lunes, 11 de enero de 2016

Los 10 Mitos Principales Sobre los Neandertales

Los Neandertales generalmente son clasificados por los paleontólogos como la especie Homo neanderthalensis, pero algunos consideran que son una subespecie del Homo sapiens (Homo sapiens neanderthalensis). 

Se cree que los primeros seres humanos con rasgos proto-Neandertal existieron en Europa entre hace 600.000 y 350.000 años atrás y se extinguieron hace unos 30.000 años.

Cuando se trata de comportamientos, los Neandertales tienen una reputación bastante “mala”. Sin embargo, una serie de investigaciones realizadas últimamente ha derribado muchos de los mitos asociados a esta antigua especie. Durante mucho tiempo han sido representados como bárbaros y subhumanos, pero ahora se sabe que tenían los mismos -o similares- niveles de inteligencia que los seres humanos modernos, además de su propia cultura. A continuación examinamos diez mitos sobre los Neandertales, que se han demostrados falsos.

1. Sus herramientas eran más sencillas que las humanas

La creencia predominante en la arqueología convencional hace más de una década, era que los Neandertales utilizaban sólo herramientas muy sencillas, como piedras afiladas. Sin embargo, las investigaciones realizadas en los últimos años han modificado esta perspectiva, basada en nuevas evidencias arqueológicas. Una investigación llevada a cabo hace poco en Francia , analizó unos objetos desenterrados en un yacimiento arqueológico conocido como Abri du Maras, en pleno valle del Ródano. Los investigadores encontraron láminas de Levallois, asociadas con la tecnología de las herramientas de piedra de los Neandertales, rastros de fibras retorcidas que sugieren la fabricación de cuerdas o cadenas,y seis puntos líticos que parecen estar relacionados con una compleja tecnología de proyectiles, un desarrollo generalmente asociado sólo con los primeros seres humanos modernos. Un segundo estudio sugirió que los Neandertales incluso dejaron en herencia algunas de sus capacidades de fabricación de herramientas a los seres humanos. Científicos holandeses descubrieron unos utensilios, de hace 50.000 años, hechos con costillas de ciervo en el suroeste de Francia, similares a los alisadores o pulidores, que todavía se utilizan hoy en día por los trabajadores del cuero y que contienen una punta pulida que crea un cuero más suave y más resistente al agua. Estas herramientas son similares a otras encontradas en sitios ocupados por los primeros seres humanos modernos alrededor de 10.000 años más tarde. Los humanos modernos (Homo sapiens) parecen haber entrado en Europa sólo con herramientas puntiagudas de hueso, pero poco después de su llegada comenzaron a hacer alisadores, proporcionando la primera posible evidencia de que los Neandertales inventaron las herramientas de hueso especializadas y pasaron sus conocimientos al Homo sapiens.

2. Los Neandertales hablaban a través de gruñidos y sonidos animales

Durante mucho tiempo se creyó que los Neandertales no tenian capacidad cognitiva necesaria ni las herramientas necesarias para hablar y desarrollar un lenguaje vocal, haciéndolos incapaces de emitir nada más que una serie de gruñidos. Sin embargo, las investigaciones recientes han revelado que los Neandertales tenían probablemente una sofisticada forma de habla y un lenguaje no muy diferente al que tenemos hoy. Los investigadores utilizaron última tecnología en imágenes 3D de rayos X para examinar un hueso hioide de Neandertal, de hace 60.000 años, descubierto en la cueva de Kebara en Israel en 1989. El hueso hioide está situado centralmente en la parte superior del cuello, debajo de la mandíbula, por encima de la laringe y es la base del habla. Hasta ahora, sólo se ha descubierto su existencia en los seres humanos y en los Neandertales. Los resultados mostraron que en términos de comportamiento mecánico, el hioide de Neandertal era básicamente indistinguible del nuestro. Sugiriendo que esta pieza clave del tracto vocal se utilizó exactamente de la misma manera.

Representación del hueso hioide en un Neandertal. Fuente de la imagen.

