martes, 5 de enero de 2016

El BdE cuestiona 30 millones que usaron los Cierco para comprar Banco Madrid

Los inspectores del Banco de España concluyen en un informe al que ha tenido acceso 

El Confidencial que nunca se acreditó el origen del dinero usado por los Cierco para comprar Banco Madrid en 2011

La entrada al Banco Madrid en la capital española. (Reuters)


04.01.2016 – 05:00 H.

La investigación sobre las presuntas prácticas irregulares en las que habría incurrido Banco Madrid ha acabado situando el foco sobre los máximos responsables de la entidad, la familia Cierco. El Servicio de Inspección del Banco de España (BdE) ha emitido un duro informe en el que cuestiona el origen del dinero que el clan inyectó en su banco de cabecera, Banca Privada de Andorra (BPA), para que esta entidad pudiera afrontar la compra de Banco Madrid, una operación que convirtió a los Cierco en los primeros banqueros del Principado con licencia para operar en España.

El documento, al que ha tenido acceso El Confidencial, llega en medio de la investigación que está realizando la Audiencia Nacional sobre Banco Madrid. El Juzgado Central de Instrucción número 4 trata de esclarecer desde abril de 2015 si los responsables de la entidad pudieron facilitar el blanqueo de capitales a clientes vip “suprimiendo o minimizando los controles internos” para luchar con ese tipo de operativas. Pero a esas sospechas se han sumado nuevas pesquisas que afectan a la propia adquisición de Banco Madrid en 2011,como reveló este diario el pasado noviembre.

Sucesors de Higini Cierco

Las dudas de los inspectores del BdE se centran en los movimientos que experimentó justo antes de esa operación Sucesors de Higini Cierco, la sociedad familiar de los accionistas mayoritarios de BPA que toma el nombre del patriarca del clan ya fallecido, y en la que participan la madre y los hermanos Ramón e Higini Cierco. Los funcionarios del supervisor señalan que no disponen de ningún documento que acredite de dónde sacó la familia los más de 30 millones de euros que aparecieron de un ejercicio para otro en el balance de Sucesors de Higini Cierco, a pesar de que esos fondos fueron utilizados por los Cierco para acudir a la ampliación de capital que tuvo que llevar a cabo BPA para poder reunir los 160 millones de euros que pidió Kutxabank por Banco Madrid.

De izquierda a derecha: Ramón Cierco, Higini Cierco y Joan Pau Miquel.

Según el informe al que ha tenido acceso este diario, remitido el pasado noviembre al Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias de España (Sepblac), sólo existe constancia en el BdE de que el clan cubrió el 75% que le correspondía en la ampliación de capital de BPA con dinero procedente de Sucesors de Higini Cierco, pero no se realizó ninguna gestión adicional para averiguar cómo llegaron esos fondos a la mercantil familiar, pese a la relevancia de la operación y las reservas que supuestamente provocaba en ese momento el desembarco de la banca andorrana en territorio nacional.
Dudas sobre la fortuna del clan

El informe de los inspectores tiene varias lecturas, algunas más implícitas que otras. Por un lado, de su contenido se desprende en conjunto que los Cierco pudieron utilizar fondos de procedencia ilícita para comprar Banco Madrid, arrojando nuevas dudas sobre el origen de la fortuna familiar. La Agencia Tributaria ya investigó al clan en los noventa, al sospechar que se estaba enriqueciendo gracias al contrabando masivo de tabaco del Principado. Uno de los hermanos, Higini, admitió en 1999 que esa era una de las fuentes de ingresos del clan.

Pero las sombras que acompañaban a la familia se oscurecieron aún más el pasado año. El FinCEN, la sección de investigación criminal del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, emitió en marzo un comunicado en el que acusaba directamente a BPA de poner su estructura financiera al servicio de la mafia rusa, la trama de Gao Ping y varios jerarcas del chavismo.

Las autoridades del Principado reaccionaron automáticamente interviniendo la entidad y abriendo un procedimiento criminal que se saldó en sus primeras horas con el ingreso en prisión del consejero delegado del conglomerado bancario, Joan Pau Miquel, aún en la cárcel. El BdE tardó unos días más en responder al FinCEN, pero también terminó acordando la intervención de Banco Madrid, y la Audiencia Nacional abrió su propia investigación sobre la gestión de la filial en España de BPA tras admitir a trámite una querella presentada por clientes de la entidad. La bolsa de más de 30 millones de euros sin controlar que han descubierto ahora los inspectores del BdE introduce otro elemento de peso para mantener las investigaciones de Andorra y España.

Una foto de una sucursal de BPA en marzo. (Reuters)
Crítica a los anteriores responsables del BdE

Pero el informe de los inspectores desvelado por El Confidencial también implica una profunda crítica a los responsables del BdE y el Sepblac que supervisaron en 2011 la compra de Banco Madrid. Ambas institucionesavalaron la operación tras haberla examinado supuestamente de forma exhaustiva, según aseguraron entonces. De hecho, los Cierco disponen de una carta remitida por la Dirección General de Supervisión del BdE en la que este organismo concluye que no hay motivos para oponerse a la adquisición.

Sin embargo, solo cuatro años después, funcionarios del propio BdE han concluido que no se investigó el dinero que utilizaron los dueños del 75% de las acciones de BPA para formalizar el traspaso, una laguna que deja en el aire la diligencia con la que actuaron las máximas autoridades del sistema bancario nacional.

http://www.elconfidencial.com/espana/2016-01-04/el-bde-cuestiona-30-millones-que-usaron-los-cierco-para-comprar-banco-madrid_1130004/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...