martes, 27 de junio de 2017

Nibiru: el planeta del Apocalipsis

Nibiru

Durante miles de años se ha denominado a este súper planeta con diferentes nombres, en este artículo os dejamos algunas referencias a él.La leyenda sumeria dice que existe un planeta más en nuestro sistema solar, llamado Nibiru por los sumerios, que tiene una órbita elíptica similar a la de un cometa y que tarda 3.600 años en dar una vuelta completa alrededor del sol.

Los antiguos sumerios llamaban al planeta del que se desgajó la Tierra, Tiamat, y al planeta intruso que originó el choque, Nibiru, de donde procedían sus dioses. Según la mitología sumeria de este choque surgió la vida en la Tierra. Hoy en día, son muchos los científicos que opinan que la vida en la Tierra tal vez tuvo su inicio por la presencia de organismos extraterrestres procedentes de meteoritos u otros cuerpos del espacio exterior que impactaron hace millones de años sobre la Tierra. Sigue siendo un misterio para la ciencia el establecer el origen de la civilización sumeria, aparecida de la noche a la mañana, con una estructura social

extremadamente compleja.

La agricultura, la metalurgia, la alfarería, la música, la medicina, las leyes, etc… alcanzaron una dimensión totalmente desconocida en un periodo brevísimo de tiempo, después de más de dos millones de años de una evolución aparentemente lenta y sin grandes sobresaltos, en la que el hombre había estado más cerca de un estilo de vida animal. Ellos vinieron como colonos y explotadores, hicieron de la Tierra su hogar y empezaron a construir ciudades que asociaron a funciones determinadas y que estaban gobernadas por Annunakis.

Por otra parte Sitchin, cree que el paraíso era un jardín de los Nibiru y que el Árbol de la Ciencia era el árbol que nos permitió procrear, ya que al ser hibridos de Annunakis y Hommo Erectus, éramos incapaces de hacerlo. Según esto los Annunaki no querían que los hombres se reprodujeran y cuando lo consiguieron los echaron del Paraíso. Otra evidencia de estos llamados dioses, o seres reales, están en la lista de reyes sumeria, en las dinastías antediluvianas, cuyos reyes reinaban edades asombrosas, que se medían en sars (equivalentes a 3600 años). Es curiosa la coincidencia de 3600 años, es un sar, que es el equivalente a un año de Niburu (lo que demora en dar una vuelta completa el planeta de los Annunaki).

También es curioso la coincidencia con la matemática sumeria, basada en un sistema sexagesimal (múltiplos de 60; 60×60=3600), que ha sido el origen de la forma en que tenemos de medir el tiempo (hh mm ss) y en la trigonometría (360 grados).Si se tiene en cuenta la lista real sumeria y se consideran los sar de 3600 años, sucede que el periodo antediluviano que empezó con la llegada de los Annunaki fue hace 450.000 años, esto hace suponer que los Annunaki vivieron en la tierra muchos años, sin la actual civilización humana, ya que esta apareció al finalizar el reinado de los Annunaki…

El descubrimiento de nuevos planetas en los últimos doscientos años es debido más a las matemáticas que a los más grandes telescopios. Irregularidades matemáticas en las órbitas de los planetas distantes, en particular, oscilaciones extrañas y anomalías gravitacionales en las órbitas de Urano, Neptuno y Plutón, han llevado a los astrónomos durante los últimos cien años a buscar un gran cuerpo planetario en las afueras del sistema solar. Basándose en pruebas matemáticas, los astrónomos han estado tan seguros de la realidad de este planeta que lo llamaron Planeta X. El nombre significa el décimo planeta, así como el símbolo matemático para una cantidad desconocida. Los actuales avances en astronomía han corroborado recientemente algunos aspectos de la mitología sumeria.

En la Biblia también hay abundantes referencias sobre él. La historia del Hercólubus, se remonta a mucho antes de los Mayas, en el legado de las más antiguas tradiciones y culturas, se nombra constantemente un astro que visitará la Tierra periódicamente cada cierta cantidad de milenios y que ha sido bautizado como Planeta X, Ajenjo, Marduk según los babilonios y Nibiru según los sumerios, que hablan de un planeta cuya órbita se extendía por otros sistemas solares y que pasaría cada 6.000 años por la Tierra.

Lo que parece claro, es que la aparición de este cuerpo coincide milenariamente con el fin de las civilizaciones, vendría a ser una especie de filtro que cada cierto tiempo purifica y limpia la Tierra de las impurezas con que los seres humanos la contaminan, dando paso a nuevas eras. La órbita del Hercólobus llega en un punto a situarse a aproximadamente 500.000 Km. De la Tierra, el peligro de colisión en teoría es nulo, ya que las órbitas planetarias no llegan a cruzarse,pero ¿Qué consecuencias puede acarrear la aproximación a la Tierra, de un planeta de tal colosales dimensiones? Las consecuencias serían desastrosas. 

Se conocen cuatro aproximaciones anteriores, todas ellas ligadas a grandes extinciones o a enormes cambios climáticos. Se dice que fue el causante de la desaparición de los dinosaurios e incluso que en su última aproximación desvió el eje de la Tierra a su estado actual e invirtió su sentido de rotación. Si tenemos en cuenta que el acercamiento del planeta Hercólobus curre cada 6.000 años, no es una locura suponer, que en 24.000 años, Hercólobus se nos ha acercado en cuatro oportunidades, las mismas cuatro veces en que la Tierra ha sufrido las glaciaciones, una cada 6.000 años aproximadamente.

