jueves, 12 de noviembre de 2015

El mapa del mundo paralelo: conozca países que no existen para la ONU

Las turbinas eólicas en Alemania / Imagen ilustrativa / Reuters / Morris MacMatzen

Las Naciones Unidas reconocen 193 Estados independientes, pero existe una larga lista de países 'fantasma' que cuentan con sus propias fronteras, monedas, leyes y gobiernos pero no gozan del reconocimiento de la ONU. El geógrafo británico Nick Middleton, de la Universidad de Oxford, ha publicado un atlas de países no reconocidos después de un extenso viaje por ambos hemisferios.

Middleton, citado por la BBC, dice que para escribir su nuevo libro, 'An Atlas of Countries that Don't Exist' ('atlas de países que no existen'), se ha orientado en el sistema de determinación de Estados elaborado en 1933, durante la Conferencia Internacional de Estados Americanos en Montevideo, Uruguay. Según la Convención de Montevideo, para convertirse en un país una región debe tener un territorio definido, una población permanente, un Gobierno y "la capacidad para relacionarse con otros Estados".

Les presentamos una lista de países de todas partes del planeta que cumplen con los requisitos necesarios para su 'legalización' pero que, sin embargo, carecen de reconocimiento oficial por parte de las organizaciones internacionales: 

1. República de Lakota

La República de Lakota está situada en el centro de EE.UU. y cuenta con una población de más de 100.000 personas. Se trata de un intento de la tribu siux lakota de recuperar el territorio sagrado de Colinas Negras, en el oeste de Dakota del Sur y el noreste de Wyoming, anexado por los colonizadores.

Aunque un juez del Tribunal Supremo de EE.UU. dictó en 1998 compensar a los siux con 600 millones de dólares, ellos rechazaron la indemnización. "Dicen que aceptar el dinero habría significado estar de acuerdo con el crimen", explicó Middleton.

Reuters / Andy Clark

2. Barotselandia 

Barotselandia es un reino africano con una población de 3,5 millones de habitantes que ha declarado su independencia de Zambia. 

3. Ogonilandia 

Es un Estado africano no reconocido que se separó de Nigeria en el año 2012. 

4. República de Murrawarri.

El Estado de Murrawarri, en la isla de Australia, se creó en 2013 después de que la tribu aborigen homónima escribiera una carta a la reina británica Isabel II solicitando que gobernara este país. Sin embargo, la delegación no recibió ninguna respuesta. El Gobierno de Australia, por su parte, tampoco ha reconocido la declaración de independencia. 

5. Hutt River

El Principado de Hutt River, que se creó en 1970, es la micronación más antigua de Australia, y se encuentra 517 kilómetros al norte de Perth. Fue establecido por Leonard George Casley cuando él y sus asociados proclamaron la secesión del estado de Australia Occidental.

6. Christiania 

La Ciudad Libre de Christiania es un barrio de Copenhague de unos 850 habitantes parcialmente autogobernado. Ocupa un área de 34 hectáreas en el barrio de Christianshavn de la capital danesa. Es famoso porque en él se permite el consumo y la venta de drogas blandas, por lo que recibe el apelativo de 'distrito verde'.



7. República de Uzupis

Es un barrio de la capital de Lituania, Vilna, conocido por su ambiente bohemio. Uzupis significa 'al otro lado del río'. El 1 de abril de 1997 el distrito, que cuenta con un Ejército de 12 personas, se declaró república independiente.

wikipedia

8. Wirtland

El primer país soberano experimental basado en Internet, Wirtland es un Estado autodeclarado pero no reconocido como entidad. Se trata de un experimento sobre la legitimidad y la autosostenibilidad de un país sin territorio.

9. El Reino Gay y Lésbico de las Islas del Mar del Coral 

Es una micronación autoproclamada no reconocida establecida por un grupo de activistas LGBT australianos como acto de protesta política.

10. Principado de Sealand

Es un Estado autoproclamado con una población de 60 personas. Sealand está situado en la plataforma marina Roughs Tower, construida por la Marina Real británica en 1942 y localizada en el mar del Norte, a 10 kilómetros de la costa de Suffolk, en el Reino Unido.

11. República Libre de Liberland 

El 13 de abril de 2015, el político euroescéptico checo Vit Jedlicka, junto con otros dos libertarios, declaró un pequeño territorio de tan solo siete kilómetros cuadrados, situado entre Serbia y Croacia, como nuevo Estado soberano y lo denominó Liberland

12. Atlantium 

Es un Estado 'no territorial' situado en una remota provincia rural de Australia. 'No territorial' significa que cualquier persona que se encuentre en cualquier parte del mundo puede convertirse en ciudadano de este país.

13. República de Molossia

La República de Molossia es una micronación que se encuentra en el estado estadounidense de Nevada y cuya creación fue anunciada por Kevin Baugh en 1999. Molossia comprende la casa de Baugh (que hace la función de Casa de Gobierno), de unos 40 metros cuadrados, así como unos 5.000 metros cuadrados de la propiedad circundante. 

14. República de Minerva

La República de Minerva fue un intento de crear una micronación en una isla artificial. Su fundador fue el millonario y activista político Michael Oliver, quien escogió los arrecifes Minerva, situados en el océano Pacífico, para establecer la república en 1972. No obstante, el proyecto quedó abandonado en 1973

15. Ladonia

Ladonia es una micronación proclamada en Suecia en 1996 como resultado de una batalla legal entre el artista Lars Viks y las autoridades locales por dos esculturas llamadas Nimis y Arx, construidas en una reserva natural de Kullaberg, en el suroeste del país.

No obstante, las autoridades consideraron que las esculturas eran en realidad edificios y exigieron su desmantelamiento. Como consecuencia, Vilks anunció la creación de la micronación de Ladonia como acto de protesta.


Publicado: 11 nov 2015 21:17 GMT
https://actualidad.rt.com/actualidad/191194-mapa-mundo-paralelo-paises-existen-onu

Los misterios de la Orden de Malta y el abismo de Salomón

Publicado el 10 nov. 2015

La orden de malta fue algo más antigua que los templarios pero contemporáneos a estos. Sus objetivos eran ayudar y defender a los peregrinos que entraban en tierra santa pero con el tiempo se volvieron una organización militar que servían exclusivamente al papado y la santa sede. Muchos directores de la CIA y presidentes de EEUU han formado parte de sus filas. De hecho hoy en día siguen existiendo y con más poder que antaño ¿Qué misterios guarda la orden de malta? También existen leyendas de una vieja cueva, el abismo de salomón, un lugar de donde extrajo hipotéticamente el materíal para construir su templo, el pilar fundamental de la masonería moderna.

http://selenitaconsciente.com/?p=220221

¿Cuáles son las artimañas de los miembros del polémico club Bilderberg entre la élite española?

El periodista, presentador de radio y televisión y escritor Gabriel Sánchez Ogáyar ha declarado a RT que el polémico club Bilderberg se posiciona y actúa enormemente en la política española y ha revelado las artimañas de las que se sirve este grupo envuelto en secretismo para perpetuarse en el poder.

Para ejemplificar cómo influye el grupo Bilderberg en la política española, el periodista Gabriel Sánchez Ogáyar utiliza el símil de un tablero de ajedrez donde todas las fichas tienen el mismo color. “Supongamos que son las blancas. ¿Quién gana la partida? Lógicamente las blancas. Ganen unas u otras todas son de un mismo color, pertenecen al mismo bando, tienen idénticos intereses y un mismo objetivo: imponer y perpetuar el capitalismo”, aseguró a RT.

Además, el experto señala que entre estas piezas hay algunas con “más valor”, por lo que gozan de un mayor movimiento (poder), mientras que los peones solamente pueden dar un paso. Estos últimos protegen a los anteriores, “abren camino y se arriesgan por las piezas más valiosas a las que sirven. Pongamos que es la prensa”. “Esas piezas de más valor son el 30% aproximadamente de las personas que van a las reuniones anuales de Bildelberg (miembros permanentes) y hay políticos, nobles, banqueros, financieros y empresarios”, sostiene.

Sánchez Ogáyar apunta que uno de los miembros permanentes españoles, además de la reina Sofía, es el periodista Juan Luis Cebrián, máximo dirigente del Grupo Prisa, quien es a su vez es el delegado de Bildelberg en España y la persona encargada de invitar a los españoles que cada año acuden al encuentro.

“Esta gente está metida en la política española creando opinión a través de los medios que la élite bancaria, como el Banco Santander o el BBVA, financia”, sostiene el escritor, quien pone como ejemplo al consejo de administración del Grupo Prisa, el cual está compuesto por varios bancos y una petrolera, entre otros. Tal y como cuenta el periodista, a su vez, estas grandes empresas “fichan como consejeros a expresidentes y exministros”, movimiento llamado ‘puerta giratoria’.

“Estos políticos, mientras están activos, benefician a las empresas en las que, una vez fuera de la política, son fichados como consejeros sin importar el partido. En él no verás a ningún representante contrario al capitalismo. A partir de aquí podemos decir que son los bancos y los grandes empresarios los que manejan a los políticos con el respaldo de la prensa en pro de sus intereses”, concluye.

Por RT

Fitch rebaja el 'rating' de Cataluña a bono basura por la declaración de independencia

La agencia de calificación considera que el enfrentamiento con el Gobierno central, debido a la declaración de independencia del pasado 9 de noviembre, complica su acceso a liquidez

El presidente de la Generalitat, Artur Mas. (EFE)


12.11.2015 – 20:38 H.

Nuevo varapalo para las cuentas de Cataluña. La agencia de calificación Fitch ha rebajado en dos escalones la nota de inversión de la deuda de Cataluña. De esta manera, pasa del grado de inversión BBB- a BB, situación de bono de alto riesgo o bono basura. 

La razón fundamental para el negativo dictamen de Fitch ha sido el enfrentamiento que se está viviendo en las últimas horas entre la comunidad autónoma y el Gobierno central de España. La agencia de calificación cree queCataluña, una región con debilidad financiera que ha tenido que acogerse al FLA (Fondo de Liquidez Autonómico) en el pasado para mantenerse a flote, puede tener problemas en el futuro. Fitch justifica esta rebaja en que la declaración de independencia del Parlament y su negativa a seguir los dictámenes del Tribunal Constitucional podría llevar al Ejecutivo de Mariano Rajoy a cerrarle el grifo de liquidez, como ya se viene especulando en los últimos días.

En su dictamen, Fitch reconoce que "el Gobierno central tiene amplios poderes para intervenir en los asuntos del Gobierno catalán. Incluye la retención de ambos fondos ordinarios y apoyo a la liquidez extraordinaria, y la suspensión de la autonomía en virtud del artículo 155 de la Constitución española y el control directo del Gobierno central".

Foto: EFE.

Al contrario de la actualización de Cataluña, Fitch mantiene el BBB- del resto de regiones españolas con dificultades de financiación en los mercados acogidas al FLA.
Una economía con fortalezas

Fitch advierte de que la región registra saldos negativos desde 2008 hasta 2014. Sin embargo, la agencia señala que la economía catalana se está recuperando más rápido que la del resto de España, con un PIB nominal que creció un 1,3% frente al 0,9% de la media nacional de 2014. En este sentido, apunta que los datos preliminares para el primer trimestre de 2015 indican que Cataluña fue una de las primeras regiones españolas con crecimiento de PIB: "La tendencia está ganando impulso y es probable que prevalezca. En esta etapa, Fitch asume que el proceso de independencia no interrumpirá la actividad económica", explica.

Foto: EFE.

Dicho lo cual, la agencia de calificación da más peso a las dificultades que se pudieran derivar de un "debil desempeño presupuestal y creciente deuda".

Finalmente, Fitch explica que la situación aún podría ir a peor y su calificación ser aún más negativa. No obstante, de normalizarse la situación, concluye, la región podría volver al grado de inversión previo al 9-N.

http://www.elconfidencial.com/economia/2015-11-12/fitch-rebaja-el-rating-de-cataluna-a-bono-basura-por-la-declaracion-de-independencia_1094667/

Como el misterioso Ovni caerá a la tierra mañana viernes 13

COMO EL MISTERIOSO OVNI CAERÁ A LA TIERRA MAÑANA VIERNES 13

Tierra está rodeada de basura espacial, pero no sabemos de donde éste proviene

El canal de internet Slooh emite un evento, coincidiendo con la llegada del misterioso objeto volador no identificado (OVNI) llamado WT1190Fantes de que termine su recorrido en el Océano Índico.

El equipo Slooh también discutirá el creciente peligro de la basura espacial en órbita alrededor de la Tierra como la cantidad deobjetos que se desploman hacia abajo aumenta.

