sábado, 26 de diciembre de 2015

Suma y sigue: Rato y Blesa se juegan hasta tres años de prisión por el uso de las tarjetas 'black'

El juez Fernando Andreu los envía al banquillo de los acusados por un delito de administración desleal tipificado en el Código Penal con una pena de prisión de seis meses hasta tres años. El dispendio de las tarjetas 'black' puede salirle a Blesa y Rato muy caro. 

El expresidente de Bankia Rodrigo Rato - Foto EFE

Después de que el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, dictara este viernes el cierre de la instrucción del caso de las tarjetas 'black' los expresidentes de Caja Madrid y Bankia, Miguel Blesa y Rodrigo Rato, tienen difícil librarse de acabar sentados en el banquillo de los acusados. En un auto notificado este miércoles, el instructor Andreu concluye que los hechos investigados podrían constituir los delitos de administración desleal, respecto de aquellos imputados que ocuparon cargos en los Consejos de Administración de ambas entidades, o de apropiación indebida en el caso de los ex directivos de Caja Madrid y Bankia.

En el supuesto de Rato y Blesa, ex presidentes de las entidades, se enfrentan a ser juzgados en la Audiencia Nacional un delito de administración desleal castigado en el Código Penal con una pena de prisión de seis meses hasta tres años. Tal y como recoge la citada Ley, para la fijación de dicha pena se tendrá en cuenta el importe de lo defraudado, el quebranto económico causado al perjudicado, las relaciones entre éste y el defraudador, los medios empleados por éste y cuantas otras circunstancias sirvan para valorar la gravedad de la infracción. Mínimo seis meses, máximo tres años de cárcel.
En el juicio, Rato y Blesa se enfrentarán a un delito de administración desleal que conlleva entre seis meses y tres años de prisión

De esta forma, los 99.000 euros que el ex vicepresidente del Gobierno de Aznar gastó con su tarjeta opaca y los 436.700 que se fundió Miguel Blesa con la suya le pueden salir caros. Ambos pagaron con esta tarjetas de créditos, que "no tenían soporte contractual" según el juez, restaurantes de lujo, viajes, joyas, etc. Además, los ex presidentes de Caja Madrid utilizaron sus blacks para sacar dinero en efectivo hasta apurar el máximo que permitían sus visas. En el caso de Miguel Blesa sacó de 600 en 600 euros hasta 86.195 euros en efectivo de su tarjeta black mientras que Rato obtuvo 17.300 euros en tan sólo 18 disposiciones.

Viajes, restaurantes, joyas...

Algunos de los extractos de su tarjeta reflejaban cómo Blesa viajó y regaló viajes a costa de la empresa. En total, Blesa gastó 50.679,08 euros en Viajes El Corte Inglés. Sus estancias en el Four Seasons Hotel suman 6.210 euros a cargo de la caja. Rodrigo Rato tampoco se quedó corto y cargó a Bankia 1.800 euros para viajes en la misma agencia y se alojó en la cadena de lujo con un coste para Bankia de 1.979 euros. Además, Rato gastó 16.700 euros en restaurantes de lujo a costa de su tarjeta opaca a los que hay que sumar 2.172 en un capítulo que Bankia califica como "clubs, salas fiesta, pubs, discotecas, bares". Entre los restaurantes de cuatro y cinco tenedores que frecuentaba Rato en Madrid están elGoizeko, La Trainera o el japonés Kabuki.
El juez Andreu concluye que las cantidades dispuestas en el uso de tales tarjetas eran, en realidad, retribuciones irregulares de los ex consejeros

Pero la alevosía llegó a más: 667 de los 1.650 gastos que Blesa hizo con su tarjeta opaca al fisco fueron en días festivos, fines de semana u horario nocturno. Por su parte, Rato -que estuvo al frente de la entidad menos tiempo- realizó 262 del total de 549 contabilizados con su 'black' en estos mismos espacios de tiempo fuera del horario laboral.

Por esta razón, en su auto, el magistrado Fernando Andreu concluye que "la utilización de las tarjetas no tenía como finalidad los gastos de representación o gastos relacionados con actividades profesionales de los disponentes, por lo que las cantidades dispuestas en el uso de tales tarjetas deberían ser tratadas como retribuciones irregulares, dado que las mismas como queda dicho no tenían soporte contractual ni las cantidades recibidas eran declaradas a Hacienda".

Ahora, la Fiscalía Anticorrupción y las acusaciones personadas en esta causa disponen de un plazo de diez días formulen escrito de acusación solicitando la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la misma.

http://vozpopuli.com/actualidad/73532-suma-y-sigue-rato-y-blesa-se-juegan-hasta-tres-anos-de-prision-por-el-uso-de-las-tarjetas-black

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...