sábado, 23 de enero de 2016

Una investigación revela que el desarrollo de la robótica y la inteligencia artificial aumentará las desigualdades sociales

Un informe del banco UBS concluye que el desarrollo de la robótica y la revolución de la Inteligencia Artificial, beneficiará a los ricos y aumentará las desigualdades sociales.

La investigación se ha publicado para que coincida con la cumbre de Davos 2016.

El informe ha advertido de que, si bien el aumento de la prevalencia de la IA y la robótica dará lugar a una serie de oportunidades, también dará lugar a una serie de retos globales.

El informe concluye que la llamada cuarta revolución industrial del mundo, que se centra en el desarrollo de la robótica y la inteligencia artificial (IA), tendrá un efecto mayor en los mercados emergentes, en lugares como América del Sur y la India, ya que el aumento del uso de robots y la Inteligencia Artificial, socavará la ventaja competitiva de mano de obra barata.

Además, la irrupción de los robots y la Inteligencia Artificial, no sólo provocará un aumento de la desigualdad entre los países desarrollados, los emergentes y los que están en vías de desarrollo. 

También provocará un aumento de la desigualdad social, y no sólo entre los ricos y los pobres, sino también entre los jóvenes y los viejos.

El informe advierte que el mundo se encamina a una polarización de la fuerza de trabajo, en particular en lo que respecta a los empleos poco cualificados, lo que conducirá a “mayores ganancias para los que estén en la parte superior de los ingresos, las habilidades y los espectros de riqueza”

“Muchas empresas de trabajo intensivo serán capaces de aumentar los márgenes de beneficio, ya que sustituirán a los trabajadores costosos por robots más baratos o software inteligente”.

Sin embargo, lejos de limitarse a trabajos poco cualificados, UBS advirtió de que el aumento del uso de la automatización y la robótica podría “afectar a las perspectivas de empleo de los trabajadores con habilidades o especialización mediana”, como por ejemplo en aquellas profesiones relacionadas con el servicio al cliente, que podrían ser reemplazados finalmente por robots.

Casualmente, este informe aparece en medio de un gran debate sobre la creciente desigualdad global, después de que un informe de Oxfam revelara que las 62 personas más ricas del mundo poseen tanto como la mitad más pobre de la población mundial.

Como resultado, muchos investigadores, entre ellos los de UBS, han instado a los responsables políticos a tratar de intervenir para garantizar que los sectores más pobres de la sociedad estén protegidos de los impactos provocados por el aumento de los desarrollos tecnológicos.

Como vemos, todo apunta a la implantación de una renta básica para los más pobres, que estarán condenados, no solo a una vida de limitaciones perpetuas, falta de oportunidades y imposibilidad para desarrollarse plenamente como individuos, inmersos en una clase social inferior sin oportunidad de mejora, sino que además estarán condenados a obedecer a cambio del salario de subsistencia que les otorguen “sus amos”.

Pero claro, estas conclusiones no son más que “paranoias sin fundamento”…


Visto en : El Microlector

1 comentario:

  1. No hay que ser muy inteligente para darse cuenta de eso.....

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...