Un portavoz de Slooh dijo: “Si bien no hay manera de saberexactamente lo que el objeto es, los científicos de la AgenciaEspacial Europea creen que es una pieza de un cuerpo de coheteque cae a la Tierra.

“El Viernes 13 va a ser una suerte para algunos científicos con la esperanza de estudiar los efectos de nuestra atmósfera sobre labasura espacial.

“Se espera que un objeto de origen desconocido se estrelle a través de la atmósfera y en las aguas de la costa de Sri Lanka el viernes temprano por la mañana, y en Slooh esperamos tener las primeras observaciones en directo.

“La basura espacial cae del cielo con bastante frecuencia, pero esta pieza ofrece a los científicos una oportunidad única para observar yentender cómo el ambiente interactúa con ellos.

“Slooh ofrecerá una emisión especial echar un vistazo a las primeras imágenes del objeto capturado cuando entra en laatmósfera, y discutir lo que estos objetos son, cómo y por quéhacemos un seguimiento de ellos, ¿qué tipo de riesgo que suponen para la gente de la Tierra y hasta en la Estación EspacialInternacional, y cómo este accidente nos puede ayudar a predecir mejor los impactos futuros “.
El impacto se produce tan sólo dos semanas después que el AsteroidePotencialmente Peligrosos 2015 TB145, o “Spooky”, pasó zumbando la Tierra el día de Halloween.TraduccionMaEl


FUENTEMaEl: 12Nov-2015 Mirror – YouTube/BPEarthWatch – El Pais

http://buscandoladolaverdad.blogspot.com.es/

Triple resplandor esmeralda sobre el cielo de Siberia

La noche de este 11 de noviembre un triple brillo verde esmeralda ha iluminado el cielo de la localidad de Chitá y sus alrededores, en la Siberia Oriental rusa.

Les ofrecemos un video del fenómeno: 

Algunos testigos que observaron la aparición de este inusual cuerpo celeste describieron en las redes sociales las emociones que les generó esta extraña visión. 

Los expertos del Centro Hidrometeorológico de Chitá no pueden explicar el suceso, ya que cuando se vislumbró el objeto celeste "el clima estaba bien" y no registraron ningún fenómeno extraño, según informa el portal zabmedia.ru

Por su parte, el servicio de prensa del Distrito Militar del Este de Rusia ha confirmado que no está realizando maniobras militares en la región de Transbaikal. 

La noche del pasado 31 de octubre se observó un suceso en Kalinigrado, otra ciudad rusa. 

Comentario: El suceso en Kalinigrado no fue uno, sino dos resplandores que se pensó tenían relación con el asteoride TB145 que se acercó a la Tierra este 31 de octubre. Es curioso que estos últimos días se hayan visto tantos bólidos entrando a la atmósfera, considerando este TB145 que pasó muy cerca de la Tierra. ¿Traería amigos?



jue, 12 nov 2015 14:52 UTC
http://es.sott.net/article/42388-Triple-resplandor-esmeralda-sobre-el-cielo-de-Siberia

Escalada militar rusa en Siria: primeros soldados voluntarios sobre el terreno

ESCALADA MILITAR RUSA EN SIRIA: PRIMEROS SOLDADOS VOLUNTARIOS SOBRE EL TERRENO


Según afirma el medio israelí DEBKAfile, tras el derribo del avión de pasajeros ruso sobre el Sinaí el pasado 31 de octubre, Moscú ha decidio liderar la ofensiva contra el Estado Islámico en Siria de forma definitiva y más decidida.

La fuerza aérea rusa está transfiriendo un gran número de helicópteros de asalto desde su enclave en la provincia de Latakia hacia dos bases aéreas sirias al este de Homs, frente a las líneas de Estado Islámico.

Desde las bases aéreas de T4 (Tyas) y Shayrat, el comando de Rusia llevará la batalla contra el Estado Islámico sobre Homs, una ciudad de un millón de habitantes y el centro de la región centro-oriental de Siria. A medida que los rusos se impliquen más en los ataques aéreos y en la ofensiva contra ISIS, saben que sus helicópteros de combate estarán más expuestos a ser derribados.

Homs estuvo bajo amenaza directa el 1 de noviembre, cuando las fuerzas de Estado Islámico capturaron el pueblo de Mahin, al sur de la ciudad, causando fuertes bajas en las filas de la Guardia Revolucionaria iraní, el ejército sirio y las fuerzas de Hezbollah.

El control de Mahin abrió el camino a que ISIS y los rebeldes sirios llegaran a los suburbios del sur de Homs y tomaran el control de la estratégica autopista M5 que conecta con la ciudad de Damasco.

Otro grupo de helicópteros de combate rusos ahora se despliegan en el Aeropuerto Militar de Hama para bloquear la ofensiva que ISIS y el Frente Nusra están preparando para lanzar en el norte de la provincia de Idlib.

Allí, las fuerzas yihadistas también han logrado avances. El 5 de noviembre, arrebataron al ejército sirio la ciudad estratégica de Morek, clave en las rutas desde el norte hasta el centro de Siria.

De acuerdo con diversos informes de inteligencia de DEBKA, desde el sur de Rusia y la península de Crimea, hay más unidades de helicópteros de combate rusos preparados para ser transferidos a Siria. Moscú está preparándose de forma evidente para tomar el relevo de los iraníes, los sirios y Hezbolá en lo que se refiere a la mayor carga militar sobre el terreno para detener nuevos avances de Estado Islámico. Se necesitan más helicópteros para apoyar esta ofensiva si se quiere avanzar en todos los frentes.

Otras fuentes de inteligencia informan que unidades rusas de “voluntarios” están organizando su partida hacia Siria desde el sur de Rusia y las zonas separatistas pro-rusas del este de Ucrania.

Su llegada a Siria profundizaría la intervención militar de Rusia en el conflicto sirio y también marcaría su primera participación masiva en los combates terrestres, aparte de las unidades de asesores militares ya reportadas y sobretodo de las fuerzas especiales Spetsnaz, que ya llevan tiempo sobre el terreno. De llegar a suceder, esto entraría en contradicción con las promesa anteriores del presidente Vladimir Putin, que había sostenido hasta ahora que no habría botas rusas sobre el terreno en Siria, exactamente igual como ha hecho el gobierno de EEUU.

Mediante esta intensificación de la guerra contra Estado Islámico, el Kremlin también impulsará su plan para una solución política de la crisis siria, que se debatirá en la próxima ronda de negociaciones en la conferencia multinacional en Viena.

NOTA DEL ROBOT: Como siempre decimos, esta noticia procede de un medio marcadamente pro-israelí, DEBKAfile, claramente tendencioso en sus puntos de vista (como sucede también con los medios pro-rusos).

Por lo tanto debe valorarse la información bajo ese prisma.

Fuente: http://www.debka.com/article/25008/Russian-military-surge-in-Syria-More-helicopters-first-%E2%80%9Cvolunteer%E2%80%9D-combatants


Aumento militar ruso en Siria: Más helicópteros y los primeros "voluntarios" combatientes

Tras el derribo del avión de pasajeros ruso sobre el Sinaí, el 31 de octubre, Moscú se puso al frente para liderar la ofensiva contra el Estado islámico en Siria. La fuerza aérea rusa transfiere un gran número de helicópteros de asalto de su enclave en la provincia de Latakia a dos bases aéreas sirias al este de Homs en el frente contra ISIS, según fuentes militares de Debkafile. 

Desde las bases aéreas T4 (Tiyas) y Shayrat, el comando de Rusia llevará la batalla contra el Estado islámico sobre Homs, una ciudad de un millón de habitantes y el centro de la Siria centro-oriental. A medida que los rusos se mueven más de los ataques aéreos a la ofensiva contra ISIS, saben que sus helicópteros de combate están expuestos a ser derribados. 

Homs estuvo bajo amenaza directa el 1 de noviembre, cuando las fuerzas del Estado Islámico capturaron el pueblo de Mahin al sur de la ciudad, reduciendo a la Guardia Revolucionaria iraní, al ejército sirio y a las fuerzas de Hezbolá e infligiendo grandes bajas por el camino. El control de Mahin abrió el camino para que ISIS y los rebeldes sirios llegaran a los suburbios del sur de Homs y para hacerse con el control de la carretera estratégica M5 que une la ciudad con Damasco. 

Otro grupo de helicópteros de combate rusos están desplegados en el Aeropuerto Militar de Hama para bloquear la ofensiva que ISIS y el Frente Al-Nusra están preparando para lanzar en el norte de la provincia de Idlib. Allí también las fuerzas yihadistas han logrado avances. El 5 de noviembre le arrebataron al ejército sirio la ciudad estratégica de Morek que controla las rutas desde el norte hasta el centro de Siria. 

De acuerdo con informes de inteligencia desde el sur de Rusia y la península de Crimea, más unidades de combate de helicópteros rusos están bajo la orden de estar preparados para su traslado a Siria. Moscú está evidentemente preparándose para tomar el relevo de los iraníes, los sirios y Hezbolá para hacerse cargo del trabajo pesado de la guerra para detener los nuevos avances de ISIS. Se necesitan más helicópteros para apoyar esta ofensiva si ha de ir hacia adelante en todos los frentes. 

Otras fuentes de inteligencia informan que unidades de "voluntarios" rusos se organizan para salir hacia Siria desde el sur de Rusia y el este de Ucrania, retirándose de luchar junto a los separatistas pro-rusos. 

Su llegada a Siria profundizará la intervención militar de Rusia en el conflicto sirio y también marcará su primera participación en el combate en tierra, lo que contradice la promesa anterior del presidente Vladimir Putin en contra de poner botas rusas sobre el terreno en Siria.

Mientras que intensifica la guerra contra ISIS, el Kremlin también está impulsando su plan para una solución política de la crisis siria, que se debatirá en la próxima conferencia multinacional en Viena. 

Este martes 10 de noviembre, una serie de medios de comunicación occidentales "revelaron" algunos de sus puntos clave, aunque el completo plan de siete puntos fue publicado por primera vez por Debkafile el 30 de octubre, bajo el título:

Revelado: El plan de paz de Rusia para Siria

1. Rusia y Washington elaboran un acuerdo para una "lista de objetivos" de las partes que están en contra de una resolución política del conflicto. Han de ser atacados conjuntamente por Estados Unidos y sus aliados y las fuerzas rusas. La propuesta no entra en la naturaleza de un mecanismo bilateral para determinar quien figura en la "lista de objetivos".

Moscú realmente preferiría que los ataques rusos y de las fuerzas aéreas de la coalición liderada por Estados Unidos no limitaran sus ataques a ISIS, sino que los extendieran también a los grupos rebeldes sirios. Rusia podría entonces refutar las acusaciones de Estados Unidos y de la OTAN de que sólo uno de cada nueve ataques aéreos rusos se dirige contra un objetivo de ISIS, con la mayoría dirigidos a los grupos rebeldes sirios.

Como DEBKA semanal informó en su edición anterior, el gobierno de Obama no rechazó a priori el proyecto de colaboración de la fuerza aérea de Estados Unidos y la de Rusia en Siria e Irak, pero pidió aclaraciones adicionales a Moscú.

2. Moscú propone un alto el fuego inmediato en todos los frentes de guerra con el ejército rebelde sirio. La propuesta no dice si se debe aplicar a las fuerzas extranjeras que luchan en el país, como el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán, Hezbolá, las milicias pro-iraníes y los propios rusos.

3. Una vez que el alto el fuego entre en vigor, todos los partidos y organizaciones que participan en la guerra seran convocados a un diálogo nacional. Esta mesa redonda tendrá tres objetivos principales:

A. La liberación de todos los prisioneros y rehenes en poder de las distintas partes.

B. Preparación de las elecciones parlamentarias y presidenciales con una amnistía general para los presos políticos.

C. Establecimiento de un nuevo gobierno comprometido con la implementación de las reformas constitucionales acordadas que se centran en la transferencia de los poderes presidenciales de Assad al primer ministro designado.

En otras palabras, a Assad no se le hará dimitir como presidente de una vez, sino que tendrá que renunciar a sus poderes presidenciales, incluyendo el control de los servicios militares y de inteligencia.

Se supone que Putin puso esta cláusula antes de que el gobernante sirio estuviera en Moscú como algo que no tenía más remedio que aceptar.

4. El presidente ruso ofrece una garantía personal de que a Assad no se le permitirá aspirar a la presidencia en las próximas elecciones, pero ha aceptado la condición del gobernante sirio de que los miembros de su familia y de la casta gobernante serán elegibles para la elección.

