martes, 15 de noviembre de 2016

Así era la web que estafó 150.000€ a Borrell: un chiringuito que especulaba con divisas


LA CNMV ALERTÓ SOBRE ESA OFICINA EN ABRIL

La falsa oficina de 'trading online' que se llevó los ahorros del exministro socialista fue incluida en diciembre de 2015 en la lista negra de brókeres del regulador bursátil de Francia

Página de inicio de la empresa Consorfx. (EC)

La falsa oficina de 'trading' que estafó 150.000 euros a Josep Borrell apenas estuvo operando un año, pero ese tiempo fue suficiente para que las autoridades bursátiles de toda Europa la incluyeran en sus respectivas listas negras de firmas de inversión, también la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por ofrecer sus servicios sin estar sometida a ningún control. La Policía Nacionalinvestiga ahora el engaño tras la denuncia que presentó el exdirigente socialista antes del verano en la comisaría del distrito madrileño de Retiro, aunque las opciones de recuperar el dinero son remotas.

Según ha podido averiguar El Confidencial, el exministro de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente (1991-1996) y expresidente del Parlamento Europeo (2004-2007) confió sus ahorros a la página web www.consorFX.com, una supuesta compañía de brókeres que aseguraba estar funcionando desde 2007, tener 75 empleados en plantilla y contar con todos los permisos de las autoridades de Reino Unido. Sus responsables afirmaban que actuaban con la mercantil Trading Technologies Ltd, domiciliada en el número 33 de Throgmorton Street de Londres, en el corazón de la City, aunque los teléfono de contacto eran de París y las personas que había al otro lado de la línea atendían en francés.

Un edificio con andamios, esa es la ubicación actual de la empresa Consorfx. (Google Maps)

La web se promocionaba insistiendo en que su especialidad era el 'trading' en el mercado Forex o mercado mundial de divisas, logrando sus supuestas plusvalías de la simple especulación con moneda extranjera, al aprovechar las fluctuaciones en los tipos de cambio. Para pescar más clientes, ofrecía lecciones de 'coaching' de 20 minutos para inversores novatos. Un tutor se encargaba en teoría de garantizar la seguridad en las primeras inversiones. “ConsorFX tiene una firme convicción en laética de los negocios, la integridad, la eficiencia y la innovación. Estos principios son el pilar de la filosofía corporativa de nuestra sociedad”, sostenía la empresa en su página oficial.


El propio Borrell reconoció a este diario que le generó seguridad que la firma operara, teóricamente, con el respaldo de entidades financieras comoCommerzbank y Northwestern Bank. En otro punto, añadía que también contaba con acuerdos de colaboración con Barclays, Merrill Lynch, UBS, Credit Suisse, Goldman Sachs y Morgan Stanley, casi todos los grandes bancos internacionales. Además, en su página principal, aparecían los logotipos de Euronext (las principales bolsas europeas), London Stock Exchange (bolsa de Londres), Dow Jones (índice bolsa de Nueva York), Nasdaq (bolsa de valores tecnológicos de Nueva York), CME(mercado de derivados de Chicago) y NYSE (la bolsa de Nueva York).

El rastro que dejó ConsorFX en internet revela que comenzó a operar en octubre de 2014, unos meses antes de que saltaran las primeras alarmas en pequeños foros de inversores. Finalmente, el 17 de diciembre de 2015, la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) de Francia emitió una nota advirtiendo de que había detectado cinco nuevas compañías que operaban en el mercado de divisas sin autorización. Una de esas cinco empresas era la sociedad en la que había confiado Borrell.

Advertencia de la AMF de sitios web de 'trading' en la lista negra francesa.

La alerta se extendió el pasado abril por el resto de Europa. El Regulador de los Mercados y Servicios Financieros de Bélgica (FSMA, en inglés) emitió una nueva nota centrada únicamente en este chiringuito financiero. “La FSMA advierte a los consumidores de las actividades de Trading Techonologies LTD, que opera bajo el nombre de ConsorFX, una compañía que ofrece instrumentos de inversión de alto riesgo en Bélgica sin cumplir con la legislación financiera belga”, anunció la nota oficial. “ConsorFX no es una firma autorizada de inversión o de crédito en Bélgica. Por tanto, no tiene permitido proveer servicios de banca o inversión en o desde Bélgica. Además”, proseguía el comunicado, “ofrece productos Forex y CFD que sonespeculativos e implican riesgos significativos, con el cliente asumiendo el riesgo de perder toda la inversión y, en algunos casos, cantidades incluso superiores”.



l aviso fue rápidamente replicado por otras autoridades bursátiles del centro de Europa hasta que la presunta estafa llegó a la CNMV. El 20 de abril, el supervisor bursátil advirtió de que ConsorFX formaba parte de una lista de 21 operadores bajo sospecha que estaban ofreciendo sus servicios de intermediación financiera sin la autorizaciónde sus respectivos países. Las principales agencias de noticias y medios de comunicación se hicieron eco de la nota. También la asociación de usuarios Facua.


Alerta de conexión no segura a la web de ConsorFX.

Pero, para entonces, ya era demasiado tarde. Borrell, ingeniero aeronáutico y doctor en Ciencias Económicas de formación, ya había transferido 150.000 euros a las supuestas cuentas de Trading Technologies Ltd. Ninguna empresa con ese nombre ha existido nunca en el domicilio de la City en el que afirmaban tener su oficina. Los teléfonos de París dejaron de estar disponibles y ningún trabajador de la firma respondía ya a los correos electrónicos de contacto. La propia web de ConsorFX dejó de estar operativa. Los administradores se habían esfumado y también el dinero.

El exdirigente socialista acudió primero a denunciar los hechos a la CNMV. Sin embargo, allí le recomendaron que comunicara la estafa a la Policía Nacional por afectar a una empresa radicada fuera de España y que no estaba sometida a su vigilancia. Será difícil que el caso avance. Este tipo de engaños, cada vez más frecuentes, son obra de organizaciones criminales que utilizan identidades falsas para mover el dinero que sustraen a sus víctimas y realizan transferencias en tiempo récord para dificultar el rastreo de los fondos. Al día siguiente de cerrar una página ya han abierto otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...