miércoles, 23 de diciembre de 2015

Los Hijos de Satanás

Mi intención no es asustarte con este tipo de temas, pero no podemos seguir desconociendo las practicas horrendas que hace el gobierno secreto. 

Está relacionado con reptiles y como ellos logran posesionarse de un cuerpo. Advierto que es material muy fuerte de leer y que puede dañar tu susceptibilidad. 

El material fue sacado del libro de David Icke: El gran secreto, que ya lei y que recomiendo ampliamente para entender muchas de las cosas que habla en ese extracto. 

Es necesario conocer el lado oscuro para comprender la importancia de estar en la luz.

Los rituales de magia negra que conocemos como satanismo son la expresión moderna de los rituales y el sacrificio humano en Babilonia antigua y la Hermandad se infiltró en sociedades de los pueblos sumerios, fenicios, hititas, egipcios, cananitas y acadio, entre muchos otros alrededor del mundo. Ha sido una procesión continua a través de la Historia de los mismos rituales para las mismas deidades y esto sigue siendo de fundamental importancia para los iniciados de la Hermandad hoy.

Mi uso del término satanismo no tiene nada que ver con la versión cristiana de Satanás. Lo uso sólo para describir un sistema de sacrificio y tortura ritual que, por asombroso como podría parecer para la mayoría de las personas, es común en todo el mundo hoy. El satanismo es sólo otro nombre para la adoración de una fuerza muy destructora y negativa que ha recibido interminables nombres durante los siglos: Nimrod, Baal, Moloc o Molec, Set, el diablo, Lucifer, no hay final para ellos.

El satanismo pervierte todo lo positivo del mismo modo que los Nazis tomaron un símbolo positivo, la esvástica, y lo giraron para simbolizar lo negativo. Esto es el porqué de que los Satanistas invierten la estrella de cinco puntas y por qué usan el negro para simbolizar la oscuridad, de aquí su Misa Negra. Pero también invierten el simbolismo del blanco y ese es un color poderosamente negativo para ellos. Las redes satánicas, bajo los nombres de sus deidades varias, fueron creadas por la Hermandad Babilónica para servir a sus necesidades.

Hemos visto que los relatos de los Observadores y sus vástagos, los Nefilim, incluyen referencias a sus actividades de bebida de sangre. La Hermandad sabe que la sangre contiene la energía de la fuerza vital. Beber sangre menstrual ha sido siempre una característica de los linajes de reptil porque necesitan sangre para vivir en esta dimensión. Era conocido como el Fuego De Estrella, la esencia lunar femenina. El ciclo menstrual femenino es gobernado por los ciclos de la Luna y la sangre contiene esa energía. Sus ingredientes se supone que aseguran una vida larga.

En India fue llamado soma y en Grecia era ambrosía, algunos investigadores sugieren. De esto se dijo que era el néctar de los dioses y eran los dioses reptiles que son bebedores de sangre genéticos. El cáliz o la copa del “Santo Grial” es también simbólico del útero y la libación de sangre menstrual, así como es un símbolo del linaje “real” reptil por sí mismo. Sangre menstrual fue suministrada para la élite de la línea “real” reptil por sacerdotisas vírgenes y éste es el origen del término “Mujer Escarlata” o, para los griegos, la “Mujer Sagrada”.

La palabra griega para esto, Hierodulai, fue traducida al inglés al final como harlot (ramera) y en alemán como “hores”, el origen de whore (prostituta). La palabra ritual deriva de esta práctica (ritu = rojez) y también lo hacen las palabras rito y red (rojo). La sangre menstrual es una razón de porqué el color rojo es tan importante para Satanistas y es otra razón para el uso constante del color oro por los linajes “reales”. El oro es llamado el metal de los dioses, pero para los Anunnaki de las Tablillas Sumerias la sangre menstrual era el “oro de los dioses”.

