sábado, 5 de diciembre de 2015

Pintadas, insultos y amenazas: así es la guerra entre independentistas catalanes

LA BATALLA DE LA CUP POR DESPLAZAR A ARTUR MAS

Van desde las redes sociales a la tinta gruesa en las sedes. La negativa de la CUP a investir al líder de CDC ha desatado una guerra de presión que ha roto la unidad soberanista

Arran Països Catalans. (Facebook)

04.12.2015 – 05:00 H.

Guerra psicológica, ironías finas y burdas (para todos los gustos), insultos e incluso amenazas. El conflicto entre independentistas catalanes está alcanzando niveles desconocidos. Desde las filas de Junts Pel Sí se machaca a la Candidatura d’Unitat Popular (CUP), equiparando a esta formación con el PP o acusándola de servir a los intereses del CNI. 

Los antisistema se refugian en su ideario para mantener su postura de no investir a nadie que haya estado cerca de casos de corrupción. Y dicen queArtur Mas, como líder de CDC, está muy salpicado. Por si fuera poco, las juventudes de la CUP, Arran, han comenzado una campaña de acoso a las sedes de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), que han aparecido con pintadas amenazadoras las últimas semanas.

Las primeras oficinas de CDC en padecer las iras de los cachorros del independentismo radical fueron las de la sede de Barcelona. En las dependencias del barrio de Horta-Guinardó, el pasado 9 de noviembre (día de la primera y fallida investidura de Mas y de la aprobación de la resolución rupturista en el Parlamento), Arran dejó constancia de su descontento: “La independencia es lucha de clases. Desobedezcamos”. Y en su perfil de Facebook, justificó su acción de pintar la fachada: “La independencia no puede depender de un presidente, ¡echemos a Mas! ¡Desobediencia y ruptura con el Estado español ya!”. La sede del barrio de Sant Martí también padeció la ira de los radicales con pintadas similares.

En Sabadell escribieron en la puerta de los convergentes que “sin desobediencia no hay independencia”. En un comunicado, Arran de Sabadell acusó a CDC de hacer “chantaje sobre la CUP y la izquierda independentista”, lo que “es inaceptable. Es por eso por lo que hemos iniciado una campaña que remarque que si no hay independencia no será por el posicionamiento de la izquierda independentista, sino de la misma Convergència, que es incapaz de desobedecer”.
#PressingCUP frente a #CUPtraidors

En Gavà y Olesa de Montserrat sufrieron ataques los locales de CDC, con mensajes como “Mas go home”. La última pintada fue el pasado fin de semana en la sede de la localidad de Premià de Mar, donde dejaron el aviso ”Hasta nunca, Mas”. Ese es también el lema de un cartel de la organización juvenil en el que aparece el ‘president’ boca abajo y donde, a modo de amenaza-recordatorio, incluye la expresión#PressingCUP, el 'hashtag' que hacen servir los partidarios de Junts Pel Sí (JxS) para presionar a CUP. En la pintada de Premià también incluyeron la consigna “Solo el pueblo salva al pueblo”.

La guerra se reproduce a muchos niveles. El propio ’president’, Artur Mas, la portavoz del Gobierno, Neus Munté, el líder de ERC, Oriol Junqueras, el presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, o los candidatos de CDC y ERC en las elecciones del 20-D, Francesc Homs yGabriel Rufián respectivamente, han hecho duros llamamientos a la CUP advirtiendo de que sin Artur Mas al frente, el proceso peligra. Pero otra batalla más dura, en la que están implicadas las propias bases del independentismo, está teniendo lugar en las redes sociales, donde la lucha es feroz. Los 'hashtags' #CUPbotiflers, #CUPtraidors, #CUPinfiltrats e incluso #putaCUP han hecho historia, lo mismo que #pressingJxS, #pressingMas o #pressingERC.

La CUP y el PP

“La prueba es que la P de CUP y la P de PP significan lo mismo, popular. Y no es casualidad”, advertía un tuit de última hora de este martes. Se basaba en un titular de una publicación radical que decía “Las CUP no pueden votar a Mas ‘president’ pero sí a Albiol senador”. Se refiere a la designación del líder del PP catalán, Xavier García Albiol, como senador en representación del Parlamento catalán. Junts Pel Sí pretendía aplicar la ley d'Hondt para la elección de senadores, lo que les hubiera dado cinco de los ocho escaños que corresponden a la Cámara catalana, pero la CUP se decantó por echar mano del método tradicional, por lo que uno de los senadores de JxS pasó a pertenecer al PP, una cuestión totalmente lógica. Otro tuitero, ante esa misma noticia, clamaba por que no haya “ningún acuerdo con la CUP. Nuevas elecciones en marzo y todos a votar”. El hecho, por tanto, es munición de los ‘masistas’ para atacar a los que consideran ‘botiflers’ (traidores).

‘Traidores’ y decepciones

Desde la orilla de JxS y la ‘sociedad civil’, se tira con bala. Se alude a menudo al agradecimiento de los líderes populares catalanes porque con su actitud la CUP hace “descarrilar” el proceso. “Cansado del discurso en negativo de la izquierda. Siempre es un ‘no a…’, nunca un ‘sí a…”, clamaba un ‘masista’ mientras enlazaba este mensaje con el manifiesto de activistas que el pasado sábado reclamaban el 'no' a la investidura de Artur Mas, encabezado por la monja Teresa Forcades. Otros apelan al sarcasmo: “La CUP, próximo premio Princesa de Asturias por la unidad de España”. O son más pragmáticos: “La ANC, Òmnium, AMI, Súmate, 1,6 mil nunca os lo perdonarán.#CUPbotiflers, iros con Duran”.

Más ácido es otro forero que, ataviado con tricornio y gafas con los colores de la bandera española, escribe: “Ahora me he hecho de la CUP. Así puedo velar por la unidad de España sin dejar de parecer rebelde y guay”. O hay quien ya da por perdido el ‘procés’: “Okis dentro de 300 años gracias a los #CUPtraidors”. Los hay más sentimentales: “Mis hijos votaron y ahora me preguntan cómo está el proceso, ¿qué les digo?, #CUPtraidors”.

Amenazas

Otra de las etiquetas difundidas y utilizadas estos días es la de #putaCUP, ya utilizada hace tiempo y apenas usada hasta el pasado domingo. En ella, se amparan mensajes para todos los gustos.”Dan carnet de independentista, tildan de burgués a toda persona, vetan nombres y partidos, pero, ¿eh?, son plurales y demócratas”. Otros no son tan amables. “Bolcheviques de mierda, sectarios h… de p… Traidores, lo pagaréis con sangre”, decía uno amparándose en un 'nick' que oculta su verdadera personalidad. Otro remataba: “Iban lentos porque eran gilipollas. Y punto”. La guerra está servida.

http://www.elconfidencial.com/espana/cataluna/2015-12-04/pintadas-insultos-y-amenazas-asi-es-la-guerra-entre-independentistas-catalanes_1113228/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...