viernes, 25 de mayo de 2018

La piscina de Iglesias y Montero en el casoplón vale lo mismo que la vivienda media española: 115.740€


Chalet, casoplón, piscina de Pablo Iglesias.
24/05/201803:03

Pablo Iglesias no tiene una piscina cualquiera en el chalé de lujo que se acaba de comprar con Irene Montero. De hecho, el valor de su piscina es el precio medio de la vivienda de 90 metros cuadrados estándar que disfrutan los españoles: 115.740 euros.

El coste mínimo confirmado de su piscina –elaborada con piedra de musgo, materiales nobles y rústicos, escalinata, forma en gajo, construcción a mediday adaptada al terreno, etc.– es de 100.000 euros. El precio puede subir hasta los 125.000 euros dependiendo de los constructores contratados, según han confirmado empresas que se dedican a la instalación de este tipo de piscinas en la zona de la Sierra de Madrid y que han preferido mantenerse en el anonimato para no entrar en la polémica política.

Esos precios son, casualmente, los precios medios de la vivienda española de 90 metros cuadrados, la casa habitual que tienen la mayoría de familias españolas en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona.

El precio medio del metro cuadrado en España se encuentra en estos momentos, según la tasadora Tinsa, en 1.286 euros. Y eso significa que un piso medio de esas características supone un pago para los españoles de 115.740 euros.

Con esos precios, la piscina de Iglesias y Montero en el casoplón se sitúa casualmente en el centro de la franja de precios de la vivienda media española. O, dicho de otra manera, que los Iglesias-Montero van a disfrutar de una piscina que tiene un coste equivalente a lo que pagan los españoles por tener toda la casa entera –ellos sin piscina, por supuesto–.

“Una piscina muy especial”

“Se trata de una piscina muy especial. Por el tamaño, claramente más grande del habitual que solemos instalar. Y por los materiales empleados”, señala un directivo de una empresa de la zona especializada en la creación de estas piscinas. “La piscina más pequeña de este estilo que instalamos cuesta 75.000 euros. La más grande puede superar los 125.000 euros” añade el responsable de esta empresa.

Los materiales son otra de las claves. “La piedra de musgo empleada ya no se puede extraer de Madrid ni de prácticamente ningún sitio de España. Nosotros la traemos de Portugal. Aquí está protegida. Y esos portes obviamente encarecen la construcción de este tipo de piscinas”, señalan desde otra empresa.

El mantenimiento de la piscina es otra de las cuestiones que hará especialmente caro el lujoso baño. La piscina es más grande lo normal y, por lo tanto, lo costes de depuración y mantenimiento de la calidad del agua también. “Se trata de piscinas que bien por cloro, bien por sal requieren de cuidado continuo. Y eso supone o una dedicación permanente, o la contratación de un servicio profesional que tiene su precio”, añaden desde una de las empresas.

Sea como sea, tanto el precio de construcción de la piscina como el mantenimiento equivaldrán al esfuerzo medio de las familias españolas para tener su casa entera.

https://okdiario.com/espana/2018/05/24/piscina-pablo-iglesias-irene-montero-casoplon-vivienda-media-15-740e-2317974


El auditor online de Podemos revela que el plebiscito del chalé no es secreto: Iglesias sabe qué vota cada uno


Pablo Iglesias e Irene Montero, en el Congreso.

24/05/201802:32

El secreto de voto no está asegurado en la consulta sobre el chalé de Pablo Iglesias e Irene Montero. 

Así lo confirman a OKDIARIO fuentes de toda solvencia de Agora Voting –ahora denominada nVotes– la empresa que ideó el sistema de software libre utilizado para este plebiscito y que ha ejercido como auditora externa en otras votaciones de Podemos.

Agora Voting no supervisará esta votación. Su relación con el partido se limita generalmente a los procesos de primarias. Tampoco lo hará otra empresa. La consulta que determinará la continuidad política de Pablo Iglesias e Irene Montero está directamente tutelada por la secretaría de Organización, en manos de Pablo Echenique. Es decir,ningún auditor externo, y por tanto, independiente, supervisará la neutralidad del proceso, ni la fiabilidad de los resultados.

Dos “autoridades”

Podemos implantó hace tiempo este software –de libre disponibilidad– para llevar a cabo sus procesos telemáticos. El sistema es cien por cien fiable si las personas que lo controlan tienen el compromiso de obrar con responsabilidad y transparencia, como ocurre cuando las votaciones están directamente gestionadas por una empresa externa, como Agora Voting/nVotes.