5. Todos los grupos rebeldes y milicias que intervienen en la ejecución del plan de Rusia serán absorbidos por los servicios militares o de otro tipo de seguridad de Siria y se colocarán bajo sus órdenes.

http://www.laproximaguerra.com/2015/11/aumento-militar-ruso-en-siria-mas-helicopteros-de-combate-y-voluntarios-combatientes.html

Espeluznante criatura encontrada por una joven en el jardín de su casa

Espeluznante criatura encontrada en una casa en San José, California, USA. Causa expectación en las redes sociales. Esta imagen perturbadora ha creado un misterio en línea.


La misteriosa criatura fue encontrada por Gianna Peponis una joven residente de California, en el jardín de su casa. Ella comenta lo siguiente:

“Esa noche escuchamos ruidos extraños en la casa, como el grito de una bestia salvaje. Fue a las 11.30 de la noche. Luego salimos y encontramos en el césped este terrible mutante. Él ya estaba muerto, – dijo en su publicación Gianna Peponis.”

Gianna Peponis, de California, dice, publicar estás imágenes de la criatura ‘No me gusta, pero tengo que publicar esto, para tratar de averiguar que es esta cosa.



China envía aviones de combate a las islas en disputa

Beijing ha desplegado aviones de combate de cuarta generación en Woody Islando, en el Mar del Sur de China.

La Fuerza Aérea del Ejército Popular ha enviado un número desconocido de aviones de combate de cuarta generación J-11BH / BHS a la isla de Woody (conocida como la isla Yongxing en chino), según informan medios chinos.

La Isla Woody, que se encuentra a 321 kilómetros al sur de la isla de Hainan, cuenta con la única pista de aterrizaje en funcionamiento en el Mar Meridional de China, aunque China está en construyendo al menos dos pistas de aterrizaje más en las Islas Spratly.


El número de aviones desplegados y su calendario de despliegue son desconocidos, aunque es poco probable que los mismos aviones permanezcan estacionados durante largos períodos de tiempo en la isla, debido a la dificultad de mantener los aviones de combate en condiciones climáticas difíciles, donde el aire salado del mar podría causar estragos en la aeronave si está estacionada allí durante largos períodos.

El J-11BH / BHS es una aeronave de un solo asiento bimotor producida por Shenyang Aircraft Corporation. Se basa en el diseño soviético Sukhoi-Dom 27.

China actualmente opera alrededor de 260 J-11 de todos los tipos.

El despliegue de aviones J-11BH / BHS será un obstáculo adicional para los aviones de vigilancia estadounidenses que se encargan de vigilar las actividades de China en el Mar Meridional.


Visto en : El Microlector

Los grandes mitos universales demuestran un antiguo conocimiento común (y III)

Por otra parte, las tradiciones escandinavas que se refieren al monstruoso lobo Fenrir, y a las violentas sacudidas experimentadas por Yggdrasil, describen el apocalipsis final en el que las fuerzas del Valhalla participan del lado del «orden» en la terrible batalla de los dioses, una batalla que culminará en una destrucción apocalíptica: “Imagino que hay 540 puertas, dentro de los muros del Valhalla; 800 guerreros traspasan cada una de esas puertas, pues se enzarzan en una guerra con el Lobo“. Este verso permite contabilizar los guerreros del Valhalla, obligándonos por unos instantes a centrar nuestra atención en su número total (540 puertas X 800 guerreros/puerta = 432.000 guerreros). Este total, está matemáticamente ligado al fenómeno de la precesión. No es probable que aparezca en la mitología escandinava por azar, sobre todo en un contexto que previamente ha especificado «una perturbación de los cielos» lo suficientemente grave para hacer que las estrellas vaguen errantes por el cielo. En la mitología nórdica, Valhalla, del nórdico antiguo Valhöll, «salón de los muertos», es un enorme y majestuoso salón ubicado en la ciudad de Asgard, gobernada por Odín. Elegidos por Odín, la mitad de los muertos en combate viajan al Valhalla tras su fallecimiento guiados por las valquirias, mientras que la otra mitad van al Fólkvangr de la diosa Freyja. En el Valhalla los difuntos se reúnen con las masas de muertos en combate conocidos como einherjer, así como con varios héroes y dioses germánicos legendarios, mientras se preparan para ayudar a Odín en el Ragnarök, la batalla del fin del mundo. Ante la gran sala, cuyo techo está cubierto con escudos dorados, se halla el árbol dorado Glasir, árbol o bosque sagrado descrito como «el más hermoso entre los dioses y los hombres», de follaje dorado y localizado en las afueras de Asgard, frente a las puertas de Valhalla. Alrededor del Valhalla moran varias criaturas, como el ciervo Eikþyrnir y la cabra Heiðrún, que pacen el follaje del árbol Læraðr. El Valhalla es descrito en la Edda poética, colección de poemas compilados en el siglo XIII a partir de fuentes tradicionales antiguas, en la Edda prosaica y en las Heimskringla, ambas escritas por Snorri Sturluson, también en el siglo XIII, y en unas estrofas de un poema anónimo del siglo X, conocido como Eiríksmál e incluido en la saga Fagrskinna, que conmemora la muerte de Erico I de Noruega. El Valhalla ha inspirado diversas obras de arte, títulos de publicaciones, a la cultura popular y se ha convertido en un término sinónimo de lugar de veneración de grandes personajes ya fallecidos. En la mitología nórdica, Ragnarök (“destino de los dioses“) es la batalla del fin del mundo. Esta batalla será emprendida entre los dioses, los Æsir, liderados por Odín, y los jotuns, liderados por Loki. No sólo los dioses, gigantes, y monstruos perecerán en esta conflagración apocalíptica, sino que casi todo en el universo será destruido. En las sociedades guerreras vikingas, el morir en batalla era un destino admirable, y esto se tradujo en la adoración de un panteón en el que los dioses mismos no son eternos, sino que algún día serán derrocados, en el Ragnarök.
En las propias sagas y poesía escáldica de los pueblos nórdicos aparecen claramente definidos los acontecimientos del Ragnarök. Se conoce quién luchará contra quién, así como los destinos de los participantes en esta batalla. El Völuspá, la primera serie del Edda poética (Edda mayor), que data desde el 1000 d. C., cuenta la historia de los dioses, desde el inicio del tiempo hasta el Ragnarök, en 65 estrofas. La Edda prosaica (Edda menor), escrita dos siglos después por Snorri Sturluson, describe en detalle qué ocurrirá antes, durante y después de la batalla. Lo que es único sobre el Ragnarök como historia apocalíptica, al estilo Armagedón, es que los dioses ya saben a través de la profecía lo que va a suceder. Saben qué avisará de la llegada del acontecimiento, quién será asesinado por quién, y así sucesivamente. Incluso saben que ellos no tienen el poder de evitar el Ragnarök. Esto está relacionado con el concepto de destino de los pueblos nórdicos antiguos. La palabra Ragnarök consta de dos partes: ragna es el plural genitivo de regin, ‘dioses‘ o ‘poderes gobernantes’, mientras que rök significa ‘destino‘. En el siglo XIII, poetas nórdicos, probablemente por cuestión de estilo, cambiaron la palabra ragnarök por ragnarökkr. El término rökkr deriva por su parte del proto-indoeuropeo reg (w) os-, ‘oscuridad, penumbra, atardecer’. La traducción alemana del vocablo ragnarökkr es Götterdämmerung, un término popularizado en el siglo XIX por Richard Wagner en su ciclo El Anillo del Nibelungo, cuya última ópera es El crepúsculo de los dioses (Götterdämmerung, en alemán). Es esencial comprender la imaginería básica del antiguo «mensaje» que Santillana y Von Dechend afirman haber descubierto. Esta imaginería transforma la luminosa bóveda de la esfera celeste en una vasta y compleja maquinaría y, al igual que una rueda de molino, esta maquinaria gira sin cesar. Su movimiento es calibrado de forma permanente por el Sol, que sale en una constelación del zodíaco, luego en otra, y así sucesivamente a lo largo del año cósmico. Los cuatro puntos clave del año son los equinoccios de primavera y otoño y los solsticios de invierno y verano. En cada punto observamos que el Sol sale en una constelación distinta. Así, si el Sol sale en Piscis en el equinoccio de primavera, como sucede en la actualidad, debe salir en Virgo en el equinoccio de otoño, en Géminis en el solsticio de invierno y en Sagitario en el solsticio de verano. En estas cuatro ocasiones, esto es exactamente lo que ha hecho el Sol durante los últimos dos mil años aproximadamente. Tal como hemos visto, sin embargo, la precesión de los equinoccios significa que el punto vernal cambiará en un futuro no lejano de Piscis a Acuario. Cuando esto ocurra, las otras tres constelaciones que marcan los tres puntos clave también cambiarán. En efecto, cambiarán de Virgo, Géminis y Sagitario a Leo, Tauro y Escorpio, casi como si el gigantesco mecanismo del cielo hubiera modificado su marcha…








Al igual que el eje de la muela de un molino, según explican Santillana y Von Dechend, el árbol Yggdrasil «representa el eje del mundo» en el arcaico lenguaje científico que ambos han identificado. Se trata de un eje que se prolonga hacia fuera, para un observador que esté situado en el hemisferio septentrional, hacia el polo norte de la esfera celeste: “Esto sugiere automáticamente un palo recto y enderezado, aunque sería una simplificación.

En el contexto mítico es mejor no pensar en el eje en términos analíticos, línea por línea, sino considerarlo, junto con el armazón al que está conectado, un todo. Así como un radio evoca de forma automática un círculo, el eje debería invocar los dos grandes y decisivos círculos sobre la superficie de la esfera, los coluros equinocciales y solsticiales“. En astronomía se llama coluro a cada uno de los dos meridianos principales de la esfera celeste, uno de los cuales pasa a través de los polos celestes y los puntos del equinoccio (coluro equinoccial), y el otro pasa a través de los polos celestes y los puntos del solsticio (coluro solsticial). Estos coluros constituyen unos aros imaginarios que se cruzan en el polo norte celeste, los cuales unen los dos puntos equinocciales en la trayectoria de la Tierra alrededor del Sol, es decir, donde se halla el 20 de marzo y el 22 de septiembre, y los dos puntos solsticiales, donde se halla el 21 de junio y el 21 de diciembre.

«La rotación del eje polar no debe separarse de los grandes círculos que se mueven junto con ella en el cielo. El entramado debe ser considerado un todo junto con el eje». Santillana y Von Dechend estaban convencidos de que aquí nos enfrentamos no a una creencia, sino a una alegoría. Insistían en que el concepto de un entramado esférico compuesto por dos aros que se cruzan suspendidos de un eje no debe en modo alguno entenderse de la forma en que la ciencia antigua entendía el cosmos, sino que debe ser visto como «un instrumento de pensamiento» destinado a concentrar las mentes de unas gentes lo bastante inteligentes para descifrar el código referente al complicado hecho astronómico de la precesión de los equinoccios. Se trata de un instrumento de pensamiento que aparece una y otra vez, bajo distintas formas, en todos los mitos de mundo antiguo.

Un ejemplo, procedente de Centroamérica (que también presenta unas analogías curiosamente simbólicas entre los mitos de la precesión y los mitos sobre catástrofes, fue resumido por Diego de Landa en el siglo XVI: “Entre la multitud de dioses que eran venerados por estas gentes [los mayas] había cuatro a quienes llamaban Bacab. Éstos, según dicen, eran cuatro hermanos que fueron colocados por Dios, cuando éste creó el mundo, en cada una de sus cuatro esquinas para que sostuvieran el cielo con el fin de impedir que se desplomara. También dicen que esos Bacabs escaparon cuando el mundo fue destruido por un diluvio“. Fray Diego de Landa Calderón (1524 – 1579) fue un misionero español de la Orden Franciscana que actuó en la provincia de Yucatán, llegando a ser obispo de la arquidiócesis de Yucatán entre 1572 y 1579. Diego de Landa llegó a Yucatán en 1549, donde ocupó el puesto de ayudante del guardián provincial en Izamal. En 1562, en su época más negra como inquisidor, Landa estableció un tribunal de la Inquisición en el poblado maya de Maní, con el propósito de poner fin a las prácticas religiosas de los mayas. De hecho, Landa sabía que a pesar de las campañas de cristianización emprendidas en la península, los indígenas seguían rindiendo culto a sus antiguas divinidades. Al establecer el tribunal en Maní, Landa comenzó a interrogar a los indígenas y a incautar sus objetos religiosos, lo que incluía no sólo imágenes sino los códices. Durante casi toda su vida, Landa se dedicó al estudio de la cultura maya, no sólo para llevar a cabo sus propósitos de evangelización, sino quizás también para tratar de compensar la valiosa información que había destruido en su época de inquisidor. En su obra recogió una gran cantidad de información sobre la historia, el modo de vida y las creencias religiosas de los mayas. También logró entender el sistema calendárico y matemático de esta civilización. La Relación de las cosas de Yucatán, escrita entre 1566 y 1568 es una obra clave para entender el mundo maya de la época de la conquista. En este libro Landa escribe sobre el descubrimiento y conquista de México, y sobre la historia y cultura maya. Aunque la lengua maya se ha seguido hablando hasta la actualidad, en el siglo XVIII desaparecieron las últimas personas capaces de entender los complejos glifos mayas. En 1862, Charles Étienne Brasseur de Bourbourg descubrió una copia del manuscrito en la biblioteca de la Real Academia de la Historia, en Madrid, y después de traducirla al francés y añadir anotaciones, la publicó en Londres y París en 1864. Brasseur de Bourbourg intentó traducir los códices mayas, pero no lo consiguió al pensar que los glifos eran un simple alfabeto. Hubo que esperar más de un siglo hasta que se consiguió descifrar por completo la escritura maya. Pero hay que reconocer que la obra de Landa, a pesar de su siniestro pasado como inquisidor, ha sido trascendental para llegar a tal conocimiento.