Los reptiles y sus castas cruzadas beben sangre porque están bebiendo la fuerza vital de la persona y porque la necesitan para existir en esta dimensión. A menudo cambian de forma en reptiles cuando beben sangre humana y comen carne humana, se me dice por parte de aquellos que han visto ocurrir esto. La bebida de sangre está en sus genes y una suma sacerdotisa de la Élite o “Diosa Madre” en la jerarquía, que realizó rituales para la Hermandad al más alto nivel, me dijo que sin sangre humana los reptiles no pueden mantener la forma humana en esta dimensión. Su nombre es Arizona Wilder, antes Jennifer Ann Greene.

Curiosamente, ella dijo que los reptiles habían estado persiguiendo a los pueblos arios alrededor del universo, porque la sangre de la raza blanca era particularmente importante para ellos por alguna razón y la corriente genética de cabello rubio y ojos azules era una que querían más que ninguna otra. Habían seguido la raza blanca a Marte, dijo, y luego vinieron a la Tierra con ellos. Está lejos de lo imposible que la llegada reptil a este planeta en grandes números fue por lejos más reciente de lo que incluso muchos investigadores imaginan.

Un programa de cruzamiento sólo hace unos pocos miles de años entre los reptiles Anunnaki y los linajes marcianos blancos ya cruzados con los reptiles en Marte, habría producido un contenido genético reptil muy alto. Esto es vital por las razones que he explicado antes. Parecen necesitar una proporción particular de genes de reptil antes de que puedan cambiar de forma en la manera que lo hacen. Pero cuándo ocurrió la cruza es por lejos menos importante que el hecho de que ocurrió.

El satanismo está basado en la manipulación de la energía y la conciencia. Estos rituales profundamente enfermos crean un campo de energía, una frecuencia vibracional, que conecta la conciencia de los participantes a los reptiles y el otras conciencias de la cuarta dimensión inferior. Éste es el campo dimensional, también conocido como el bajo astral para muchas personas, que resuena a la frecuencia de las emociones vibracionales bajas como el miedo, la culpa, el odio, etcétera.
Cuando un ritual enfoca estas emociones, como el satanismo lo hace, una conexión poderosa es hecha con la cuarta dimensión inferior, los reptiles. Éstos son algunos de los “demonios” a los que estos rituales han sido diseñados para convocar desde que esta entera triste historia comenzó hace miles de años. Esto es cuando tanta posesión tiene lugar y los reptiles se apoderan del cuerpo físico del iniciado. Los Satanistas principales son reptiles plena-sangre envueltos en una forma humana.

Estos rituales invariablemente tienen lugar en puntos de vórtice y por tanto el terror, el horror, y el odio, creado por ellos ingresan la rejilla de energía global y afectan el campo magnético de la Tierra. Las formas de pensamiento de esa escala de malevolencia mantienen baja la frecuencia vibracional y afectan el pensamiento y la emoción humanos. Vaya a un lugar donde los rituales satánicos tienen lugar y sienta la malevolencia y el miedo en la atmósfera.

Lo que llamamos la “atmósfera” es el campo vibracional y cómo ha sido afectado por las formas de pensamiento humanas. Por lo tanto, hablamos de una atmósfera feliz, clara o cariñosa, o una oscura o de mal presentimiento. Cuanto más cerca el campo de la Tierra está vibracionalmente a la cuarta dimensión inferior, más poder los reptiles tienen sobre este mundo y sus habitantes.

El satanismo no es sólo una enfermedad y una perversión, aunque también es eso, su razón principal para la existencia, del punto de vista de la Hermandad, es controlar el campo magnético de la Tierra; adorar y conectarse con sus amos reptiles; beber la fuerza vital de sus víctimas sacrificadas; y proveer energía para los reptiles que parecen alimentarse de la emoción humana, especialmente el miedo. Estos sacrificios son, literalmente, sacrificios a los “dioses”, los reptiles, y han estado ocurriendo durante miles de años.

El sacrificio masivo de personas por los aztecas en América Central, y así tantos otros, era para suministrar comida para los reptiles físicos y cruzados que comen los cadáveres y beben la sangre, y el alimento de energía para los reptiles no-físicos de la cuarta dimensión inferior. Phil Schneider, un constructor de bases subterráneas de los EE. UU., dijo al escritor e investigador, Alex Christopher, que cuando los niños llegaban al punto donde no podían trabajar más en las condiciones de esclavos bajo tierra, eran consumidos por los reptiles.

