martes, 19 de junio de 2018

Gesto racista de Matteo Salvini, viceprimer ministro italiano, contra los gitanos y ferviente defensor de la independencia de Cataluña

Dijo que preparaba un censo para saber quienes, cómo y cuantos son los gitanos en Italia. A los que sean irregulares los echaremos y desafortunadamente mantendremos a los que son italianos.

Matteo Salvini , el xenófobo líder de la extrema derecha italiana. ANSA

Como era fácil esperar en el “crescendo” de agresividad xenófoba del viceprimer ministro y ministro del Interior, Matteo Salvini, líder de la ultraderechista Liga, llegó la primera declaración abiertamente racista del nuevo gobierno populista italiano. 

Salvini explicó por televisión que su cartera preparaba un censo en todo el país para saber “quienes, cómo y cuantos son” los gitanos en Italia. “A los que sean irregulares los echaremos del país. 

Diputados de la Liga Norte mostraron esteladas en el parlamento italiano en 2014 

Desafortunadamente mantendremos en Italia a los que son italianos”. La bomba política, de suma gravedad, no fue una sorpresa pero causó conmoción por su contenido y estilo neofascista, en un país que hace 80 años, en plena dictadura de Benito Mussolini, aprobó las leyes raciales que costó la vida a miles de judíos italianos que murieron en campos de concentración nazis, pero también a muchos gitanos.



Salvini no es un desbocado así nomás, planifica sus cotidianos ataques contra los inmigrantes, los zíngaros, los opositores, la Unión Europea. Está en la cresta de la ola y sabe que la política de “la horca” y “la ruspa” (excavadora, para destruir ranchos y asentamientos de gitanos y negros) es actualmente muy popularen una Italia que esta perdiendo la batalla de la democracia y la humana compasión, con un debilitamiento generalizado del antifascismo.

Matteo Salvini hizo una dura declaración contra los gitanos. ANSA

Lo dicen los sondeos que estimulan aún más los disparos, por ahora solo verbales, del ministro del Interior, que actúa como un primer ministro. La Liga de Salvini ya es el partido más popular del país con un 29,2%, cuando apenas tres meses atrás reunía un 17,3% de los votos. En cambio su socio populista en desgracia, que contaba con el 32,4% de los sufragios, el Movimiento 5 Estrellas, en los últimos sondeos no pasa del 29%. 

Esta perdiendo a sus votantes que vienen de la izquierda y que huyen atemorizados de un gobierno que gira a la derecha con tintes neofascistas, en el que es Matteo Salvini el que marca la agenda.
Mirá también

El líder del Movimiento, Luigi Di Maio, quedó otra vez contra el muro y el proprio premier Cesare Conte, le avisó: “No podemos seguir yendo para atrás”. Conte le mandó un mensaje a Salvini: “Tenés que rectificarte”, anunciándole así una borrasca política si insistía en su propaganda xenófoba.

Salvini comprendió y se echó, pero poco, para atrás. Dijo que no quería hacer un censo sino solo un registro. La comunidad judía italiana, la más vieja de la diáspora, que en Roma existe desde muchos antes de Cristo, cuando formaba parte del Imperio (los primeros cristianos que recibieron en Roma a San Pedro y San Pablo eran casi todos judios), repudió a Salvini, recordó el horror de las leyes raciales. La senadora vitalicia Liliana Segré, mostró el documento en el que su padre, Alberto Segré, se vió obligado a declararse judío ante el Podestá fascista, como era obligatorio tras la sanción de las leyes raciales de 1938 siguiendo la línea del hegemónico Adolf Hitler.

Liliana Segré era entonces una niña, sobrevivió a los campos de exterminio nazis, pero su padre Alberto murió gaseado en Auschwitz.

Giuseppe Conte primer ministro italiano (der) le pidió a Salvini que se rectifique. Foto: Víctor Sokolowicz

En Italia hay unos doscientos mil gitanos de las etnias rom, sinti y caminantes. La gran mayoría son italianos pero en el país hay 26 mil que viven en campos, con una alta proporción de delincuencia. y en los que predominan los zíngaros venidos de Bugaria, Rumania y otros países del Este europeo.
Mirá también

Salvini, que hace años proclama su odio hacia los rom, la etnia más numerosa, dijo que lo que quería era defender a los hijos de las familias gitanas que son obligados a la delincuencia por sus padres.

Los socios populistas, entre asustados e indignados con Salvini, destacaron que la Constitución republicana de 1947 prohibe los censos étnicos que casi siempre prefiguran las “limpiezas” que los italianos han sufrido y han practicado en otras épocas, según los casos y las épocas.