Sin embargo, el año pasado, Podemos decidió prescindir de auditores en algunas consultas y contrató un curso al mismo Agora Voting/nVotes para formar a algunos de sus trabajadores como “técnicos de autoridad novel de votación”. Esto, traducido, significa que empleados a cargo de la formación, a nómina del partido, se dedican a controlar todo el procedimiento.

Desde la empresa explican que estas “autoridades”-que así se denominan en el argot técnico-“son las encargadas de custodiar el secreto de voto”. Es decir, el sistema, por sí mismo, no hace anónimo el voto. Es todo un procedimiento en el que esta figura –que en este caso depende directamente de Podemos– tiene un papel clave.

El trabajo de estas autoridades es convertir en “anónimo” el voto, codificarlo, con dos claves –una pública y otra privada– para ocultar qué se ha votado y, finalmente, realizar el recuento.

En un procedimiento habitual se recurre a dos autoridades, independientes entre sí –y se presupone que sin intereses predeterminados– que, por cada voto, deben generar unas claves de cifrado y descifrado. Es en esos códigos donde está contenido el sentido de la ‘papeleta’.

“Como tener la llave de una caja fuerte”

“Cifrar es como meter algo en una caja fuerte y descifrar es sacarlo de esa caja fuerte. Con ese sistema, tienes una llave que sirve para abrir y otra que sirve para cerrar la caja”, explican desde la compañía. “La independencia de esas autoridades es importante porque son los que se encargan de gestionar el secreto de voto”. 

El procedimiento es el que sigue: por cada votación, cada una de estas autoridades genera dos claves. Una es pública y la otra, privada. Con las claves públicas se cifran los votos, y con las privadas, se descifran (el contenido de la ‘papeleta’). “Si al menos una de esas autoridades hace bien su papel, el secreto se mantiene. Si no, no se garantizaría“, confirman desde la empresa. Esto es, por tanto, que el partido tendría acceso a lo que se está votando.

¿Se asegura por tanto que mi voto sea secreto? “Técnicamente, tal y como funciona el software, si las autoridades no son independientes entre sí, es posible que puedan acceder al contenido de la intención de voto”, confirman desde Agora/nVotes.

Para explicarlo de una forma más sencilla: “Si las dos claves privadas la tiene una misma entidad o persona, pueden acceder técnicamente al secreto del voto. Otra cosa es que lo vayan a hacer, pero técnicamente no es ningún secreto. Es como si tuvieses la llave de una caja fuerte… Se puede abrir”. 
Podemos tiene los datos de todos los que votan

¿Se asegura que mi voto sea anónimo? De nuevo, todo está en manos de las autoridades. “Es algo parecido a cuando metes en una urna las papeletas y la urna sirve para anonimizar”, responden desde Agora. “Lo que hacen las autoridades es anonimizar esos votos”. 

“Si las autoridades no son independientes y son esencialmente sólo una, dicha autoridad tiene capacidad por sí sola de descifrar el voto. Entonces sería técnicamente cierto que puede conocer la intención del voto, otra cosa es que lo hagan”, añaden.

Podemos dispone de todos los datos que identifican a los inscritos que acceden al sistema para votar.

Esto es tan sencillo como comprobar que, para darse de alta en el partido, se solicitan datos completos: nombre, apellidos, DNI, correo electrónico, fecha de nacimiento y dirección.


Para acceder al portal de participación es necesario introducir el DNI o correo electrónico y una contraseña asociada. Después, para participar en las votaciones, se pide un número de teléfono válido, al que se enviará un código. Una vez introducida esa clave ya se puede votar.

Podemos dispone, por tanto, de la información sobre la identidad asociada al DNI o al móvil. Y también las claves que genera cada voto. Es decir, su contenido. En este caso, si Iglesias y Montero deben o no dimitir como secretario general y portavoz parlamentaria de Podemos, respectivamente.

La principal diferencia en el caso de los auditores externos, responden desde Agora, es que estos no conocen la “autenticación”. Es decir, no tienen acceso a las identidades ni ningún otro dato que permita identificar quién está detrás de cada voto.

Es decir, solo una auditoría externa-realizada por ejemplo por Agora Voting/nVotes-aseguraría que el resultado de la votación es cien por cien limpio.

https://okdiario.com/espana/2018/05/24/auditor-online-podemos-revela-que-plebiscito-del-chale-no-secreto-iglesias-sabe-que-vota-cada-uno-2322631

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".