jueves, 17 de diciembre de 2015

Pilotos de EE UU revelan una conspiración en Siria...y una "guerra." en la casa Blanca

PILOTOS DE EEUU REVELAN UNA CONSPIRACIÓN EN SIRIA…Y UNA “GUERRA” EN LA CASA BLANCA

A continuación, reproducimos un artículo escrito por Gordon Duff, Marine Veterano durante la Guerra de Vietnam, y principal responsable de la web Veterans Today.

En él se revelan aspectos de la guerra de Siria y de una guerra interna entre facciones en el gobierno de EEUU, que encaja con afirmaciones realizadas durante meses por gente como Thierry Meyssan.

Gordon Duff

De ser cierto, entonces las cosas son más complicadas aún de lo que parece…

Se ha filtrado una historia procedente de Washington que sostiene que el senador John McCain, facultado por el corrupto Congreso Norteamericano para supervisar los programas del Pentágono, ha hecho y está haciendo, todo lo posible por boicotear la “campaña de bombardeos de la coalición” de la administración Obama en Siria e Irak.

McCain y otros extremistas de derechas, trabajando en conjunto con la inteligencia de Turquía, Israel y Arabia Saudita, han creado un “escudo político” sobre determinados objetivos terroristas en Irak y Siria, algo que ha frustrado las posibles operaciones de los pilotos estadounidenses, a los cuales se ha silenciado bajo amenazas de cárcel…o algo peor.

Informes procedentes de pilotos norteamericanos y fuentes de diversas posiciones en la cadena de mando del Pentágono, nos cuentan una historia interesante acerca de lo que realmente está ocurriendo en Siria con el ejército norteamericano.

Considerando los años de experiencia de los Estados Unidos en los conocidos como “bombardeos de precisión” y las enormes capacidades de inteligencia, vigilancia y reconocimiento del ejército más grande del mundo, el fracaso total de los Estados Unidos a la hora de reducir a Estado Islámico y a sus docenas de “organizaciones hermanas”, resulta totalmente inexplicable.

Varios pilotos estadounidenses que vuelan sobre Irak y Siria, han filtrado en silencio la verdad durante más de un año, pero ninguna agencia de noticias ha publicado sus revelaciones. Estos pilotos afirman que han volado sobre grandes convoyes petroleros de Estado Islámico, con tantos camiones que ocupaban 4 carriles de ancho en las carreteras y afirman que se les ha ordenado que no hicieran nada contra ellos.

Otros pilotos han informado de misteriosos suministros por vía aérea a ISIS y a Al Nusra, y sus revelaciones también han sido silenciadas.

Otros informes filtrados por pilotos, los más comunes, hablan de aparcamientos repletos de cientos e incluso miles de Humvees, tanques Abrams, piezas de artillería, vehículos de apoyo de todo tipo, todos intocables por órdenes del Pentágono.

En anteriores campañas de bombardeo en Irak y Afganistán, los pilotos estadounidenses y los operadores de drones ciertamente provocaron “daños colaterales” que alcanzaron niveles de entre el 50% y el 90%, según algunas estimaciones. Esta podría ser la razón por la que los EE.UU. podrían haber ordenado a los pilotos, tanto a los de aviones como a los operadores de drones, de que no ataquen a ninguno de aquellos objetivos jugosos que a veces se presentan como una oportunidad imprevista durante las operaciones.

Sin embargo, los pilotos revelan que la mayoría de estos objetivos terroristas que detectan durante sus operaciones, no revisten riesgo de daños colaterales porqué están a campo abierto, o representan un bajo riesgo de causar dichos daños colaterales en comparación con el enorme beneficio de destruirlos.

De hecho, algunos pilotos se muestran totalmente desanimados al ver como deben ignorar una y otra vez estos objetivos terroristas de primer orden, que están a la vista, mientras son enviados a bombardear míseros puestos de control de carretera o edificios abandonados.

McCain, presidente del poderoso Comité de Servicios Armados del Senado, ha estrangulado tanto como ha podido los esfuerzos militares de Estados Unidos en la región, hasta el punto de que en la actualidad, los aviones norteamericanos no disponen de municiones disponibles suficientes para realizar adecuadamente las misiones contra Estado Islámico.

EEUU está realizando operaciones aéreas sobre Siria e Irak con F-16 recientemente actualizados capaces de realizar ataques en cualquier tipo de condición atmosférica, que sin embargo, bombardean con cargas anticuadas, que recuerdan a las bombas de hierro de la Segunda Guerra Mundial, en lugar de utilizar el armamento moderno disponible.

Tengamos en cuenta que los viajes personales de John McCain a Siria, reuniéndose con los jefes de ISIS y Al Nusra, guardan un gran paralelismo con sus acciones durante la guerra de Vietnam, cuando siendo prisionero de guerra, se dedicó a entrenar a las fuerzas de defensa aérea de Vietnam del Norte para derribar aviones estadounidenses y realizó decenas de emisiones de propaganda anti-estadounidense.

