miércoles, 30 de noviembre de 2016

Las sorprendentes coincidencias entre las cuartetas de Nostradamus y las profecías chinas

Las profecías que dejó escritas Nostradamus en el siglo XVI han llamado mucho la atención y han sido foco de gran interés en el mundo occidental. Sin embargo, muchos en Occidente pueden no conocer el famoso libro chino de profecías “Tui Bei Tu” (推背图). Algunas de las predicciones incluidas en el “Tui Bei Tu” coinciden casi por completo con las de Nostradamus, particularmente una referida al año 1999. Comenzaremos con una breve descripción del “Tui Bei Tu” y de las profecías de Nostradamus, para luego conocer esos pasajes concernientes a 1999 y estudiar sus posibles significados.
‘Tui Bei Tu’: Dibujos y poemas proféticos a través de numerosas dinastías

El libro de “Tui Bei Tu” fue escrito por Li Chunfeng (李淳风) y Yuan Tiangang (袁天罡), difundiéndose ampliamente entre la sociedad china desde la dinastía Tang (618-907). El régimen comunista chino, materialista y ateo, lo prohibió catalogándolo de “supersticioso”. Pero se trata de una publicación muy conocida en Hong Kong, Macao y Taiwán. De hecho, se afirma que sus 60 dibujos surrealistas ofrecen pistas sobre la historia y el futuro de China, así como del resto del mundo. Cada dibujo aparece acompañado por un poema igual de enigmático, describiendo un acontecimiento histórico. Todos se muestran en orden cronológico.

Los primeros 40 dibujos representan cambios históricos a través de diversas dinastías. De ellos, los dibujos comprendidos entre el 2 y el 9 muestran los principales acontecimientos históricos de la dinastía Tang. Los numerados entre el 10 y el 14 serían predicciones relativas a las Cinco Dinastías, un período de unos 50 años surgido entre la dinastía Tang y la dinastía Song, durante el que cinco aspirantes a sucesores tomaron brevemente el control.

Dibujo correspondiente al número 3 en el Tui Bei Tu chino. ( Public Domain )

Los dibujos del 15 al 20 se refieren a la dinastía Song del Norte, mientras que los del 21 al 24 se refieren a la dinastía Song del Sur. Solo dos dibujos se refieren a la dinastía Yuan: 25 y 26. El dibujo 27 da inicio a la dinastía Ming y el 32 la cierra. Los comprendidos entre el 33 y el 37 son referentes a la dinastía Qing.

Sin embargo, en los últimos 20 poemas, el intervalo entre los eventos descritos se hace cada vez más corto. A veces, varios poemas representan los mismos acontecimientos desde diferentes ángulos. Algunos entendidos aseguran que se han cumplido 55 de las 60 profecías, pero al igual que sucede con la obra de Nostradamus, las interpretaciones del “Tui Bei Tu” dependen, en gran medida, de perspectivas individuales. De hecho, determinados expertos han comparado diferentes versiones del “Tui Bei Tu”, descubriendo que el libro había sido reescrito muchas veces, existiendo algunas variaciones.
Profecías de Nostradamus: De la muerte de un rey del siglo XVI hasta la bomba atómica

Michel de Nôtre-Dame o Nostradamus, fue un médico y boticario francés que vivió entre los años 1503 y 1566. Ganó fama en el sur de Francia al luchar contra diversos brotes de peste, aunque pasó a la historia como astrólogo y visionario. Entre 1555 y 1558 publicó casi mil cuartetas, supuestamente proféticas, escritas en un estilo enigmático, mezcla de francés antiguo, latín y griego. Nostradamus las dividió en grupos de 100 que conformaban, a su vez, un capítulo llamado “centuria”. La centuria VII es la excepción: posee 42 cuartetas en lugar de 100.

Retrato original de Michel de Nôtre-Dame, pintado por su hijo César en torno al año 1614. (Public Domain )

La cuarteta 35 de la centuria I aparentemente se hizo realidad el 28 de junio de 1559. En ella se asegura que un joven león mataría a un viejo león en el campo de batalla. Los expertos defienden que alude a la muerte del rey Enrique II de Francia durante un torneo de justas. Concretamente, Nostradamus escribió:

El león joven superará al mayor en el campo de combate en una sola batalla; penetrará sus ojos a través de una jaula de oro, dos heridas en una y luego sucumbe en una muerte cruel.