Salvini también causó impresión al anunciar su “honor y alegría” por un probable encuentro con el Papa Francisco “esta semana”. Se supone, aunque no lo dijo, que piensa ir a saludar al Pontífice argentino el jueves 21, cuando Jorge Bergoglio hará un viaje ecuménico ida y vuelta en el día a Ginebra para entrevistar a iglesias cristianas no católicas.

“Aquí no hay nada”, respondió el Vaticano a la pregunta de si el Papa va a recibir al xenófobo Salvini.

Luigi Di Maio (izq) cada vez pierde más protagonismo ante Matteo Salvini. AFP

Curioso que el ministro del Interior muestre tanto devoto entusiasmo (en la campaña electoral de marzo mostraba los Evangelios y un rosario en los mitines de la Liga), cuando hace poco se reunió con uno de los peores enemigos de Francisco, el cardenal norteamericano Raymond Burke y dijo que “la Iglesia me pide que siga adelante”. Burke es un ultra conservador que ha sido desplazado por Bergoglio y que considera al Pontífice argentino “un hereje”.

Algunos recordaron que en 2016, Salvini se paseaba por una playa italiana mostrando una remera que decía: “Mi Papa es Benedicto”, por el Pontífice emérito Benedicto XVI, Joseph Ratzinger”. Entonces Salvini dijo que “no me gustan los que invitan a los imanes a la Iglesia”, después que el Papa argentino hizo una apertura al diálogo interreligioso.

Estas contradicciones plateales pero peligrosas del xenófobo y racista Salvini, vienen de vieja data. Cuando la Liga Norte era ante todo separatista y quería crear otro país con las regiones del Norte, Salvini negaba la bandera italiana que hoy homenajea sin pudor, no cantaba el himno nacional, y una vez causó sensación al negarse a darle la mano al presidente de la República, Carlo Azeglio Ciampi, diciéndole: “Usted no me representa”.



El Papa Francisco está en las antípodas de Salvini. Hace dos días pidió “gestos concretos de solidaridad” con los inmigrantes y refugiados. Reclamó un acuerdo mundial para garantizarles “asistencia y protección”. En el Ángelus dominical de abril, pidió “paz y fraternidad” con los miembros del antiguo pueblo gitano, cuya gran mayoría son católicos. En el Vaticano, recibe siempre con alegría y admiración a la gente del popularísimo Circo Orfei, la mayor gloria italiana de este viejo y difícil arte que los Papas siempre protegieron. Muy pocos saben que los Orfei son de origen gitano sinti.

Salvini, el ministro que rechazó el Aquarius, un ferviente defensor de la independencia de Cataluña


Diputados de la Liga Norte mostraron esteladas en el parlamento italiano en 2014 - ABC

El responsable de Interior italiano ha mostrado en muchas ocasiones su afinidad con el independentismo

Su partido, la Liga Norte, ya sacó en 2014 varias esteladas en el parlamento italiano para celebrar la Diada

Tras ser rechazado ayer por las autoridades italianas, parece que el Aquarius atracará en algún puerto de la costa española. El navío, con casi 700 personas a bordo, repartirá a los migrantes en otras dos embarcaciones y parece que llegará a España en cuestión de horas tras el ofrecimiento de Pedro Sánchez.

Desde ayer por la mañana, Valencia se prestó para acoger al barco de migrantes, rechazado por el ministro del Interior italiano Matteo Salvini. En las últimas horas, representantes de la Comunidad Valenciana y también algún político catalán han mostrado su deseo de recibir a los inmigrantes. Uno de ellos, Gabriel Rufián, escribió en Twitter al poco de conocerse la noticia que «forma parte del ADN de Barcelona y Catalunya acogerlos. Seamos dignos de nuestra historia».

A raíz de ese mensaje, muchos usuarios de Twitter han recordado al portavoz de ERC en el Congreso que el ministro Salvini es un ferviente defensor de la independencia de Cataluña. En más de una ocasión, el político de la Liga Norte se ha dejado fotografiar con esteladas reclamando la independencia de esta parte de España.

Hace no mucho, Matteo Salvini fue fotografiado con una camiseta negra en la que aparecían una estelada y una ikurriña acompañando el mensaje «Catalunya i Euskal Herria Independencia». También es muy conocida otra imagen suya posando con una estelada en un jardín. Salvini, partidario de la independencia, es el mismo que ha cerrado la puerta a estos 629 migrantes.

Este político abiertamente nacionalista asumió el liderazgo de la Liga Norte en 2013 y es vicepresidente de Italia y ministro del Interior desde hace apenas diez días. Su partido, con él al frente, exhibió en 2014 una estelada dentro del parlamento italiano para celebrar la Diada. Su afinidad con el independentismo es inversamente proporcional a su sensibilidad con la crisis migratoria.

12/06/2018 16:22h
http://www.abc.es/internacional/abci-salvini-ministro-rechazo-aquarius-ferviente-defensor-independencia-cataluna-201806121056_noticia.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".