Prefieren a niños pequeños porque no están contaminados como adultos. Difícil de aceptar ¿no es así?. Estoy seguro que su mente está gritándole “disparates” porque ¿quién quiere enfrentar una verdad así?. Pero a menos que lo hagamos, ¿cómo va a ser detenido alguna vez?

Los rituales satánicos en general tienen lugar por la noche porque eso es cuando el campo magnético es más estable. Durante el día las partículas eléctricamente cargadas del viento solar causan turbulencia al campo y hacen la conexión de interdimensional más difícil. Es más estable durante los eclipses totales y esto es cuando pueblos nativos mantuvieron sus ceremonias más importantes para contactar y manifestar entidades de otras dimensiones.

Los chamanes tribales saben esto. Rituales satánicos y sacrificio humano, especialmente de niños, son llevados a cabo a una escala vasta e involucran a algunos de los más famosos políticos, empresarios, propietarios de medios de comunicación y artistas en el planeta. Por supuesto que lo hacen. Sería asombroso si no lo hicieran, dado el trasfondo.

Estos rituales y sacrificio humano han sido siempre la fundación de la “religión” de la Hermandad desde los tiempos antiguos. Y la Hermandad manipula a sus iniciados y “recaderos” satánicos hasta los puestos del poder político, económico, de negocios, militar, médico y de los medios, y en las posiciones influyentes en el mundo del espectáculo. Por lo tanto la proporción de Satanistas y sacrificadores de niños en la cumbre de estas profesiones e instituciones es sorprendentemente alta comparada con la población general.

Aparentemente, de acuerdo con ex Satanistas que he conocido y sobre los que he leído, algunos políticos mundiales son adictos a la sangre tomada de una víctima al momento del sacrificio debido a la adrenalina que es producida en ese momento. Se me dice que esta adicción es muy común entre Satanistas, e investigadores en la cuestión reptil sugieren que ésta es la sustancia que los reptiles también quieren. Todo encaja.

El tema de sacrificio humano y animal puede ser fácilmente trazado desde el mundo antiguo al día actual. Irónicamente, pero de modo comprensible en el contexto de este libro, gran parte de él fue diseñado para mantener la vida en vez de destruirla. La creencia era que un sacrificio para apaciguar a “los dioses” protegería las vidas de muchos más.

Éste es otro origen del concepto del chivo expiatorio, el muerto por los “pecados” de otros. Esto, por supuesto, se ha manifestado como muchos “héroes” religiosos míticos que “murieron así que nuestros pecados pueden ser perdonados”. El sacrificio del rey o el gobernante para apaciguar a los dioses es otra tradición antigua. En la llamada cuna de la civilización, el Norte de África y el Cercano Oriente, donde los Anunnaki y los Observadores fueron documentados, había sacrificios humanos, particularmente de niños.

Rituales similares eran habituales en China, Roma, África, Asia, Grecia, Sur América y, más famosamente, en México donde los aztecas sacrificaban en masa a los “dioses”. Esta región es donde el ex presidente de México, Miguel De La Madrid, dijo a la esclava de mente controlada de la CIA, Cathy O’Brien, que los extraterrestres reptiles bajaron y crearon cuerpos físicos para ocupar, justo como hicieron más profusamente entre las personas arias. Los reptiles y el sacrificio humano van juntos.

Los escandinavos enterraban a niños vivos en un esfuerzo por parar pestes y apaciguar al gran dios del norte, el escandinavo Odín o el alemán Wotán o Woden. Los dioses de las escuelas de misterios estaban invariablemente conectados al sacrificio humano y fueron estas mismas escuelas que han traído, vía la Hermandad ahora global y las redes de Satanismo, los conocimientos y los rituales hasta el día actual. Los incas de Perú sacrificaban a niños y el sacrificio humano fue practicado desde los días más tempranos en Europa. Un ritual druida era enterrar a un niño bajo los cimientos de un nuevo edificio o salpicar la sangre del niño sobre el sitio. El mismo ritual puede ser encontrado en muchas partes del mundo.

