sábado, 9 de enero de 2016

Una empresa offshore holandesa destruyó las pruebas del pago de 11 millones opacos a Oleguer Pujol

Oleguer Pujol Ferrusola, hijo del expresidente de catalán Jordi Pujol

ITPS Group eliminó toda la documentación de 2008 relativa a los pagos que, según la Policía, hizo a Oleguer Pujol en relación con la compra de 1.152 oficinas del Santander. Los abonos superaron los 11 millones de euros y se sospecha que era un caso de blanqueo de capitales.

El registro por parte de la Policía de la empresa ITPS en la Haya reveló que esta sociedad holandesa, sospechosa de haber abonado irregularmente 11 millones de euros a Oleguer Pujol, había destruido toda la documentación de 2008, año en el que se efectuaron estos pagos opacos. Una documentación que podría haber probado que, en realidad, era una manera de blanquear parte del capital del menor de los Pujol. A pesar de que Oleguer Pujol lo justificó como pagos por asesoramiento, la tesis de los investigadores es que se trata de una mera coartada.

Casualmente, en los archivos informáticos de ITPS se hallaba la contabilidad perteneciente a los años 2007 y 2009, pero no la de 2008. La versión de la empresa fue que se había destruido por su antigüedad, algo que contrasta con que mantuvieran los de un año antes. Lo cierto es que los agentes volvieron a Madrid sin una información crucial contra el menor del clan Pujol. Ahora, los responsables de la investigación judicial plantean la posibilidad de solicitar una orden detención contra los responsables de ITPS por obstrucción a la justicia.

El rastro que llevó a los investigadores hasta ITPS parte de Sun Capital Partners Limited. Esta empresa, matriz de la sociedad Samos — que compró 1.152 oficinas del Santander de la mano de Oleguer Pujol por 2.177 millones de euros— firmó el 8 de febrero de 2008 un acuerdo con Ard Choille BV por el que esta última empresa les asesoraría en dicha operación inmobiliaria. El precio oscilaría entre un fijo de 3,4 y 6,8 millones de euros.

Posteriormente, el 7 de marzo de 2008, Ard Choille subcontrató este servicio a la empresa Aegle International, que recibió cinco millones de euros. Le había cedido el 97,8% del dinero que debía percibir. Es justamente ahí cuando se produce la conexión con el menor de los Pujol. En 2009, Oleguer compró el 50% de Aegle International, acción que lo convertía en principal beneficiario del millonario contrato por el asesoramiento en la compra de las oficinas del Santander.

Lo que llamó la atención a los investigadores es que Ard Choille estaba representada en todos sus actos por Jacob Broers, principal directivo de ITPS Group, sociedad experta en mover y colocar dinero en paraísos fiscales como Antillas Holandesas, Belice, Chipre, Hong Kong, Luxemburgo y Malta. Esta sociedad pantalla fue utilizada, por ejemplo, por los principales implicados en el ‘caso Pretoria’ para canalizar las ganancias ilícitamente obtenidas por más de 10 millones de euros.

La sospecha policial se asienta en lo siguiente: “Estos antecedente de utilización instrumental de esta sociedad hacen pensar que la misma puede haber sido puesta por Jacob Broers o el grupo ITPS al servicio de determinados clientes, principalmente en la región de Cataluña, para que pueda ser utilizada como sociedad pantalla y para la distribución opaca de fuertes sumas relacionadas con la compra de los inmuebles del proyecto Brick —nombre del proyecto de compra de las oficinas del Santander—. Todo ello a cambio de la percepción de una cantidad mínima del 2,2% sobre las cantidades gestionadas”.

Según fuentes policiales, Oleguer Pujol compró por 339 euros la mitad de Aegle International, que tenía en depósitos 2,6 millones de euros y permitió la transferencia de esa cantidad a una cuenta controlada por el hijo del expresident. En definitiva, Oleguer Puyol se hizo dueño de una millonada con una inversión pírrica antes incluso de asociarse con la empresa. Todas estas indicaciones hacen poco verosímil que Oleguer cobrara como asesor. De hecho, y según la investigación, se había convertido en el propietario de una estructura que le garantizaba el cobro de una ingente cantidad de dinero. Por tanto, no era asesor como él defendía sino el cerebro de una compleja maniobra financiera.

Además, la Policía detectó una segunda vía de posibles pagos opacos por la compra de las oficinas del Santander. Sun Capital firmó un segundo acuerdo de consultoría en febrero de 2008 con Marway BV. El precio podía ser de entre 3 y 6,2 millones de euros. Esta sociedad también estaba relacionada con ITPS Group a través de Jacob Broers y de Jhon Willekes.

En el ordenador de Oleguer Pujol se encontró una factura de Marway por 6,2 millones dirigida a una sociedad también suya. La Policía sospecha que era un nuevo pago opaco al menor de los Pujol.
Conclusiones policiales

Las conclusiones de la Policía antes del registro eran las siguientes: “Tanto Ard Choille BV como Marway BV fueron utilizadas comosociedades pantalla con el fin de dificultar la identificación de las personas físicas perceptoras de pagos derivados de la compra de los inmuebles del Banco Santander. Esta utilización contó con la imprescindible colaboración y asesoría de Jacob Broers y Jhon Willekes a través de los servicios prestados por ITPS Groups”.

En definitiva, los investigadores creen que el grueso de los pagos a Oleguer Pujol “se desembolsa en el extranjero a través de sociedades instrumentales y controladas por ITPS Group sin que se pueda seguir el rastro del dinero hasta el último beneficiario, ya que tan sólo se ha llegado a determinar el destino dado a la parte pagada por Ard Choille a Aegle International”.

Sin embargo, de todas las sospechas al respecto de los pagos opacos a Oleguer Pujo, sobresale una: “Todos los contratos a los que se ha hecho referencia tienen cláusulas de confidencialidad taxativas y, formalmente, Oleguer Pujol no tendría intereses en los negocios realizados por Marway BV y Ard Choille BV con Sun Capital Partners, ni en la subcontratación con Aegle International. Sin embargo, en un disco duro hallado en su domicilio se encontraron todos los contratos, incluso borradores de los mismos”.

“La totalidad de los 11,5 millones que Samos se comprometió a pagar a su sociedad matriz Sun Capital Partners en concepto de asesoría eran fondos que estaban ya comprometidos para el pago a sociedades en el extranjero controladas por Oleguer Pujol”, concluyen los agentes, a los que les será casi imposible seguir adelante con esta investigación sobre los pagos opacos a Oleguer Pujol después de que ITPS destruyera los archivos informáticos de 2008.

Francisco Mercado 08/01/2016
http://okdiario.com/investigacion/una-empresa-offshore-holandesa-destruyo-las-pruebas-del-pago-de-11-millones-opacos-a-oleguer-pujol-41179

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...