viernes, 25 de mayo de 2018

La historia no contada de una agencia de espionaje secreta de Japón

Un periodista del medio The Intercept y el canal japonés NHK han llevado a cabo una investigación que ha arrojado luz sobre el funcionamiento interno de un centro de vigilancia de comunicaciones.

El Ministerio de Defensa de Japón en Ichigaya, Tokio (Japón).
wikimedia.org / Lombroso / Dominio publico

El periodista de investigación escocés Ryan Gallagher, especializado en seguridad nacional, ha revelado detalles del trabajo interno de la agencia de espionaje secreta de Japón, la Dirección de Inteligencia de Señales (DFS, por sus siglas en inglés), cuyo funcionamiento interno ha permanecido secreto. La investigación, llevada a cabo por el medio digital The Intercept en colaboración con el canal japonés NHK, ha arrojado luz sobre ese misterioso lugar.

Según revela el periodista, la Dirección de Inteligencia de Señales, que está bajo la jurisdicción del Ministerio de Defensa japonés, se encuentra en Ichigaya, un barrio de Tokio, al sur del país. El organismo está diseñado para monitorear las llamadas telefónicas y los mensajes de correo electrónico que pasan a través de los satélites de comunicación.



De acuerdo con el periodista, la DFS cuenta con 1.700 miembros y al menos seis instalaciones de vigilancia. Un exempleado, Atsushi Miyata, ha contado que su trabajo incluía el monitoreo de “países vecinos”, como Corea del Norte, y sus actividades militares. Además, Miyata ha revelado que la información obtenida por la DFS no puede ser compartida con otros organismos del Gobierno japonés hasta que en el propio Ministerio de Defensa de Japón no “sepan lo que hacemos”.

Apuntan a “proveedores enteros de servicio de Internet”

Asimismo, Gallagher ha revelado detalles sobre una de las instalaciones principales de la DFS, Tachiarai, ubicada entre las ciudades de Tachiarai y Chikuzen. Este centro de vigilancia ha sido utilizado por Japón para un programa encubierto de vigilancia de Internet con el nombre en código de MALLARD. De acuerdo con el periodista, desde mediados de 2012 el centro ha recogido datos sobre sesiones de Internet, y ha recopilado información sobre potenciales ciberataques.

Según Richard Tanter, profesor en la Universidad de Melbourne, el centro puede vigilar a más de 200 satélites, operados, entre otros, por China, Rusia y Corea del Sur. El profesor destaca que hasta los satélites de EE.UU. y de la UE podrían ser vigilados por los sistemas de la instalación Tachiarai.

Por su parte, Edward Snowden, exagente de la Inteligencia estadounidense, comentó al periodista que los espías de la DFS han apuntado a “proveedores enteros de servicio de Internet” y no a un solo cliente.

Finalmente, Gallagher hace referencia a un portavoz del Ministerio de Defensa de Japón, que dijo que “las actividades de recopilación de información” del país son necesarias para la “seguridad nacional” y se llevan a cabo “conforme con las leyes y regulaciones”.

Según Gallagher, EE.UU. continúa trabajando junto con la comunidad de inteligencia de Japón para monitorear la comunicación de los países asiáticos.

https://actualidad.rt.com/actualidad/272216-revelan-misterio-agencia-espionaje-secreta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".