En las historias de Santa Columba (paloma, Semíramis), esta heroína “Cristiana” se dice que dijo a sus monjes que era conveniente para uno de ellos que fuera enterrado en los cimientos de un nuevo monasterio en la isla escocesa de Iona (el Sol) para “santificar” el suelo. Un Santo Orán se ofreció y por consiguiente, se creía, fue derecho al cielo. Los relatos romanos por el historiador, Tácito, revelan cómo los druidas lo consideraban un deber cubrir sus altares con la sangre de sus cautivos y cómo consultaban a los dioses vía entrañas humanas.

Las mismas historias pueden ser encontradas en Irlanda y Escocia. El mito irlandés dice que Irlanda fue primero poblada por un grupo de dioses avaros llamado los Formorians que exigían a dos tercios de los niños nacidos todos los años. Los fenicios y sus parientes, los cartagineses, sacrificaban humanos a una escala grande y también lo hicieron los Cananitas. Cuando Cartago estaba pasando apuros en la guerra contra Roma, 200 familias nobles sacrificaron a sus hijos a Baal (el dios del Sol fenicio, Bel o Bil).

Otro tema es el sacrificio del niño primogénito, más a menudo el primer hijo varón. En algunas tribus originarias en Australia, la madre mataría y comería al niño primogénito para asegurar que podría tener más. El sacrificio del primogénito de animales y humanos era muy común y es mencionado en el Antiguo Testamento.

El Libro de los Reyes dice cómo Mesha, el Rey de Moab, estaba tan perturbado por su derrota en manos de los israelitas que sacrificó a su hijo mayor y heredero. Recuerde en el Génesis cómo “Dios” (los dioses) insistió en que Abraham le sacrificara a su hijo primogénito para evaluar su fe y obediencia (lo detuvo a tiempo, a último momento). El mismo ritual continúa hoy entre los Satanistas, las familias de linaje de la Hermandad, y sus retoños del crimen organizado como la Mafia. Sacrificar al hijo primogénito es usado por estas extrañas personas como una manera de evaluar la dedicación de una persona a la causa.

Yahvé-Jehová hace claro en el Libro de los Números que “…. todo primogénito de Israel es mío, tanto hombre como bestia”, y en Éxodo, Yahvé exige que “el primero de todo sus hijos ustedes me los darán.” La Biblia dice que Abraham vino desde la ciudad de Ur de Sumeria y excavaciones en 1927 por Sir Leonard Woolley en el Cementerio Real revelaron pruebas generalizadas del sacrificio humano en tumbas datando de aproximadamente 2.800 AC allí.

Los Escitas, las personas que transportaron muchos de los linajes y rituales arios hasta Europa, hicieron lo mismo. Evidencia del sacrificio humano, especialmente de niños, puede ser encontrada entre todas las principales ubicaciones y pueblos que son mencionados en este libro, incluyendo el palacio de Knossos en Creta. El culto de la calavera como un foco del ritual se ha repetido una y otra vez en esta historia con los Templarios, los misterios de Rennes-le-Chateau, y la Sociedad de la Calavera y Huesos en los Estados Unidos.

Examinando los cuerpos del Hombre de Pekín, que data de hace quizás un millón de años, y el Hombre de Neandertal, datando de hace aproximadamente 200.000 años, pruebas de tales rituales pueden ser encontradas incluso en estos tiempos tempranos. El culto de la cabeza, que incluía comer el cerebro de la víctima, se hizo más complicado en Jericó hace aproximadamente ocho mil años y evidencia de los mismos rituales ha sido encontrada en la religión sintoísta en Japón y en antigua China.
Anath, la hermana legendaria de Baal, era retratada adornada con cabezas cortadas junto con manos humanas pendientes de su cinto, las mismas como las diosas madres de México e India.

