martes, 24 de enero de 2017

Documentos desclasificados revelan que la CIA estaba convencida de las capacidades psíquicas de Uri Geller


Los fenómenos metafísicos y psíquicos han existido desde los albores de la humanidad. La percepción extrasensorial, clarividencia, telequinesis y viajes astrales han sido relegados a experiencias imaginarias, a pesar de las innumerables menciones de estas prácticas en todas las épocas y en todas las culturas. Sin embargo, esto cambió en 1995, cuando la CIA desclasificó un programa de alto secreto en el cual había estado trabajando con ciertos individuos capaces de “ver” lugares distantes y eventos futuros.



Este programa fue llamado “Proyecto Stargate”, donde importantes científicos probaron la visión remota en condiciones controladas para obtener datos sobre actividades relacionadas con el espionaje, terrorismo, bases militares secretas en el extranjero y misiles ocultos. Además, este programa secreto demostró el potencial psíquico inherente en los seres humanos y trató de aprovechar estas facultades especiales o “poderes” a efectos de obtener información de carácter vital. La prueba inicial se llevó a cabo en el Instituto de Investigación de Stanford (SRI), donde las investigaciones profundizaban en la capacidad de la mente humana para trascender en los límites del espacio y tiempo. La investigación del SRI fue supervisada por la CIA y otras agencias gubernamentales durante más de dos décadas. Entre sus miembros estaban el físico Russell Targ, el físico Harold E. Puthoff y el psíquico Ingo Swann.

Pero a parte de esta información revelada hace años, ahora nuevos documentos recién desclasificados revelan que la Agencia Central de Inteligencia, efectivamente, llevó a cabo experimentos en 1973 con una de las personalidades más famosas del mundo de la televisión en el Reino Unido: Uri Geller, quien se hizo famoso por doblar cucharas.

Una guerra psíquica

La investigación sobre Geller, un documento de 32 páginas, era parte del programa secreto “Stargate”en 1998, que tenía como objetivo explorar la “visión remota”, un sistema por el cual los “espías psíquicos”mediante experiencias fuera del cuerpo pueden podrían observar personas o ubicaciones en lugares lejanos. Geller ha sido constantemente ridiculizado por los medios británicos en los últimos años por sus sorprendentes afirmaciones, el cual aseguraba haber colaborado para la CIA demostrando su capacidad de percepción paranormal de una manera convincente y sin ambigüedades.


El documento publicado por la CIA afirma que llevaron a Geller al Instituto de Investigación de Stanford (SRI) en California, donde realizaron experimentos del 4 al 11 de agosto de 1973. En esta serie de experimentos se le preguntó si era capaz de copiar las imágenes al azar que agentes de la CIA tenían en otra habitación a casi un kilómetro de distancia. Los científicos de la CIA estaban seguros de que no había ningún tipo de “fuga sensorial” entre las dos habitaciones. Los científicos abrieron un diccionario y cogieron una palabra al azar. La primera palabra elegida fue “fusible” y un científico dibujó un petardo.

“Geller fue avisado a través del intercomunicador cuando la imagen fue dibujada y grabada en la pared fuera de su recinto”, indican los documentos desclasificados.

Su respuesta fue casi inmediata, y vio “un cilindro con ruido saliendo de él” y dibujó una imagen similar a un petardo. Los científicos repitieron el experimento, como dice el documento:

“La segunda palabra seleccionada fue “montón “, y el objetivo esta vez era un racimo de uvas. La respuesta inmediata de Geller fue que vio “gotas de agua que salían de la imagen”. A continuación, habló de “círculos de color púrpura”. Por último, dijo que estaba seguro de que tenía la imagen. Su dibujo era un racimo de uvas. Tanto la imagen original como el dibujo de Geller tenían 24 uvas en el montón”, según los documentos.

Los experimentos continuaron durante más de una semana. En otro caso, la imagen de destino era un diablo bajo la forma de un hombre con un tridente, y Geller dibujó ciertas imágenes incluyendo un tridente, los Diez Mandamientos y una manzana con un gusano en ella. El informe decía que “la incapacidad por parte de Geller de dibujar el diablo puede ser inducida culturalmente”. En su lugar Geller dibujo un tridente, pero no fue capaz de dibujar al hombre que lo sostenía. Todo esto indicaba claramente que el psíquico no se limitaba a copiar la imagen de destino, utilizaba algunos procesos mentales para interpretar el dibujo de destino.

Aunque no acertó en otras ocasiones, los científicos hicieron otra prueba: en la habitación blindada con dos puertas cerradas con llave pensaron en una gaviota volando. Geller dijo casi inmediatamente que vio un cisne volando sobre una colina.

“El hizo varios pájaros y dijo que estaba seguro de que su dibujo era correcto”, escribió uno de los agentes.

Geller incluso fue capaz de reproducir elementos de imágenes dibujadas y almacenadas en la memoria de un ordenador, por lo que no había ninguna evidencia visible. Los investigadores no pudieron decidir si esto significaba que Geller percibía las imágenes del ordenador o se trataba de contenidos mentales de varias personas presentes en la sala de informática, quienes conocían la naturaleza del objetivo almacenado.

El periódico británico The Daily Telegraph se ha puesto en contacto con Geller, quien ha asegurado queestas revelaciones representan la “punta del iceberg” de los experimentos secretos de la CIA, el Mossad y otras agencias de inteligencia, y que aún hay programas de visualización remota activos. También ha reconocido que una agencia internacional, que no querido revelar el nombre, le pidió matar a un cerdo con su mente.

“Me pidieron detener el corazón de un cerdo”, ha dicho Geller al The Daily Telegraph. “Probablemente fue para que pudieran detener el corazón de Andropov, que era el jefe de la KGB. George Clooney básicamente me interpretó en esa película (Los hombres que miraban fijamente a las cabras). No era una cabra, era realmente un cerdo.”

Cuando le preguntaron sobre si había cooperado con el MI6 (la agencia de inteligencia exterior del Reino Unido), Geller respondió: “Sin comentarios”.

Aunque los sorprendentes resultados del proyecto Stargate demostraron la existencia de las capacidades psíquicas, terminó en 1998 en medio de la desconfianza sobre sus resultados y una conclusión de que” nunca se ha proporcionado una base adecuada para las operaciones de inteligencia procesable”. Toda una contradicción.

MEP 22 DE ENERO DE 2017
http://www.mundoesotericoparanormal.com/documentos-desclasificados-revelan-cia-convencida-capacidades-psiquicas-uri-geller/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...