domingo, 17 de junio de 2018

“La masonería se ha infiltrado en la ACdP” (Asociación Católica de Propagandistas ACdp)

Es la sorprendente revelación que hace el sacerdote burgalés D. Manuel Guerra, el mayor experto en masonería de nuestro país, entrevistado por InfoVaticana.

El próximo sábado 350 propagandistas están llamados a votar entre la continuidad al proyecto de Romero Caramelo o la renovación, apostando por una ACdP con las miras puestas en su propia vocación católica.

Pregunta: Hace pocos días, usted en su blog habló del influjo de la masonería a través del Bilderbergroup, que acaba de celebrar su reunión anual en Turín.

Respuesta: Efectivamente, así es. Puede verse en la bitácora o artículo digital ¿La Santa Sede en el Bilderbergroup?, que estuvo algunos días en la portada de su web (www.infovaticana.com) y que ahora puede verse en mi blog: infovaticana.com/blogs/manuelguerra.



Pregunta: ¿Cree usted en la existencia de una “conspiración masónica” para la transformación de la sociedad?

Respuesta: Los masones mismos reconocen que la masonería ha sido y es la promotora del cambio de la sociedad, por ejemplo: “Las ideas cultivadas en las logias han cambiado la sociedad” (Pierre Lambichi, Gran Maestro o presidente del Gran Oriente de Francia, años 2008-2010, Las loges de la République, Editions du Moment, Paris 2009, pp. 29-30), La loge c´est le laboratoire de la Sociéte (Pierre Simon, Gran Maestro de la Gran Logia de Francia, De la vie avant toute chose, Mazarine, Paris 1979, p. 103). Este libro “fue retirado de las librerías a instancias de las autoridades masónicas de la época, por desvelar con excesiva claridad las intenciones de la masonería”, según el masón Maurice Caillet (Yo fui masón, LibrosLibres, Madrid 2008, p. 178) .La masonería está consiguiendo transformar las sociedades, especialmente las occidentales (Europa, América) y las occidentalizadas (Filipinas, Australia) tradicionalmente cristianas en naturalistas, relativistas, laicistas, sincréticas, dialógicas y gnósticas, o sea, masónicas.

Pregunta: ¿Luego hay una conspiración masónica?

Respuesta: No o, al menos, no necesariamente. Respecto a la transformación de la sociedad propiamente no puede hablarse de “conspiración” aunque a veces lo parezca, sino de transformación “programada”. Es lógico y coherente que las logias masónicas, como cualquier otro grupo social, aspiren a transformar la sociedad de acuerdo con sus principios e ideales. Quien no lo intenta es un egoistón si lo específico suyo es bueno y beneficioso para los demás. Pero, si lo masónico es tan bueno, ¿por qué el secreto? ¿por qué lo hacen “en secreto” o como ellos dicen “en discreto”? Ya sé que ahora, al parecer, quieren abrirse. Hasta el boletín digital de la Gran Logia de España y del Gran Oriente Español tiene como lema para este año 2018: “Estabilidad y Apertura”.

Claro que la eficacia del secreto de los masones se complementa y refuerza con la mudez o el silencio de los responsables del Magisterio de la Iglesia, olvidados del consejo y mandato del papa León XIII a todos los obispos de la Iglesia católica: “En primer lugar, procurad que, arrancada la máscara, pueda verse el verdadero rostro de los masones”(en su encíclica Humanum Genus en Leonis XIII…Acta, ADV, Graz 1971, p. 65). Más de una vez me he acordado de los canes muti de san Gregorio Magno (papa en torno al año 600),”los perros mudos” que no ahuyentan con sus ladridos al lobo, a veces disfrazado de oveja y hasta de cordero.

Pregunta: Cómo ha logrado la masonería transformar la sociedad en los últimos trescientos años (1717-2017)?

Respuesta: Quiero fijarme solo en uno de los recursos, su predilecto. Para la difusión tanto del bien como del mal, así como para la sustitución de una cultura y mentalidad por otra, “es necesario adueñarse antes de la opinión pública“. Lo dice Voltaire, masón durante pocos años al final de su vida, si bien murió católico, abjurando de sus errores y recibiendo los santos sacramentos.

¿Cómo adueñarse de la opinión pública? Voltaire y la masonería proyectaron hacerlo mediante la siembra de ideas por medio de la “Enciclopedia” y del control de la educación de la juventud. “La Enciclopedia será el medio más eficaz para “minar secretamente y sin ruido el edificio (del “altar”: la Iglesia católica y del “trono”: la monarquía) y hacer que se derrumbe por sí mismo”, escribía el 13.8.1775 Federico II de Prusia, masón desde su juventud, a Voltaire, colaborador con varios artículos en L´ Encyclopédie. El mismo Voltaire, en una de sus cartas a Damilaville, reconoce: “Me interesa mucho una buena pieza de teatro, pero prefiero más un buen libro de filosofía, que aplaste (ecrâsat) para siempre a ¡l´Infâme!. Tengo puestas mis esperanzas en l´ Encylopédie” (cf. Jean de Lannoy, La Révolution preparée par la Franc-Maçonnerie, “Omnia Veritas” 21-29).



