viernes, 13 de enero de 2017

Las (Malas) profecías que Trump puede ejecutar


Quienes viven políticamente al borde de la coyuntura no asumen que la crisis de la representación política y de la política misma, actualmente en curso, es un proceso de larga data y en pleno desarrollo. En lo personal lo vengo trabajando desde inicios del milenio. En 2003, en el Seminario de Investigación para la Paz, de Zaragoza, presenté una ponencia al respecto, que se publicó como "América Latina: el fantasma de otra década perdida". 

Otros analistas hacían lo mismo en diversos países, pero a todos nos sucedía lo mismo: esos antecedentes e inquietudes no llegaban al escritorio de los líderes políticos, porque éstos estaban ocupados en sus respectivas coyunturas o porque eran simples "divagaciones académicas". Actualmente la situación ha cambiado, pero no porque los políticos profesionales se pusieran estudiosos, sino porque fenómenos de gran dimensión los han puesto en estado de alerta. Al parecer, muchos comienzan a entender que su rol público ya no es lo que era.

El ensimismamiento corporativo de los políticos, a escala global, no sólo los alejó del estudio. También –con encomiables excepciones- los alejó de la cultura humanista y de la sociedad real. Por eso, sólo reaccionan cuando los sorprenden cataclismos como el Brexit, la elección de Donald Trump o la abstención del 65% en nuestras elecciones municipales. 

Configurados como “clase” sistémica, los políticos de hoy no asumen que ese tipo de fenómenos estaba anunciado por sus propios comportamientos. Es decir, no entienden que el desencanto ciudadano con la política que hacen, mutó (hace tiempo) en escenarios ominosos. En profecías que, por acción u omisión, ellos mismos se encargan de cumplir. Puntualmente. 

Si se quiere un “reencantamiento” con la política, habría que partir por la reconfiguración de los políticos realmente existentes, para que su conocimiento de los grandes temas sea real y no sólo recurso “campañero”. Para que entiendan que sus privilegios, en cuanto excesivos, son incompatibles con la democracia representativa. Para que comprendan que la democracia del país comienza con la democracia por casa. También, para que dejen de condenar sólo a los dictadores “malos”. 

Planteo así el problema, pues acabo de exhumar un texto de 2003 que me alarmó, pues me provocó la ilusión de haberlo escrito ayer. Entre otros y con base en América Latina, ahí están los temas del desprestigio incremental de los políticos, el gran poder de los narcotraficantes, el separatismo como réplica escapista y tres futuros negros para la democracia representativa. Asumiendo el terrible riesgo de la autocita, comparto sus 18 tesis principales. A mi juicio, bastan para ratificar la profundidad del precipicio que separa a los ciudadanos de a pie de los políticos profesionales. 

18 TESIS EN ACTUAL DESARROLLO

El comportamiento del primer quintil de la primera década del siglo, sumado al comportamiento prescindente de los Estados Unidos, está provocando el temor a un serio retroceso en el desarrollo democrático de América Latina.

El retroceso eventual no consistiría en una vuelta al ciclo democracias-dictaduras ni produciría una nueva “década perdida”, pues los síntomas muestran una inédita constelación de crisis: crisis de las ideologías, crisis de los partidos, crisis de la moral pública, crisis de la moral a secas, crisis de la democracia y crisis del Estado.

La conjunción crítica se está resolviendo en un síndrome de rechazo a la Política misma y se expresa como desencanto masivo con los partidos políticos y sus dirigencias. El desencanto, a su vez, se interpreta como un apoyo cada vez más débil a los sistemas democráticos.

Lo expresado indica que en la región se está pasando del optimismo escéptico de Winston Churchill al pesimismo agnóstico de Karl Popper: el mérito de la democracia se reduciría a la posibilidad de cambio incruento de los malos gobiernos.

En ese contexto, la alternancia democrática ya no representa un cambio de responsabilidades de conducción, por mérito de la oposición, sino un castigo a los políticos en el poder.

Otros castigos ciudadanos, en línea ascendente, son el desinterés por concurrir a las elecciones programadas, los comportamientos tácitos de protesta al emitir los sufragios, la opción por los outsiders o el repudio masivo –eventualmente violento- a los políticos de gobierno y/o de oposición.

En la medida en que decae la adhesión al ideario democrático, cualquier comportamiento sociopolítico parece viable. Pueden visualizarse, al respecto, tres opciones negativas de futuro: las repúblicas de mercado, las repúblicas mafiosas o las repúblicas centrifugadas.

Las repúblicas de mercado suponen una subliminal priorización del consumo: no importa el sistema que se adopte, si existen mercados bien provistos. Esto marcaría el hiperdesarrollo de la dominación de publicistas, encuestadores y comunicadores sobre la opinión pública y los políticos.

Las repúblicas mafiosas marcarían la etapa en la cual la marginación de América Latina se hace intolerable para una masa crítica de desposeídos. Equivale a la reinserción en la economía global por métodos delictivos y/o destructores, con el narcotráfico como paradigma.

