viernes, 11 de diciembre de 2015

Una loca idea y peligrosa salta a la liuz pública

UNA IDEA LOCA Y PELIGROSA SALTA A LA LUZ PÚBLICA…



A veces parece que todos los dirigentes, sean del bando que sean, se ponen de acuerdo para inocular ideas o conceptos en la opinión pública.

Por alguna razón extraña, parece que en los últimos días ha salido a la palestra un concepto escalofriante del que se ha empezado a hablar en diferentes ámbitos: utilizar armas nucleares para luchar contra el terrorismo islámico.

Hace pocas horas, Putin introducía el concepto relacionando “utilización de armas nucleares”, “Estado Islámico” y “Oriente Medio”.

Así es como nos lo presentaban en RT:

Putin: “Espero que nunca tengamos que utilizar armas nucleares contra el EI”

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha elogiado la efectividad de los misiles de crucero empleados en el operativo antiterrorista que Moscú lleva adelante en Siria.

“El misil de crucero naval Kalibr y el misil de crucero para bombarderos J-101 han demostrado ser muy eficaces, y ahora sabemos con seguridad que estas armas de precisión pueden ser equipadas con ojivas convencionales o nucleares”, dijo el jefe de Estado en una reunión con el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú.

“Por supuesto, en la lucha contra el terrorismo no es necesario equipar estos misiles con ojivas nucleares, y espero que nunca lo sea”, resaltó Putin.

A pesar de que la construcción del razonamiento de Putin parece indicar lo contrario, lo cierto es que lo que hace el presidente ruso al realizar tal afirmación, es introducir de forma sutil el concepto de posible utilización de armamento nuclear contra el terrorismo, aunque después diga que espera no tener que hacerlo nunca.

Pero no es el único que ha introducido la idea de forma sutil en el imaginario público.

En el país de los cowboys, el candidato presidencial republicano Ted Cruz, no se cortó ni un pelo durante un mitin en Iowa.

Ted Cruz

Cruz, considerado por muchos como un candidato republicano mucho más sólido que el famoso y polémico Donald Trump, sugirió directamente y sin tapujos que EEUU debería lanzar bombas nucleares en los territorios de Irak y Siria controlados por militantes del Estado islámico.

“No sé si la arena puede brillar en la oscuridad, pero vamos a averiguarlo”, dijo Cruz en un mitin del Tea Party en Cedar Rapids, Iowa.

Quédense con la cara de este peligroso degenerado…dará que hablar

En referencia a dicho comentario de Cruz, un editorial del New York Times se preguntaba inocentemente sobre el significado de estas palabras. Pero el “resplandor en la oscuridad” es una frase que popularmente se refiere a las consecuencias de una detonación bomba nuclear.

Mientras la gente se distraía con los arrebatos histéricos de Trump pidiendo prohibir la entrada de musulmanes en EEUU, Ted Cruz hablaba directamente de atacarlos con armas nucleares.

En otras palabras, Cruz le estaba diciendo claramente a su belicosa audiencia que estaría dispuesto a lanzar una bomba nuclear contra objetivos estatales islámicos. Y lo hizo de forma suficientemente sutil como para no despertar inquietud entre los votantes más moderados, mientras lo soltaba a los más radicales ultraderechistas del Tea Party.

Y lo peor es que su amenaza, propia de un auténtico demente, ha pasado desapercibida en la opinión pública.

Pero Cruz no ha sido el único candidato que ha hablado de utilización de armas nucleares en la zona.

De forma muy diferente, lo hizo también la candidata favorita Demócrata, Hillary Clinton, en lo que fue considerado como un lapsus freudiano, altamente significativo.

Simplificando, podríamos definir un lapsus freudiano como “un error en el discurso que manifiesta lo que el hablante está pensando realmente”.

Hillary Clinton se encontraba en el Foro de la Brookings Institution dando un discurso, cuando tuvo que responder a una pregunta acerca de realizar una acción militar contra Irán si el país persa violaba los términos del acuerdo nuclear.

Clinton dijo: “Lo que quiero decir es que habrá consecuencias ante cualquier violación del acuerdo por parte de Irán y que la opción nuclear no está descartada en absoluto. Esa ha sido siempre mi posición”.

Bien, quizás solo sea un lapsus, pero se añade a los varios lapsus ente dirigentes que hablan de lo mismo con pocas horas de diferencia.

Y por si esto fuera poco, en el debate entre los candidatos republicanos a la presidencia de EEUU organizado por la CNN a mediados de septiembre, se les preguntó a los otros candidatos si confiarían que una persona como Donald Trump tuviera acceso a los códigos de lanzamiento nuclear de los Estados Unidos.

Todos expresaron sus dudas al respecto, de forma más o menos educada.

Lo que sí sabemos es lo que dijo Trump al respecto en una entrevista en agosto concedida al periódico The Guardian, cuando se le preguntó en qué circunstancias utilizaría un arma nuclear.

