viernes, 6 de julio de 2018

¿ Se Adoctrina en las escuelas catalanas ?

El adoctrinamiento en las escuelas catalanas es un tema actualmente en boca de todos. Se ha convertido en el argumento que a muchos explica el incremento del independentismo en esta comunidad.

Resultado de imagen de albert rivera mapa paises catalan

El partido Ciudadanos parece haberse convertido en el abanderado de la lucha contra ese supuesto adoctrinamiento en las aulas. Su líder, Albert Rivera, mostraba el 21 de noviembre en el congreso, un mapa de los Països Catalans publicado supuestamente en uno de esos libros de texto que denunciaba. Resultó ser un bulo que se ha hecho viral en las redes. 





Esa página que enseñaba se encontraba en la "Súper E Enciclopedia", editada en 2001 y 2002 por el Club Súper 3 de TV3. La realidad es que esto ya implica la inculcación a la población infantil, a través de un medio de comunicación público, del término Països Catalans, algo que geográfica e históricamente nunca existió.

Resultado de imagen de Se adoctrina en las escuelas catalanasEn este tema convendría diferenciar dos conceptos distintos: Uno es el de educar, desarrollar las facultades intelectuales, morales y afectivas de una persona de acuerdo con la cultura y las normas de convivencia de la sociedad a la que pertenece. 

Y otro es el de adoctrinar, enseñar los principios de una determinada creencia o doctrina, especialmente con la intención de ganar partidarios.

Entre ambas definiciones, a menos que la independencia sea parte de la cultura y normas de convivencia catalanas, parece claro que el hecho de inculcar a un niño la idoneidad de que su tierra se separe de otra reconocida legal e internacionalmente como su nación, y para ello explicar conceptos políticos y hechos históricos de dudoso reconocimiento, resultaría más adoctrinamiento que educación.

Bien, la cuestión es: ¿Se adoctrina en las escuelas catalanas?.

Jordi Cantallops, inspector de Educación en Barcelona, aseguraba recientemente que “se adoctrina en los colegios” y que "las competencias en educación deberían ser devueltas al Estado". 

Ha sido el único de los 37 inspectores de servicio en la Inspección de Barcelona en hacer tales declaraciones, el resto de sus compañeros han manifestado su "pleno rechazo por las referidas afirmaciones”. 

Tres días después de las declaraciones de Cantallops, la Generalitat le abrió un expediente de falta grave por "incumplimiento de sus funciones". La Unión Sindical de Inspectores de Educación (USIE) declaró que "la apertura de este expediente disciplinario supone un ataque frontal y totalitario de la Generalitat a la libertad de expresión y a la independencia y autonomía de la Inspección de Educación en Cataluña”.

Por ahora ya vemos que, en caso que ese adoctrinamiento en la educación pública catalana exista, más vale no denunciarlo si uno no se quiere arriesgar a que le abran un expediente.





¿Existen pruebas sobre la existencia de inculcación de ideas políticas en el sistema educativo catalán irrespetuosas con el marco constitucional o legal vigente?

En respuesta a esta pregunta, el sindicato catalán de profesores AMES ha realizado un estudio comparativo de los manuales de Ciencias Sociales de 5º y 6º de Primaria de las siete principales
editoriales que se distribuyen en esta comunidad autónoma. La conclusión es que en los textos que manejan los alumnos de entre 10 y 12 años hay "planteamientos ideológicos partidistas" y "tendenciosos". 

En general concluían que “se ensalza en exceso las diferencias entre los catalanes y los ciudadanos del resto de España, mientras que se reduce o se ignora lo que los une” propiciando «que en gran parte de los alumnos se generen sentimientos diferentes a los que estudian en el resto de España».

El mismo presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros y material de enseñanza, José Moyano, se quejaba en la Subcomisión que negocia el Pacto por la Educación en el Congreso, que el colectivo tiene que lidiar con las presiones «o recomendaciones» de todo tipo que reciben a la hora de ajustar los contenidos a los decretos autonómicos sobre esta materia.

