lunes, 7 de diciembre de 2015

Terrorismo Islamista: La Pregunta clave que no quieren que te hagas

TERRORISMO ISLAMISTA: LA PREGUNTA CLAVE QUE NO QUIEREN QUE TE HAGAS

El reciente tiroteo en San Bernardino, California, que se saldó con 14 víctimas mortales en un centro para discapacitados, arroja una enorme cantidad de dudas, sospechas y contradicciones que todo el mundo debería conocer.

En este artículo recopilamos 10 aspectos clave que invitan a sospechar que el gobierno de EEUU está mintiendo sobre el tiroteo, ahora ya calificado como atentado islamista.

Pero sobretodo, debemos destacar la última pregunta: una pregunta clave que todo el mundo debería hacerse ante la oleada de terrorismo islamista que se cierne sobre nosotros…

Como decíamos, crecen las dudas y las contradicciones sobre el tiroteo de San Bernardino, California, que se saldó con 14 víctimas mortales.

Uno de los abogados del caso, ha declarado sin rodeos que la versión oficial sobre lo sucedido en San Bernadino “no cuadra”.

Un reciente artículo publicado en Veterans Today (VT), expone 10 preguntas que invitan a sospechar que el gobierno norteamericnao está mintiendo sobre lo sucedido:

1.Si los “terroristas”, Syed Rizwan Farook y su esposa Tashfeen Malik, habían iniciado un tiroteo con la policia durante su huida con el monovolumen negro, entonces ¿por qué las ventanillas del monovolumen estaban subidas? Es difícil comprender cómo pudieron maniobrar para disparar con armas “largas” como un AR-15 desde dentro del vehículo.


Eso hace sospechar a los investigadores de Veterans Today, de que podrían haber sido ejecutados por la policía a sangre fría y de que no llegó a producirse ningún tiroteo.

¿Como pudo el conductor disparar un fusil tipo AR-15 desde el interior del coche sin bajar la ventanilla?

2.Según VT, ambos terroristas pueden ser vistos en diversas imágenes abatidos y esposados. ¿Se supone que iniciaron un tiroteo con la policía estando esposados y disparando a través de las ventanas cerradas de su monovolumen?

Es obvio que no debían ir esposados dentro de su propio coche, por lo que fueron esposados a posteriori.

No nos lo inventamos: una foto publicada en múltiples periódicos, entre ellos el Daily Mail, muestra el cadáver de Farook esposado en el suelo, donde fue presuntamente abatido por los agentes.

¿Lo esposaron después de muerto? ¿Por qué razón? ¿Tenían miedo de que se convirtiera en zombi y se levantara otra vez?

Un hecho como este, hace sospechar que ambos no eran más que dos chivos expiatorios que fueron esposados y llevados al lugar para su ejecución de acuerdo con un plan perfectamente guionizado.

3.Si los presuntos terroristas realmente “tuvieron contacto con el grupo afiliado a al-Qaeda Al Shabaab en Somalia” ¿por qué las autoridades no hicieron todo lo posible para capturarlos con vida para que pudieran ser interrogados, y desmantelar la supuesta red terrorista? Esta misma pregunta surge cada vez que las autoridades matan a todos los sospechosos y/o testigos de actos terroristas.


4. Si la pareja formaba realmente parte de una red terrorista, ¿por qué el FBI abrió su casa y permitió que los medios de comunicación manosearan todos sus objetos y pertenencias? ¿La casa de los “terroristas” no debería ser objeto de un estudio forense a fondo, en busca de todo tipo de pruebas al que nadie debería poder acercarse?

En un acto surrealista y sin precedentes, más propio de un mercadillo que de una investigación terrorista, los periodistas entraron en tropel en la casa de los sospechosos y lo manosearon todo con total aquiescéncia de las autoridades policiales.

Algo simplemente increíble.

Así es como describen la escena en la web “Truthsmedia”:

En una de las cosas más locas que usted puede que jamás haya visto, decenas de “periodistas” con equipos de cámara arrasaron una escena del crimen, lo pisotearon todo, tocaron todos los objetos sin guantes y revolvieron en las pertenencias de la pareja como si fuera un mercadillo o una venta del Black Friday, en lugar del escenario de una investigación en curso, de lo que ha sido calificado como el tiroteo más mortífero desde Sandy Hook y como un ataque terrorista de ISIS en suelo estadounidense.

Una persona que nació en la década de 1950 y que lleva viendo la televisión desde entonces, nos ha dicho que nunca había visto nada igual en la televisión. La gente se empujaban unos a otros, tirando cosas por el suelo. El reportero estaba filmando un montón de fotografías que mostraban a bebés y niños de gente conocida por la pareja, hasta que otro periodista le advirtió de que no debían mostrar a los niños en la TV sin el permiso de los padres. Saquearon una sala con ordenadores y encontraron una trituradora con papeles triturados todavía en la papelera y todos fueron señalando que no podían creer que la policía no hubiera tomado esos papeles como pruebas para investigar el crimen. 