Las repúblicas centrifugadas serían producto del escape sistémico de las poblaciones locales con mayor y con menor desarrollo dentro de las unidades nacionales existentes. Unas, por no beneficiarse del Estado y otras por percibirse expoliadas en beneficio del resto.

En el origen de la constelación de crisis está la histórica dependencia del pensamiento político regional, que condujo a nuestros gobiernos hacia un conservadurismo inerte, un revolucionarismo sin bases reales o un pragmatismo sin principios. Por eso, el precario nivel de creatividad con que los líderes de la región enfrentaron la independencia, en el siglo XIX, se repitió cuando hubo que enfrentar el desafío del cambio epocal, a fines del siglo XX.

Verificar la constelación de crisis no es un acto pesimista per se, pero el pesimismo se instalará si nuestras élites no aprovechan la oportunidad implícita en toda gran crisis, para superarla mediante un salto cualitativo.

El aprovechamiento de la crisis supone, en lo fundamental, insertar la Política regional en la matriz de la Cultura, con la renovación de los actores políticos, la subordinación de los tecnócratas y la reposición de los fundamentos éticos y humanistas del contrato social.

Lo señalado exige una reingeniería de la Política regional, que permita erradicar los trucos de mercadotecnia en la relación políticos-ciudadanía y dignificar la vocación política alejándola del reality show de los poderes públicos.

Sobre las bases de ese cambio, América Latina estaría en condiciones de ejecutar su proyecto integracionista pendiente. Partiría de las homogeneidades estructurales históricas, los nuevos consensos sobre democracia política y rol del mercado y la renovación intelectual de los altos mandos militares. Esta les permitiría fortalecer el polo de la asociación por sobre el de la disuasión.

La renovación intelectual de los oficiales militares implica, además, un enriquecimiento de su autopercepción como Fuerza del Poder Político. Pero no para ejercer ese poder, como en el ciclo antiguo, sino para trabajar como colaboradores estratégicos de las autoridades democráticas y poner sus habilidades técnicas y organizativas al servicio de la comunidad establecida en una zona de paz.



En definitiva, América Latina puede llegar al bicentenario configurada como una región-bloque, en condiciones de integrarse con España y Portugal en una Comunidad Iberoamericana de Naciones y de asociarse con los Estados Unidos en una negociación sin subordinación.

Si aquello no se da, habría que establecer un premio para quien invente otro trabajo a los políticos de hoy. 

COLOFON 

Trece años después, estas tesis siguen vigentes. Pero, compensatoriamente, los latinoamericanos y los chilenos no estamos solos. En efecto, si alguna vez sostuve que Chile es “el país de los pronósticos políticamente inservibles”, hoy debo ampliar drásticamente el escenario. Con Trump en la Casa Blanca, la inercia anticultural de los políticos llegó hasta el corazón de los Estados Unidos y, por tanto, se enquistó en la globalización.

Publicado en El Mostrador 22.12.2016 

José Rodríguez Elizondo
http://www.tendencias21.net/conosur/LAS-MALAS-PROFECIAS-QUE-TRUMP-PUEDE-EJECUTAR_a422.html

Primera conferencia de prensa de Trump como presidente electo: “Vamos a construir un muro y México nos va a devolver el dinero”

Donald Trump ofreció este miércoles la primera rueda de prensa en más de cinco meses, en la que aseguró que será un gran productor de puestos de trabajo y minimizó los potenciales problemas de su estrecha relación con el presidente ruso, Vladimir Putin.

El presidente electo comenzó su mensaje agradeciendo a los medios que no publicaron un informe de inteligencia no verificado, filtrado el martes, que lo vinculan al gobierno ruso, y calificó el documento como “sin sentido”. Además, justificó la falta de conferencias en el tramo final de la campaña: “Dejamos de organizarlas porque estábamos teniendo muchas noticias incorrectas”.

El republicano resaltó que convencerá a las compañías para que mantengan su producción industrial en suelo estadounidense. “Seré el mayor productor de puestos de trabajo que Dios alguna vez creó”, aseguró, aunque agregó que necesitará “una cierta cantidad de otras cosas”, incluyendo suerte.

Además, Trump sorprendió al apuntar contra Rusia como autor de los hackeos al Comité Demócrata. “Hemos sido atacados cibernéticamente por Rusia y por otros países del mundo”, aseguró el magnate, quien se ha reunido en varias oportunidades con las agencias de inteligencia.

En cuanto a su aparente buena relación con el presidente ruso, Vladimir Putin, quien antagonizó con los recientes mandatarios estadounidenses. “Si a Putin le gusta Donald Trump, creo que es un activo, no una desventaja, porque tenemos una horrible relación con Rusia. ¿Realmente creen que Hillary (Clinton) hubiese sido más dura con Putin que yo? ¿Alguien realmente cree eso?”, manifestó

Muro en la frontera con México

Trump también se refirió a su polémica propuesta de levantar un muro en la frontera con México y reafirmó sus intenciones. “Vamos a construir un muro y México nos va a reemblosar”, aseguró. Al respecto, el magnate indicó que “no quiere esperar un año y medio” para concretar sus planes y señaló que su vicepresidente electo, Mike Pence, está liderando el proyecto para conseguir la aprobación.

