martes, 20 de diciembre de 2016

Serias Dudas sobre el asesinato del embajador ruso en Turquia



Sin lugar a dudas, una de las noticias que prometen tener más relevancia de las últimas semanas, ha sido el brutal asesinato ante las cámaras del embajador ruso en Turquía, Andréi Karlov, un atentado cuyas consecuencias pueden llegar a ser muy graves.

La versión oficial de los hechos, nos habla de un atacante radicalizado, un policia turco que ha decidido vengarse de los ataques rusos en Alepo y que quizás podría tener vinculaciones islamistas, dado que realizó gritos de ““¡No olvidéis Alepo, no olvidéis Siria. Alá es grande!”

Rápidamente, sus familiares más cercanos, su madre y su hermana, han sido detenidas y según reporta RT, el portal Haberturk, afirmaría que el asesino, de 22 años, era un integrante de la organización terrorista FETO (Organización de Terror Gulenista).

Es decir, estaría vinculado con la oposición a Erdogan, encarnada por el clérigo Fetuláh Gülen, apoyado por EEUU.

De llegar a confirmarse ese extremo, la sombra de EEUU o incluso de Israel sobre los hechos, sería demasiado larga y oscura como para ser ignorada. Además, si se estableciera dicho vínculo, estaríamos ante un caso extremadamente grave.


No seamos ni hipócritas ni inocentes: los estados acostumbran a atacarse entre sí mediante atentados de falsa bandera que son achacados al grupo terrorista de turno, pero siempre matando civiles “de bajo nivel”, es decir, peones sacrificables como ustedes o yo, y nunca diplomáticos de alto nivel. Según los estándares de relación entre los estados y nuestros estimadísimos gobernantes que tanto nos quieren y respetan, matar a un embajador, siempre será más grave que matar a 300 personas anónimas.

Así es como nos ven y así es como nos tratan.

Por lo tanto, de haber relaciones ocultas tras el atentado, estaríamos ante un hecho bastante grave en lo que se refiere a las relaciones internacionales.

Pero cuando uno empieza a darle vueltas al asunto, empieza a ver que quizás esto no es lo que parece…

Hay varios aspectos que debemos tener en cuenta, así como un conjunto de cuestiones extrañas que rodean a este suceso y que nos haremos posteriormente.

La primera relación que nos viene a la cabeza, obviamente, es que el ataque se produce precisamente en la víspera de una reunión en Moscú entre los cancilleres de Rusia, Irán y Turquía, los tres países que mantienen negociaciones desde hace semanas para coordinar la intermitente evacuación de decenas de miles de civiles y combatientes rebeldes sirios en Alepo.

El propio embajador Karlov, había jugado un papel importante en las negociaciones de la semana pasada entre Rusia y Turquía para cerrar un acuerdo sobre la evacuación del este de Alepo.

Tal y como informa pagina12…

“La Cancillería rusa ratificó hoy la reunión de los ministros pese al asesinato del embajador. La evacuación fue fruto de un acuerdo entre Rusia, Turquía, Irán e insurgentes que controlaban la mitad este de Alepo desde 2012. Los rebeldes, apoyados por Turquía, aceptaron el acuerdo al verse vencidos y acorralados por una vasta ofensiva de Siria, Rusia e Irán, tras casi cinco años de enfrentamientos”.

Por lo tanto, siguiendo la lógica, todo apuntaría a que alguien estaría intentando dinamitar las relaciones entre Rusia y Turquía y perjudicar cualquier posibilidad de acuerdo entre ambos países de cara a la resolución del conflicto sirio.

Al respecto, de forma inmediata y coordinada, tanto Vladimir Putin como Recep Tayyip Erdogan, han salido a escena para exponer el mismo argumento.

Así es como nos lo ha expuesto rápidamente, RT…


Según Putin: “El objetivo del ‘vil asesinato’ del embajador Kárlov es ‘minar las relaciones rusoturcas'”.

Putin ha declarado que la respuesta al asesinato de este diplomático ruso tiene que ser “la intensificación de la lucha contra el terrorismo” y ha subrayado que quienes realizan esos actos “pagarán por ello”.

El presidente ruso ha destacado que el atentado que ha acabado con la vida de Kárlov ha sido “una provocación destinada a minar las relaciones rusoturcas”.

Por su parte, Erdogan ha ofrecido un mensaje similar…

Erdogan: “La idea del asesinato del embajador ruso es empeorar las relaciones entre Moscú y Ankara”

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha estimado que el asesinato del embajador de Rusia en su país, Andréi Kárlov, “es una provocación dirigida contra el proceso de normalización de las relaciones bilaterales entre Moscú y Ankara”.

Erdogan ha confirmado que ha conversado con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, al que ha expresado sus condolencias por la pérdida del diplomático, con quien las autoridades turcas se habían visto “hace una semana”. Además, este mandatario ha destacado que su país vigila “la situación de cerca”.

