lunes, 23 de abril de 2018

Un Cienífico se inyecta una bacteria de hace 3,5 millones de años ¡Los resultados son increibles!


En lo que parece una historia adecuada para un cómic de Marvel, Anatoli Brouchkov, un polémico científico ruso, se inyectó bacterias con 3,5 millones de años de antigüedad, y lo que es más sorprendente, ha afirmado que esta es la clave esquiva para la "vida eterna".




El Profesor Anatoli Broushkov, jefe del Departamento de Geocriología en la Universidad Estatal de Moscú, no ha sucumbido a la enfermedad en dos años, desde que comenzó los experimentos en sí mismo, de acuerdo con los medios rusos.

Etiquetado como "Bacillus F", la bacteria de 3.5 millones de años de antigüedad se cree que es uno de los componentes clave para mejorar la longevidad en humanos. Una vez que el ADN fue desbloqueado por los investigadores de Rusia, se probó en ratones y células humanas. Sin embargo, Broushkov decidió convertirse en un conejillo de Indias humano y lo probó en sí mismo. El resultado de esto, afirma: un cuerpo fuerte y saludable que resiste el tiempo mejor que antes.

Entonces, ¿cuál es el secreto de esta bacteria?

La bacteria Bacillus F ha logrado sobrevivir durante millones de años en la tundra ártica de Siberia, un lugar conocido por ser uno de los lugares más extremos de la Tierra.

A medida que el calentamiento global se propaga a través de Siberia, el permafrost ha comenzado a derretirse, y esto, cree Broushjov, ha causado que las bacterias se infiltren en el medio ambiente natural y entren en el suministro de agua de las poblaciones locales. Él creía que no habría peligro en experimentar consigo mismo, ya que afirma que la gente de Yakut ha estado ingeriendo la bacteria de forma natural durante algún tiempo, y esta raza parece tener una mayor longevidad, a pesar de sus duras condiciones de vida.


Él dijo. "Empecé a trabajar más tiempo, nunca he tenido la gripe en los últimos dos años. Después de experimentos exitosos con ratones y moscas de la fruta, pensé que sería interesante probar el cultivo bacteriano inactivado.




"Si podemos encontrar cómo la bacteria se mantiene viva, probablemente podríamos encontrar una herramienta para extender nuestras vidas", explicó Broushkov en una entrevista.

Esta bacteria del Jurásico también podría ser un factor integral en la fertilidad y la longevidad en los humanos, dicen los científicos. Las ratas hembras más viejas a las que se les inyectó el Bacillus F pudieron reproducirse después de haber dejado de poder hacerlo. Además, el Bacillus F también puede curar plantas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".