domingo, 11 de diciembre de 2016

Aparece asesinado el primero de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos en México

Alexander Mora Venancio
Medios locales informaron este 6 de diciembre que unos restos encontrados en el basurero de Cocula, Guerrero, donde presumiblemente asesinaron y quemaron a los 43 jóvenes que desaparecieron el 26 de septiembre pasado, han sido identificados como los de Alexander Mora Venancio por los forenses argentinos contratados por las familias de los estudiantes.Alexander Mora Venancio



Los investigadores encontraron un hueso de tamaño considerable que les ha permitido identificarlo sin ningún género de dudas, pues los análisis los han efectuado en un centro especializado de Austria.

Cocula es la localidad de donde procedían los policías que detuvieron y se llevaron a los jóvenes la fatídica noche de la fiesta del alcalde de Iguala y de su esposa. Días después, eran detenidos el alcalde y 14 policías municipales (luego serían más). Como consecuencia de la declaraciones de algunos de ellos, comenzaron a excavar en diferentes lugares de este pueblo, pues afirmaban que los habían asesinado y quemado en un basurero de Cocula. De momento, ya se sabe el nombre del primero y se presume que pronto irán llegando más confirmaciones.

Hasta la fecha se han encontrado unos 500 cuerpos repartidos por innumerables fosas clandestinas de Iguala y Cocula. Aunque parezca una barbaridad, lo cierto es que a nadie de allí le extraña, pues las desapariciones han sido una constante en la zona desde hace años, motivado por la gran actividad de los grupos criminales, quienes también se encuentran infiltrados en los municipios donde operan. Se puede decir que el Estado de Guerrero es uno de los más “tomados” por ellos, junto a Sinaloa y Michoacán.

Once personas aparecieron recientemente calcinadas y sin cabeza en Guerrero.

Precisamente en Guerrero aparecieron once cuerpos quemados y decapitados el pasado 27 de noviembre. Todos ellos eran hombres y presentaban disparos efectuados con armas de grueso calibre. Hasta la fecha no ha trascendido ni sus identidades ni los motivos de la masacre. Se presumía que era una ejecución o ajuste de cuentas entre grupos de la delincuencia organizada y hasta la fecha sigue sin saberse su identidad.

Sin embargo, no siempre es así, pues un par de días antes habían aparecido un par de cabezas en Uruapan (Michoacán) y han resultado ser de integrantes de la Fuerza Rural, según confirmó el alcalde de esa localidad. Tanto el comisionado Federal Alfredo Castillo, como el Procurador de Justicia Martín Godoy Castro y el propio gobernador sustituto de Michoacán, Salvador Jara, habían asegurado que no eran integrantes de las fuerzas rurales.
Las protestas no cesan

A pesar de la noticia de esta primera confirmación de que los normalistas podrían estar muertos, las protestas pidiendo su aparición con vida no han decaído. El vienes y sábado han sido especialmente multitudinarias, tanto en Guerrero como en la capital del país. En realidad, cada vez se extienden más los reclamos por otros Estados.

Marchas a pie y a caballo por el DF reivindicando el legado de Francisco Villa

El viernes fue una caravana de 43 tractores los que cruzaron la céntrica calle Reforma desde el Ángel hasta la Secretaría de Gobernación. El sábado, además de los miles de personas que exigían la aparición de los jóvenes normalistas en el monumento a la Revolución, una singular cabalgata de caballos organizada por campesinos recorrió las calles del Distrito Federal. Se trataba de conmemorar el “Centenario Villa Zapata Ciudad de México 2014”, un acto que venían preparando desde hace un año, pero que, dadas las circunstancias, ha servido también para acompañar a los familiares de los 43.

A pesar de las detenciones y la represión que se está viendo en las últimas semanas, las protestas están teniendo tintes realmente dramáticos en algunas ocasiones, como en el caso de un joven de Chiapas, que se prendió fuego para exigir la excarcelación de su tío, detenido como consecuencia de un conflicto territorial. Curiosamente, al día siguiente el familiar del chico era puesto en libertad. Él pudo ser evacuado rápidamente a un centro hospitalario, donde se recupera de las quemaduras.

A pesar de criminalizar las protestas y de reprimirlas de forma inmisericorde, aún provocando la violencia con “infiltrados”, el presidente Peña Nieto no consigue que la gente deje de reclamar por los 43. Hace unos días hizo una visita Guerrero (la primera desde el 27 de septiembre) y estuvo aún más desafortunado que cuando anunció las nuevas medidas para “pacificar” el país. No se le ocurrió otra cosa que decir: “Pido un esfuerzo colectivo para que vayamos hacía delante y podamos realmente superar este momento de dolor”.

El enojo de los mexicanos ha sido de tal índole, que han redoblado las peticiones de dimisión.

El portavoz de los padres de los estudiantes, Felipe de la Cruz, declaró el sábado que desde ese día desconocían al gobierno de Peña Nieto “por asesino”. En el mitin del monumento a la Revolución (a un costado de Reforma, la principal arteria de la capital, y en la que se encuentra el Senado y las oficinas de los diputados) le advirtieron de que no se van a sentar a llorar por la vida de Alexander, sino que van a seguir luchando por la presentación con vida de los otros 42 que faltan.

http://periodistas-es.com/mexico-aparece-asesinado-el-primero-de-los-43-estudiantes-normalistas-desaparecidos-44998

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...