Los textos escritos de antiguo Egipto revelan muchas clases de sacrificio y tortura, que después se hizo extendido. Los egipcios sacrificarían a hombres pelirrojos sobre la tumba de Osiris porque el rojo era el color relacionado con Set, la versión egipcia de Satanás. Algunos rituales recordados por las personas hoy que han sufrido indescriptiblemente en estos horrores, reflejan a aquellos detallados en el Libro Egipcio De Los Muertos e incluyen guardar corazones en un pote.

Los corazones eran puestos en las balanzas en Egipto para ser pesados para el juicio por la diosa, Maat. Esto es el significado real de la mujer con la corona del Sol que sostiene las Balanzas de la Justicia que usted ve en tantos edificios de tribunales. En el mundo antiguo, los fakires Brahmanes en India y otras escuelas de misterios sabían de drogas, rituales de tortura y “magia” que creaban alucinaciones. Fakires absurdos. La hipnosis era ampliamente usada en los templos.

Los adoradores del demonio de Bel / Baal / Nimrod en Canaán, Babilonia y Fenicia participaban en sacrificio humano, canibalismo, y homicidio de niños en nombre de Moloc o Molec, un aspecto de Nimrod / Baal, como parte de sus rituales religiosos. Baal (señor o gobernante), el dios supremo de los Cananitas y fenicios, se dijo que era el dador de vida y Moloc era el destructor de la vida. Ambos exigieron el apaciguamiento por sacrificio. Baal o Moloc se identificaron con el dios romano Saturno.
En honor de Baal, el dios del Sol y dios del fuego, los cartagineses, siguiendo los rituales de los fenicios y Cananitas, hacían rodar niños en un hoyo encendido hecho en la forma de la imagen de Baal / Moloc. En un sitio cerca de la moderna Túnez fueron encontradas seis mil urnas conteniendo los restos carbonizados de bebés. Recuerde, estos rituales y “dioses” son los mismos que ésos realizados y venerados por los Satanistas y la Hermandad hoy.

Esto es porqué fue permitido que los niños de Waco se quemaran hasta la muerte en un infierno causado completamente por el FBI y el ATF, la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas controlados por Satanistas, el 19 de abril de 1993. Éstas eran las mismas personas profundamente enfermas que volaron el edificio James P. Murrah en Oklahoma el 19 de abril de 1995, en que tantos niños murieron. El 19 de abril es un día ritual satánico que se relaciona con el fuego-el dios del fuego, Baal o Moloc. ¿Y qué demanda Moloc?. El sacrificio de niños.

Waco y Oklahoma fueron sacrificios de niños a Baal / Moloc de acuerdo con exactamente el mismo sistema de creencia como ésos realizados por los antiguos. Del mismo modo, una guerra para estas personas es un ritual de sangre masivo en el que números inimaginables son muertos y lisiados, y el planeta es envuelto por energía emocional negativa.

Es esta energía de la que muchos de los reptiles cuatri-dimensionales inferiores se alimentan o usan para manifestarse en esta dimensión. Si usted quiere prueba innegable de que la Rama Davidiana y sus niños fueron sacrificados en Waco, recomiendo enérgicamente que usted mire el video: Waco: Las Reglas De La Confrontación. Usted nunca creerá en una declaración oficial otra vez. Los nombres rituales para los “demonios” todavía son los mismos hoy que aquellos usados en el mundo antiguo y por grupos posteriores como los Templarios.

La confirmación de esto viene desde un torrente de relatos de víctimas modernas del satanismo. Una amiga mía, la terapeuta británica, Vera Diamond, ha estado trabajando por casi 20 años con personas que han sido sometidas al control de mente y abuso Satánico.

Ella dice:
“Los niños dicen que la palabra Satanás es usada más frecuentemente que cualquier otra, pero otros demonios incluyen a Baphomet y Behemoth. Molec (Moloc) parece ser uno particularmente asociado con comer bebés, y uno llamado Choronzon. Éstos parecen estar particularmente involucrados con sacrificar a bebés.”