En opinión de Santillana y Von Dechend, los astrónomos y sacerdotes mayas no suscribían la burda idea de que la Tierra era plana y tenía cuatro esquinas. Ambos académicos afirman que la imagen de los cuatro Bacabs es utilizada como una alegoría técnica destinada a arrojar luz sobre el fenómeno de la precesión de los equinoccios. En suma, los Bacabs vienen a representar el sistema de coordenadas de una era astrológica. Representan los coluros equinocciales y solsticiales, uniendo las cuatro constelaciones en las que el Sol sigue saliendo en los equinoccios de primavera y otoño y en los solsticios de invierno y verano durante unas épocas que duran poco menos de dos mil doscientos años. Se entiende que cuando el cielo modifica su marcha, la vieja era se desmorona y nace una nueva era. Todo ello constituye una imaginería precesional. Lo que llama la atención, sin embargo, es el vínculo explícito con un desastre terrestre, en este caso un diluvio, al cual los Bacabs logran sobrevivir. Asimismo, quizá sea un detalle relevante el hecho de que los bajorrelieves de Chichén Itzá representen de forma clara a los Bacabs como unas figuras barbudas y de aspecto europeo, más bien semítico. Diríamos que parecen fenicios. En cualquier caso, la imagen de los Bacabs, ligada a numerosas referencias a las «cuatro esquinas del cielo», es solo una entre muchas que parecen haber servido como instrumentos de pensamiento respecto a la precesión. Un arquetipo entre estas imágenes es la muela de molino que se referencia en el título de la obra de Santillana, Hamlet’s Mill. Resulta que Hamlet, el personaje shakespeariano, «a quien el poeta convirtió en uno de nosotros, el primer intelectual desgraciado», oculta un pasado como figura legendaria, cuyos rasgos están preestablecidos y configurados por un antiguo mito. En todas sus numerosas encamaciones, este Hamlet sigue siendo extrañamente él mismo. El Amlodhi, o en ocasiones Amleth, tal como se llamaba en la leyenda islandesa, «muestra las mismas características de melancolía y brillante intelecto. También él es un hijo decidido a vengar a su padre que pronuncia verdades crípticas pero insoslayables; un enigmático portador de la Providencia que deberá rendirse una vez que haya cumplido su misión...». Según la imaginería de la leyenda escandinava, Amlodhi era identificado como dueño de una fabulosa muela que, en su día, molía oro, paz y abundancia.

Según muchas tradiciones, dos gigantescas doncellas, Fenja y Menja, eran las encargadas de hacer girar este inmenso artefacto, que ningún ser humano era capaz de mover. Pero algo falló y las dos gigantas se vieron obligadas a trabajar día y noche sin descanso: “Fueron conducidas a la muela, para hacer girar la piedra gris; él no les daba tregua, siempre atento al crujido de la muela. La canción de las doncellas era un alarido que rompía el silencio; «¡Baja la tolva y aligera el peso de las piedras!» Pero él las obligaba a seguir moliendo sin descanso. Soliviantadas y furiosas, Fenja y Menja esperaron hasta que todo el mundo se hubo acostado y empezaron a girar la muela a toda velocidad hasta que sus soportes aunque eran de hierro, se vinieron abajo. Inmediatamente después, en un confuso episodio, la muela fue robada por un rey marino llamado Mysinger, quien cargó la muela en su barco junto con las gigantas. Mysinger ordenó a éstas que siguieran moliendo, pero esta vez se trataba de sal. A medianoche las doncellas preguntaron a Mysinger si no estaba cansado de tanta sal, pero éste les ordenó que continuaran moliendo. Las gigantas prosiguieron con su faena, pero al poco rato el barco se hundió. Los enormes soportes de la tolva salieron despedidos; los remaches de hierro se rompieron; el eje se estremeció, y la tolva se vino abajo. Cuando alcanzó el fondo del mar, la muela continuó girando, triturando piedras y arena y creando un inmenso remolino, el maelstrom”. Tales imágenes, según declaran Santillana y Von Dechend, representaban la precesión de los equinoccios. El eje y los «soportes de hierro» de la muela simbolizan un sistema de coordenadas en la esfera celeste y el armazón de una era del mundo. En realidad, el armazón define una era del mundo. Debido a que el eje polar y los coluros forman un todo invisible, si una parte de esa estructura se mueve todo el armazón se viene abajo. Cuando ello sucede una nueva estrella polar, con sus propios coluros, debe sustituir el aparato obsoleto. Por otra parte, el torbellino maelstrom pertenece al repertorio de fábulas antiguas. Aparece en la Odisea como Charybdis en el estrecho de Mesina, y de nuevo en las culturas de los océanos índico y Pacífico. Curiosamente, aparece también una frondosa higuera a cuyas ramas se aferra el protagonista cuando el barco naufraga, ya sea Satyavrata en la India o Kae en Tonga. La persistencia del detalle descarta la invención libre. Esas leyendas han formado parte de la literatura cosmográfica desde la Antigüedad. La aparición del remolino en la Odisea de Homero, que es una compilación de mitos griegos de más de tres mil años de antigüedad, no debe sorprendernos, pues la gran muela de la leyenda islandesa aparece también allí, y en circunstancias que nos resultan familiares.


En la última noche antes de la confrontación decisiva, Ulises, resuelto a vengarse, ha desembarcado en Itaca y se oculta bajo un hechizo de la diosa Atenea, que impide que sea reconocido. Ulises ruega a Zeus que le envíe una señal que le procure aliento antes de la difícil prueba: “De inmediato Zeus lanzó unos relámpagos que iluminaron el Olimpo… y el bueno de Ulises se alegró. Una mujer que estaba moliendo emitió un presagio desde el interior de una casa cercana, donde se encontraban las muelas del pastor de la gente. Doce mujeres trabajaban en estas muelas, afanándose en moler cebada y maíz para hacer harina con la que alimentar a los hombres. Todas las demás estaban dormidas, pues habían terminado de moler el grano, pero aquélla todavía no se había retirado a descansar, pues era la más débil. Mientras seguía moliendo, dijo: «¡Ojalá que ésta sea la última vez que los enemigos de Ulises gozan de un festín en ésta casa! Me han destrozado las rodillas obligándome cruelmente a moler la cebada para hacer harina. ¡Ojalá que ésta sea su última comida!»”. Santillana y Von Dechend opinan que no es por azar que la alegoría del «orbe del cielo que gira como una piedra de molino y siempre se produce un fallo» aparezca también en la tradición bíblica de Sansón, «ciego en Gaza junto a la muela con los esclavos». Sus desalmados captores le quitan las ataduras para que los «divierta» en su templo. Pero Sansón, haciendo acopio de las últimas fuerzas que le quedan, se apoya en las dos columnas centrales de la inmensa estructura y hace que el edificio se desplome sobre toda la gente. Al igual que Fenja y Menja, Sansón consigue vengarse. El tema reaparece en Japón, en Centroamérica, entre los maorís de Nueva Zelanda y en los mitos de Finlandia. Allí la figura de Hamlet/Sansón se denomina Kullervo y la muela tiene un nombre singular: Sampo. Al igual que en el caso de Fenja y Menja, la muela es robada y cargada en un barco, y también acaba hecha añicos. Los orígenes de la palabra «Sampo» se hallan en el vocablo sánscrito skambha, que significa «pilar o poste». Y en el Atharvaveda, una de las obras literarias del norte de la India más antiguas, encontramos un himno dedicado al skambha: “En el cual reposa la Tierra, la atmósfera, el Sol, en el cual el fuego, la Luna, el Sol y el viento están fijados. El Skambha sostiene el cielo y la Tierra; el Skambha sostiene la vasta atmósfera; el Skambha sostiene las seis anchas direcciones, en el Skambha penetró toda existencia”. William Dwight Whitney (1827 – 1894), filólogo, lingüista y orientalista estadounidense, traductor del Atharvaveda, comenta: «Skambha, luz, soporte, sostén, es utilizado extrañamente en este himno como armazón del universo». Lo que se pone de relieve aquí, como en todas las alegorías, es el armazón de una era del mundo, el mismo mecanismo celestial que gira durante más de dos mil años mientras el Sol sale siempre en los mismos cuatro puntos cardinales y desplaza lentamente esas coordenadas celestes hacia cuatro nuevas constelaciones, en las que permanecerán otros dos mil años. La precesión de los equinoccios merece esa imaginería, pues, en unos intervalos muy espaciados, altera o rompe las coordenadas estabilizadoras de toda la esfera celeste.

Lo más asombroso es la forma en que la muela, que continúa sirviendo de alegoría de los procesos cósmicos, sigue reapareciendo de forma obstinada en todo el mundo, incluso donde el contexto es confuso o se ha perdido. De hecho, según Santillana y Von Dechend, no importa que el contexto se haya perdido. «El mérito particular de la terminología mítica —aseguran ambos académicos— es que puede ser utilizado como vehículo transmisor de unos conocimientos sólidos con independencia del grado de ingenio de las personas que relatan esas leyendas y fábulas». Lo que importa, dicho de otro modo, es que cierta imaginería básica perviva y continúe siendo transmitida a través de esas leyendas y fábulas, aunque éstas se aparten de la historia original. Un ejemplo de esos cambios se halla entre los indios cheroki, quienes denominan la Vía Láctea, nuestra galaxia, «por donde corrió el perro». En la Antigüedad, según la tradición cheroki, «unas gentes del sur tenían un molino de grano» del que robaban la harina una y otra vez. Al cabo de un tiempo los dueños del molino descubrieron al ladrón, un perro, el cual «echó a correr aullando hacia su hogar en el norte, con la harina cayéndole de las fauces mientras corría y dejaba tras de sí un rastro blanco», donde en la actualidad vemos la Vía Láctea, que los cheroki siguen llamando «por donde corrió el perro». En Centroamérica, uno de los muchos mitos que hacen referencia a Quetzalcóatl nos presentan a éste jugando un papel decisivo en la regeneración de la humanidad después del diluvio que destruyó al Cuarto Sol. Junto con su compañero Xolotl, una figura con cabeza de perro, desciende a los infiernos para rescatar los esqueletos de las personas que fueron víctimas del diluvio. Por fin, tras engañar a Michlantechuhtli, el dios de la muerte, Quetzalcóatl consigue rescatar los huesos y llevarlos a un lugar llamado Tamoanchan. Allí, al igual que el maíz, los huesos son triturados en una muela hasta convertirlos en polvo. Sobre este polvo los dioses derraman sangre, y crean la carne de los hombres que pertenecen a la era actual. Según una leyenda náhuatl, los dioses estaban muy contentos por haber creado la tierra, el agua, el fuego y la región de los muertos (Mictlán). Pero se dieron cuenta de que el Sol alumbraba muy poco y no calentaba. Se reunieron en consejo para crear de nuevo al sol. Tezcatlipoca se ofreció para ser el Sol y empezó a alumbrar la Tierra, comenzando el primer Sol o la primera era. Queatzalcóalt, al verlo, sintió deseos de ser él quien alumbrara al mundo así que corrió hasta donde estaba Tezcatlipoca y lo derribó del cielo con un fuerte golpe haciéndolo caer al agua. Queatzalcóalt se transformó en Sol. Este fue el segundo Sol.



