jueves, 21 de diciembre de 2017

Los arqueólogos acaban de hallar una ENORME escultura que ha sacudido al mundo…

Ramsés II es posiblemente uno de los faraones más grandes del antiguo Egipto, y también uno de los más conocidos. 

Tercer faraón de la 19ª Dinastía, ascendió al trono durante su adolescencia en el 1279 A.C. después de la muerte de su padre, Seti I. 

Se sabe que gobernó esta gran civilización por un total de 66 años, con muchos de sus hijos llegando a sobrevivir durante todo ese tiempo, aunque se cree que engendró a más de 100 niños. Como resultado de su largo y próspero reinado, Ramsés II fue capaz de emprender numerosas campañas militares contra las regiones vecinas, así como construir monumentos a los dioses, y por supuesto, a su semejanza.



Una de las victorias del reinado de Ramsés II fue la Batalla de Cades, librada entre los egipcios, dirigidos por él mismo, y los hititas bajo Muwatalli para el control de Siria. La batalla tuvo lugar en la primavera del quinto año de su mandato, y fue causada por la defección de los Amurru de los hititas a Egipto. 

Curiosamente, el faraón recibió un pasaporte egipcio en el que su ocupación figuraba como “Rey (fallecido)”. Hoy en día, la momia de este gran faraón descansa en el Museo de El Cairo en Egipto. 

Un tesoro muy valioso

Un equipo de arqueólogos ha descubierto una gigantesca estatua fechada con 3.000 años que se cree que representa a Ramsés II, algo que el Ministerio de Antigüedades de Egipto define como “uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes”. 

Investigadores tanto egipcios como alemanes comenzaron a desenterrar del suelo la estatua de cuarcita, que fue estimada en unos 9 metros de altura, en Matariya, gran Cairo, frente a representantes estatales y equipos de prensa hace unos meses...

Llegó por sorpresa

El descubrimiento llega al final de una excavación que comenzó en el año 2012, de acuerdo a las palabras de Dietrich Raue de la Universidad de Leipzig, que dirige el equipo alemán de arqueólogos involucrados en dicha tarea. 

“Fue en un área que había sido investigada casi completamente”, explicó. “El equipo había encontrado bases de basalto en el patio destartalado, pero nada más relevante. 

Pensamos que estaría vacío, sin nada especial… así que fue una gran sorpresa”. El ministro de Antigüedades Khaled al-Anani, que estuvo en la inauguración, dijo que la figura guarda semejanza con Ramsés II, también conocido como Ozymandias.

¿Será Ramsés II?

No hay inscripciones en la estatua que la identifiquen como Ramsés II, pero su descubrimiento al lado de la puerta de un templo dedicado a su persona lo convierte en el sujeto más probable. 

Raue dice que, aunque la estatua fue colocada precisamente allí por Ramsés II, el jurado todavía no sabe con certeza a quién representa. 

Gran parte del complejo del templo de la antigua Heliópolis, donde fue hallada la estatua, fue destruido en el período greco-romano, y las antigüedades fueron saqueadas y enviadas a Alejandría o Europa. Otros materiales de construcción fueron reciclados mientras El Cairo se reinventó en épocas posteriores.

Un faraón muy importante en la historia

Ramsés II, un coloso conocido como el “Gran Ancestro” por sus descendientes, gobernó durante 66 años como parte de la Dinastía XIX del antiguo Egipto. 

Sus hazañas han resonado a lo largo de los siglos, inspirando al poeta británico Percy Bysshe Shelley para escribir el soneto “Ozymandias” tres milenios después, en 1818. 

“Nada queda a su lado. Alrededor de la decadencia de estas colosales ruinas, infinitas y desnudas, se extienden, a lo lejos, las solitarias y llanas arenas”. 

Pero el lugar de un desierto sin fin y el Valle de los Reyes, este Ozymandias fue recuperado de un pozo lleno de agua subterránea.

Los medios de extracción no han convencido al pueblo

El ministerio ha estado bajo fuego en las redes sociales y en algunos medios de noticias por usar una carretilla elevadora para extraer parte de la estatua enterrada. 

Afifi respondió diciendo que el peso de la cabeza era un factor, con Raue confirmando que la figura no había sido dañada en el proceso. 

Los arqueólogos todavía están trabajando en cómo eliminar la porción todavía más grande del torso de la estatua, según afirmaron los responsables.

La excavación también ha descubierto una sección de 31 pulgadas de una estatua de piedra caliza de tamaño natural del nieto de Ramsés II, Seti II.

Ahora quieren más...

La excavación continúa, y los expertos esperan descubrir más de la estatua de Ozymandias para una posterior restauración. 

“Estoy bastante seguro de que las caderas y las piernas también se encuentran por allí”, dijo Raue, “pero el problema es que estamos en medio de la ciudad, y la parte inferior puede estar muy cerca de las casas, así que probablemente no podamos conseguirla”. 



Raue dijo a CNN que duda que se pueda hacer una reconstrucción completa de la cara, aunque fragmentos de los ojos, la corona y los labios fueron recuperados.

Parte de un legado muy importante

La cabeza y el torso serán trasladados al Gran Museo Egipcio de Guiza, que se inaugurará en 2018. 

El vecindario residencial de Matariyyah, donde fue hallada la estatua, estuvo dedicado a la adoración del dios del Sol, Ra. 

Un complejo deslumbrante conocido como Heliópolis que fue destruido durante el periodo Greco-Romano. 

Formó parte de una de las tres ciudades más importantes del Antiguo Egipto junto con Tebas y Menfis, y fue conocida por los coptos (egipcios que profesan algún tipo de fe cristiana) como On.

Puede haber otras reliquias enterradas

No cabe duda de que, si se llega a completar este descubrimiento al completo, será uno de los hallazgos más importantes de los últimos años en cuanto a lo que patrimonio egipcio se refiere. 