La AMES ofrece un buen número de ejemplos en Cataluña, referenciados según editoriales y cursos lectivos, indicando las páginas y textos en los que aparecen definiciones o conceptos alejados de la buena práctica educativa y del marco constitucional vigente. Denuncian que España es prácticamente invisible en el relato histórico y geográfico en muchos de los libros de texto catalanes.

Les dejo un enlace para poder examinar todos los casos que se han extraído del informe de la AMES (http://www.ames-fps.com/adoctrinamiento_libros_sociales_5y6primaria_cataluna.pdf)
, y les presento a continuación algunos ejemplos que me han resultado más llamativos:

· El libro de 'Lengua catalana y literatura' destinado a niños de 14 años de edad -publicado por la Editorial Casals- que se utiliza en 3º de ESO de un centro público de una localidad cercana a Barcelona. Capítulo sobre multilingüismo, el manual explica el "bilingüismo social" como aquella situación en la que "en una sociedad conviven la lengua propia y otra forastera". Y añade: "Por ejemplo, Cataluña: a la lengua propia, se ha añadido otra (por migraciones, imposición militar...)".

· El libro de Medi natural, social y cultural de 5º de Primaria de Barcanova "se centra únicamente en la Historia de Cataluña" y "a España como tal no se le dedica ni una página". Igualmente pasa con los manuales de Santillana editados en 2014 para 5º y 6º de Primaria, que dedican "34 páginas a la geografía de Cataluña y cuatro a la de España". Lo mismo ocurre en el de 5º de Primaria de la editorial Cruïlla.

· Página 172 del libro Coneixement del medi, editado en 2014 por La Galera para 6º de Primaria, se afirma que "Cataluña y el País Vasco se sienten naciones", algo que, según el informe, supone presentar "el sentir de una parte de los ciudadanos como el de toda su población".

· 5º de Cruïlla, al referirse a las instituciones de gobierno, sólo se hace referencia al Parlament, al presidente del Govern y al Govern, sin ninguna referencia al Congreso de los Diputados, ni al Rey ni al Gobierno de España. En este mismo texto, en la página 137, se compara a Cataluña con otros países europeos como Italia, Alemania, Bélgica y Reino Unido.

· En el libro de 6º de Primaria de Santillana, se presenta a Cataluña y a España como si fueran dos naciones diferentes.

· Los libros de Barcanova, La Galera, Santillana o Cruïlla dicen que el Estatut es "la ley más importante de Cataluña". En la página 139 del de 5º de Cruïlla se dice que la Generalitat es la institución que organiza el autogobierno de Cataluña, "sin ninguna referencia a su obligación de cumplir y hacer cumplir las leyes de España".

· En varios manuales se habla de la "Corona catalanoaragonesa", en vez de la Corona de Aragón. En la página 210 del libro de 6º de Barcanova se menciona a reyes de "Castella i Catalunya-Aragó".

· El manual de 6º de La Galera, en la página 221, muestra a los gobernantes catalanes como víctimas inocentes de los reyes españoles.

Este mismo libro, al hablar de la Guerra Civil, "la presenta como un mero conflicto de intereses entre buenos y malos" y elude mencionar la quema de conventos de 1931, un hecho histórico que tampoco aparece en el libro de Vicens Vives.

En general, informa la AMES, "La Historia se presenta como un constante enfrentamiento entre España y Cataluña, en el que España siempre actúa coartando las libertades, las costumbres, las tradiciones y la lengua propia de Cataluña".

Las muestras de adoctrinamiento en algunas escuelas catalanas son claras, y con solo escribir las palabras “adoctrinamiento Cataluña” en el buscador, cualquiera encontrará decenas de videos de niños siendo cuestionados por sus profesores sobre la independencia, desarrollando obras de teatro en la que son conquistados o maltratados por ejércitos españoles o elaborando talleres pintando esteladas. 