Choronzon se relaciona con Cronos, la versión griega de Nimrod. De acuerdo con la leyenda griega, Cronos (Saturno para los romanos) se comía a sus hijos tan rápido como nacían porque temía que lo derrocarían. Cronos eran el más poderoso de los Titanes, el nombre griego para los gigantes que resultaron del cruzamiento de los reptiles con “hijas de los hombres”, humanas.

El mito griego se refirió simbólicamente a ellos como hijos de la unión entre el cielo (extraterrestres) y la Tierra (humanos). Cronos era el padre de Zeus que sobrevivió porque su madre lo escondió de su marido que asesinaba niños. Zeus emprendió después una guerra victoriosa contra su padre y otros Titanes y luego gobernó como el Rey de Dioses sobre una dinastía inundada del sacrificio de niños. Cuando usted conecta a los pueblos diferentes a través de las generaciones, así usted encuentra los mismos temas de sacrificio humano.

Los Cananita-hebreos estaban seriamente en el sacrificio de humanos y animales, mucho como sus expertos suavizadores de la realidad han tratado de negarlo con el paso de los años. Los Satanistas entre la jerarquía “Judía” hoy todavía realizan los mismos rituales mientras la masa de las gentes judías de todo el mundo no tiene ninguna idea de que esto es cierto.

De las historias durante todos los siglos al día actual del sacrificio de niños por fanáticos judíos para la época de la Pascua Judía (en inglés, Passover, literalmente “pasar sobre”) puede ser visto que tienen una base histórica cuando usted se da cuenta del significado verdadero de la Pascua Judía. No tenía nada que ver con “Dios” pasando sobre las casas de niños israelitas y matando sólo a los primogénitos egipcios.

Éste es más simbolismo que sólo un iniciado o un investigador resuelto comprenderían. Los registros de los siglos 8º y 7º AC, muestran que los israelitas quemaban a sus hijos en piras de sacrificio en el valle de Gehinnon fuera de Jerusalén. Se decía que los infantes habían sido “pasados encima de” o “atravesado” el fuego en sacrificio a Moloch-Baal. En el Libro de Levítico encontramos la línea:
“Ustedes no dejarán que ninguno de su semilla pase a través del fuego a Moloc”.

El profeta Jeremías habla del pueblo:

“quemando a sus hijos como ofrendas quemadas a Baal” y también en el Libro de Jeremías se nos dijo que: “Han construido los lugares altos (santuarios en las lomas) de Tofet, que está en el valle de Ben-Hinón, para quemar a sus hijos e hijas en el fuego….”.

John Milton también escribió sobre Moloc en su Paraíso Perdido:

“Primero Moloc, rey horrible, deshonrado con sangre, del sacrificio humano, y lágrimas de padre, aunque, por el ruido de tambores y tímbreles fuerte, los gritos desoídos de sus niños, que pasaron a través del fuego, a su ídolo horroroso.”

El Antiguo Testamento abunda en historias de sacrificio animal y humano. El mismo simbolismo puede ser visto en un torrente de textos antiguos sobre el sacrificio de los niños primogénitos o jóvenes.

La historia de Jesús también incluye este tema, por supuesto. En su más extremo, el dogma judío es profundamente sacrificatorio. Sus templos eran mataderos con un suministro constante de animales llevados allí para el carneado y el sacrificio rituales. Mire la forma judía de carneado de animales hasta el día de hoy. La carne sólo es considerada “kosher” (permitida) si el animal tiene su garganta cortada y muere siendo desangrado completamente. Lo mismo con la carne “halal” de los Musulmanes.

A través de los linajes de la Hermandad los antiguos rituales han sido mantenidos estrictamente y las Élites dirigentes hoy están sacrificando a niños y bebiendo sangre al igual que hicieron en el mundo antiguo. La fe hindú y la información para sus libros sagrados, los Vedas, fueron llevadas al subcontinente indio por los arios de los Montes Cáucasos, uno de los centros para extraterrestres / Intra-terrestres y sus vástagos. Es por lo tanto predecible que los Vedas contienen las mismas instrucciones para el sacrificio a los dioses.

Fuente: Pensando Diferente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...