Ramsés II es considerado como uno de los faraones más importantes de toda su historia, principalmente gracias al enorme número de vestigios que perduran de su reinado. 

Habrá que esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimiento en cuanto a la excavación, pero probablemente acabe siendo algo muy relevante para los amantes de la historia. 

Fuente: Starstock/Youtube-Ruptly TV


Jordan Peterson, el profesor que enfrenta sin temor a las hordas defensoras de la ideología de género

Jordan Peterson está en la primera línea de batalla de la "guerra cultural" que vive el mundo actual. Este profesor canadiense se ha convertido en un referente de un movimiento que se rebela contra ideologías que cercenan la libertad de expresión y que pasan por encima de las verdades científicas.

Y lo hace con conferencias o directamente echándose a la calle

© Sott.net

Un auténtico héroe de nuestros tiempos...

Su alineamiento contra la "dictadura de lo políticamente correcto" le está granjeando grandes problemas personales y laborales pero gracias a su implicación se ha convertido en la voz de millones de personas que se sienten silenciados y atacados por la ideología de género y el neomarxismo cultural. 




Sus planteamientos están teniendo gran repercusión 

Prácticamente sin buscarlo, sus vídeos en Youtube superan los 150 millones de visionados, en un canal en el que tiene más de 400.000 suscriptores. Y todo ello a pesar de que ha tenido que vencer la censura que ha sufrido este canal de vídeos de Google. 

Aunque no tiene miedo y está presente en grandes frentes, el más grande es el del género, en el que además es su "enemigo" más fuerte. Peterson es licenciado en Ciencias Políticas y doctor en Psicología. Tras ser profesor asociado en Harvard ahora es titular en la Universidad de Toronto. 

En esta universidad está en la actualidad en la cuerda floja. Ha sido dos veces advertido por escrito de que sería despedido tras anunciar que se negaría a usar los pronombres de género (lo que ahora es obligatorio por la reciente C-16 aprobada en Canadá) para dirigirse a estudiantes y profesores que no se identifican con su sexo biológico. 

No hay que ceder a los "neomarxistas posmodernistas" 

Él defiende su libertad de expresión y no teme las consecuencias: "No voy a ceder el territorio lingüístico a los neomarxistas posmodernistas", afirma en una entrevista en The Spectator

De hecho, él no está en contra de los transgénero, tal y como le acusan, sino de la imposición de una ideología que vulnera sus derechos. El propio Peterson asegura que él no tendría problemas en utilizar el pronombre de una persona en particular, pero si se lo pide esa persona, no por imposición del Estado. 

Hombres y mujeres son diferentes 

Grupos de izquierda, feministas y LGTB le tienen en su punto de mira precisamente porque afirma en primer lugar que hombre y mujer son diferentes. Y por otro lado por su oposición al principal argumento de la ideología de género, de que el "sexo" es una construcción social que no tiene nada que ver con la biología. 

Este mediático experto asegura que las mujeres difieren sistemáticamente de los hombres en la mayoría de los cinco grandes rasgos de personalidad identificados por los investigadores psicométricos, que son apertura, neuroticismo, conciencia, extraversión y tolerancia. 

Estos rasgos tienen definiciones técnicas más precisas que el significado que se suele dar a ellos ocasionalmente. Para Peterson, "estos rasgos no son socioculturales, la evidencia es muy clara". Además afirma que las mujeres destacan más en la tolerancia, intentar que todos se lleven bien, evitar el conflicto, la compasión, la educación y el auto-sacrificio así como en el neuroticismo. 

Defender estas tesis le ha causado grandes problemas, también en el mundo académico. "Las humanidades en las universidades se han vuelto incomprensiblemente superficiales y corruptas de múltiples maneras", afirma. 

En su opinión, en la sociología "enmascaran su completa ignorancia de la ciencia al afirmar que la ciencia es sólo otro modo de conocer y que es privilegiada dentro de la estructura del patriarcado eurocéntrico opresor. Es espantoso, no estamos teniendo una discusión inteligente, estamos teniendo una discusión ideológica". 

La locura de lo políticamente correcto 

"Los estudiantes, en vez de ser ennoblecidos por los últimos vestigios de estructura que quedan en nuestra sociedad, son despojados de ellos por el postmodernismo y el neomarxismo, que lo define todo en términos de relativismo y poder", agrega. 




"Las universidades en los Estados Unidos incluso organizan policía del pensamiento bajo la forma de Bias Response Teams [Equipos de respuesta a denuncias de discriminación] que informan y llevan a cabo evaluaciones de impacto cuando hay un incidente discriminatorio (que puede ser intencionado o no intencionado). Esto ha ido demasiado lejos. Hay que pararlo antes de que sea imposible hacerlo", afirmaba en otra entrevista. 

Y en su opinión, lo que está ocurriendo es parte "de la locura de lo políticamente correcto que amenaza con engullir nuestra cultura". 

Su defensa de la libertad tiene un precio. Insultos, grandes discusiones, amenazas de activistas trans. "Estoy muy disgustado por las críticas, muy, muy molesto. Pero sé cuáles son las consecuencias de no involucrarme en el conflicto y esas consecuencias son peores". 

Viendo las estadísticas de su público en Youtube se entiende a quién está protegiendo de la ideología de género. El 90% de su audiencia son varones. "Los niveles de estrés de estos hombres son muy altos. Les estoy diciendo algo que necesitan desesperadamente escuchar".


mie, 20 dic 2017 13:26 UTC
https://es.sott.net/article/57125-Jordan-Peterson-el-profesor-que-enfrenta-sin-temor-a-las-hordas-defensoras-de-la-ideologia-de-genero

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".