viernes, 8 de enero de 2016

El hallazgo que podría ayudar a desenredar el misterio de los quipus incas

Quipu de la colección del Museo Arqueológico Rafael Larco Herrera de Lima, Perú.
El quipu (‘nudo’ en quechua) fue un sistema mnemotécnico mediante cuerdas de lana o algodón y nudos de uno o varios colores desarrollado por las civilizaciones andinas. 

Si bien se sabe que fue usado como un sistema de contabilidad por los administradores del Imperio inca, ciertos autores han propuesto que podría haber sido usado también como una forma de escritura. Ahora los arqueólogos han descubierto una colección de quipus cuya relativa sencillez podría ayudarlos a descifrar los posibles códigos que esconden estos artilugios. 

Detalle de los colores en un quipu.Quipu de la colección del Museo Arqueológico Rafael Larco Herrera de Lima, Perú. Los científicos no han conseguido hasta ahora desenredar el significado del quipu, pero sospechan que los que se encontraron en el año 2014 en un edificio para almacenar alimentos entre las ruinas de Incahuasi, a unos 161 kilómetros al sur de Lima, registraban el abastecimiento de provisiones para las tropas que se estaban concentrando en esa zona para subyugar la región del sur. Incahuasi se convirtió en un centro administrativo inca en los años posteriores a esta invasión. 

Los investigadores tienen la esperanza de que el quipu relativamente sencillo hallado en Incahuasi pueda ayudarles a descifrar otros más complejos procedentes de otros lugares del Imperio Inca, y que posiblemente registraran información legal, administrativa, de calendario e incluso histórica. 

«Por ejemplo, en el quipu podemos observar cómo los ajíes difieren de los maníes en términos de color y otras características, en base a eso somos capaces de armar un vocabulario de signos sobre qué significaba cada cosa en el mundo de los incas», dice el experto Gary Urton en la nota publicada en The New York Times. 

Detalle de los colores en un quipu. Urton es parte de un proyecto científico que pretende elaborar una completa base de datos sobre estos objetos. Actualmente se encuentra analizando el nuevo hallazgo junto con el arqueólogo Alejandro Chu, líder de las excavaciones en Incahuasi. 

Los arqueólogos destacan el hecho que en Incahuasi se hayan encontrado juegos de quipus duplicados y atados entre ellos, algo que sugiere que los incas hacían «duplicados de sus registros» con el fin de respaldar y hacer más precisa la información contenida. 

Algo más que un sistema de contabilidad El quipu consta de una cuerda principal, sin nudos, de la cual dependen otras generalmente anudadas y de diversos colores, formas y tamaños, los colores se identifican como sectores y los nudos la cantidad —llamadas cuerdas colgantes—. 

Puede haber cuerdas sin nudos, como también cuerdas que no se desprenden de la principal sino de la secundaria (cuerdas secundarias). Los especialistas contemporáneos piensan que los colores y quizá la forma de trenzado de las cuerdas indican los objetos, mientras que los nudos harían referencia a las cantidades, incluyendo el número cero. 

Entre los quipus conocidos hay una gran variedad de tamaño y complejidad, pues van desde los muy simples hasta los que tienen más de mil cuerdas. Grabado del siglo XVI mostrando un chasqui, mensajero inca, con quipus en su mano izquierda. Se sabe de su uso contable, registro (censos, cosechas) y se investiga sobre su utilidad como sistema de representación lingüística y de memoria (historia, canciones y poemas) como también para contar el ganado. 

Una muestra de quipu (VA 42527, Museum für Völkerkunde, Berlín), previamente estudiada por Urton, comporta una división por cuadrantes poco común. 

Asociando el Análisis Estadístico de Datos con la investigación de corte experimental de dicha muestra, en un estudio publicado por Alberto Sáez-Rodríguez se obtuvieron las coordenadas correspondientes a un mapa estelar en 2 dimensiones, el cual indica la posición exacta de las estrellas más brillantes del racimo de las Pléyades. 

Sabiendo que al menos 6 de las estrellas del cúmulo son visibles a simple vista, el punto 7 podría corresponder a las coordenadas del planeta Venus, el cual pasa por delante de las Pléyades cada 8 años. 

Ello probaría que los incas ya conocían el manejo de las coordenadas rectangulares (cartesianas). Publicado el 7 de enero de 20160 comentarios Etiquetas: inca , incas , khipu , quip

Artículo publicado en MysteryPlanet

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...