Tezcatlipoca se convirtió en tigre y derribó a Queatzalcóalt de un zarpazo, éste enfurecido soltó todos los vientos y los ciclones. La gente corría asustada y los dioses los convirtieron en monos. Como ya habían inventado dos veces al hombre, estaban muy desanimados pues su proyecto no terminaba de resultar exitoso. De repente Tláloc les manifestó que él sería el sol, que él alumbraría la tierra. Este fue el tercer Sol. Todo parecía marchar bien pero, siendo Tláloc el dios de la Lluvia, hizo que cayera fuego del cielo, convirtiendo los ríos en llamas. Todo el mundo corría muerto de miedo y los dioses transformaron a las personas en aves para que se pudieran salvar. Los dioses se preguntaban qué hacer y fue cuando Queatzalcóalt propuso a Chalchiuhtlicue, diosa del Agua, para lucir como astro solar. Este fue el Cuarto sol. Tampoco dio resultado pues sólo hubo inundaciones y lluvias y los hombres solicitaban ser peces para salvarse. Los dioses los convirtieron en peces y en diversos animales acuáticos. Como llovió durante días y días, el cielo cayó sobre la tierra. Queatzalcóalt y Tezcatlipoca se convirtieron en árboles para levantarlo. Los dioses quedaron muy tristes porque habían fallado en su intento de crear al sol y en consecuencia, habían acabado con la raza humana. Santillana y Von Dechend no creen que la presencia de un personaje canino en ambas variantes del mito de la muela cósmica sea fortuita. Señalan que Kullervo, el Hamlet finlandés, también está acompañado por «un perro negro llamado Musti». Asimismo, después de su regreso a sus estados en Itaca, Ulises es reconocido de inmediato por su perro leal. Y Sansón está asociado con zorros, trescientos, para ser precisos, los cuales pertenecen a la familia de los perros. En la versión danesa de la saga Amleth/Hamlet, «Amleth siguió andando y un lobo que surgió de entre los matorrales se cruzó en su camino». Por último en una versión alternativa de la historia de Kullervo, procedente de Finlandia, el héroe es «enviado a Estonia para que ladrara debajo de la verja; ladró durante un año…». Santillana y Von Dechend creen que toda esta «imaginería canina» contiene un código antiguo, todavía sin descifrar, que emite persistentemente su mensaje de un lugar a otro. Ambos señalan este y muchos otros símbolos caninos entre una serie de «marcadores morfológicos» que han identificado y que creen que sugieren la presencia, en los mitos antiguos, de una información científica referente a la precesión de los equinoccios. Estos marcadores pueden contener unos significados o estar destinados a alertar al segmento de público al que van dirigidos de que la historia que se relata contiene datos fiables. Curiosamente, a veces pueden estar también destinados a «abrir el camino», actuando como unas vías que permiten a los iniciados seguir el rastro de la información científica de un mito a otro.

Así, aunque no aparezcan muelas ni remolinos, debemos destacar que Orion, el gran cazador del mito griego, era dueño de un perro. Cuando Orion trató de violar a la diosa virgen Artemisa, ésta extrajo un escorpión de la tierra que aniquiló a Orion y al perro. Orion fue transportado al cielo, donde se convirtió en la constelación que ostenta su nombre hoy en día. Su perro fue transformado en Sirio, estrella que pertenece a la constelación del Can Mayor. Precisamente esa misma identificación de Sirio fue hecha por los antiguos egipcios, quienes vinculaban la constelación de Orion específicamente con su dios Osiris. Por otra parte, fue en el Antiguo Egipto que el personaje del leal can celestial alcanza su elaboración mítica más plena y explícita bajo la forma de Upuaut, una divinidad con cabeza de chacal cuyo nombre significa «el que abre el camino». Si seguimos a Upuaut hasta Egipto, volvemos la mirada hacia la constelación de Orion y penetramos el potente mito de Osiris, nos hallaremos envueltos en una red de símbolos familiares. El mito presenta a Osiris como la víctima de un complot. Los conspiradores inicialmente se deshacen de él encerrándolo en una caja y arrojándolo a las aguas del Nilo. Ello recuerda los mitos de Utnapistim, Noé, Coxcoxtli, y de todos los héroes de los diluvios encerrados en sus arcas que navegan sobre las aguas del diluvio. El mito de Osiris, trata sobre el asesinato del dios Osiris, un rey-dios del Egipto primitivo, y sus consecuencias. El que asesino a Osiris, fue su hermano Seth, quien usurpó su trono, mientras que la esposa de Osiris, Isis, recuperó el cuerpo de su esposo y concibió póstumamente un hijo con él. Horus, el producto de la unión de Isis y Osiris, era un niño vulnerable protegido por su madre, ante la muerte de su padre. Luego, este se convirtió en el rival de Seth, vengando la muerte de Osiris. Este violento conflicto termina con el triunfo de Horus, que restablece el orden en Egipto después del reinado de Seth, y completa el proceso de resurrección de Osiris. El mito es esencial a las concepciones egipcias de reino y sucesión, conflicto entre el orden y el desorden y, especialmente, la muerte y el más allá. También expresa el carácter fundamental de cada una de las cuatro deidades y su centro, y muchos elementos de su culto en la religión del Antiguo Egipto derivaron de este mito. El mito de Osiris tomó su forma esencial en torno o antes del siglo XXV a. C. La mayor parte de sus elementos se originaron en ideas religiosas, pero el conflicto entre Horus y Seth puede haber sido parcialmente inspirado en una lucha regional en la historia temprana o prehistoria de Egipto. Se ha intentado discernir la naturaleza exacta de los eventos que habrían dado origen a la historia, pero no se han conseguido conclusiones definitivas.


Al inicio de la historia, Osiris gobernaba Egipto, al haber heredado el trono de sus antepasados, en un linaje que se remonta al creador del mundo, Ra o Atum. Su reina es Isis, quien, junto con Osiris y su asesino Seth, es una de las hijas del dios de la Tierra, Geb, y de la diosa del cielo, Nut. Aparece poca información sobre el reinado de Osiris en las fuentes egipcias. El núcleo del mito se refieren a su muerte y a los eventos que siguieron. Osiris está conectado con el poder de dar vida, la monarquía justa y el gobierno del maat, el orden natural ideal, cuyo mantenimiento era un objetivo fundamental en la cultura del Antiguo Egipto. Seth está asociado estrechamente con la violencia y el caos. Por tanto, el asesinato de Osiris representa la lucha entre el orden y el desorden y la interrupción de la vida por la muerte. Algunas versiones del mito proporcionan el motivo de Seth para matar a Osiris. De acuerdo a un hechizo explicado en los “Textos de las Pirámides“, Seth estaba vengándose por una patada que Osiris le dio, mientras que en un texto del Período Tardío, el resentimiento de Seth se debía a que Osiris tuvo relaciones sexuales con Neftis, la consorte de Seth y cuarta hija de Geb y Nut. El asesinato en sí es frecuentemente aludido, pero nunca claramente descrito. Los egipcios creían que las palabras escritas tenían el poder de afectar la realidad, por lo que evitaban escribir directamente sobre eventos profundamente negativos, tales como la muerte de Osiris. Algunas veces, se niega su muerte por completo, a pesar de que la mayor parte de las tradiciones sobre él dejan claro que había sido asesinado. En algunos casos, los textos sugieren que Seth tomó la forma de un animal salvaje, como un cocodrilo o un toro, para matar a Osiris. En otros dan a entender que el cadáver de Osiris fue lanzado al agua o que se ahogó. Esta última tradición es el origen de la creencia egipcia de que las personas que se hayan ahogado en el Nilo eran sagradas. Incluso la identidad de la víctima es cambiada en los textos. A veces, es el dios Haroeris, una forma mayor de Horus, quien es asesinado por Seth y, luego, vengado por otra forma de Horus, quien es el hijo de Haroeris con Isis. Para el final del Imperio Nuevo, se había desarrollado una tradición según la cual Seth cortó el cuerpo de Osiris en pedazos y los esparció por todo Egipto. Los centros de culto de Osiris en todo el país reclamaron que el cadáver, o piezas particulares de él, fueron halladas cerca de ellos. Cada una de las partes desmembradas, tantas como 42, ha sido equiparada con uno de los 42 nomos o provincias en Egipto. Por lo tanto, el dios de la realeza se convierte en la encarnación de su reino. Isis, en la forma de un pájaro, copula con el difunto Osiris. La muerte de Osiris es seguida bien por un interregno o por un periodo en el cual Seth asume la monarquía. Mientras tanto, Isis busca el cuerpo de su esposo con la ayuda de Neftis.

Durante la búsqueda de Osiris o el luto por su muerte, las dos diosas son a menudo comparadas con halcones o milanos, posiblemente debido a que los milanos viajan lejos en busca de carroña, porque los egipcios asociaron sus llamadas plañideras con el luto, o debido a la conexión de las diosas con Horus, quien es a menudo representado como un halcón. En el Imperio Nuevo, cuando la muerte y renovación de Osiris fue asociada con la crecida anual del Nilo que fertilizaba Egipto, las aguas del Nilo fueron igualadas a las lágrimas de Isis por el duelo o con los fluidos corporales de Osiris. Las diosas encontraron y restauraron el cuerpo de Osiris, con la ayuda de otras deidades, incluidos Toth, una deidad acreditada con grandes poderes mágicos y curadores, y Anubis, el dios del embalsamamiento y los ritos funerarios. Sus esfuerzos son las base mitológica para las prácticas egipcias de embalsamamiento que, al momificar los cadáveres, buscaba evitar y revertir el decaimiento que sigue a la muerte. Esta parte de la historia es a menudo extendida con episodios en que Seth y sus seguidores intentan dañar el cuerpo, e Isis y sus aliados deben protegerlo. Una vez que Osiris es hecho uno, Isis, todavía en forma de pájaro, insufla aliento y vida en su cuerpo con sus alas y copula con él. Aparentemente, el renacimiento de Osiris no es permanente y, después de este punto en la historia, solo es mencionado como el gobernante del Duat, el reino distante y misterioso de los muertos. Pero, en su breve contacto con Isis, ha concebido su hijo y legítimo heredero, Horus. Si bien el propio Osiris vive solo en el Duat, él y el reino que representa, en cierto sentido, renacerá en su hijo. El relato coherente de Plutarco, que se ocupa principalmente de esta parte del mito, difiere en muchos aspectos de las fuentes egipcias conocidas. Seth, quien Plutarco denomina «Tifón», al usar nombres griegos para muchas de las deidades egipcias, conspira contra Osiris con setenta y tres personas más. Seth tiene un cofre elaborado para adaptarse a las medidas exactas de Osiris y, luego, en un banquete, declara que va a dar el ataúd como regalo a cualquiera que encaje dentro de él. Los invitados se recuestan al interior del féretro, pero ninguno cabe dentro excepto Osiris. Cuando se acuesta en él, Seth y sus cómplices cierran de golpe la cubierta, la sellan y lo echan al Nilo. Con el cuerpo de Osiris en el interior, el ataúd flota por el mar y llega a la ciudad de Biblos, donde crece un árbol a su alrededor. El rey de Biblos hace cortar el árbol y lo convierte en un pilar para su palacio, todavía con el ataúd al interior. Isis debe remover el féretro del interior del árbol para poder recuperar el cuerpo de su esposo. Una vez retirado el féretro, Isis deja el árbol en Biblos, donde se convierte en un objeto de adoración de los locales. Este episodio, que no es conocido por fuentes egipcias, brinda una explicación etiológica para el culto de Isis y Osiris, que existía en Biblos en la época de Plutarco y posiblemente tan temprano como en el Imperio Nuevo.


Plutarco también sostiene que Seth robó y desmembró el cuerpo de Osiris solo después de que Isis lo recuperó. Entonces, Isis encontró y enterró cada pieza del cuerpo de su esposo, con la excepción del pene, que debió reconstruir con magia, debido a que el original fue comido por los peces en el río. Según Plutarco, esta es la razón por la que los egipcios tienen un tabú contra comer pescado. Sin embargo, en los registros egipcios, el pene de Osiris es hallado intacto y el único paralelo cercano a esta parte con la historia de Plutarco se encuentra en la Historia de los dos hermanos, un cuento popular del Imperio Nuevo con similitudes con el mito de Osiris. Una diferencia final en el relato de Plutarco es el nacimiento de Horus. La forma en que Horus venga a su padre ha sido concebida antes de la muerte de Osiris. Es un niño prematuro y débil, Harpócrates, que nació de la unión póstuma de Osiris con Isis. En este caso, dos de las formas separadas de Horus que existen en la tradición egipcia han recibido posiciones distinta en la versión del mito de Plutarco. En las fuentes egipcias, la embarazada Isis se esconde de Seth, para quien el niño por nacer es una amenaza, en un matorral de papiro en el delta del Nilo, mito muy parecido al de Moisés. Este lugar es llamado Akhbity, que significa «matorral de papiro del rey del Bajo Egipto» en egipcio. Los escritores griegos llaman a este lugar Khemmis e indican que se encuentra cerca de la ciudad de Buto. Pero, en el mito, la ubicación física no es importante comparado con su naturaleza como un lugar icónico de aislamiento y seguridad. La condición especial del matorral es indicado por su frecuente representación en el arte egipcio. Para la mayor parte de los eventos en la mitología egipcia, el telón de fondo es descrito o ilustrado mínimamente. En este matorral, Isis da a luz a Horus y lo cría, por lo que es denominado el «nido de Horus». La imagen de Isis amamantando a su hijo es un motivo muy común en el arte egipcio. Isis viaja por el mundo. Se muestre entre hombres ordinarios que no son conscientes de su identidad e incluso apela a estas personas en busca de ayuda. Esta es otra circunstancia inusual, para un mito egipcio. Los dioses están normalmente separados de los seres humanos. Como en la primera fase del mito, a menudo, tiene la ayuda de otras deidades, que protegen a su hijo en su ausencia. Según un hechizo mágico, siete deidades escorpión menores viajaron con Isis y la custodiaron mientras buscaba ayuda para Horus. Incluso tomaron venganza de una mujer acaudalada que había negado ayuda a Isis picándole al hijo de la mujer, con lo cual sería necesario que Isis curara al niño inocente.

