lunes, 22 de mayo de 2017

Sale a la luz la "ley marcial" de la Generalidad: proclamarán la república si no hay referéndum

La ley prevé un nuevo estatus para los funcionarios, la apropiación de las infraestructuras e inmuebles del Estado y amnistiar a Mas.

Puigdemont y Mas, el pasado viernes | EFE

Los partidos separatistas guardaban el texto bajo siete llaves con el propósito de dificultar la reacción del Tribunal Constitucional. La denominada "ley de transitoriedad jurídica" es la norma por la que se ha modificado el reglamento de la cámara catalana y la que según la Generalidad da perfecta cobertura a sus planes secesionistas. El texto prevé todos los detalles de la ruptura, hasta la proclamación de la república catalana si no se puede llevar a cabo el referéndum. Sería el plan B si el Estado frena la consulta.

La norma, cuyas líneas maestras han trascendido en El País, incluye entre sus disposiciones una estructura judicial nombrada por el Gobierno de la Generalidad cuya primera misión sería la de amnistiar a los inhabilitados por el 9-N. No menos importante es el objetivo de asumir todos los casos relativos a Cataluña en manos de la Audiencia y el Tribunal Supremo, lo que abre grandes expectativas a los investigados por corrupción, familia Pujol incluida.



"¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente?" será la pregunta del referéndum que detalla la "ley". En caso de que no se pueda llevar a cabo, se proclamaría la república de manera inmediata. Es la última frase del borrador: "Si el Estado español impidiera de manera efectiva la celebración del referéndum, esta ley entrará en vigor de manera completa e inmediata cuando el Parlamento constate este impedimento".

Soberanía del pueblo catalán

La legalidad de todo esto se sustenta, según sus promotores, en el punto número dos: "La soberanía nacional radica en el pueblo de Cataluña, del que emanan todos los poderes del Estado". A partir de ahí se regulan aspectos como quién será ciudadano catalán, cómo conseguir la nacionalidad, que el catalán será el único idioma oficial, el nuevo destino de los funcionarios del Estado y el cambio automático de propiedad de las instalaciones e inmuebles del Estado.

El texto ha sido coordinado por Carles Viver Pi-Sunyer, exvicepresidente del Tribunal Constitucional y jurista de referencia de la Generalidad. Entre sus grandes hallazgos incluidos en la norma figura la permanencia del nuevo Estado en la Unión Europea, la continuidad del cobro de pensiones y prestaciones sociales y la recaudación inmediata de todos los impuestos.

El texto se conoce el mismo día en que Carles Puigdemont, acompañado por Oriol Junqueras y Raül Romeva, presentará su "oferta" de diálogo en Madrid para pactar un referéndum con el Gobierno. Es la última oportunidad, según el bloque separatista, para el Estado. De no hacer caso, todo está preparado para aprobar la "ley de transitoriedad jurídica", una especie de ley marcial, por la vía de su lectura en la sesión parlamentaria que convenga a los partidos separatistas.
Desmentido

Uno de los portavoces de Junts pel Sí, el convergente Jordi Turull, afirmado que el texto difundido por El País es un "supuesto borrador" que se ha quedado "desfasado". Fuentes del gobierno de la Generalidad se han pronunciado en el mismo sentido. Han apuntado que en la nueva versión el referéndum se regulará con una norma diferente a la "ley de transitoriedad". También han negado que esté prevista la declaración unilateral de independencia.

Los nacionalistas atribuyen la filtración de ese borrador a un intento de "deslegitimar" la oferta que este lunes presentará en Madrid el presidente de la Generalidad flanqueado como en Bruselas por Oriol Junqueras y Raül Romeva.

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha anunciado la convocatoria urgente de la cúpula fiscal para analizar el contenido de esta ley de transitoriedad. La fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) analiza cada paso de la Generalidad y ya investiga el concurso para la compra de las urnas. La conferencia de Puigdemont en Madrid, que lleva por título "Un referéndum para Cataluña. Una invitación a un acuerdo democrático" no contempla en principio la "solución" unilateral. También niegan en el gobierno catalán que pretendan hacer jurar una constitución catalana a jueces y policías.

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha anunciado la convocatoria urgente de la cúpula fiscal para analizar el contenido de esta ley de transitoriedad. La fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) analiza cada paso de la Generalidad y ya investiga el concurso para la compra de las urnas. La conferencia de Puigdemont en Madrid, que lleva por título "Un referéndum para Cataluña. Una invitación a un acuerdo democrático" no contempla en principio la "solución" unilateral. También niegan en el gobierno catalán que pretendan hacer jurar una constitución catalana a jueces y policías.

Pablo Planas2017-05-220
http://www.libertaddigital.com/espana/2017-05-22/sale-a-la-luz-la-ley-marcial-de-la-generalidad-proclamaran-la-republica-si-no-hay-referendum-1276599488/




La Generalitat maniobra para tener el control político del poder judicial


El 'Govern' podrá designar al presidente del Tribunal Supremo catalán.