3. Los Neandertales no enterraron a sus muertos

Hasta hace poco tiempo los Neandertales eran considerados poco más que el hombre primitivo de las cavernas, y por supuesto no se consideraban suficientemente cultos como para enterrar a sus muertos. Pero esa creencia ha sido descartada debido al descubrimiento de tumbas de Neandertal. El hallazgo de un esqueleto de Neandertal de 50.000 años de antigüedad, en una cueva en La Chapelle-aux Saints, Francia, reveló que el individuo había sido colocado cuidadosamente en una tumba , y con mucha atención habían protegido su cuerpo de los carroñeros, como también sucede con uno de los más famosos enterramientos de niños Neandertal, descubierto en 1961 en Roc de Marsal. La tumba estaba en notable estado de conservación, teniendo en cuenta sus 70.000 años de edad. Consistía en el cuerpo de un niño, aproximadamente de 3 años, que había sido depositado en una depresión natural de la tierra, colocado en postura de arco, acostado sobre su estómago, con una mano en su cabeza, con las piernas flexionadas 90 grados, y luego cubierto con tierra. La idea de que los Neandertales enterraban a sus muertos concuerda con los más recientes hallazgos, mostrando su capacidad para desarrollar ricas culturas.

4. Los Neandertales no construían viviendas

Se pensaba que los Neandertales no realizaban una utilización del espacio organizada, algo que siempre ha sido atribuido a los seres humanos. Hace poco tiempo, arqueólogos en Italia encontraron un refugio rocoso desplomado que ha revelado que los Neandertales mantuvieron una casa organizada y ordenada con espacios separados para preparar la comida, dormir, fabricar las herramientas y socializar. El estudio demuestra que los Neandertales no eran tan diferentes de los seres humanos modernos. El nivel superior contiene una alta concentración de restos y parece haber sido utilizado para sacrificar animales. El nivel medio contenía la mayoría de los rastros de ocupación y parece haber sido una zona de dormitorio durante un largo plazo de tiempo. En la parte posterior de la cueva los objetos estaban distribuidos evitando el desorden alrededor del hogar. Por último, el nivel inferior era un lugar para estancias más cortas. Las herramientas de piedra y los huesos de animales se concentraban en la parte delantera en lugar de la parte trasera del cobijo, lo que sugiere que la producción de herramientas tuvo lugar allí para aprovecharse de la luz solar disponible.

5. Los Neandertales eran carnívoros que comían básicamente carne cruda

Los Neandertales eran representados como homínidos semejantes a los simios, arrancando la carne cruda de animales recién cazados. Sin embargo, una reciente investigación realizada por el Instituto Catalán de Investigación y Estudios Avanzados de Barcelona, descubrió una placa calcificada en los dientes fósiles neandertales encontrados en la cueva de El Sidrón en España, que sugirió que esta especie humana extinta cocinaba vegetales y consumía plantas medicinales amargas como manzanilla y aquilea. Lamentablemente, la visión prejuiciosa de la inferioridad de los Neandertales aún persiste, como se nota en la declaración de la investigadora Laura Buck del Museo de Historia Natural de Londres: "El error es, dado que usted encuentra fragmentos de plantas en los dientes, pensar que debieron haber estado allí porque estos carnívoros – en este caso los Neandertales– los habían consumido como parte de una dieta cuidadosamente construida, o fueron tomadas porque se realizó que ciertas especias y hierbas tenían propiedades saludables. De hecho, podrían tenerlos allí puramente porque les gustaba comer el contenido del estómago de algunos de los animales que habían matado". Según Buck, los Neandertales no eran suficientemente inteligentes como para proporcionarse una dieta variada o tratarse con unas hierbas medicinales. Sin embargo, Buck fue incapaz de presentar cualquier evidencia para apoyar su declaración.

6. Los Neandertales no eran buenos padres

Hasta hace poco, la visión tradicional describía la infancia de los Neandertales como dura, difícil y peligrosa. Esta perspectiva se basa en ideas preconcebidas acerca de la inferioridad de los Neandertales y de su incapacidad para proteger a sus hijos. Sin embargo, investigaciones recientes han demostrado que no es así. En un estudio publicado hace poco , un equipo de arqueólogos del Centro de Paleoecología Humana y Orígenes Evolutivos de la Universidad de York, desafió la perspectiva tradicional, afirmando que los niños Neandertales experimentaron fuertes vínculos emocionales con su grupo social inmediato: los Neandertales podían cuidar niños enfermos durante años, y los niños jugaban un papel clave en su sociedad, sobre todo en manifestaciones simbólicas y rituales. El equipo de investigación recurrió a pruebas culturales y sociales para analizar la experiencia de los niños de Neandertal. Descubrieron, por ejemplo, que los enterramientos de los niños de Neandertal eran más elaborados que los de los dultos, sugiriendo fuertes lazos emocionales y un importante papel de los niños en el grupo social.

Representación de una familia de Neandertal. Exposición en el Museo Neandertal en Krapina, Croacia. Fuente de la foto.

