sábado, 7 de enero de 2017

El FBI había investigado al atacante del aeropuerto de Florida el pasado mes de noviembre

Resultado de imagen de atacante del aeropuerto de Florida
Veterano de la guerra de Irak y miembro de la Guardia Nacional en Puerto Rico y Alaska. Esteban Santiago, el hombre detenido por el tiroteo que este viernes dejó cinco personas muertas y otras ocho heridas en el aeropuerto internacional de Fort Lauderdale (al norte de Miami), había sido investigado recientemente por el FBI y había sido sometido a un examen psiquiátrico.

Santiago se había presentado el pasado noviembre en las oficinas del FBI en Alaska asegurando que el propio FBI y la CIA controlaban su mente y le obligaban a ver vídeos de propaganda del autodenominado Estado Islámico.

El sospechoso, que fue detenido desarmado, había llegado al aeropuerto de Florida desde Minneapolis con una única bolsa de equipaje facturada en la que portaba una pistola. En Estados Unidos se puede llevar un arma en el equipaje siempre que ésta esté descargada, guardada en una caja de seguridad y se mantenga en un equipaje que haya sido facturado.


También puede llevarse munición en los vuelos, pero igualmente en bultos facturados. Según los investigadores, el sospechoso entró en el baño, donde cargó su arma y salió al área de recogida de equipajes de la Terminal 2, donde comenzó a disparar. De acuerdo con The Washington Post, Santiago recargó el arma al menos una vez antes de tumbarse en el suelo y esperar a las fuerzas de seguridad.

El hermano del sospechoso, Bryan Santiago, declaró a NBC News que el presunto atacante creció en Puerto Rico, en donde sirvió en la Guardia Nacional, luego fue destacado en Irak y posteriormente se mudó a Alaska, donde trabajó como guardia de seguridad. "Era una persona normal, espiritual, una buena persona", manifestó su hermano, quien reveló que Esteban Santiago sufría desórdenes postraumáticos tras su experiencia en Irak.

El canal CBS señaló que en 2011 y 2012 Santiago fue investigado por pornografía infantil, aunque no hubo evidencia suficiente para acusarlo, y que en noviembre de 2016 entró en una oficina del FBI en Anchorage (Alaska), asegurando que estaba siendo controlado por la CIA y el propio FBI.

Su comportamiento, señalado por fuentes federales citadas por los medios estadounidenses como incoherente y errático, llevó a los agentes a solicitar a la policía local que trasladara a Santiago para ser sometido a un examen psiquiátrico. El FBI investigó a Santiago, cruzó datos con otras agencias y entrevisto a varios familiares, tras lo que cerró la investigación sobre el ex militar. Según la cadena ABC News, citada por France Presse, Santiago fue dado de baja del servicio militar por "desempeño insatisfactorio".



07/01/2017 14:13


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...