En esta fase del mito, Horus es un niño vulnerable rodeado de peligros. Los textos mágicos que usan la infancia de Horus como la base para los hechizos curadores le dieron diferentes dolencias, desde picaduras de escorpión hasta simples dolores de estómago, adaptando la tradición para ajustarse a la enfermedad que cada hechizo pretendía tratar. Más comúnmente, el niño dios ha sido mordido por una serpiente, reflejando el miedo de los egipcios a sus mordeduras y el veneno resultante. Algunos textos indican que estas criaturas hostiles son agentes de Seth. Isis podía usar sus propios poderes mágicos para salvar a su hijo o podía implorar por o amenazar a deidades tales como Ra o Geb, para que lo curen. Como Isis es la doliente arquetípica en la primera parte de la historia; durante la infancia de Horus, es la madre devota ideal. Por medio de los textos sanadores mágicos, sus esfuerzos para curar a su hijo son extendidos para curar a cualquier paciente. La siguiente fase del mito comienza cuando el Horus adulto desafía a Seth por el trono de Egipto. La contienda entre ambos es, a menudo, violenta, pero es descrita como un juicio legal ante la Enéada, un grupo reunido de deidades egipcias, para decidir quién debía heredar el reino. El juez en este juicio podía ser Geb, quien, como el padre de Osiris y Seth, tuvo el trono antes que ellos, o podían ser los dioses creadores Ra o Atum, los generadores de la monarquía. Otras deidades también desempeñan roles importantes: Toth frecuentemente actúa como un conciliador en la disputa o como un asistente del juez divino, mientras que Isis usa su poder mágico y hábil para ayudar a su hijo. La rivalidad de Horus y Seth es retratada en dos formas contrastantes. Ambas perspectivas aparecen ya en los “Textos de las Pirámides“, la primera fuente del mito. Horus le clava una lanza en Seth, quien aparece en forma de hipopotamo, mientras Isis observa. La batalla divina envuelve muchos episodios. Las contiendas describen a los dos dioses apelando a otros dioses para arbitrar las disputas y compitiendo en diferentes tipos de concursos para determinar un vencedor. Horus vence repetidamente a Seth y es apoyado por la mayoría de las otras deidades. Aun así, la disputa continúa por ochenta años más, debido a que el juez, el dios creador, favorece a Seth. En los textos de rituales posteriores, el conflicto se caracteriza por una gran batalla involucrando a los dos dioses y a sus seguidores. La disputa en el reino divino se extiende más allá de los dos combatientes. En algún punto, Isis intenta arponear a Seth mientras él se encuentra luchando contra su hijo, pero por accidente el daño lo recibe Horus, quién en una ataque de ira le corta la cabeza a su madre. Toth remplaza la cabeza de Isis con la de una vaca, dando así el origen mítico del tocado con cuernos que Isis comúnmente usa. En algunas versiones, Seth justifica ataques posteriores hacia Horus como castigo la violencia hacia su madre por parte del joven dios.



Otro elemento familiar es la clásica imagen precesional del árbol del mundo. El mito nos dice que Osiris, que seguía encerrado en su cofre, es arrastrado mar adentro y llega a Biblos. Las olas lo depositan con suavidad entre las ramas de un tamarisco, el cual crece rápidamente y alcanza un espléndido tamaño, encerrando el cofre dentro de su tronco. El rey del país, que admira mucho el tamarisco, lo tala y con la parte que contiene a Osiris confecciona un pilar de techo para su palacio. Después Isis, esposa de Osiris, retira el cuerpo de su marido del pilar y lo lleva de regreso a Egipto para que renazca de nuevo. El mito de Osiris comprende también ciertos números clave. Ya sea por azar o de forma intencionada, esos números dan acceso a una «ciencia» de precesión. Aunque no aparece una muela propiamente dicha, muchos bajorrelieves del Antiguo Egipto representan dos de los personajes principales del mito de Osiris, Horus y Seth, haciendo girar un gigantesco «molinillo». De nuevo un símbolo clásico de la precesión. La arqueóloga-astrónoma Jane B. Sellers, que estudió Egiptología en el Instituto Oriental de la Universidad de Chicago, es una de las pocas expertas reconocidas que ha puesto a prueba la teoría propuesta por Santillana y Von Dechend en Hamlet’s Mill. Ha sido alabada por haber hecho hincapié en la necesidad de utilizar la astronomía, y en concreto la precesión, para el estudio riguroso del Antiguo Egipto y su religión. Según Sellers: «La mayoría de arqueólogos no comprenden el fenómeno de la precesión, lo cual incide en sus conclusiones respecto a los mitos antiguos, los dioses antiguos y las alineaciones de los templos antiguos. Para los astrónomos la precesión es un hecho sólidamente establecido. Los que trabajan en el campo del hombre antiguo tienen la responsabilidad de alcanzar un conocimiento profundo de la precesión». Según el argumento de Sellers, que aparece expresado de modo elocuente en su último libro, The Death of Gods in Ancient Egypt, el mito de Osiris pudo haber estado deliberadamente codificado en un grupo de números clave que constituyen un «lastre» en lo que concierne a la narración, pero que ofrecen un cálculo eterno mediante el cual es posible obtener unos valores extraordinariamente exactos respecto a lo siguiente: “El tiempo requerido para que el bamboleo precesional de la Tierra haga que la posición de la salida del Sol en el equinoccio vernal se desplace un grado a lo largo de la eclíptica (en relación con el fondo estelar); El tiempo requerido para que el Sol pase a través de un segmento zodiacal completo de treinta grados; El tiempo requerido para que el Sol pase a través de dos segmentos zodiacales completos (lo cual totaliza sesenta grados);El tiempo requerido para que se produzca el Gran Retorno, es decir, para que el Sol se desplace trescientos sesenta grados a lo largo de la eclíptica, realizando un ciclo completo precesional o Gran Año“.

Los números precesionales que Sellers pone de relieve en el mito de Osiris son: 360, 72, 30 y 12. La mayoría de ellos se encuentra en una sección del mito que nos ofrece detalles biográficos sobre los diversos personajes. Éstos han sido convenientemente resumidos por E. A. Wallis Budge, ex conservador de Antigüedades Egipcias en el Museo Británico. La diosa Nut, esposa del dios del sol, Ra, era amada por el dios Geb. Cuando Ra descubrió la intriga maldijo a su esposa y declaró que no pariría un hijo en ningún mes del año. Entonces el dios Toth, que también amaba a Nut, disputó una partida de damas con la Luna y ganó a ésta cinco días completos, los cuales añadió a los 360 días en los que consistía el año. El primero de estos cinco días nació Osiris; y en el momento de nacer se oyó una voz que proclamaba el nacimiento del Señor de la Creación. En otras partes el mito nos informa que el año de 360 días consiste en «12 meses, cada uno de los cuales está formado por 30 días». Y en términos generales, según observa Sellers, «se utilizan frases que encierran unos cálculos mentales rápidos y sencillos y revelan una gran atención a los números». Hasta aquí hemos obtenido tres de los números precesionales de Sellers: 360, 12 y 30. El cuarto número, que aparece más adelante, es sin duda el más importante. La perversa deidad llamada Seth encabezó un grupo de conspiradores en una conjura para asesinar a Osiris. El número de los conspiradores era curiosamente 72. Con este número en la mano, según sugiere Sellers, estamos en disposición de poner en marcha una serie de conclusiones importantes: “12 = número de constelaciones del zodíaco; 30 = número de grados asignados a lo largo de la eclíptica a cada constelación zodiacal; 72 = número de años requeridos para que el Sol equinoccial complete un desplazamiento precesional de un grado a lo largo de la eclíptica; 360 = cifra total de grados en la eclíptica; 72 X 30 = 2.160, número de años requeridos para que el Sol complete un pasaje de 30 grados a lo largo de la eclíptica, es decir, para que atraviese cualquiera de las doce constelaciones zodiacales; 2.160 X 12 = 25.920, número de años en un ciclo precesional completo o Gran Año, y por ende el número total de años requeridos para que se produzca el Gran Retorno. Aparecen también otras cifras y combinaciones de cifras, por ejemplo: 36 = el número de años requeridos para que el Sol equinoccial complete un desplazamiento precesional de medio grado a lo largo de la eclíptica; 4.320 = número de años requeridos para que el Sol equinoccial complete un desplazamiento de 60 grados, es decir, dos constelaciones zodiacales“. Éstos, según afirma Sellers, constituyen los ingredientes básicos de un código precesional que aparece una y otra vez, con asombrosa persistencia, en los mitos antiguos y en la arquitectura sagrada.


En común con buena parte de la numerología esotérica, se trata de un código que nos permite desplazar unos puntos decimales a la izquierda o la derecha, según deseemos, y utilizar prácticamente cualquier combinación concebible, permutación, multiplicación, división y fracción de los números esenciales, los cuales se hallan relacionados precisamente con el ritmo de precesión de los equinoccios. El número más importante del código es el 72. A éste se añade con frecuencia el 36, totalizando 108, y podemos multiplicar 108 por 100 para obtener 10.800 o dividirlo por 2 para obtener 54, que luego puede ser multiplicado por 10 y expresado como 540, o como 54.000, como 540.000, como 5.400.000, etc. No menos significativo es el 2.160, el número de años requeridos para que el punto equinoccial transite por una constelación zodiacal, que en ocasiones es multiplicado por 10 y por factores de diez, lo cual arroja 216.000, 2.160.000, etc., y otras por 2 para obtener 432.000, 4.320.000, etc.. Si Sellers está en lo cierto con su hipótesis de que los cálculos necesarios para producir estos números fueron codificados deliberadamente en el mito de Osiris, a fin de transmitir una información precesional a los iniciados, nos hallamos sin duda ante una curiosa anomalía. Si conciernen realmente a la precesión, los números se hallan fuera de lugar en el tiempo. La ciencia que contienen es demasiado avanzada para que fueran calculados por una civilización antigua conocida en la Historia. No olvidemos que se producen en un mito que está presente en los mismos albores de la escritura en Egipto. Ciertos elementos de la historia de Osiris se hallan en los Textos de las Pirámides, que datan del 2450 a. C., en un contexto que sugiere que ya entonces eran muy antiguos. Hiparco, el presunto descubridor de la precesión que vivió en el siglo II a. C., propuso un valor de 45 o 46 segundos de arco con respecto a un año de movimiento precesional. Estas cifras arrojan como resultado un desplazamiento de un grado sobre la eclíptica en 80 años, a 45 segundos de arco por año, y en 78,26 años a 46 segundos de arco por año. La cifra real, según los cálculos de la ciencia actual es de 71,6 años. Si la teoría de Sellers es correcta, por tanto, los números de Osiris, que arrojan un valor de 72 años, son considerablemente más precisos que los de Hiparco. Es más, dentro de los evidentes límites que impone la estructura narrativa, es difícil concebir una mejora en la cifra de 72 años, aun cuando la cifra más precisa fuera conocida por los antiguos creadores de mitos. Es imposible insertar 71,6 conspiradores en una historia, pero 72 encajan holgadamente. Trabajando a partir de esta cifra redonda, el mito de Osiris es capaz de arrojar un valor de 2.160 años con respecto al desplazamiento precesional a través de una casa completa del zodíaco. La cifra correcta, según los cálculos actuales, es de 2.148 años. Las cifras de Hiparco nos permiten calcular 25.920 como el número de años requeridos para que se complete un ciclo completo precesional a través de doce casas del zodíaco. Hiparco no nos da ni 28.800 ni 28.173,6 años. La cifra correcta, según los cálculos actuales, es 25.776 años. Los cálculos de Hiparco con respecto alGran Retorno, por tanto, presentan un desfase de unos tres mil años. Los cálculos de Osiris se apartan de la cifra real en sólo ciento cuarenta y cuatro años, posiblemente debido a que el contexto narrativo obligó a redondear la cifra base del valor correcto de 71,6 a la cifra más manejable de 72.