Por lo tanto, ambos mandatarios coinciden en el mismo argumento y de forma implícita, están acusando a un tercer actor de realizar un acto de terrorismo de alto nivel.

¿Y saben lo mejor? Les dan la razón todos los medios occidentales (al menos españoles que hemos leído y no solo la propaganda rusa RT y Sputnik).

Añadamos a ello lo que ha comentado el propio Trump, añadiéndose al coro y pidiendo mano dura con los terroristas: Trump: El embajador ruso fue asesinado por “radicales islamistas del terror”

Como decíamos antes, las primeras informaciones apuntan a que el atentado ha sido perpetrado por un partidario del clérigo opositor a Erdogan, Fetulá Gülen, al que el propio régimen de Erdogan, ha acusado de intentar perpetrar el golpe de estado del pasado julio y tras el cual, también se ocultarían los propios EEUU.

Al respecto, el alcalde de la capital turca, Melih Gokcek, dijo que el joven atacante era un policía y que era miembro del movimiento liderado por el predicador autoexiliado en Estados Unidos, Fetulah Gülen, el mismo que Turquía acusa de terrorista y de haber planeado el fallido golpe de Estado de julio pasado.

Luego, en una conferencia de prensa, el ministro del Interior turco, Suleyman Soylu, confirmó que el autor del atentado era un policía antidisturbios de 22 años, identificado como Mevlut Mert Altintas, que hacía sólo dos años y medio había ingresado a la fuerza y posteriormente, en otros medios, se ha empezado a hablar de la posible vinculación del terrorista con el Frente al-Nusra.

Bien, sea de Al-Nusra o sea de FETO, todo parece encajar…a no ser que nos hagamos algunas preguntas…

Y la primera pregunta que nos debemos hacer es:

¿Cómo “ha sabido” tan rápido el gobierno turco que el atacante estaba vinculado con el clérigo opositor Gülen?

El atacante no lo ha reivindicado durante el atentado…sin embargo en tan solo dos horas, el gobierno turco ha descubierto estos vínculos. Algo muy curioso, teniendo en cuenta que el gobierno turco lleva meses persiguiendo y encerrando a miles de opositores partidarios de Gülen. No obstante, éste Gulenista que era policía (y que por lo tanto iba armado y tenía la libertad de movimientos propias de un agente policial, lo que lo convertía en peligroso), no fue detectado durante meses.

¡Ya es casualidad!


Fetulah Gülen

Pero lo mejor del asunto, es que tras estarse meses sin detectarlo (lo que significa que se ocultaba muy bien), en tan solo dos horitas tras el atentado, han sabido que era partidario de Gülen.

Claro, debía tener el carnet de afiliado en casa o lo debía llevar en el bolsillo, como últimamente sucede en todos los atentados que acontecen en todo el mundo…

Pero hagámonos más preguntas…

¿Por qué está tan bien grabado y fotografiado el atentado?

Bien, aquí, la respuesta es obvia y lógica: era un acto importante al que asistía nada más y nada menos que el embajador ruso y había bastantes periodistas grabando. Nada que decir al respecto. Todo encaja.

Otra pregunta…

¿Por qué el embajador ruso estaba tan completamente desprotegido?

Esta sí es una pregunta que todo el mundo debería hacerse. Es la pregunta clave que lo pone todo en duda.

Tengamos en cuenta una cosa: no estamos hablando del ayudante del secretario de la embajada, ni de la señora de la limpieza del consulado ruso.

Estamos hablando del embajador ruso, un personaje que ha resultado clave en las negociaciones para establecer una tregua en Alepo; el embajador de una de las grandes potencias mundiales, en un país crucial, de importancia estratégica y con el que Rusia ha mantenido relaciones tensas en los últimos tiempos.

Y todo ello, enmedio de una ofensiva en Siria, continuos atentados en Turquía y la presencia de ese “demonio malvadísimo” llamado Fetulá Gülen, que según Erdogan, tiene tentáculos por todo el planeta, al estilo George Soros.

¡Pues fíjense ustedes, qué casualidad! Va el embajador ruso, “solito” a hacer un parlamento y tiene un asesino armado a un metro a sus espalda sin que nadie se de cuenta. Y el tipo, no solo le dispara varios tiros, sino que tras ello, se pega un minuto lanzando consignas a las cámaras sin que nadie venga a detenerle (como mínimo un minuto, pues no sabemos lo que sucedió después, cuando se corta el video).


Eso significa que no había ningún policía cerca (a un minuto andando o corriendo), para intentar abatir al agresor. Es decir, Turquía no protegía en absoluto al embajador del país con el que intentan restablecer relaciones estratégicas, enmedio de un clima de alta tensión terrorista y geopolítica.

