lunes, 28 de diciembre de 2015

Rajoy no será presidente: Sánchez le abre la puerta de salida a Rajoy de Moncloa: el PSOE votará en contra

Los socialistas insisten en que no investirán a Mariano Rajoy ni a cualquier otro candidato del Partido Popular, por lo que Rajoy pierde La Moncloa. Pedro Sánchez obedece a sus barones y garantiza que no intentará formar Gobierno "a cualquier precio", en referencia a Podemos.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, obedece a sus barones y garantiza que no intentará formar Gobierno “a cualquier precio”. Sánchez se ha dirigido hacia Podemos asegurando que no negociará ningún acuerdo que ponga en peligro la integridad territorial de España porque “el referéndum en Cataluña sería el principio de nuevas rupturas”. “Con la misma firmeza que digo sí al cambio, también digo que no dialogaremos sobre cuestiones como la integridad territorial de Cataluña. Esta crisis solo se resolverá con un nuevo acuerdo que es la reforma constitucional que proponemos los socialistas y no con un referéndum que rompa España. El derecho a decidir sí, pero el derecho a decidir sobre el futuro de todos los españoles, todos juntos”, ha zanjado Sánchez.

En su discurso ante el Comité Federal del PSOE, Sánchez ha reiterado que corresponde ahora al PP y a Mariano Rajoy intentar formar Gobierno pero que si no lo consigue, el PSOE tiene “legitimidad” y asumirá su responsabilidad de buscar “una nueva mayoría progresista y de izquierdas”. Los socialistas insisten en que no investirán a Mariano Rajoy ni a cualquier otro candidato del Partido Popular, por lo que Rajoy pierde La Moncloa.

El líder socialista ha remarcado página por página y sin salirse del guión el acuerdo suscrito este domingo entre los barones y su ejecutiva por el que se compromete a “no negociar con los partidos que quieran romper España”. Para ello, el líder socialista ha avanzado que hablará con “todas” las fuerzas políticas con “luz y taquígrafos” para que los ciudadanos conozcan con total transparencia qué se negocia y qué se acuerda.

De esta manera, el líder socialista ha lanzado un claro mensaje hacia Podemos recordando que no es la primera vez que se discute sobre la integridad territorial de España. “Los socialistas nunca cedimos, no lo hicimos en Euskadi, incluso cuando mataban a compañeros, no lo hicimos en Cataluña y no lo haremos porque nos los proponga un tercero”, ha dicho Sánchez.

“A escasas horas de cerrar las urnas algunos gobiernos autónomos llenaron el espacio político de líneas rojas confundiendo la nueva política con la imposición de sus planteamientos, escribiendo desde el día 20 líneas rojas cuando nosotros lo que queremos es construir y escribir un catálogo de todo lo que nos acerca a otras fuerzas políticas”, ha comentado el secretario general. “No vamos a buscar ni cordones sanitarios, ni lineas rojas, ni trincheras, ni atalayas. En lugar de confrontar vamos a convocar. Somos el partido con mayor capacidad de diálogo porque somos la centralidad política”, ha continuado el socialista.

Según Sánchez, repetir las elecciones supone que los políticos han fracasado en su tarea de entenderse y formar Gobierno y por ello ha reiterado que la última opción de los socialistas sería volver a repetir los comicios. El líder socialista reclama dialogo con el resto de fuerzas: “No vamos a levantar muros entre los españoles, vamos a buscar lo que nos une como sociedad. Por ello, quienes vengan a hablar de lo suyo y sigan levantando barreras nos encontrarán enfrente”.

Los socialistas ponen 8 grandes acuerdos encima de la mesa de todas las formaciones que quieran buscar Gobierno: firmar nuevos acuerdos de La Moncloa para una recuperación económica justa que implica una nuevo sistema fiscal y una transición energética justa; un pacto por la educación y la cultura; un acuerdo para reconstruir el Estado del Bienestar e incluir el ingreso mínimo vital; la reconstrucción del Pacto de Toledo para garantizar las pensiones mínimas y suprimir los copagos farmacéuticos; un pacto contra la violencia de género; pacto para reformar la Constitución y convocar un gran acuerdo para Europa.