“México nos reembolsará de alguna manera. Ya sea con un impuesto o con un pago, pasará”, aventuró. También volvió a decir que tiene una buena relación con los mexicanos y señaló: “No los culpo por lo que pasó, por tomar ventaja de Estados Unidos. Lo que digo es que no deberíamos haber permitido que pasara”.

Para tocar el tema de sus negocios personales, Trump cedió la palabra a su abogada Sheri Dillon, quien explicó que recibió la orden de “diseñar una estructura que lo aísle totalmente del manejo de su compañía”, para evitar conflictos de intereses. Además, indicó que la empresa no firmará nuevos contratos en el exterior.

Según indicó la abogada, el presidente “no conversará con sus hijos” sobre el manejo de los negocios familiares y se enterará de las novedades a través de las noticias.

Previamente, y consultado por sus declaraciones impositivas, que el magnate se negó a entregar durante la campaña, Trump manifestó: “No creo que a la gente le interese mi declaración de impuestos. A los únicos que les interesa es a los periodistas”.


Obamacare

El presidente electo también fue consultado sobre el Obamacare, el sistema de cobertura médica insignia de la gestión de Barack Obama que prometió derogar. “Van a estar muy orgullosos de lo que implementaremos. El Obamacare es un completo y total desastre. Está implosionando”, sentenció. También, reiteró que su derogación y la instalación del nuevo sistema será simultánea, para que los ciudadanos no queden temporalmente sin cobertura.

Antes de la presentación del republicano, el vicepresidente electo, Mike Pence, criticó la filtración del informe y acusó a la prensa de intentar restar legitimidad a la elección de Donald Trump. En esa línea, el vocero Sean Spicer opinó que la publicación fue un “triste y patético intento por conseguir clics”.

Los equipos de televisión, cerca de 30, fueron montados desde cuatro horas antes del inicio del acto, después de pasar rigurosos controles de seguridad para acceder al lugar, incluyendo el bloqueo de la acera de la Trump Tower.

Rusia negó tener información comprometedora sobre Donald Trump: “Es una absoluta ficción”

Donald Trump y Vladimir Putin

Después de la difusión en medios norteamericanos de un presunto informe de inteligencia, en el que se indicaba que el presidente electo tenía fuertes relaciones con el Kremlin y otros datos sobre su vida privada en Moscú, el gobierno de Vladimir Putin dio su versión

“El Kremlin no tiene ninguna información comprometedora sobre Donald Trump. Este informe no se corresponde con la realidad y no es nada más que una absoluta ficción”, dijo Dmitri Peskov, vocero de Vladimir Putin en el gobierno de Rusia.

Esa fue la respuesta que Moscú emitió este miércoles por la mañana, horas después de que se difundiera en los Estados Unidos un informe de inteligencia en el que se detallan las supuestas relaciones entre Trump y el gobierno de Putin, así como escabrosos detalles de la vida privada del magnate durante una estadía en la capital rusa.

Peskov afirmó también que las alegaciones pretenden “minar las relaciones bilaterales” entre Washington y Moscú, a diez días de la asunción como presidente de Donald Trump y en la misma jornada en la que el republicano dará su primera conferencia de prensa tras ganar las elecciones. “Es un disparate”, agregó.

El Kremlin, insistió el vocero, “no participa en la recopilación de material comprometido”. Al hacerlo el portavoz utilizó la palabra “komproma”, expresión de la jerga soviética que designa informaciones comprometedoras sobre personas susceptibles de ser sometidas a chantaje.

Las tensiones entre Estados Unidos y Rusia están en alza luego de que Washington acusara a Moscú a finales del año pasado de hackear al Partido Demócrata durante las elecciones y filtrar contenidos sensibles en una campaña para favorecer a Trump, algo que el Kremlin negó.

En consecuencia el presidente Obama expulsó a 35 diplomáticos rusos y tiempos después cuatro jefes de inteligencia de Estados Unidos declararon en el Congreso en detalle sobre el supuesto hackeo y las interferencias en las elecciones, proceso del cual surgió el informe sobre el material comprometedor de Donald Trump.

Trump reaccionó en la red social Twitter, denunció que la mentira era falsa y volvió a acusar una “caza de brujas” que estaría afectándolo, un término que también usó Peskov durante su conferencia. “Algunas personas atizan esta histeria”, agregó el portavoz

En un segundo tuit Trump acusó al sitio BuzzFeed, que divulgó el informe, de publicar alegaciones sin verificar.

http://www.alertadigital.com/2017/01/11/donald-trump-ofrece-su-primera-rueda-de-prensa-como-presidente-electo-si-a-putin-le-gusta-trump-lo-considero-un-activo-no-una-deuda/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...