Pero eso no es lo peor ni lo más sospechoso.

Lo peor, es que no había ningún agente ni escolta ruso, ningún agregado de seguridad de la embajada rusa, que protegiera a su preciado embajador enmedio de un país tan hostigado por la violencia y la tensión.

Y dado que Rusia y Turquía están haciendo grandes esfuerzos por recuperar sus vínculos, sería lógico pensar, que en todo caso, Turquía permitiría que el embajador ruso fuera acompañado de discretos hombres armados de confianza de los servicios de seguridad rusos.

Y añadamos un dato adicional: Turquía se ha visto azotada por más de 400 atentados terroristas en el último año y medio, el último, hace dos días, cuando un atentado terrorista mató a 14 soldados turcos, una semana después de que otro atentado matar a 46 personas en Estambul. En la propia Ankara, en febrero y marzo, murieron 29 y 37 personas respectivamente.


Sin embargo, y a la vista del panorama de un país azotado por el terrorismo islamista, el mismísmo embajador de Rusia en Turquía, no solo no llevaba protección personal, sino que el policía turco más cercano (aparte del propio asesino), estaba a más de un minuto de distancia.

Esto lo hemos sacado de la Vanguardia:

Un fotógrafo del diario Hürriyet, Hasim Kiliç, que se hallaba en la sala, explicó a su diario que el atacante se hizo pasar por un guardia encargado de proteger al propio embajador, o al menos daba la impresión de serlo.

”Normalmente, el embajador ruso no tiene protección policial, vino sin escolta, sólo con un asistente y un traductor”, dijo Kiliç.

De verdad, ¿alguien se puede creer todo esto? ¿Nos toman a todos por idiotas?

¿Alguien se cree que Turquía, un país moderno y pujante, con unos eficientes servicios de inteligencia y un poderosísimo ejército, va a dejar al embajador ruso tan desprotegido?

Pero sobretodo, ¿alguien se puede creer que los super eficientes servicios de seguridad rusos, van a dejar a su embajador desprotegido de esta manera en un país azotado por el terrorismo como Turquía?

¡Estamos hablando no solo de Rusia! ¡Sino de la Rusia de Putin!

¿Quién puede creerse tamaño despropósito en manos de gente tan preparada como los rusos? ¿O por parte del propio embajador, descuidando su seguridad en un entorno tan peligroso?

Como pueden ver, aquí hay algo que apesta.

Solo usando una minima lógica, nos damos cuenta de que esto no cuadra, al menos a falta de que nos den datos que cambien por completo nuestro punto de vista.

Pero hay más indicios sospechosos…

En El Mundo encontramos:

“Según ha informado hoy la agencia rusa Sputnik, el atacante fue confundido por los agentes de seguridad con un escolta del embajador. El medio ruso ‘Gazeta.ru’ aseguraba que el atacante había permitido salir a la gente de la galería de arte tras disparar contra Karlov”.

Fíjense bien: los agentes de seguridad confundieron al agente con un escolta del embajador…un escolta que no existía, porque en ningún momento ha aparecido por ninguna parte durante los hechos.

Pero es que el atacante, ha permitido salir a la gente de la galería de arte tras disparar al embajador…es decir, les ha permitido abandonar la sala…a testigos potenciales de lo que pudiera suceder después. ¿Durante cuanto tiempo se ha quedado solo con el cadáver? ¿Ha entrado alguien por otra puerta y han realizado algún tipo de “montaje”, lejos de cualquier mirada indiscreta?

En el pais encontramos…

“Las autoridades turcas dieron orden de reforzar la seguridad en torno a la legación rusa en Ankara, habida cuenta que en la última semana se produjeron grandes manifestaciones ante los consulados de Rusia e Irán prometiendo venganza por Alepo”.

Pues ya lo ven, tras tantas amenazas explícitas, resulta que el embajador ruso iba sin escolta ni de turcos ni de rusos…¡qué raro!

Y encima, leemos en la noticia de RT, que: “por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha señalado que el mandatario ruso ha solicitado a Ankara que garantice la seguridad de las misiones diplomáticas de Rusia en Turquía”.

Ese es un mensaje subliminal en toda regla orientado a las mentes poco pensantes, porque todo el mundo sabe que en una situación de amenaza terrorista como la actual, a un aliado no hace falta pedirle que “garantice la seguridad de las misiones diplomáticas”.

¡Eso se da por sobreentendido!

Es como si antes de una cena al más alto nivel, Putin le enviara un mensaje a Erdogan diciéndole : “garantice que la comida de la cena estará en buen estado y no pillaremos la salmonella”.

Además, ahora ya es un poco tarde para hacer la petición, ¿no?

