martes, 12 de enero de 2016

Suecia ocultó las agresiones sexuales contra adolescentes llevadas a cabo por refugiados afganos durante 2014 y 2015

Según publica el diario ‘Dagens Nyheter’, la Policía sueca ocultó las agresiones sexuales que se cometieron contra adolescentes en el festival We Are Sthlm durante 2014 y 2015 a fin de no desvelar que los autores de los delitos eran en su mayoría jóvenes demandantes de asilo, muchos de ellos menores llegados a Suecia sin familia.

El festival se celebra en varios escenarios en el centro de la ciudad de Estocolmo durante el mes de agosto y se considera uno de los más importantes de Europa para adolescentes entre 12 y 17 años. Los hechos que ahora han salido a la luz acontecieron en las dos últimas ediciones. Aunque la policía era conocedora de que bandas de jóvenes habían manoseado y acosado sexualmente a decenas de chicas, describió la atmósfera como tranquila y evitó informar tanto de lo sucedido como del origen de los atacantes. «Deberíamos haber escrito y explicado esto a la gente. No hay duda. La razón por la que no lo hicimos la desconozco», explicó Varg Gyllander, portavoz de la policía. También se comprometió a investigar los hechos y el por qué no se dio a conocer al público.

En algunos de los informes a los que ha tenido acceso el Dagens Nyheter, se describe a los atacantes como «jóvenes refugiados, probablemente de Afganistán» y se indica que varios fueron arrestados por abusos sexuales y peleas durante la noche. Sin embargo, apenas se produjo una docena de denuncias por la rapidez con la que actuaban y por la dificultad de las chicas para identificarlos entre la multitud. También se explica en estos documentos policiales como muchos agentes tuvieron que dedicarse a consolar a las adolescentes y a acompañarlas a sus casas.

El primer ministro del país, Stefan Löfven se ha mostrado enojado por la noticia y ha declarado que no se puede mirar hacia otro lado. «Siento un gran enfado de que las chicas jóvenes no pudieran ir al festival sin ser ofendidas, acosadas y atacadas sexualmente. Es un grave problema para los afectados y para todo el país. No vamos a ceder una pulgada y no debemos mirar para otro lado».

En las investigaciones de la policía sueca no suele darse a conocer el origen étnico de los delincuentes, aunque, tras lo sucedido en Colonia, están saliendo a la luz en varios países de Europa incidentes de acosos sexuales llevados a cabo por refugiados. En Suecia, cuya política de acogida de refugiados ha sido hasta el momento una de las más generosas de Europa, crece el rechazo a los extranjeros extracomunitarios y se considera que uno de los grandes problemas son los menores no acompañados, que se calcula fueron más de 30.000 en 2015. Para las autoridades es difícil establecer su edad real pues muchos carecen de documentos y, además, muchos de ellos abandonan los centros de acogida y se dispersan por el país sin poder ser controlados oficialmente.

http://www.alertadigital.com/2016/01/11/suecia-oculto-las-agresiones-sexuales-contra-adolescentes-llevadas-a-cabo-por-refugiados-afganos-durante-2014-y-2015/

La localidad italiana de Salerno, en pie de guerra tras los abusos a una niña de 14 años por parte de un refugiado paquistaní

Imagen del centro de acogida

Los abusos sufridos por una niña de 14 años de edad por parte de un refugiado paquistaní en la localidad italiana de Salerno ha incendiado los ánimos de los vecinos. Hartos de los ataques por parte de los inmigrantes, que luego quedan impunes merced al clima de colaboracionismo de las autoridades, los residentes han decidido buscar su propia justicia y han pretendido asaltar el centro de recogida donde se halla alojado el agresor.

Los hechos ocurrieron el domingo por la noche. Decenas de vecinos se congregaron frente al centro de acogida con el objetivo de identificar y linchar al pasquistaní. Lanzaron piedras y trataron de forzar la puerta del centro. Algunos testigos señalan que se escucharon disparos procedentes del edificio.

Los inmigrantes se atrincheraron en el edificio a la espera de la llegada de la policía, que finalmente logró dispersar a los italianos.

Según parece, el paquistaní llegó en los últimos meses a la región de Campania a bordo de un barco de emigrantes. Durante días estuvo acosando a la niña a su salida del colegio. La pequeña vive junto a sus padres y hermanos en la zona montañosa del Matierno, en las afueras de Salerno.

Vecinos del lugar han denunciado el incremento de los ataques a la población por parte de los inmigrantes y el poco interés de las autoridades por poner fin al actual clima de inseguridad.

http://www.alertadigital.com/2016/01/11/la-localidad-italiana-de-salerno-en-pie-de-guerra-tras-los-abusos-aq-una-nina-de-14-anos-por-parte-de-un-refugiado-paquistani/

1 comentario:

  1. Deberíamos recordar q cada año durante los sanfermines, el acoso y abuso sexual a chicas, tanto extranjeras como nacionales, es una constante. Las autoridades y los medios de comunicación lo silencian para no crear alarma, pero cada año se producen y van a más. Supongo q algun día pasará algo gordo y entonces todos nos pondremos las manos a la cabeza. Por cierto, en sanfermines pocos refugiados hay, la mayoría son autóctonos, machos ibéricos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...