Todo ello, sin embargo, suponiendo que Sellers esté en lo cierto al deducir que los números 360, 72, 30 y 12 no aparezcan en el mito de Osiris por azar sino que fueron colocados allí por gentes que comprendían y habían medido correctamente la precesión. Pero el mito de Osiris no es el único que incorpora el cálculo de la precesión. Los números relevantes aparecen reiteradamente en variadas formas, múltiplos y combinaciones, en todo el mundo antiguo. Tenemos, como ejemplo, el mito escandinavo de los 432.000 guerreros que salieron del Valhalla para luchar contra «el Lobo». Si examinamos de nuevo el mito comprobaremos que contiene varias permutaciones de «números precesionales». Asimismo, las antiguas tradiciones chinas que se refieren a un cataclismo universal fueron escritas en un inmenso texto consistente precisamente en 4.320 volúmenes. A miles de kilómetros de distancia, ¿es posible considerar una mera coincidencia el hecho de que el historiador babilonio Beroso, en el siglo III a. C., atribuyera un reinado total de 432.000 años a los reyes míticos que gobernaron la tierra de Sumer antes del diluvio? ¿Es también una coincidencia que Beroso asignara 2.160.000 años al período «entre creación y catástrofe universal»? Visto lo cual cabe preguntarse si los mitos de antiguos pueblos amerindios, como los mayas, también contienen o permiten computar números como 72, 2.160, 4.320, etc. Pero por culpa de los conquistadores y a los celosos frailes españoles que destruyeron gran parte del patrimonio tradicional de Centroamérica, no podremos averiguarlo. Lo que sí podemos afirmar, no obstante, es que los números relevantes aparecen, con una profusión relativa, en el calendario maya de la Cuenta Larga. Los números necesarios para calcular la precesión se hallan allí en las siguiente fórmulas: 1 Katun = 7.200 días; 1 Tun = 360 días; 2 Tuns = 720 días; 5Baktuns = 720.000 días; 5 Katuns = 36.000 días; 6 Katuns = 43.200 días; 6 Tuns = 2.160 días; 15 Katuns = 2.160.000 días. Por otra parte, el código de Sellers no se circunscribe a la mitología. En las selvas de Camboya, el complejo del templo de Angkor da la impresión de haber sido construido expresamente como una metáfora precesional. Por ejemplo, posee cinco puertas a cada una de las cuales conduce un camino que atraviesa un foso infestado de cocodrilos que rodea todo el yacimiento. Cada uno de estos caminos está bordeado por una hilera de gigantescas figuras de piedra, 108 por avenida, 54 en cada lado, en total 540 estatuas, y cada hilera exhibe una enorme serpiente Naga. Por otra parte, tal como observan Santillana y Von Dechend enHamlet’s Mill, las figuras no «sujetan» a la serpiente, sino que parecen «tirar» de ella, lo cual indica que las 540 estatuas están «removiendo el Océano Lácteo». Toda Angkor «constituye un modelo de colosales dimensiones basado en la fantasía e incongruencia típicamente hindúes» para expresar la idea de la precesión.


Lo mismo puede decirse del templo de Borobudur, en Java, con sus 72 stupas, y quizá también de los megalitos de Balbek, en el Líbano, que según los expertos constituyen los bloques tallados en piedra más grandes del mundo. Muy anteriores a las estructuras romanas y griegas que se hallan en el yacimiento, los tres que componen el llamado trilito tienen una altura equivalente a un edificio de cinco pisos y cada uno pesa más de 600 toneladas. Hay un cuarto megalito que mide casi 24 metros de altura y pesa 1.100 toneladas. Curiosamente, estos gigantescos bloques fueron cortados, tallados perfectamente y transportados a Balbek desde una cantera que estaba situada a muchos kilómetros de distancia. Por último fueron hábilmente incorporados, a una altura de varios metros sobre el suelo, a los muros de contención de un magnífico templo. Este templo estaba rodeado de 54 columnas de tamaño y peso descomunal. En el subcontinente de la India, donde la constelación de Orión se denomina Kal-Purush, que significa «Tiempo-Hombre», los números de Sellers referentes a Osiris se transmiten a través de diversos medios en una forma que es muy difícil de atribuir al azar. Por ejemplo, el Agnicayana, el altar del fuego hindú, consta de 10.800 ladrillos. En el Rigveda, el texto védico más antiguo y una auténtica mina de mitología hindú, hay 10.800 estrofas. Cada estrofa está formada por 40 sílabas, de modo que toda la composición consiste en 432.000 sílabas ni más, ni menos. Y en la estrofa 164 del primer volumen del Rigveda, leemos «la rueda de 12 radios en la que están establecidos 720 hijos de Agni». En la cábala hebrea aparecen 72 ángeles a través de los cuales aquellos que conocen sus nombres y números pueden acceder, o invocar, a los Sephiroth o poderes divinos. La tradición rosacruz se refiere a ciclos de 108 años (72 más 36) según los cuales la secreta hermandad deja sentir su influencia. Asimismo, el número 72 y sus permutaciones y subdivisiones revisten una gran importancia para las sociedades secretas chinas conocidas como las tríadas. Un antiguo ritual requiere que cada candidato para ser iniciado satisfaga una cuota que comprende “«360 en metálico para “confeccionar ropa”, 108 en metálico “para la bolsa”, 72 en metálico para «el curso de instrucción», y 36 en metálico para decapitar al “sujeto traidor”»”. El «metálico», la vieja y universal moneda china de latón con un orificio cuadrado en el centro, ya no está en circulación, pero los números transmitidos por el ritual desde tiempos inmemoriales han sobrevivido. Así, en la moderna Singapur, los candidatos para formar parte de una tríada pagan una cuota de entrada que es calculada según sus circunstancias económicas, pero que consiste siempre en múltiplos de 1,80 dólares, 3,60 dólares, 7,20 dólares, 10,80 dólares, y, por tanto, 18 dólares, 36 dólares, 72 dólares, 108 dólares, o 360 dólares, 720 dólares, 1.080 dólares, etc.

De todas las sociedades secretas, la más misteriosa y arcaica es sin lugar a dudas la Liga Hung, que según los expertos constituye «la depositaría de la antigua religión de los chinos». Muchos de los símbolos adoptados por la Tríadas tienen un fuerte origen en el Budismo y se han inspirado en la tradición china. Ppor ejemplo, un signo importante es el del Cielo y la Tierra, que se realiza señalando al cielo con una mano y con la otra a la tierra. Este símbolo es muy semejante al que aparece en algunas representaciones de Buda. En un rito de iniciación Hung, el neófito es sometido a una sesión de preguntas y respuestas: “P. ¿A quién has visto durante tu paseo? R. Vi dos macetas que contenían plantas de bambú rojo. P. ¿Sabes cuántas plantas había? R. En una maceta había 36 y en la otra 72 plantas, en total 108. P. ¿Te llevaste algunas plantas a casa? R. Sí, me llevé 108 plantas a casa. P. ¿Puedes demostrarlo? R. Puedo demostrarlo con un verso. P. ¿ Qué dice ese verso ? R. El bambú rojo de Cantón es muy raro en el mundo. En las arboledas hay 36 y 72. ¿ Hay alguien en el mundo que conozca el significado de esto? Si nos aplicamos, descubriremos el secreto“. La atmósfera de intriga que genera ese párrafo se ve acentuada por el reticente comportamiento de los miembros de la Liga Hung, una organización que en muchos aspectos se parece a la orden europea medieval de los templarios y los grados superiores de la masonería francesa. Otro detalle interesante es que el carácter chino Hung, compuesto por agua y muchos, significa inundación, es decir, el diluvio. Regresemos de nuevo a la India y examinemos el contenido de las sagradas escrituras conocidas como Puranas. Estas se refieren a «cuatro eras de la Tierra», llamadas Yugas, que juntas equivalen a 12.000 años divinos. Las respectivas duraciones de estas épocas, en años divinos, son Krita Yuga = 4.800; Treta Yuga = 3.600; Dav-para Yuga = 2.400; Kali Yuga = 1.200. El Puranas también nos dice que «un año de los mortales equivale a un día de los dioses». Por otra parte, y exactamente igual que en el mito de Osiris, comprobamos que el número de días en los años tanto de los dioses como de los mortales ha sido fijado de forma artificial en 360, de modo que un año de los dioses equivale a 360 años de los mortales. La Kali Yuga, por tanto, que consiste en 1.200 años de los dioses, posee una duración de 432.000 años mortales. Una Mahayuga, o Gran Era, compuesta por 12.000 años divinos contenidos en las cuatro Yugas menores, equivale a 4.320.000 años de los mortales. Un millar de Mahayugas, que constituyen un Kalpa, un Día de Brahma, se prolongan a lo largo de 4.320.000.000 años ordinarios, procurándonos de nuevo los dígitos para realizar unos cálculos precesionales básicos.


Por otro lado, existen los Manvantaras, períodos de Manu, a propósito de los cuales las escrituras nos dicen que «durante cada Manvantara transcurren unos 71 sistemas de cuatro Yugas». Recordemos que el desplazamiento de un grado en el movimiento precesional requiere 71,6 años, un número que en la India puede redondearse hasta «aproximadamente 71» del mismo modo que en el Antiguo Egipto se redondeaba a 72. La Kali Yuga, con una duración de 432.000 años mortales, es precisamente la nuestra. «En la Era Kali —según afirman las escrituras— prosperará la decadencia, hasta que la raza humana se halle próxima a su desaparición». Se dice que fue un perro el que nos llevó a estos tiempos de decadencia. Esto es así por Sirio, la estrella que pertenece al Can Mayor y está situada junto al talón de la gigantesca constelación de Orión, que se yergue en los cielos sobre Egipto. En esa tierra, como hemos visto, Orión es Osiris, el dios de la muerte y la resurrección, cuyos números son 12, 30, 72 y 360. Pero ¿acaso el azar puede explicar el hecho de que estos y otros enteros relativos a la precesión aparezcan continuamente en diversos lugares del mundo en unas mitologías que, en principio, no se hallan relacionadas entre sí? Santillana, Von Dechend, Jane Sellers y muchos otros expertos descartan que sea algo fortuito, y aducen que la persistencia del detalle indica una inteligencia guía. Si están equivocados, debemos hallar otra explicación que justifique el hecho de que unos números tan específicos e interrelacionados, cuya única función evidente es calcular la precesión, hayan conseguido por azar dejar su impronta en la cultura humana. Pero supongamos que no se equivocan. Supongamos que existía una mano que movía los hilos. Tomemos el caso del perro, o chacal, o lobo, o zorro. La forma sutil en que este canino se desliza de mito en mito no deja de resultar singular y desconcertante al mismo tiempo. Tras dejar que el perro Sirio nos abriera el camino, se nos ofrecieron los números necesarios para calcular la precesión con mayor o menor exactitud. Sirio, en su eterna posición junto al talón de Orión, no es el único personaje canino que acompaña a Osiris. Isis buscó el cadáver de su marido después de que éste fuera asesinado por Seth, quien, curiosamente, también era hermano de Isis y Osiris. En su búsqueda, según la antigua tradición, Isis contó con la ayuda de unos perros, en algunas versiones unos chacales. Asimismo, los textos mitológicos y religiosos de todos los períodos de la historia egipcia afirman que el dios-chacal Anubis cuidó del espíritu de Osiris después de su muerte y le sirvió de guía a través del más allá. Algunos grabados que han sobrevivido muestran a Anubis con un aspecto prácticamente idéntico al de Upuaut, «el que abre el camino». Por último, se cree que Osiris asumió la forma de un lobo cuando regresó del más allá para ayudar a su hijo Horus en la batalla decisiva que éste libró contra Seth.

