. La cifra parece ser confirmada por un pozo excavado en 1897 por un tal Sr. Deweese, parece que la estructura se extiende profundamente en la tierra como un edificio de siete pisos. Sin embargo, parece que la excavación del Sr. Deweese se detuvo antes de llegar a la parte inferior real de la estructura.

El Viernes 28 de mayo 1886, la edición del periódico local del condado de Rockwall reportó el descubrimiento de artefactos en las inmediaciones de la excavación y de extraños cráneos gigantes:


"La mayor sorpresa para documentar esta semana es el descubrimiento de un cráneo humano petrificado. El sábado, Ben Burton ha sacado a la luz con su arado lo que parece ser un cráneo gigante. Los ojos eran tan grandes como un recipiente de dos litros.

El descubrimiento muestra que esta región fue una vez habitada por una raza de gente que sería realmente increíble ver hoy. Dr. Wiggins estima que el cráneo de un gigante antediluvianos merece la pena 1000 libras. Cualquier persona que quiera ver el cráneo puede comunicarse con el Sr. Burton, lo que hace que esté disponible para cualquier inspección".


El 04 de junio 1886, el mismo periódico publica otra noticia:

"Las maravillas nunca cesan. Justo después del descubrimiento del cráneo gigante del señor Burton, una gran multitud fue a la propiedad del Sr. Grier para escuchar el sonido del metal en el fondo de un pozo cavado en su suelo. Después de retirar la tierra, la excavación desenterró una enorme habitación, con un techo sostenido por pilares de mármol negro, cuyos lados brillaron la luz de la lámpara de aceite".

En 1906 se reportó un incidente que involucraron a dos hombres no identificados mientras estaban decididos a cavar en el pasillo. Su intención era alcanzar una habitación o una cavidad debajo de la ciudad, convencido de que era una habitación llena de oro, idea aparentemente derivado de una antigua leyenda india.

En total indiferencia de los geólogos y arqueólogos, en los últimos 100 años, algunas investigaciones se han llevado a cabo por los habitantes de la región interesados ​​en la comprensión de que si la estructura es natural o artificial.

En 1949, el Sr. Sanders, de Fort Worth, Texas, ha hecho una excavación en las proximidades del muro principal. La remoción del suelo ha revelado cuatro grandes piedras con un peso aproximado de dos toneladas en la que se encontraron inscripciones que parecen ser pictogramas.

El 05 de noviembre 1967 Frank X. Tolbert excavo en su granja, justo al este de la ciudad de Rockwall, encontrando el lado de un muro de mampostería, que parecía lucir como un arco sobre una puerta o ventana.

A principios de los 70 se descubrió un par de anillos de metal peculiares incrustadas en la piedra. Los anillos tienen respectivamente un diámetro de 15 mm y aproximadamente 30 cm.

Ellos prácticamente estaban incorporados dentro de las piedras que componían la pieza. Se analizaron los anillos y la composición parece ser una aleación de estaño, titanio y hierro. Ningún investigador, hasta este momento, es capaz de ofrecer una explicación de cómo llegaron allí los dos anillos.



Un extraño desinterés

Aunque la estructura está a disposición de cualquier persona y los descubrimientos parecen muy interesantes, por alguna razón no está claro porque el sitio no despierta el interés científico.

Ciertamente, plantea algunas preguntas importantes: ¿es un muro natural o artificial? ¿existe un enorme sitio arqueológico enterrado bajo el estado de Texas? ¿Se trata de los restos de una antigua civilización perdida? O, ¿simplemente es otra maravilla de la naturaleza a la que los territorios de América del Norte se han habituado? Porque nadie se molesta en responder de manera concluyente a estas preguntas?

"La pared expuesta es bastante espectacular cuando lo ves por primera vez", dice Randall Moir, un arqueólogo de Dallas, unos de los pocos científicos que frecuentan el sitio. "Para determinar su origen, el génesis y la edad este ofrece una serie de interesantes oportunidades de investigación que sin duda puede fomentar nuestra comprensión de este tipo de fenómenos. El factor decisivo, sin embargo, es que los geólogos en realidad no conocen los procesos precisos que pueden conducir a la formación de este tipo, entonces un detallado y sistemática estudio sería apropiado, incluso si es sólo un fenómeno natural".

Pero hay los que creen que la estructura de Rockwall podrían ser los restos de alguna civilización antigua largamente desconocida. Y si es así, ¿quienes eran las personas que lo construyeron y con qué propósito? ¿Podría ser la confirmación, junto con los esqueletos encontrados en América del Norte, de que una vez fue habitada por una raza de gigantes? Y ¿quiénes eran?

http://conspiraciones1040.blogspot.com/2015/11/el-misterio-de-la-inmensa-instalacion-subterranea-de-rockwall--son-las-huellas-de-una-civilizacion-perdida-de-los-gigantes-.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+blogspot/Qoqct+(C1040+-+Feed)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...