7. Los Neandertales no disponían de formas de expresión cultural

A menudo en la literatura académica se dice que la expresión cultural surgió en la era paleolítica, hace alrededor de 30.000 años, lo que descartaría a los Neandertales. Sin embargo, las pruebas sugieren que la cultura floreció mucho antes, durante la época en la que los Neandertales recorrían el planeta. El arte rupestre en la cueva de El Castillo en España, por ejemplo, ha sido datado hace alrededor de 40.800 años de antigüedad, y plantea la posibilidad de que algunas de las pinturas podrían haber sido hechas por los Neandertales. Además, los indicios sugieren que los Neandertales también disfrutaban de la música. El más antiguo instrumento musical jamás descubierto es la flauta de Divje Babe, hallada en una cueva en Eslovenia en 1995. El objeto es un fragmento del fémur de un oso de las cavernas, datado entre hace 60.000 y 43.000 años, que fue perforado con orificios espaciados. Los científicos que no podían aceptar la posibilidad de que los Neandertales tocaban música, rechazaron esta hipótesis y dijeron que los agujeros perfectamente espaciados y cuidadosamente tallados, en realidad, son el resultado del fragmento del hueso mordido por un animal. Sin embargo, el consenso general de que la flauta de Divje Babe es un instrumento musical ha ido creciendo, gracias al cambio de visión de los Neandertales, desde bestias subhumanas a homínidos más sofisticados

8. Los Neandertales eran incapaces de mostrar atención y empatía por los demás

Lejos de ser individuos egocéntricos incapaces de cuidar a nadie sino a sí mismos, hay muchas pruebas que demuestran que los Neandertales cuidaban a los enfermos ya las personas mayores en sus comunidades. El "Viejo de La Chapelle" es el nombre dado a los restos de un hombre de Neandertal encontrado enterrado en el lecho de roca caliza de una pequeña cueva, cerca de La Chapelle-aux-Saints, en Francia, en 1908. Vivió hace 56.000 años y fue el primer esqueleto encontrado relativamente completo de un hombre de Neandertal. Los científicos estiman que era relativamente viejo cuando murió, porque el hueso se ha regenerado a lo largo de las encías, donde había perdido varios dientes, tal vez décadas antes. Carecía de tantos dientes que hubiera necesitado moler su comida para poder comerla. El esqueleto del viejo indica que también sufrió una serie de afecciones como la artritis, y tenía numerosos huesos rotos que habrían dificultado su movimiento sin ayuda. Los otros miembros de su grupo habrían tenido que cuidar de él antes de su muerte. Otros restos de Neandertal han demostrado lesiones potencialmente letales que fueron completamente curadas, lo que indica que los Neandertales heridos fueron cuidados por otros miembros de sus grupos.

9. Los Neandertales no se mezclaron con los seres humanos

Hace tiempo se creía que los Neandertales se extinguieron antes de la aparición del Homo sapiens. Sin embargo, esto ha sido revisado cuando unas pruebas arqueológicas revelaron que hubo una superposición, por lo menos de varios miles de años, durante la cual los Neandertales y los humanos modernos caminaron juntos sobre la tierra. Pero la idea del mestizaje entre las dos especies era considerada casi una blasfemia, incluso se pensó que biológicamente no habría sido posible. Sin embargo, en los últimos años, con el desarrollo de técnicas para analizar el ADN antiguo, varios estudios han revelado que los Neandertales y los humanos se cruzaron y hasta el 20 por ciento del ADN de Neandertal perdura en los seres humanos modernos.

10. Los Neandertales eran nuestros directos ancestros 

Hay una idea equivocada común, a menudo propagada por reportajes periodísticos erróneos de que los Neandertales eran los antepasados directos del Homo sapiens. De hecho, los Neandertales y los humanos modernos vivieron uno al lado del otro como dos grupos separados. Estudios de ADN han descubierto que los Neandertales proceden de una línea evolutiva distinta y por eso a menudo se refieren a ellos como 'primos lejanos’ de los seres humanos. Sin embargo, la mezcla genética entre las dos especies que surgió como resultado del mestizaje, contribuyó indudablemente a quienes somos hoy.

Imagen de portada: la reconstrucción de un artista de un hombre de Neandertal, mostrada en la exposición 'Gran Bretaña: 1 millón de años de la historia humana'. Fuente de la foto.


27 MARZO, 2015 - 18:15 APRILHOLLOWAY

Traducción: Sofia Pollon
Revisión: Moreno Montañaroja

Este articúlo fue publicado originalmente en inglés en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

- See more at: http://www.ancient-origins.es/general-or-genes-humanos-ciencia/los-10-mitos-principales-sobre-los-neandertales-002403?page=0%2C2#sthash.8MMIiLc3.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...