A veces tenemos la extraña sensación de ser manipulados por una inteligencia antigua que ha hallado el medio de llegar a nosotros a través de los tiempos, y que, por alguna razón, nos presenta un enigma para que lo resolvamos mediante el lenguaje del mito. Si sólo aparecieran perros de forma reiterada, sería muy fácil descartar estas extrañas intuiciones. Es más probable que el fenómeno de los perros responda a una coincidencia que a otros elementos incorporados al mito. Pero no se trata sólo de perros. Los caminos entre los dos mitos de Osiris y la muela de Amlodhi, tan distintos entre sí, aunque ambos parecen contener unos datos científicos fidedignos sobre la precesión de los equinoccios, permanecen abiertos en virtud de otro curioso factor común. En concreto, unas relaciones familiares. Amlodhi/Amleth/Hamlet siempre es un hijo que venga la muerte de su padre atrapando y matando al asesino. El asesino, por lo demás, siempre es el hermano del padre, o sea el tío de Hamlet. Esta es precisamente la trama del mito de Osiris. Osiris y Seth son hermanos. Seth asesina a Osiris, y Horas, el hijo de Osiris, se venga matando a su tío. Otro aspecto interesante es que con frecuencia el personaje de Hamlet mantiene relaciones incestuosas con su hermana. En el caso de Kullervo, el Hamlet finlandés, hay una conmovedora escena en la que el héroe, a su regreso tras una larga ausencia, se encuentra en el bosque a una doncella que recoge bayas. Ambos jóvenes yacen juntos. Más tarde descubren que son hermanos. La doncella se suicida ahogándose. Después, con «el perro negro Musti» pegado a sus talones, Kullervo entra en el bosque y se arroja sobre su espada. En el mito egipcio de Osiris no hay suicidios, pero sí un incesto entre Osiris y su hermana Isis. De su unión nace Horus, el vengador. Así pues, parece razonable preguntar qué explicación tienen esas series de mitos que parecen girar en torno a temas diversos pero que cada uno de ellos es capaz de arrojar luz sobre el fenómeno de la precesión de los equinoccios. Asimismo nos debemos preguntar porque incluyen todos ellos unos perros y unos personajes curiosamente propensos al incesto, al fratricidio y a la venganza. Estos recursos literarios idénticos, que aparecen de forma reiterada en contextos tan distintos, no creemos sean fruto de la casualidad. Asimismo podemos preguntarnos quiénes fueron los autores y creadores de este rompecabezas, y qué motivos los impulsaron a crearlo. Quienesquiera que fuesen, debían de ser lo suficientemente inteligentes para observar el avance infinitesimal del movimiento precesional a lo largo de la eclíptica y establecer su ritmo en un valor asombrosamente parecido al que ha obtenido la tecnología moderna.

Por tanto, se deduce que estamos hablando de un pueblo en extremo civilizado y de un alto nivel científico. Por otra parte, debieron de haber vivido en la Antigüedad remota, porque sabemos con certeza que la creación y difusión del legado común de los mitos precesionales a ambos lados del Atlántico no ocurrió en tiempos históricos. Por el contrario, la evidencia sugiere que todos esos mitos eran ya muy antiguos cuando se inició lo que llamamos Historia, hace unos cinco mil años. En distintas épocas, en distintos continentes, las leyendas antiguas podían ser relatadas una y otra vez de variadas formas, pero conservando siempre su simbolismo esencial y transmitiendo los datos precesionales codificados para los que estaban programadas desde el principio. No obstante, nos podemos preguntar por el fin que tenían estas informaciones codificadas. Los largos y lentos ciclos de precesión no se limitan en sus consecuencias a una imagen cambiante del cielo. Este fenómeno celestial, consecuencia del bamboleo del eje terrestre, incide de forma directa sobre la Tierra. De hecho, éste parece ser uno de los principales factores correlativos en la repentina aparición de los períodos glaciales y su no menos repentina y catastrófica decadencia. Es comprensible que una enorme cantidad de mitos que se hallan diseminados por el mundo entero describan unas catástrofes geológicas con todo detalle. La humanidad sobrevivió al horror del último período glacial, y la fuente más plausible de nuestras tradiciones de diluvios y heladas, vulcanismo y terremotos devastadores se encuentra en las tumultuosas convulsiones que se desencadenaron durante el gran deshielo ocurrido entre el 15.000 y el 8.000 a. C. El retroceso de las masas de hielo, y el consiguiente aumento entre noventa y ciento veinte metros en los niveles del mar, se produjo sólo unos miles de años antes del inicio del período histórico. Por tanto, no es de extrañar que nuestras civilizaciones primitivas conservaran recuerdos del gran cataclismo que había aterrorizado a sus ancestros. Más difícil de explicar es la forma singular pero evidente en que los mitos del cataclismo tienen la inteligente impronta de una mano guía. El grado de convergencia entre esas antiguas leyendas a menudo es lo suficientemente asombroso para suscitar la sospecha de que todas fueron escritas por el mismo autor. Tal vez ese autor tiene que ver con la extraordinaria divinidad, o superhombre, al que se refieren muchos de los mitos. Blanco y con barba, Osiris es la manifestación egipcia de esta figura universal, y quizá no sea casual que una de las primeras acciones por las que es recordado en el mito sea la abolición del canibalismo entre los habitantes primitivos del valle del Nilo. Según dicen, Viracocha, en Sudamérica, inicio su misión civilizadora inmediatamente después de un gigantesco diluvio; Quetzalcóatl, el descubridor del maíz, llevó los beneficios de las cosechas, las matemáticas, la astronomía y una cultura refinada a México después de que el Cuarto Sol hubiera sido destruido por un terrible diluvio.


Tal vez estos extraños mitos contengan información sobre unos encuentros entre diversas tribus del paleolítico que sobrevivieron al último período glacial y una civilización superior que aún no ha sido identificada y que pasó a través de la misma época. Si el «mensaje precesional» identificado por expertos como Santillana, Von Dechend y Jane Sellers constituye realmente un intento deliberado de comunicarse con una antigua civilización perdida, ¿por qué no fue escrito para que nosotros lo halláramos? ¿No habría resultado más sencillo eso que codificarlo en los mitos? No obstante, supongamos que sea cual fuere el mensaje escrito éste hubiera sido destruido o hubiera desaparecido con el paso de los siglos. O supongamos que el lenguaje en el que fue escrito cayera posteriormente en el olvido, como sucedió con la enigmática escritura del valle del Indo, la cual ha sido estudiada a conciencia durante más de medio siglo pero hasta ahora ha resistido todos los intentos de ser descifrada. Es evidente que en tales circunstancias un legado escrito al futuro no tendría ningún valor, puesto que nadie sería capaz de comprenderlo. Lo que uno utilizaría, por tanto, sería un lenguaje universal, un lenguaje que resultara comprensible para cualquier sociedad tecnológicamente avanzada en cualquier época, incluso al cabo de mil o diez mil años. Este tipo de lenguaje no abunda, pero las matemáticas es uno de ellos, y la ciudad de Teotihuacán puede ser la tarjeta de visita de una civilización perdida, escrita en el lenguaje eterno de las matemáticas. Los datos geodésicos, referentes a la situación exacta de unos puntos geográficos fijos y a la forma y tamaño de la Tierra, también serían válidos y reconocibles al cabo de miles de años, y podrían ser convenientemente expresados por medio de la cartografía o en la construcción de gigantescos monumentos geodésicos como la Gran Pirámide de Egipto. Otra constante que observamos en nuestro sistema solar es el lenguaje del tiempo, tal como los grandes pero regulares intervalos calibrados por el avance infinitesimal del movimiento precesional. Ahora, o dentro de diez mil años, un mensaje que emite números como 72 o 2.160 o 4.320 o 25.920 resultaría de inmediato inteligible para cualquier civilización que poseyera un modesto talento para las matemáticas o la capacidad de detectar y medir el movimiento casi imperceptible de marcha atrás que parece realizar el Sol a lo largo de la eclíptica sobre el telón de fondo de unas estrellas fijas, 1º al cabo de 71,6 años, 30° al cabo de 2.148 años, etc.

La sensación de que existe una correlación se ve reforzada por otro elemento que, si bien no es tan firme ni definitivo como el número de sílabas en el Rigveda, sí parece relevante. Los mitos referentes a cataclismos globales y a la precesión de los equinoccios aparecen con frecuencia interrelacionados a través de un simbolismo compartido. Existe una detallada interconexión entre estas dos categorías de tradición, las cuales exhiben por otra parte las huellas reconocibles de un propósito consciente. Lógicamente, por tanto, uno siente deseos de comprobar si existe una conexión importante entre la precesión de los equinoccios y las catástrofes globales. Aunque parecen hallarse implicados distintos mecanismos de carácter astronómico y geológico, y aunque no todos ellos son perfectamente comprendidos, el caso es que el ciclo de precesión presenta una marcada correlación con el inicio y la desaparición de los períodos glaciales. Es preciso que coincidan varios factores desencadenantes, por lo que de una era astronómica a otra no están implicados todos los cambios. No obstante, es un hecho aceptado que la precesión ejerce un fuerte impacto en la glaciación y la desglaciación, en unos intervalos muy espaciados. Estos conocimientos no fueron establecidos por nuestra ciencia hasta finales de 1970. Sin embargo, la evidencia que ofrece el mito sugiere la posibilidad de que una civilización no identificada que correspondía al último período glacial poseyera estos mismos conocimientos. En suma, todo parece indicar que los terribles cataclismos de diluvios, fuego y hielo que describen los mitos, de algún modo se hallaban relacionados con los movimientos de las coordenadas celestes a través del gran ciclo del zodíaco. Según Santillana y Von Dechend: “No era una idea extraña para los antiguos el que los molinos de los dioses giran lentamente y que el resultado suele ser doloroso“. Tres factores principales se hallan implicados en la aparición y retroceso de los períodos glaciales, además de los diversos cataclismos que provocan las repentinas heladas y deshielos.

Hay una serie de factores que están relacionados con las variaciones en la geometría orbital de la Tierra: Uno es la oblicuidad de la eclíptica, es decir, el ángulo de inclinación del eje de rotación del planeta, que constituye también el ángulo entre el ecuador celeste y la eclíptica. Ésta varía a lo largo de inmensos períodos entre 22,1°, el punto más próximo que alcanza el eje con respecto a la vertical, y 24,5°, el punto más distante de la vertical. Otro factor es la excentricidad de la órbita, es decir, el hecho de que la trayectoria elíptica de la Tierra alrededor del Sol sea más o menos prolongada en una determinada época. Un tercer factor sería la precesión axial, la cual hace que los cuatro puntos cardinales en la órbita terrestre, los dos equinoccios y los solsticios de invierno y verano, retrocedan muy lentamente alrededor de la trayectoria orbital. Hays, Imbrie y otros expertos han demostrado que puede predecirse el principio de los períodos glaciales cuando se producen las siguientes y nefastas conjunciones de los ciclos celestes: a) máxima excentricidad, lo cual aleja a la Tierra a más millones de kilómetros del Sol cuando está en el afelio, el extremo de su órbita; b) mínima oblicuidad, lo cual significa que el eje terrestre, y por consiguiente los polos norte y sur, se hallan mucho más cercanos a la vertical de lo normal; y c) precesión de los equinoccios, lo cual, a medida que continúa el gran ciclo, hace que se instaure el invierno en uno u otro hemisferio cuando la Tierra está en perihelio, su punto más próximo al Sol; esto, a su vez, significa que el verano se produce en el afelio y es por tanto relativamente frío, de forma que el hielo depositado durante el invierno no se funde durante el verano siguiente y se producen inexorablemente unas condiciones glaciales. Propiciada por la cambiante geometría de la órbita, la insolación global —las distintas cantidades e intensidad de luz solar recibidas en diversas latitudes en una determinada época— puede por tanto ser un importante factor desencadenante con respecto a períodos glaciales. ¿Es posible que los antiguos creadores de mitos trataran de advertirnos sobre un gran peligro al vincular de forma tan compleja unos cataclismos globales con la lentitud con que gira el molino del cielo? Al identificar los importantes efectos de la geometría orbital sobre el clima y bienestar del planeta, y al combinar esta información con unas medidas precisas referentes a la velocidad del movimiento precesional, los desconocidos científicos de una civilización sin identificar parecen haber hallado el medio de atraer nuestra atención, salvando el abismo de los siglos, para comunicarse directamente con nosotros. El que atendamos o no sus advertencias depende de nosotros.

Fuentes: 


Arthur Posnansky –Tiahuanaco, la cuna del hombre americano 
Graham Hancock – Las Huellas de los Dioses 
Simone Waisbard – Tiahuanaco, diez mil años de enigmas incas 
Giorgio de Santillana y Hertha von Dechend – Hamlet’s Mill 
Graham Hancock – El espejo del paraíso 
Pauwels y J. Bergier – El retorno de los brujos 
Diego de Landa – Relación de las cosas de Yucatán 
Jane B. Sellers – The Death of Gods in Ancient Egypt 
Allan y Sally Landsburg – En busca de antiguos misterios 

https://oldcivilizations.wordpress.com/2015/11/02/los-grandes-mitos-universales-demuestran-un-antiguo-conocimiento-comun/
Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...