Nuria Val 28/12/2015
http://okdiario.com/espana/rajoy-no-sera-presidente-sanchez-no-apoyara-al-pp-y-no-formara-gobierno-a-cualquier-precio-45345

Ciudadanos no descarta apoyar un pacto PSOE-Podemos si no hay referéndum

Okdiario 28/12/2015

Albert Rivera le ha dicho a Mariano Rajoy que no apoyará su investidura y que ejercerá una oposición "útil y responsable". Por primera vez, el líder de Ciudadanos se ha mostrado abierto a facilitar un gobierno del PSOE, pero sólo en el caso de que Podemos abandone la idea de un referéndum en Cataluña, algo que ve improbable porque cree que Pablo Iglesias está "hipotecado" por sus alianzas en distintas comunidades.

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos. (Foto: AFP)

Ciudadanos (C’s) escuchará al Partido Socialista (PSOE) y está dispuesto a dejarle gobernar si entre sus planes o los de sus socios no está alterar “la unión de todos los españoles”, algo que no piensa “negociar”. Albert Rivera lo ha confirmado este lunes en La Moncloa, donde se ha reunido con Mariano Rajoy durante una hora.

La formación naranja dejaría atrás su compromiso de sólo dejar hacer a la fuerza más respaldada en las urnas. De hecho, le ha trasladado al presidente que votará ‘no’ en su investidura, sin cerrarse a la abstención. Eso sí, cree que Pedro Sánchez necesita a Podemos y que estos no aparcarán la idea de un referéndum en Cataluña.

El diputado electo entiende que Pablo Iglesias está “hipotecado” por las plataformas con las que se ha presentado a las elecciones en distintos territorios, de forma que igual que no descarta ahora la posibilidad de habilitar un ejecutivo con socialistas y podemitas, cree improbable que esto realmente pueda llegar a producirse.

En su encuentro con Rajoy, ha aclarado que su papel será el de oposición y se ha comprometido a ejercerla con “responsabilidad” y de forma que resulte “útil para los españoles”.

http://okdiario.com/espana/ciudadanos-no-descarta-apoyar-un-pacto-psoe-podemos-si-no-hay-referendum-45431

Lucha de poder en Ferraz: los barones quieren la cabeza de Pedro Sánchez

Poco importa el documento que salga hoy del comité. Ese cartapacio apenas le servirá a Susana Díaz para calzar la mesa donde intentará firmar el ‘finiquito’ del líder socialista

(EC)
28.12.2015 – 05:00 H.

“Si lo crees firmemente, / bien podría incitarte a perseguir el trono, / una vez que eres Cawdor. Es extraño: / a menudo sucede que, para corrompernos, / las fuerzas de lo Oscuro nos dicen la verdad, / nos engañan con cándidas nimiedades y, luego, /nos traicionan con graves consecuencias”

(Banquo a Macbeth. Escena III)

Más que una casualidad, parece premonitorio. Que coincidan en el tiempo una edición de filigrana de ‘Macbeth’, el clásico de Shakespeare, ilustrada por Raúl Arias, traducción y prólogo de Luis Alberto de Cuenca y José Fernández Bueno, con el estreno de la película homónima interpretada por Michael Fassbender y con –permítanme la analogía- el comité federal del PSOE para analizar los resultados del 20-D, parece algo hasta planificado. Hay comparaciones que vienen dadas: luchas de poder, puñaladas por la espalda, sortilegios y mucha violencia. En Ferraz, como en el libro y la película, la sangre salpica por doquier.

Lo que un principio se planteó como una reunión con el objeto de fijar la hoja de ruta ante posibles pactos postelectorales y marcar las líneas rojas para que los secretarios generales de la distintas federaciones no se rebelaran (y Pablo Iglesias, fundador de la formación socialista, no empezara a revolverse en su tumba), ha transmutado rápidamente en una batalla por deslegitimar a Pedro Sánchez y tomar el control del partido. Poco importa el documento que salga hoy del comité. Ese cartapacio apenas le servirá a Susana Díaz para calzar la mesa donde firmará el ‘finiquito’ del líder socialista.

Tanto Sánchez como los barones rebeldes se presentaron ayer, en el aquelarre informal previo, con proyectos de resolución distintos para abordar las negociaciones postelectorales, algo poco frecuente en la organización. Finalmente, tras mucho brujear y tensar la cuerda, Sánchez acabó ‘comprando’ los argumentos de sus líderes regionales para luego presentarlos como suyos. El resumen de la resolución ya lo esbozó Susana Díaz en una entrevista.