Pregunta: ¿Y la educación?

Respuesta: Desde siempre la masonería se ha preocupado de la educación interna de los adultos dentro de las logias y de todos, especialmente de niños y jóvenes, fuera de ellas. Su lema aspiración e ideal ha sido “escuela laica, pública, obligatoria y única” (cf. Manuel Guerra, El árbol masónico. Trastienda escaparate del Nuevo Orden Mundial, Digital Reasons, Madrid 2017, 388-401).

Pregunta: La presencia de la masonería actúa también en los centros privados de ideario católico?

Respuesta: La división de centros “públicos-privados” no es correcta, pues todos son “públicos” (al servicio del bien común y de todos). Luego unos son “estatales” y otros “no-estatales” o con un ideario propio: cristiano, marxista, agnóstico, etc. Es una injusticia y discriminación manifiesta que los padres de los alumnos de estos centros deban sufragar la enseñanza de sus hijos en ellos (colegios, universidades privados) y, además, los centros estatales con los impuestos.

Es lógico que la masonería intente influir también en los centros privados, católicos. Se ha infiltrado en la Universidad de Comillas (Madrid) y en la Asociación Católica de Propagandistas ACdp). ¿Lo tendrán en cuenta sus miembros en las elecciones de los directivos de la ACdp el próximo día 23 de junio? A su vez, me consta que masones o masonas han contactado con profesores de la Universidad Católica d San Antonio (Murcia) y de la Universidad de Navarra. Desconozco si alguno de estos se ha iniciado ya en la masonería, aunque por ciertos síntomas me inclino a la respuesta afirmativa. Por “infiltrarse” entiendo que uno o más miembros estén vinculados con alguna logia masónica.

A veces pienso que, dadas las circunstancias actuales, más que en la iniciación formal, ritual, de alguien en la masonería, debe ponderarse si hay contagio ideológico. Baste recordar que todos los partidos políticos del actual arco parlamentario español hablan y votan generalmente conforme a los criterios del masónico Nuevo Orden Mundial, aunque no todos los políticos del PP. PSOE, Ciudadanos, etc., son masones.

Pregunta: Para terminar, ¿la masonería tiene algo que ver con las inmigraciones masivas hacia las costas meridionales de Europa?

Respuesta: Tiene alguna relación, al menos en su proyecto originario. Richard Nikolaus Couldenhove-Kalergi (1894-1972), iniciado en la masonería en el año 1922, es el fundador del movimiento popular para una Europa unida, que con el tiempo desembocó en el proyecto de la Unión Europea. Resumido en 28 tesis, propuso el llamado “Plan Kalergi” en el manifiesto Pan-Europa, publicado en 1923 (ediciones Paneuropa, Viena) y en su obra principal en tres volúmenes: Kampf um Paneuropa, “La lucha por Europa” (1925-1928). No hace falta decir que “Pan” en griego significa “todo”. Una de las superlogias, la Pan-Europa, debe su nombre al conde Kalergi que la fundó en 1947 (cf. su naturaleza político-financiera y los nombres de varios de sus nombres, algunos de conocidos españoles en la obra citada El árbol masónico, pp. 201-205).

El conde de Kalergi justifica el descenso de la población europea, causado por las guerras, la propaganda desde el poder y por las crisis económicas. Sería la aplicación de una de las normas de la masonería: Ordo ab Chao, “un (nuevo) Orden proveniente del Caos” natural o provocado. Como remedio propone la inmigración masiva y duradera de negros, asiáticos, musulmanes, latinoamericanos y amerindios, que originará una raza mestiza, pasiva y dócil a la manipulación por “la raza superior: la aristocracia judía”. Así quedará muy debilitada e incluso desaparecerá la tradicional unidad cristiana de Europa, siendo sustituida por un multiculturalismo o pluralismo religioso-cultural. Kalergi fue el primero en recibir el Premio Carlomagno (año 1950).



Dicen que hay unos 400.000 inmigrantes en Libia esperando que las mafias los trasladen a las costas europeas. ¿Nadie pide cuentas al presidente Obama y a la Sra. Clinton por las previsibles consecuencias de haber pretendido imponer la democracia en los países de mayoría islámica, limítrofes con el Mediterráneo oriental y meridional, la paradójica e irónicamente llamada “Primavera árabe”? Además de los 625 que mañana domingo, día 17 de junio, arribarán a Valencia, más de 900 han sido rescatados en el Estrecho de Gibraltar en el último día y medio. ¿Cuántos cederán al efecto “llamada” y estarán soñando con alcanzar “el paraíso” español”? ¿Por qué la laicista Unión Europea no trata de solucionar este drama humano en los lugares de origen? (cf. el artículo Las migraciones masivas norteñas (los Bárbaros, siglo V d. C.), la sureñas de nuestros días y su evangelización en mi blog ya citado)

Por Gabriel Ariza | 16 junio, 2018
https://infovaticana.com/2018/06/16/la-masoneria-se-ha-infiltrado-en-la-acdp/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".