Hablando de pruebas, los periodistas encontraron listas sobre una mesa con todos los artículos confiscados por el FBI. Los periodistas también filmaron la licencia de conducir de la mujer y otras tarjetas de identificación sin ocultar ninguna información personal.

Este hecho, por sí solo, marca un hito en la historia del periodismo televisivo, que convierte a los periodistas y reporteros definitivamente en un grupo de carroñeros ávidos de cualquier información, en la que ya no hace falta respetar ningún derecho ni preservar el desarrollo de ninguna investigación en curso.

Es sencillamente inconcebible que las autoridades impulsaran algo como esto y que ningún espectador se cuestione sobre la extrema gravedad de lo sucedido.

Después de esto, ¿hacen falta más sospechas para ver que todo ha sido orquestado y que es pura propaganda?

5. Una de las preguntas clave que nadie se hace y que ya indicábamos en el anterior artículo. Si esta pareja supuestamente radical actuaron solos, ¿quién era el tercer hombre armado del que informaron varios testigos presenciales en los primeros momentos?

En una entrevista telefónica con la cadena CBS, una testigo presencial, Sally Abdelmageed, describió los hechos de la siguiente manera:

“Escuché disparos de un arma automática. Muy inusual. ¿Por qué deberíamos escuchar disparos? Cuando miramos por la ventana, se produjo una segunda ráfaga de disparos y vimos a un hombre caer al suelo. Entonces miramos y vimos a tres hombres vestidos totalmente de negro, con atuendo militar negro, con chalecos y sostenían rifles de asalto. En cuanto se abrieron las puertas del edificio uno de ellos comenzó a disparar en la habitación”.

Cuando el reportero le pregunta sobre el aspecto de los tiradores, la testigo responde:

“No pude ver ninguna cara, llevaban un sombrero negro, pantalones de trabajo negros, del tipo de esos que llevan grandes bolsillos en los costados, camisa de manga larga, guantes, enormes rifles de asalto, cinturones con cargadores; los 3 iban vetidos exactamente igual”

El reportero le pregunta de nuevo:

“¿Usted está segura de que vio a tres hombres?”

“Sí”, responde Abdelmageed.

“Parecían blancos. Tenían una complexión atlética y parecían altos”

Cuando termina la entrevista, el reportero de la CBS añade: “Por supuesto ahora sabemos que uno de los sospechosos era una mujer”

En el siguiente video se puede escuchar la entrevista completa:

Hay dos aspectos a destacar en este testimonio.

Por un lado, la seguridad con la que la testigo los describe como “3 hombres altos y atléticos”. Eso no encajaría de ninguna manera con la visión de una mujer bajita y regordeta como parecía ser Tashfeen Malik.

Más extraño parece que pudiera deducir que eran blancos si iban totalmente vestidos de negro y con la cara cubierta. Sin embargo, debemos preguntarnos: ¿qué beneficio sacaría la testigo de mentir en un momento como éste?

Además, debemos destacar que ésta no fue la único testigo que los describió de forma similar, como indicamos en el artículo: SE REPITE OTRA VEZ EL “EXTRAÑO” PATRÓN EN LA MATANZA DE SAN BERNARDINO

6. Realmente, una mujer de metro cincuenta de altura y unos 60 kgs de peso puede cargar con: un chaleco táctico, una armadura corporal, un rifle de asalto Smith & Wesson M&P calibre .223 calibre, múltiples cargadores, una arma de mano, una bomba de tubo y un detonador…y después tuitear su lealtad al Estado Islámico exactamente un minuto después de comenzar el ataque?

Porque aunque parezca increíble y tal y como publicó la CNN: “Ella ha escrito un juramento de lealtad al líder de ISIS Abu Bakr al-Baghdadi en Facebook, mientras se producía el tiroteo, según declararon tres funcionarios estadounidenses familiarizados con la investigación a la CNN”


7. ¿Por qué el Inland Regional Center donde se produjo la matanza realizaba simulacros de tirador activo “cada mes” según ha informado el diario Los Angeles Times?

De hecho, según informa el propio periódico, los propios trabajadores del centro, al escuchar los primeros disparos, creyeron que se trataba de uno de los múltiples entrenamientos para tiroteos que ya habían vivido con anterioridad.


8. ¿Es sólo una coincidencia que el único centro para personas con discapacidad del mundo que lleva a cabo simulacros de tirador activo cada mes, pase a ser precisamente el lugar en el que se acaba produciendo un tiroteo masivo?

