viernes, 25 de noviembre de 2016

La NASA pagará 30.000 dólares a quien resuelva el problema de cagar en el espacio

Dos astronautas de la NASA abandonan la EEI para una nueva caminata espacial | EFE

Los inventores tienen hasta el 20 de diciembre para presentar sus diseños ante la NASA, que premiará el proyecto con 30.000 dólares (28.400 euros), dentro de un concurso denominado Space Poop Challenge (desafió de la caca en el espacio).

La agencia espacial requiere una solución a los inconvenientes que tienen los astronautas para hacer sus necesidades en largos periodos de tiempo en los que es imposible ir al retrete.

Así, la NASA, requiere un sistema que absorba los residuos personalizados, sin necesidad de que el astronauta los gestione con sus manos y que sea higiénicamente viable al menos por un periodo de seis días.

Los organizadores del concurso explican que la alternativa de un pañal es solo una solución temporal, poco higiénica y que protege poco más de 24 horas.

En este sentido, explican que los astronautas deben esperar mucho más tiempo durante las misiones espaciales. Por ejemplo, el último lanzamiento de la nave rusa Soyuz desde Kazajstán envió a la Estación Espacial Internacional a dos hombres y una mujer astronautas que tardaron dos días en culminar la misión.

La nave Soyuz está equipada con un baño portátil, que se parece a una jarra de orina accionada por aire, pero los tres viajeros espaciales no pudieron en esas 48 horas desprenderse del traje para miccionar o defecar.

Además, el problema surgirá no solo en esos viajes cortos, sino en las largas misiones espaciales previstas. ¿Cómo harán caca o pis los astronautas en medio de las mil situaciones que se pueden dar en un viaje al espacio profundo en busca de un asteroide o en periplo hacia Marte?

En estos casos, la NASA estima que la tripulación podría estar hasta 144 horas o seis días sin poder acudir al inodoro de la nave. O se pueden dar situaciones extremas en las que requieran vestir los trajes espaciales presurizados, con cascos y guantes que les impida hacer sus necesidades.

Y es ahí donde la agencia espacial de EE UU demanda el invento perfecto para limpiar el pis, las cacas o incluso la sangre menstrual, un invento de manos libres que resuelva el desafío de la caca en el espacio (Space Poop Challenge).

El fin último es que los astronautas no corran riesgos de infección durante misiones, teniendo en cuenta que los residuos sólidos flotan y los líquidos se adhieren a cualquier superficie en condiciones de gravedad cero. Actualmente, la Estación Espacial Internacional tiene un váter que ayuda a evacuar la materia fecal.

Y, para orinar, los astronautas usan un embudo conectado a un tubo flexible, que usan o bien de pie o sentados.

El premio de la NASA irá destinado, por tanto, la tecnología que solucione de manera limpia y eficaz el problema de evacuar todos estos residuos humanos dentro del traje espacial. Porque el objetivo es ponerlo a prueba dentro de un año.

https://www.meneame.net/story/nasa-pagara-30-000-dolares-quien-resuelva-problema-cagar-espacio


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...