Trump se mostró prudente, sabedor de que no puede aparentar ser un loco dispuesto a iniciar una guerra nuclear. Su respuesta fue:

“Bueno, yo ni siquiera quiero hablar de esa pregunta. Esa es una pregunta muy seria. Esperemos que nunca tenga que usar un arma nuclear. Pero hay que estar preparado: el mundo nos odia”.

Esta frase de Trump puede parecer tranquilizadora, pero si se analiza con atención, es de lo más inquietante. Al insinuar que todo el mundo “odia a los EEUU”, Trump pone de manifiesto ese carácter paranoico tan típico de los norteamericanos, que se creen algo así como un pueblo excepcional y elegido al que todo el mundo quiere eliminar por pura envidia.

Y relacionar esa paranoia con el uso de armas nucleares (“hay que estar preparado: el mundo nos odia”), pone los pelos de punta. Bajo esta premisa de fondo, cualquiera que le lleve la contra a los EEUU de Trump, odiará a los Estados Unidos y corre el peligro de ser sometido nuclearmente “por pura autodefensa de EEUU”.

COMO NOS INTRODUCEN EL CONCEPTO

Pero más allá de las locuras de Trump, lo que llama la atención es que en tan pocos días, se haya empezado a poner sobre la mesa, de forma sibilina y sutil, el uso de armas nucleares en Oriente Medio contra “los terroristas”.

La clave no está en el concepto en sí (que ya estaba ahí y mucha gente hablaba de ello), sino en que empiece a explicitarse de forma pública como una idea o posibilidad por parte de los mandatarios, aunque sea negando dicha opción como ha hecho Putin.

La idea ha sido puesta en juego por varios altos cargos y una vez inoculada en el imaginario público, la idea puede ir tomando cuerpo con el paso de los meses, ya como una posibilidad real.


Recordemos cómo se introdujo la idea de que EEUU o Occidente enviara tropas sobre el terreno a Siria. El primer paso fue negar esa posibilidad de forma pública y taxativa. La negación era lo de menos: lo importante era inocular el concepto “tropas sobre el terreno” en la opinión pública como opción a considerar.

Y es que una vez se inocula el concepto, la opinión pública ya está preparada para manejarlo en sus distintas formas. La opción de enviar tropas sobre el terreno a Siria o a Irak, ya es una posibilidad.

Han pasado las semanas y EEUU sigue negando que vayan a hacerlo, pero ya han enviado a varias decenas de asesores sobre el terreno a Siria de forma oficial.

Una vez hecho esto, Kerry ya dice que sí harán falta botas sobre el terreno…pero no norteamericanas, sino de los países árabes. Antes era“no”, ahora ya es “sí, pero…”.


Ya sabemos cuál es la siguiente estación.

De momento, utilizan a los típicos esbirros secundarios que reciben el encargo de ir filtrando la idea…


Estamos a un solo paso de que algún gran mandatario diga: “se ha hecho evidente que con los bombardeos no hay suficiente, enviaremos a 2000 soldados a Siria para invadir el país y acabar con el terrorismo”

Pues bien, con la posibilidad de usar armas nucleares en Siria o Irak, se está siguiendo el mismo procedimiento de manipulación mental de la población. Por lo visto, ha empezado la primera fase de la manipulación.

Si alguien cree que es una buena idea hacer algo así, que lo piense mejor: ¿tiene sentido arrojar bombas nucleares a un grupo de terroristas sin armamento pesado y sin aviación, que como mucho disponen de lanzacohetes ligeros y anti-tanques, que viajan en Toyotas y que están constantemente mezclados entre la población?

Se mire como se mire, es un auténtico disparate.

Sea como sea, ya hemos vivido el primer paso: se ha introducido la idea…y lo han hecho tanto rusos como norteamericanos, unos negando y otros insinuando.

Estamos en los inicios de un peligroso proceso de manipulación que nos puede llevar a escenarios que en estos momentos nos parecen difíciles de concebir…

NOTA ADICIONAL DEL ROBOT: ya de paso, podríamos hacernos más preguntas.

Recordemos que el armamento más poderoso del que dispone Estado Islámico son misiles anti-tanque TOW y algun que otro Manpad para derribar helicópteros.

Se mueven rápidamente por el territorio en todoterrenos Toyota y actúan prácticamente como un ejército irregular que está básicamente mezclado entre la población.

Sabiendo esto, ¿es lógico que todas las grandes potencias militares tengan que unirse para destruir a un enemigo tan disperso y con un poder tan limitado?

¿Son realmente efectivos tantos submarinos, destructores, fragatas, cruceros lanzamisiles, portaaviones, aviación, misiles de crucero lanzados desde 500 kms, satélites, drones y otras armas altamente destructivas para derrotar a un “ejército terrorista” sin divisiones blindadas, sin sistemas de misiles, sin aviación y que apenas se aprovecha de la infraestructura civil existente?

Aquí hay algo que no encaja, ¿no?






http://elrobotpescador.com/2015/12/10/una-idea-loca-y-peligrosa-salta-a-la-luz-publica/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...