jueves, 21 de junio de 2018

Puigdemont lanza a la ANC y los CDR para recibir con pintura amarilla al Rey en Tarragona


Cartel de los CDR y compartido por la ANC de la movilización para protestar contra la visita del Rey Felipe VI a Tarragona

“El Rey del 3-O no es bienvenido en Cataluña”. Esta frase del ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha sido interpretada por el activismo separatista como una convocatoria para amargar la visita del Rey Felipe VI a Tarragona este viernes, con motivo de la inauguración de los Juegos del Mediterráneo.



Tanto los autodenominados ‘comités de defensa de la república’ (CDR) como la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ya han respondido a las directrices de Puigdemont: han convocado una movilización para ‘recibir’ al Jefe del Estado, en su primera visita a Cataluña desde que Quim Torra fue nombrado nuevo presidente de la Generalitat. En la protesta pretenden arrojar pintura amarilla, el color escogido por los separatistas para sus reivindicaciones y apoyo a los golpistas encarcelados.

Aquest divendres 22#JocsMediterranis

17h a la ITV de #Tarragona

ATENTES A LES CONVOCATÒRIES!

La consigna de la movilización es muy clara: “¡Lleva algo para hacer ruido y ropa de repuesto!”. De aquí se desprende que vayan a arrojar pintura amarilla al monarca. La protesta tendrá lugar este viernes a partir de las 17:00 horas en la ITV de Tarragona. “En Tarragona no tenemos rey” y “que corra el Borbón”, son los otros lemas escogidos por los separatistas.

En manos de los Mossos

Será el primer desafío de orden público para los Mossos d´Esquadra tras el 155, donde el cuerpo de policía vuelve a estar en manos del Govern. No obstante, en la capital catalana habrá presencia de la Guardia Civil, que desplazará una unidad de los GRS, de la Policía Nacional (otra unidad de antidisturbios UIP, que se movilizará desde Barcelona) y el servicio de seguridad con que cuenta la Casa Real, que ya se encuentra en Tarragona desde hace días.

Las últimas visitas del Rey Felipe VI a Cataluña han estado acompañados de agitación callejera. La última de ellas fue el pasado 9 de abril, cuando el monarca acudió al L’Auditori de Barcelona para presidir la entrega de despachos a la nueva promoción de jueces. “¡Fuera el Borbón por fascista y por cabrón!”, fueron los gritos que recibió el jefe de Estado por parte de los CDR que se desplazaron a las puertas del Auditorio.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".