Pero la discusión ahora es otra. Hemos pasado del “¿pactamos con Podemos?” al “¿debe haber cambio al frente del partido?”. El culpable de este giro es el propio afectado desde el mismo momento en que sacó a colación algo que en ese momento no tocaba. A las pocas horas de cosechar el peor resultado del PSOE en democracia, Sánchez, con rictus exultante, comunicó a su ejecutiva que optaría a la reelección en el próximo cónclave federal, cónclave que, eso sí, ‘aplazaría’ en el tiempo por eso de que primero hay que resolver la investidura del nuevo Gobierno y luego los problemas internos. Puro Macbeth. Fue soltar este comentario y poner a todos los barones en contra. Muchos –no lo esconden- quieren su cabeza.

Pedro Sánchez y Susana Díaz juntos en Sevilla

Ya no es el ‘qué’ sino el ‘cuándo’ y el ‘cómo’. Ya no se trata de si debe seguir Pedro Sánchez o no al frente del PSOE, eso ya está decidido, sino cuándo y cómo ejecutar la defenestración. Ayer, en la reunión vespertina de Ferraz previa al comité, el presidente castellano-manchego Emiliano García-Page admitía ya sin ambages que era ineludible abordar la cuestión del cónclave federal después de que la dirección de Sánchez lo hubiera puesto sobre la mesa. Al tiempo que decía esto, el 'hashtag' #YoconPedro inundaba las redes sociales. Las espadas en todo lo alto. Sólo faltaba en escena Lady Macbeth.

El debate sobre el congreso queda finalmente para mejor ocasión. La sensación dentro del PSOE es que a Pedro Sánchez no se le echa ni con agua hirviendo: “No es ni Almunia, ni Rubalcaba, ni Solana. No ha estudiado en el Pilar”, subrayan irónicamente. “De ahí no le saca ni la Guardia Civil. Él sabe que no tiene más oportunidad que ésta". Malician que pueda forzar el debate de investidura aunque sólo sea para perder, lo que obligaría a todo el partido a hacer de tripas corazón y no discutirle el liderazgo. Con todo, hay opciones para descabalgarlo del jamelgo. Algunas por las buenas y otras por las malas. Por las buenas, convocando congreso en próximas fechas; por las malas, dimitiéndole media ejecutiva.

Siempre sucede lo mismo. La atracción fatal del PSOE por los problemas es tal que deja en mero juego de patio de recreo lo de Glenn Close con Michael Douglas. No tenía ninguna necesidad de meterse en este lío monumental, pues la pelota de la investidura se encontraba en el campo del PP, y de repente se ha montado una guerra intestina de la que difícilmente se puede salir bien. Se lo recordaba el diario ‘El País’ en su editorialdel domingo: “No es al PSOE, sino al PP, el partido más votado, al que le corresponde primero intentar la formación de Gobierno. (…) Los dirigentes socialistas no deberían propiciar una ruptura interna ni anticipar en exceso los pasos que deben recorrerse hasta las votaciones de investidura”.

Existe también cierto consenso entre los barones en que, si se va a nuevas elecciones, sería conveniente prepararlas desde hoy mismo y con nuevo candidato. Es la opinión de Susana Díaz y del presidente asturiano Javier Fernández, el socialista con mayor ascendente y ‘autoridad moral’ dentro del PSOE, en opinión de la actual ejecutiva. Lo de Alfredo Pérez Rubalcaba y Felipe González merece análisis aparte. Aunque Pedro Sánchez los emplea de ‘asesores áulicos’, ninguno de los dos comparte la política que está siguiendo el secretario general, pues la consideran más táctica que estratégica, es decir, más del corto plazo que del largo. No obstante, ambos se muestran respetuosos con las formalidades y, a día de hoy, no hay más secretario que Sánchez. La pregunta es: ¿Por cuánto tiempo?

http://blogs.elconfidencial.com/espana/caza-mayor/2015-12-28/lucha-de-poder-en-ferraz-los-barones-quieren-la-cabeza-de-pedro-sanchez_1127673/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...