miércoles, 16 de diciembre de 2015

El Rastro de un arma utilizada en los ataques terroristas de París conduce a un traficante de EE UU

EL RASTRO DE UNA ARMA UTILIZADA EN LOS ATAQUES TERRORISTAS DE PARIS CONDUCE A UN TRAFICANTE DE EEUU

El rastro de una arma vinculada a los ataques terroristas de París del 13 de noviembre, conduce a un traficante de armas de Florida implicado en el escándalo Irán-Contra.

El número de serie de un fusil semiautomático M92 (una copia modificada del mítico AK-47 ruso) vinculado a los ataques terroristas del 13 de noviembre, es igual al de una arma entregada en mayo de 2013 por la fábrica de armas serbia Zastava, a la empresa de venta de armas Century International Arms de Delray Beach, Florida, según informó el Palm Beach Post.

M92

Michael Sucher, el propietario de Century Arms, no respondió a las llamadas de los periodistas que revelaron el asunto ni a los equipos de noticias de televisión que se reunieron frente a su negocio.

Los empleados que abandonaban el edificio del traficante de armas no hicieron comentarios sobre el caso.

La empresa Century Arms, compra y vende excedentes de armas militares, especializándose en la compra de armas desde el extranjero, que revende a otros vendedores de armas y es uno de los mayores traficantes de armas en los EEUU.

La compañía también cuenta con una licencia federal de armas de fuego en Georgia, Vermont, para importar y construir armas e importar dispositivos destructivos tales como pistolas de gran calibre y munición perforante.

Documentos compartidos por WikiLeaks en 2011, mostraron que Century Arms había comercializado ilegalmente armas de fuego con la ayuda de “intermediarios no autorizados”

El Centro para la Integridad Pública informó ese mismo año que rifles WASR-10 fabricados para Century Arms en Rumania, se habían convertido en la compra favorita de los cárteles mexicanos de la droga.

John Rugg, un ex oficial de policía y empleado durante mucho tiempo en Century Arms, testificó ante un comité del Senado de Estados Unidos en 1987, que la empresa había suministrado cohetes, granadas y otras armas a la contra nicaragüense apoyada por la CIA, como parte del escándalo Irán-Contra.

La exportación de armas de fuego está muy regulada, y los expertos en armas sugieren que el arma pudo haber sido transferida ilegalmente.

Century Arms vende a particulares u otras empresas con una licencia de armas de fuego federal, y su página web dirige el tráfico más menor a una red de distribuidores.

Pero no hay restricciones sobre quién puede obtener esas licencias.

El propietario de la fábrica de armas Zastava en Serbia, que fabricó el rifle y lo vendió a Century Arms, ha negado que su compañía vendiera armas a los terroristas.

Fábrica de armas Zastava, en Serbia

De hecho, es obvio que es Century Arms el responsable de poner en juego esa arma y es desde ahí desde donde se debe investigar cómo llegó a manos de los terroristas de Estado Islámico que mataron a 130 personas.

¿Hablarán los grandes medios de comunicación de que el rastro de una de las armas terroristas lleva a un vendedor de armas norteamericano relacionado con la CIA?

Seguro que no…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...