Aquel día un noble, seis años más joven que el rey Enrique, partió su lanza en dos tras golpear al rey, con tan mala suerte que una de las mitades perforó el ojo del rey a través de su visor, mientras que la otra se introdujo por su sien. El rey tardó más de una semana en morir, y hay quien ha asegurado que tanto el monarca como el noble lucían leones en sus escudos, aunque la verdad es que este punto es dudoso.

Retrato de Enrique II de Valois, rey de Francia cuya muerte fue supuestamente predicha por Nostradamus. ( Public Domain )

Asimismo, existen quienes creen que otras muchas predicciones de Nostradamus se hicieron realidad a lo largo de los años, como el ascenso de Adolf Hitler, la fundación de los Estados Unidos, el poder de Napoleón, las revoluciones francesa y rusa, las guerras mundiales y la invención de la bomba atómica.
Nostradamus y ‘Tui Bei Tu’ coinciden pese a su lejanía espacio-temporal

Entre Nostradamus y los autores del “Tui Bei Tu” hay mil años de diferencia, además de que nacieron, se formaron y vivieron en regiones geográficas muy diferentes, con trasfondos culturales absolutamente dispares, pero, pese a esto, fueron sorprendentemente coincidentes en determinadas predicciones. Así, el año 1999 se menciona, específicamente, tanto en la Centuria X, cuarteta 72 de Nostradamus, como en el poema de “Tui Bei Tu” que acompaña al dibujo 41. De hecho, es este preciso dibujo 41 el que marca el comienzo de una nueva era, a partir de 1999. El resto del libro describe acontecimientos ocurridos desde 1999 hasta el presente, así como algunos que aún estarían por ocurrir. El poema 41 viene a describir lo siguiente:

El Cielo y la Tierra ingresan a la oscuridad, mientras la hierba y el arbusto se desenfrenan 
Yin y Yang corren en rumbos opuestos; Sol y Tierra están del revés. 
El gorro se usa siempre, sin cabeza. 
¿Cuándo parará el juego de manipular al universo? 
En el año 199, se comete un inmenso error. 
El condado de Qin es el único lugar adecuado para reclamar el trono.

Dibujo 41 del Tui Bei Tu. ( La Gran Época )

Por su parte, el francés mencionó 1999 en términos similares en la cuarteta 72 de la centuria X y, además, lo hace de modo directo —lo que no suele ser usual en él—, indicando el mes exacto de un año determinado. Esto es lo que escribió al respecto Nostradamus:

En el año 1999, séptimo mes, 
desde el cielo vendrá un gran Rey de Terror, 
para resucitar al gran rey de Angolmois, 
antes y después Marte reinará triunfante.

Si el supuesto profeta rompió adrede su constante ambigüedad, aportando una fecha precisa para emitir una advertencia verdadera, lo cierto es que funcionó: esta cuarteta despierta gran interés desde hace siglos. 

Pero, al fin y al cabo, el propio Nostradamus comentó que sus cuartetas no se entenderían completamente hasta 500 años después de ser escritas. A día de hoy, son muchos los que creen que la supuesta profecía se refiere a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Este punto de vista se basa en el calendario juliano en lugar del gregoriano.

Los atentados del 11 de septiembre del 2001 fueron observados en directo por miles de millones de personas a través de la televisión. (Robert/ CC BY-SA 2.0 )

Imagen de portada: Retrato del famoso profeta francés del siglo XVI Nostradamus junto a dibujos proféticos del libro chino “Tui Bei Tu”. (Diseño: La Gran Época/Wikimedia Commons/Thinkstock)

Autor: Tracy Xu - La Gran Época

28 NOVIEMBRE, 2016 - 20:14 ANCIENT-ORIGINS
Este artículo fue publicado originalmente en La Gran Época y ha sido publicado de nuevo enwww.ancient-origins.es con permiso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...