Que decir tiene las noticias que se han ido publicando en la prensa española tras el referéndum del 1 de octubre, sobre niños de padres policías nacionales y guardia civiles increpados por sus profesores, o los minutos de silencio y alusiones en los centros a la violencia policial o al encarcelamiento de los Jordis y el Govern, que cuanto menos implican una postura política partidista.

El adoctrinamiento, aunque solo sea en centros educativos aislados del territorio catalán es innegable, y solo sectores independentistas y algunos sujetos de partidos de izquierda hoy día lo niegan.

El hecho de que parlamentarios como Joan Mena Arca, de En Comú Podem, en un acto de buena fe, se pongan a sí mismos como ejemplo para negar el adoctrinamiento, por en su caso ser licenciado en filología hispánica habiendo sido educado en Cataluña, no significa nada. 

Mena se educó hace 20 años, nada que ver con estos tiempos, a parte que tampoco sirve el ejemplo. Todos nuestros padres fueron educados en el régimen franquista y la mayoría hoy están alejados de esa ideología.

No resulta extraño encontrar estos resultados, cuando la misma consellera de educació en 2011, Irene Rigau, una de las protagonistas de la consulta del 9N, declaraba sin pudor que están “catalanizando el sistema educativo” dedicándose a “traspasar la tradición y generar la historia” para así hacer una escuela pública que “funde diferentes grupos étnicos en un solo pueblo”. La Generalitat siempre se ha interesado por que la educación publica asimilase su ideología nacionalista.

Según se desprende de los barómetros del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) analizados por Convivencia Cívica Catalana, más de un 40% de profesores en Cataluña se sienten 'únicamente catalanes', el doble que la media de la población, y un 61% de ellos son favorables a la posibilidad de que Cataluña se convierta en un estado independiente, casi 23 puntos superior a la media de la población catalana (38%). Como no cabría esperar de otro modo, el profesorado presenta el doble de votantes de ERC que la media a nivel regional.

Y la inspección educativa en este ámbito poco puede canalizar la situación. Los inspectores educativos de Cataluña son un cuerpo estatal pero gestionado por la Generalitat. Ocho de cada diez inspectores (el 80 por ciento), no han accedido por oposición, sino que son funcionarios docentes seleccionados por la Generalitat en comisión de servicios. 

Los denominados «inspectores accidentales», profesionales en régimen de interinidad renovados anualmente. Los mismos profesionales han denunciado que no cuentan con la «independencia» necesaria para realizar su tarea con suficiente autonomía.


En todo caso, este problema de adoctrinamiento en las aulas no solo se produce en Cataluña. Como denunciaban los editores, estos están sujetos y presionados por las 17 comunidades autónomas. En Madrid se educaba en las virtudes de la descentralización y construcción de hospitales llevada a cabo durante la presidencia de Esperanza Aguirre. En baleares se ha denunciado una educación pancatalanista. 

En la página 244 del libro de 2º de Bachillerato de Lengua Catalana y Literatura de la editorial Anaya, utilizado en muchos institutos de baleares, aparece el mapa de los Països Catalans que Albert Rivera presentó en el congreso. 

En la misma página se indica que hay una «lengua dominante» (el castellano) y otra «dominada» (el catalán). En todo caso, la diferencia de estos casos con Cataluña, es la oposición frontal que se produce en las asociaciones de padres de alumnos pidiendo la inmediata retirada de esos libros de texto, algo que no ha ocurrido en Cataluña por miedo a represalias hacia los menores. 

Quizás sea el momento, como actualmente está en debate, en el que si bien el Estado no recupera la totalidad de la competencia educativa por respetar las singularidades de cada autonomía en sus temarios, si se hace imprescindible acotar el mensaje ideológico y acordar unos contenidos comunes a todo el territorio español que sean respetuosos con el marco constitucional vigente.











http://mitosnacionalismocatalan.blogspot.com/p/se-adoctrina-en-las-escuelas-catalas.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".