McCain posteriormente fue indultado por el presidente Nixon, cuando se enfrentaba a un consejo de guerra; y todos los registros existentes por sus fechorías y traiciones, fueron ocultados y “blanqueados” por la prensa.


Ahora, McCain hace todo lo posible por entorpecer los bombardeos contra ISIS. Los portaaviones de EEUU que se necesitarían para afrontar dichas operaciones, son mantenidos en puertos alejados de la región, e incluso la enorme base aérea que tiene Estados Unidos en Qatar, hogar de la flota de bombarderos pesados B1B y B52, ahora está “congelada” y “fuera de los límites” para las operaciones anti-ISIS.

Sabemos de las declaraciones anónimas de media docena de pilotos que se han atrevido a denunciar lo que está sucediendo.

Y esta información que nos han brindado, coincide con algunas pautas que se repiten continuamente y que nos permiten establecer todo el patrón de actuación…

-Sabemos, gracias a las denuncias por parte de Rusia y Siria (la prensa no controlada por EEUU), que los aviones de la coalición liderada por EEUU, en realidad están realizando apoyo aéreo para las operaciones de ISIS y Al Nusra, bombardeando las centrales eléctricas y “accidentalmente”, impactando sobre las unidades del Ejército sirio involucradas en las operaciones críticas.

-Sabemos que la inmensa capacidad militar aérea de última generación de la que dispone EEUU, con su alta tecnología de seguimiento, debería haber provocado que cualquier movimiento de reabastecimiento de los terroristas en Irak y Siria fuera imposible en tan solo un plazo de dos semanas. Sin embargo, un año más tarde, los convoyes de ISIS viajan tan seguros por las carreteras de Irak como si estuvieran en su propia casa en brazos de su madre.

-Resulta muy sospechoso el hecho de que EEUU no ha llevado los escuadrones de aviones A10 “Warthog” a Irak, los únicos aviones que Estados Unidos tiene en su inventario especializados en ataque contra carros de combate y vehículos terrestres y que serían los idóneos para borrar del mapa los convoyes que transportan el petróleo y otros activos de Estado Islámico.


-Resulta especialmente revelador y llamativo, que Rusia, en cuestión de semanas, haya sido capaz de destruir cientos de grandes objetivos terroristas, centros de mando, depósitos de combustible y de municiones, instalaciones de almacenamiento de equipos y campos de entrenamiento, la mayoría de los cuales habían estado “en funcionamiento” e intactos durante toda la campaña de bombardeos de la coalición. 

Este simple hecho, ya nos demuestra claramente, que las denuncias realizadas por los pilotos norteamericanos son totalmente ciertas: recibieron la orden de no atacar dichos objetivos.

-A ello debemos añadir la negativa de los Estados Unidos de compartir los datos sobre los posibles objetivos terroristas con Rusia, algo que va más allá de una cuestión política. Es evidente que si EEUU compartiera los datos de los que dispone sobre ISIS, se podrían revelar el gran engaño y la farsa del programa de bombardeos liderado por EEUU hasta la fecha.

El hecho que muy poca gente fuera de Washington puede entender, es cómo un político americano como McCain puede llegar a anular los designios de la mismísima Casa Blanca.

Nadie conoce con exactitud a qué fines sirve o qué objetivos tiene McCain; no sabemos lo suyo es pura traición, si busca algún tipo de beneficio personal o si sabe algo que no conocemos el resto de mortales.

Esta no es una cuestión sencilla y las ramificaciones son amplias. Parece que la mayoría de comandantes militares estadounidenses son en su mayoría desleales, engañoso y cómplices de las políticas de McCain y los suyos.

Desde que Obama fue elegido presidente, Washington se ha visto inundado por rumores de un golpe militar contra el gobierno. Literalmente miles de oficiales militares han sido “destituidos” con el pretexto de haber tenido malas conductas de todo tipo: desde escándalos sexuales, pasando por adicciones a los juegos de azar o por actos de pura incompetencia…pero en todos los casos, los pretextos esgrimidos para destituir a estos militares, ocultaban la auténtica razón de su destitución: la traición.

Durante décadas, el AIPAC, el lobby israelí en Washington, ha controlado el Congreso, la prensa y a los altos militares estadounidenses. En los últimos meses, sin embargo, ha quedado claro que el AIPAC ha actuado en concierto con los servicios de inteligencia turcos y con el poderoso lobby saudí.

Hemos visto como Al Qaeda ha pasado de ser un terrible “grupo terrorista” a convertirse en un “aliado americano leal”; paralelamente, la relación de amor entre la derecha estadounidense y la alianza turco-árabe-israelí, ha salido a la luz de forma bastante evidente, con todo un entramado de dinero e influencia, abarcándolo todo.

Y McCain, parece ser una pieza visible de todo este entramado, que ha conseguido que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos se haya acabado convirtiendo en realidad, en la fuerza aérea de ISIS.

Puede parecer increíble y difícil de descifrar, pero hasta el momento, no encontramos otra explicación a lo que está sucediendo en Siria…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...