sábado, 21 de enero de 2017

El Incidente Aurora

Una nave extraterrestre se estrelló en Aurora. ¿Que pasó con el cadáver alienigena?

En la mañana del 17 de abril de 1897, alrededor de las 6:00 de la mañana, la gente de Aurora (Texas) vio algo que nunca ha visto antes: una máquina voladora. 

Era una nave con forma de cigarro que viajaba hacia el norte. Según los testigos, la nave parecía que tenía problemas y se estrelló contra un molino en la propiedad del juez JS Proctor.

La colisión resultó en una explosión que hizo llover escombros de fuego sobre varios acres de terreno. En el sitio de la explosión los espectadores descubrieron escombros que parecían de aluminio y de plata. Entre los restos un hallazgo horripilante: un cuerpo diminuto y sobrenatural. Los testigos informaron que el cuerpo “no era de este mundo”, y un militar local alegó que el piloto muerto era un marciano.



Según se informa, algunos de los restos del lugar del accidente fueron arrojados en un pozo cercano situado debajo del molino dañado, mientras otros escombros fueron enterrados con el extraterrestre en la tumba. Unos pocos años después, personas que bebieron del pozo fueron afligidos con una enfermedad extraña que deformaba y alteraba sus cuerpos. 

Uno de los que enfermó bebiendo esa agua fue el Sr. Brawley Oates, quien compró la propiedad del juez Proctor alrededor de 1945. El Sr. Oates limpió los escombros del pozo para utilizarlo como una fuente de agua, pero después desarrolló un caso muy severo de artritis, que él afirmó ser el resultado de las aguas contaminadas por los escombros tirados en el pozo. 

El Sr. Oates selló el pozo con una losa de hormigón y colocó encima una casita de cemento (de acuerdo a la escritura sobre la losa, eso sucedió en 1957). Durante muchos años todos los intentos para abrir el pozo fueron rechazados por los propietarios hasta que se abrió en un episodio de televisión llamado UFO Hunters (Cazadores de OVNIs).

A menos de 3 millas del pozo está el cementerio de Aurora. Según las leyendas locales y referencia en un reportaje de periódico, el alienígena se le dio un entierro cristiano. Esta cuenta apareció en la edición del periódico “The Dallas Morning News”, el 19 de abril 1897 escrita por el residente de Aurora S.E. Haydon. Su columna incluyó que la gente del pueblo planeaba de enterrar en un cementerio local, con ritos cristianos, lo que ellos creían que era un piloto extraterrestre. Por razones desconocidas, la Asociación del Cementerio de Aurora luchó contra los intentos de exhumar el alegado cuerpo extraterrestre. Tuvieron éxito, y los restos del extraterrestre muerto sigue siendo un misterio.

El 19 de noviembre de 2008, “UFO Hunters” (Cazadores de OVNIS) estrenó un documental de televisión sobre el incidente de Aurora, titulado “primer contacto”. En ese episodio, el ufólogo Jim Marrs, que había estado investigando el incidente de Aurora desde principios de 1970, fue entrevistado por Bill Birnes. El Sr. Marrs declaró que: “en el 73 era obvio que había una cierta clase de tumba allí y en ese momento una pequeña lápida mortuoria aún existía y que era muy inusual“. El Sr. Birnes preguntó: “¿Y usted la vio con sus propios ojos?” El Sr. Marrs respondió: 

“Sí, probablemente era de piedra arenisca, y era así de alto (indicando con sus manos el tamaño, cerca de un pie alto), y tenía una “V” tallada encima con pequeños círculos. Un lado estaba roto y bruscamente extraido y creo que había otra porción. Y si se extrae de este lado a este lado (señalando con sus manos) se notaba un objeto platillo con pequeñas ventanas o puertos. Seguro, definitivamente estaba allí.”

¿Por qué no desenterrar la tumba? una práctica muy común y entonces sabremos seguramente lo que había sucedido -Bueno, una serie de eventos sucedieron, ellos no querían que nadie abriera la tumba, pusieron un guardia de policía… un par de semanas pasaron, el entusiasmo se calmó. La misma noche que quitaron la vigilancia, la pequeña lápida mortuoria desapareció y no se ha visto desde entonces”.

MUFON (Mutual UFO Network) descubrió dos nuevos testigos presenciales del accidente. Mary Evans, que tenía 15 años en ese entonces, contó que sus padres fueron al lugar del accidente (se le prohibió ir) y del descubrimiento del cadáver extraterrestre. Charlie Stephens, que tenía 10 años, contó que vio la aeronave arrastrando humo mientras se dirigía al norte hacia Aurora. Quiso ver lo que sucedía, pero su padre le hizo terminar sus tareas. Más tarde, contó cómo su padre fue al pueblo el día siguiente y vio los restos del choque.

La investigación de MUFON expuso una pieza de metal, según se informa, de los restos del accidente, que con un análisis adicional se reveló que estaba compuesto por 95% de aluminio y 5% de hierro, sin ninguna huella de zinc. Esta aleación es muy rara en la naturaleza (y la falta de zinc, que normalmente está presente con el hierro, aún más raro) y en combinación con otros análisis que se indica que el metal fue enfriado por el aire en el suelo, determinaron que la muestra no podía ser de origen terrestre. Además, más de esa aleación metálica fue encontrada y analizada durante el documental de investigación para la televisión “UFO Hunters”…

Por Veritas Boss -21 junio, 2016
http://www.veritasboss.com/el-incidente-aurora/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...