Entrada Destacada

Esta es la verdadera razón por la que la NASA nunca volvió a la Luna

El Dr. Edgar Mitchell, uno de los astronautas más famosos de la historia de la NASA, el hombre que participó en la misión Apolo 14 y el se...

lunes, 20 de marzo de 2017

El fiscal pide 4 años de prisión para Serra y Todó por los sobresueldos de Caixa Catalunya


Narcís Serra, en una imagen de archivo JORDI SOTERAS

Serán procesados junto a 39 ex directivos más por el delito de administración desleal

Barcelona20/03/2017 11:50

Se acumulan los procesos judiciales contra los ex responsables de Caixa Catalunya. Si hace unos días se conoció que la Audiencia Nacional había abierto una investigación contra Narcís Serra y Adolf Todó por presuntas irregularidades en una treintena de operaciones inmobiliarias que realizó la entidad, este lunes el Juzgado de Instrucción número 30 de Barcelona ha dado a conocer a los abogados de los procesados las peticiones de la Fiscalía y las acusaciones populares representadas por la CUP y la Confederación Intersindical de Cajas. En su escrito, el fiscal Anticorrupción reclama 4 años de prisión para Serra, Todó y otras 15 personas miembros del consejo de la entidad bancaria por dos delitos de administración deselal, mientras que para otros 24 ex directivos de Caixa Catalunya pide dos años de prisión.



De esta forma, los 41 ex directivos se sentarán en el banquillo de los acusados por presuntamente cometer un delito en la aprobación de un aumento de las retribuciones en dos reuniones de la cúpula de la entidad en 2010. Los que participaron en dos acuerdos del consejo de administración de Caixa Catalunya se les atribuyen dos delitos mientras que los ex directivos que acudieron a una reunión deberán responder por uno. La Fiscalía considera que los procesados "con aparente abuso de su cargo y en perjuicio de la entidad" aprobaron incrementos salariales de sus máximos directivos "que no eran acordes a la situación real de la entidad y al entorno de la grave situación de crisis económica por la que atravesaba".

En este sentido, se recuerda que la situación financiera de la entidad era "especialmente delicada" ya que entre 2007 y 2009 sus beneficios se habían reducido considerablemente y en el año 2010 hubo un expediente de regulación de empleo que afectó a 1.600 personas. En diciembre de 2014, el Juzgado de Instrucción número 30 de Barcelona concluyó que Narcís Serra y Adolf Todó, junto con otros miembros del consejo, cometieron un presunto delito de administración desleal al aprobar sobresueldos a directivos de la entidad financiera en plena crisis. El juez consideró que «los acusados, unos beneficiarios directos por la aprobación de unos elevados ingresos a su favor y otros convenios de orden económico y otros en connivencia o con temeridad rayana en el dolo con el propósito de ser bien vistos en la institución y abriendo puertas a alguna expectativa o posibilidad futura, todos en perjuicio y desprecio de los intereses de la entidad, de su finalidad, y de los intereses generales tomaron las aparentemente reprobables que se consideran».

El auto indicó que el nombramiento del ex director general Adolf Todó y de su adjunto Jaume Masana, que no está acusado, estuvo plagado de cláusulas económicas «que, a todas luces, excede la prudencia y las buenas prácticas» en un banco «máxime teniendo en cuenta la precaria situación económica de la entidad que ha tenido que ser sostenida con dinero público, de todos los contribuyentes». En este sentido el juzgado de instrucción que Todó subió su retribución variable del 35% fijado en su contrato al 50% del salario fijo en 2010 cuando «el FROB estaba a punto de aportar 1.250 millones de euros».Por eso, el auto indicaba que los contratos «iniciales» de los directivos fueron por un importe «tan elevado como perjudicial para los intereses de la entidad».

La acusación precisa que los acuerdos fueron adoptados por el consejo de administración que entre 2005 y 2010 presidió Narcís Serra, quien, como «mero cargo representativo, tenía elevados emolumentos en concepto de dietas». En concreto, Todó pasó a cobrar de 800.000 a 812.501 euros y Massana de 598.428 a 610.201, gracias al aumento retributivo aprobado en los consejos de administración del 19 de enero de 2010 y del 13 de octubre de ese mismo año. Ante el juez, Serra y Todó defendieron estos acuerdos ya que estaban avalados por el banco de España y por el FROB.

http://www.elmundo.es/cataluna/2017/03/20/58cfb041e5fdea42108b4642.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...