Hasta ahora, creíamos que los norteamericanos nos tomaban a todos por gilipollas, pero por lo visto, los rusos hacen lo mismo. (¿quizás por que van a sustituirles en muchos aspectos, empezando por ser los nuevos“gendarmes contra el terrorismo”? )


Imagen del terrorista abatido tras la intervención policial. Como vemos, hay restos de sangre, los que no hemos podrido ver en el cuerpo del embajador, aunque quizás este sea un tema discutible, pues no podemos esperar que la sangre fluya como en las películas.

Y todo ello, ha venido acompañado de un extrañísimo (y presunto) tiroteo no explicado, acaecido cerca de la embajada norteamericana, situada a 4 kms de donde han asesinado al embajador ruso.


Finalmente se ha informado que las autoridades turcas han detenido a un hombre armado que intentó entrar en la Embajada de EE.UU. en Ankara.

Cuando el hombre fue detenido, se le pudo escuchar gritando “no jugueis con nosotros”.

The gunman who shot in the air outside the US Embassy in Ankara tonight has been pictured. Credit: Anadolu Agencypic.twitter.com/DJNqPeMrqb
FOOTAGE: Police arrest the gunman outside the US Embassy in Ankara. He swears and says "don't play with us"pic.twitter.com/ZmFzYR2kq0

Según los datos preliminares, el agresor disparó al aire cerca de las instalaciones de la Embajada, aunque nadie resultó herido en el acto.

Fíjense bien: “disparó al aire”.

¿Eso es un ataque o solo quería hacer ruido? ¿Qué sentido tiene ser un presunto terrorista, que se juega la vida en un ataque y acercarte a la embajada de EEUU para pegar tiros al aire?

Esto también es muy raro y apesta a maniobra de distracción…¿pero de quién y para qué?

En primera instancia, hemos pensado que los propios norteamericanos habían perpetrado una maniobra de distracción, con el objetivo de“añadirse al grupo de los atacados”, y disfrazar así su posible intervención en el asesinato del embajador…pero claro, cuando nos hemos empezado a hacer preguntas sobre el extraño nivel de bajísima seguridad alrededor del embajador Karlov, nos han entrado muchas dudas.

Por más que EEUU, Israel, Arabia Saudí o quien sea, planificaran el asesinato del embajador, eso no explica que nadie le protegiera y que no hubiera policía cerca cuando se produjo el asesinato.

Y ahora añádanle a todo ello, que hoy, precisamente hoy, hemos visto un brutal atentado terrorista en Berlín, cuando un camión ha embestido a la multitud en un mercado navideño, en lo que parece una reproducción del atentado islamista de Niza de verano pasado.

El atropello en Alemania aún no se ha confirmado como ataque terrorista, pero si sabemos que ha provocado al menos 12 muertos y docenas de heridos (cuando escribimos estas palabras).

Y a ello súmenle un tiroteo cerca de un centro islámico en Zúrich, Suiza, que ha provocado 3 heridos…


Estos acontecimientos nos dan un mensaje claro: “hoy se ha producido una oleada de brutal terrorismo islamista”, en la que se circunscribe el propio atentado contra el embajador ruso…una idea muy oportuna y necesaria si queremos ocultar las tremendas incoherencias alrededor del asesinato del embajador Karlov…

A estas alturas, no sabemos quién ni qué se esconde tras esta posible maniobra que se intuye entre tanta contradicción. No sabemos si efectivamente alguien ha matado al embajador para perjudicar las relaciones ruso-turcas o si han sido los propios rusos y turcos los que han hecho un montaje buscando algo que ahora desconocemos.

Deberemos esperar a los acontecimientos, pero lo que de momento intuímos, es que este asunto huele muy mal…

Adicionalmente, se ha producido la presunta muerte de otro diplomático ruso en su casa de Moscú, aunque las informaciones que rodean el asunto, son escasas, confusas y contradictorias. hemos hablado de ello en el artículo del Microlector: OTRO DIPLOMÁTICO RUSO ES ASESINADO EN SU CASA DE MOSCÚ (no confirmado oficialmente)

NOTA ADICIONAL:

Por cierto, y sin que una cosa tenga relación con la otra (que nosotros sepamos): Donald Trump, ha recibido los votos necesarios del Colegio Electoral para ser elegido presidente, como todos ya sabíamos…¿O acaso creían que Goldman Sachs entra en un gobierno para que lo echen cuatro delegados cutres?

Por lo visto, esas supuestas “super-mega-maniobras de última hora de las élites para impedir que Trump llegara al poder”, tampoco han funcionado esta vez.

Sin embargo, nuestro amiguito ultra-elitista Kissinger, nos ha dejado una nueva perla elogiosa hacia Trump. ¿Saben qué ha dicho esta vez? “La presidencia de Trump es una oportunidad extraordinaria”…



https://elrobotpescador.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...