9. Si sólo fue una coincidencia, también lo fueron las maniobras del 9/11 y todos los que indicamos en el artículo: UN EXTRAÑO PATRÓN ASOCIADO A ATENTADOS TERRORISTAS Y TIROTEOS MASIVOS…

10. Si esto fue realmente un acto de “terrorismo islámico radical,” ¿por qué los autores mataron a un montón de personas con discapacidad o personas que trabajan para su bienestar, en lugar de orientar su ataque a individuos de alto nivel que son responsables por el asesinato de centenares de miles de musulmanes desde hace décadas?

LA PREGUNTA CLAVE

Alguien se ha preguntado alguna vez, ¿Por qué jamás los terroristas islámicos “suicidas” atentan contra altos mandatarios políticos, grandes empresarios, altos ejecutivos o directivos de multinacionales y siempre atacan a trabajadores y gente pobre?

¿¡POR QUÉ NADIE SE PREGUNTA ALGO TAN OBVIO!?

Generalmente, la respuesta que se acostumbra a dar en estos casos, es que estas personas con altos cargos o de gran relevancia están ampliamente protegidos y que es imposible llegar hasta ellos.

¿Pero es eso verdad en todos los casos?

En los 3 videos que ponemos a continuación, mostramos como periodistas alternativos llegan a tener contacto directo en plena calle con 3 de las personas más poderosas e influyentes del mundo en las últimas décadas:Jacob Rothschild, David Rockefeller y Henry Kissinger.

¿Acaso los guardaespaldas de estos elitistas ultrapoderosos les protegen de que unos jovenzuelos con pinta de activistas lleguen a contactar directamente con ellos?

Estos videos evidencian que se puede llegar a contactar físicamente con los más altos elitistas sin demasiados problemas.

Pero sin embargo, nadie se pregunta por qué a este tipo de personajes nunca les sucede nada…ni tampoco nadie se pregunta por qué no parecen tener demasiado miedo de que les vaya a suceder algo.

Hagamos un ejercicio, aunque resulte muy difícil para personas normales y pacíficas como nosotros: pongámonos por un momento en la piel de un terrorista islámico que quiere “vengar la muerte de los musulmanes por todo el mundo”.

Es evidente que uno de estos terroristas buscará dos cosas: por un lado, vengarse de los responsables de estos crímenes contra los musulmanes y por el otro causar el máximo impacto con sus actos en la sociedad occidental, así como conseguir el máximo reconocimiento en su propia sociedad por el acto cometido.

Si los terroristas islamistas están dispuestos a sacrificar sus vidas para vengarse y son capaces de los ataques más audaces sin importarles las consecuencias, ¿por qué no intentan acabar con los personajes más poderosos o con los altos mandatarios cuando asisten a un míting, una reunión pública, una fiesta o cualquier tipo de acto?

Los videos anteriores, demuestran de forma más que evidente, que no es algo imposible, ni mucho menos.

En el caso hipotético de que estos terroristas islamistas no llegaran a alcanzar a los altos mandatarios o a los elitistas, como mínimo conseguirían matar a aquellos que los protegen y provocar una sensación de paranoia e inseguridad en los poderosos. 

Además, conseguirían un amplio reconocimiento y admiración en sus propias sociedades por atacar a las “altas esferas enemigas”. ¿No sería lógico que esto fuera lo que pensara un terrorista ávido de venganza?

O en todo caso, si quisieran causar un gran impacto propagandístico en la sociedad occidental ¿por qué no matan a millonarios famosos, a magnates o a personajes célebres del mundo del corazón, cuando se reúnen en algún club privado, en un yate o en una fiesta de élite?

No, por lo visto, el gran objetivo de los terroristas es matar a ciudadanos humildes y trabajadores, como los que murieron en Madrid el 11 de marzo, cuando iban a trabajar o a estudiar en trenes de cercanías.

Por lo visto, los dirigentes terroristas odian mucho más a la gente de la calle o a los trabajadores, que a todos aquellos que han promovido los “crímenes contra los musulmanes” y que sacan beneficio directo e inmediato del saqueo y la destrucción de sus países.

Sospechoso, ¿no?

Que quede claro: no estamos diciendo que los terroristas islamistas no existan. Pero es evidente que a la mayoría de esos estúpidos y fanatizados terroristas suicidas les lavan el cerebro con las más modernas técnicas de control mental para que cometan atentados contra simples ciudadanos de a pie; y por lo visto, en ningún momento, a los altos dirigentes de estas organizaciones terroristas se les ocurre ordenar que se ataque a las élites.

Algo que como ya hemos visto, podrían hacer si quisieran.

¿Quizás por qué les deben obediencia?

Está muy claro quién está detrás de todo este terrorismo, quién lo maneja desde la sombra y contra quién va orientado en última instancia.

Solo los que prefieren seguir ciegos, los crédulos más sumisos o los directamente idiotas se niegan a verlo aún…


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...