Según muchas profecías antiguas, este misterioso cuerpo celeste, también llamado Planeta Rojo, se vendría acercando peligrosamente a la Tierra con una inminente amenaza de exterminio de la vida humana. No debido a una colisión, sino a la acción de su gigantesco campo gravitatorio cuando pase cerca de la órbita terrestre. Al ponerse a la misma distancia a la que está el Sol de la Tierra y pasar por un ángulo de nuestro Sistema Solar, provocaría múltiples terremotos, maremotos, erupciones volcánicas y otras catástrofes cada vez más intensas, como mortíferas epidemias que nadie sabrá como curar, un calor intenso que secará los campos, provocará hambre y una creciente oscuridad. Esto, a su vez, producirá desequilibrios mentales masivos y el desborde incontrolable de las masas humanas.

El cataclismo final se produciría cuando Nibiru alcance su mayor acercamiento a la Tierra, con el vuelco de los ejes de rotación del planeta; el Ecuador se convertirá en Polos y los Polos en Ecuador. Los océanos, expulsados violentamente de sus lechos por estas fuerzas cósmicas, sumergirán al planeta entero.

Para muestra, el maremoto del domingo 26 de diciembre de 2004 en el sur de Asia aceleró la rotación de la Tierra y acortó la duración del día en tres microsegundos, según afirmó el geofísico Richard Gross de la agencia espacial estadounidense NASA. Sin embargo, agregó que el cambio es posiblemente demasiado pequeño como para poder medirlo. Sólo se pueden registrar modificaciones a partir de los 20 microsegundos (millonésimas de segundo).Además, Gross calculó que el eje de la Tierra se inclinó 2.5 centímetros por el maremoto. La Tierra se hizo más compacta y se aceleró, como si las placas continentales se hubiesen superpuesto.

El eje de rotación de la Tierra está actualmente inclinado a 23,27 grados y varía entre 21°59′ y 24°50′ en un periodo de 41.000 años. Esta fluctuación es la causa de las glaciaciones que ha habido a lo largo de la historia de la Tierra, puesto que actúa sobre la entrega geográfica de la energía solar. Cuanta mayor inclinación del eje, más acusadas son las estaciones del año, de modo que hace más frío en invierno y más calor en verano.

Durante el terremoto del 26 de diciembre del 2005, la tierra sufrió un rápido movimiento de grandes cantidades de masa (roca y agua) y cuando la distribución en la masa terrestre cambió repentinamente se provocaron pequeñas alteraciones en la rapidez del movimiento de rotación sobre su eje y sobre la inclinación del eje en si en unos 5 a 6 centímetros (0,0000006 grados), lo que es un número bastante pequeño. Debido al ligero achatamiento de los polos causado por el maremoto de Asia, la Tierra ahora gira un poco más rápido de lo que lo hacía antes y la longitud del día disminuyó 2,68 microsegundos (3 millonésimas de segundo). Para ponerlo en perspectiva, imagine que está patinando y comienza a dar vueltas; a medida que acerca los brazos a su cuerpo gira más rápido y cuando los aleja gira más lento, justo lo que pasaría si la tierra se vuelve más esférica o buscando el Planeta X/Nibiru.

La pregunta es: ¿Por qué los astrónomos no conocen la existencia de este planeta? es porque nunca han detectado este objeto antes. De hecho lo hicieron ya en los años 80 y se encontraron un cuerpo celeste desconocido y lo llaman G1.9.


Pero en 2007, observaciones hechas en el Observatorio de rayos X Chandra de la NASA revelaron que el objeto era mucho más grande que la última vez que se observó, había crecido en tamaño en un 16%. Desconcertados por esta observación, el Very Large Array repitió sus observaciones de hace 23 años y verificó que había aumentado de tamaño considerablemente. Sabiendo que la supernova no se expande rápidamente, a menos que ellos simplemente hayan explotado, explicaron que el G1.9 debe ser una “muy joven” supernova , quizás no más de 150 años. Pero no se ha encontrado ningún registro de una supernova visible correspondiente a ese período histórico (sobre la época de la Guerra Civil estadounidense).



Los astrónomos españoles, que se llaman así mismo “equipo de Starviewer ” convencieron a la comunidad científica que G.19 no es una supernova, sino más bien una estrella enana marrón dentro de nuestro Sistema Solar. Mientras tanto hay controversia y “Starviewers Team” afirma que la “prueba” de la teoría del G1.9 podría ser inminente.



Pero antes del descubrimiento de G1.9 en 1984, hubo una declaración hecha por algunos científicos de la NASA luego del lanzamiento y de los datos recuperados del IRAS, el satélite de detección infrarroja que fue lanzado en 1983. La historia se publicó en el Washington Post el 30 de diciembre de 1983 con el título:”Posiblemente tan Grande Como Júpiter” “Misterioso Cuerpo Celestial Descubierto”.



Profecías del Hercólobus de Nostradamus, la Profecía 996 (Centuria I, Cuartete 84) que se refiere al oscurecimiento del Sol y de la Luna dice así:

La Luna oscurecida en profundas tinieblas.Su hermano (el Sol) pasará a estar de color ferruginoso. El Grande oculto largo tiempo bajo las tinieblas entibiará hierro en la presa sanguinolenta…





Por Veritas Boss -20 Julio, 2016
http://www.veritasboss.com/nibiru-planeta-del-apocalipsis/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...