El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el Parlamento catalán. ALBERT GARCIA

La ley de ruptura que ha redactado el soberanismo elimina de un plumazo la división de poderes. El borrador al que ha tenido acceso EL PAÍS diseña un complejo sistema de elección de jueces y de la cúpula de la magistratura catalana que, en la práctica, permitirían al Govern tener bajo su control el poder judicial. El presidente de la Generalitat se reserva directamente el nombramiento del fiscal general de Cataluña (una potestad que también tiene en España el jefe del Gobierno con el fiscal general del Estado), pero además podrá designar al presidente del Tribunal Supremo catalán.

Los artículos que la ley fundacional dedica al nuevo poder judicial de Cataluña demuestran la preocupación del bloque soberanista por atar en corto a este poder del Estado, que está poniendo contra las cuerdas a la Generalitat y al Parlament por las iniciativas que impulsan para celebrar un referéndum ilegal.

Los redactores de la ley dan por hecho que el actual Tribunal Superior de Justicia de Cataluña se convertirá en el Tribunal Supremo de Cataluña. El presidente de la Generalitat nombrará al máximo responsable del Supremo a propuesta de un nuevo organismo, una especie de Consejo General del Poder Judicial pero mucho más politizado. La propuesta partiría de una comisión mixta formada por el presidente del Supremo catalán, por el ministro de Justicia de una Cataluña independiente (sería el vicepresidente de la comisión), por cuatro jueces de la sala de gobierno del Supremo y por cuatro personas elegidas directamente por la Generalitat. De esta manera, los soberanistas se garantizarían designar quién está al frente de la cúpula judicial catalana.

Pero las interferencias políticas también afectan de lleno al Supremo catalán. La sala de gobierno, que por ejemplo decidiría el nombramiento de jueces y magistrados, estaría formada por el presidente del Supremo, los presidentes de sala de las cuatro jurisdicciones (penal, civil, administrativo y social), los presidentes de las cuatro Audiencias provinciales y por cinco jueces elegidos por mayoría absoluta por el Parlamento catalán controlado por los secesionistas.

El interés por acelerar los plazos para tener bajo control el poder judicial es evidente en la ley. Así, la norma establece que cinco días después de que se apruebe la ley fundacional, el Parlamento catalán elegirá por mayoría absoluta a los presidentes de sala del Supremo y a los cinco jueces que la Cámara tiene que designar para que formen parte de la sala de gobierno de la cúpula judicial catalana. Solo dos días después se formaría la sala de gobierno del Supremo catalán. Y ahí se incluye una maniobra para intentar legitimar este órgano ante posibles negativas de magistrados a participar en la operación de ruptura. La ley establece que la sala de gobierno podrá constituirse con la mera asistencia de la mitad más uno de sus miembros, sin necesitarse un quórum superior. Es decir, con la presencia de los cinco magistrados nombrados directamente por el Parlament y la de los presidentes de sala, la cúpula judicial catalana ya estaría en marcha. El máximo responsable de la sala de lo civil sería el presidente provisional del Supremo catalán.

Las maniobras de control también se amplían a la fiscalía. El borrador establece que el presidente catalán designará al fiscal general tras escuchar a su Gobierno y deja en manos del Ministerio de Justicia la elección del resto de fiscales.

La ley contempla la creación de una sala constitucional que revisaría recursos de amparo y la revisión de resoluciones judiciales contrarias a la ley fundacional. La contaminación política en este caso también es clara. Esta sala estaría formada por el presidente del Supremo, los presidentes de sala y por dos magistrados elegidos por el Parlamento catalán.

http://politica.elpais.com/politica/2017/05/21/actualidad/1495383238_267845.html


Iglesias y Puigdemont se reúnen y muestran su apoyo a la moción de censura y el referéndum


En un encuentro en Madrid, el líder de Podemos reclama al 'president' apoyo a su iniciativa parlamentaria y recuerda que está a favor de una consulta soberanista. 

Iglesias y Puigdemont este lunes en Madrid. Podemos

ALBERTO LARDIÉS @AlbertoLardies22.05.2017 17:22 h.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, han mantenido una reunión este lunes en Madrid. Pocas horas antes de la esperada intervención del president en la sede del Ayuntamiento de Madrid, ambos políticos han charlado sobre la situación política en Cataluña y sobre la moción de censura contra Mariano Rajoy.



Nos hemos reunido con el President de la Generalitat. Hemos hablado de Catalunya, de España y hemos pedido apoyo a la moción de censura.


El propio Iglesias ha informado en las redes sociales sobre su reunión. A este encuentro, que inicialmente no estaba previsto en la agenda de líder de Podemos, también han asistido el líder de En Comú Podem, Xavi Domènech, y el diputado del PdeCat Carles Campuzano. 

En declaraciones en el Congreso, Domènech ha explicado que "nos hemos visto para hablar de los grandes retos que afronta Cataluña" y se han centrado en "hablar mucho sobre la moción de censura". Para esto último, han acordado crear una comisión mixta de trabajo para canalizar el respaldo de CiU a la iniciativa parlamentaria. 

Iglesias ha insistido en la "necesidad imperiosa" de presentar una moción de censura y ha recordado que su estrategia ahora incluye retirar esta iniciativa si el PSOE presenta una propia. Además, el líder de Podemos ha recordado que el partido morado apoya la celebración de un referéndum "con efectos jurídicos" en Cataluña.

http://www.elespanol.com/espana/20170522/217978599_0.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...