viernes, 3 de agosto de 2018

Futhark: El Misterioso y Antiguo Alfabeto Rúnico del Norte de Europa

La palabra runa procede del antiguo nórdico rún que significa misterio o secreto. Se sabe poco sobre los orígenes del alfabeto rúnico, y nadie sabe exactamente quién lo inventó, cuándo o dónde.

Las runas son caracteres del más antiguo alfabeto escrito empleado por los pueblos germánicos de Europa, llamado Futhark. El alfabeto rúnico era utilizado por la mayor parte de pueblos de lengua germánica, pero principalmente en los países nórdicos. 

Se han hallado inscripciones por todo el norte de Europa desde los Balcanes hasta Alemania, Escandinavia, las islas Británicas e Islandia, y estuvieron en uso desde el 100 d. C. hasta el 1600. Se han encontrado inscripciones rúnicas incluso en Norteamérica, apoyando las afirmaciones de que los vikingos llegaron a América mucho antes que Colón. 





En la actualidad el inglés y otras lenguas del norte de Europa se escriben utilizando el alfabeto latino, pero solían estar escritos en runestaves (“báculos de runas.”)

La inscripción rúnica más antigua conocida data del 160 d. C. y fue descubierta en el Peine de Vimose, leyéndose en ella simplemente “HARJA”.

Peine de asta de venado de entre el 150 d. C. y el 200 d. C. descubierto en Vimose en la isla de Funen, Dinamarca. En la inscripción, en Antiguo Futhark, se lee “Harja”, un nombre masculino. 

Esta es la inscripción rúnica más antigua conocida. El peine está expuesto en el Museo Nacional de Dinamarca. Wikimedia Commons

Se han descubierto más de 4000 inscripciones rúnicas y diversos manuscritos rúnicos, procediendo aproximadamente 2500 de ellos de Suecia. Muchas datan de los siglos IX al XI, la era de los vikingos. 

Pueden encontrarse textos rúnicos sobre diferentes superficies duras como roca, madera y metal. Los caracteres también aparecen marcados en monedas, joyas, monumentos y placas de piedra.

Esta inscripción rúnica ha sido grabada en hueso. Descubierta en Suecia. Wikimedia Commons

El alfabeto rúnico es conocido por el nombre de Futhark por las seis primeras runas, que se identifican con los fonemas f, u, th, a, r y k. Consta de 24 letras, 18 consonantes y 6 vocales, y era un sistema de escritura en el que cada carácter se correspondía con un determinado sonido.

 Las runas podían escribirse en ambas direcciones y también se podían invertir o escribir cabeza abajo. La grafía de las runas más antiguas constaba casi exclusivamente de líneas rectas, aisladas o en combinaciones de dos o más trazos. Las runas más tardías adoptaron formas más complejas y algunas incluso se asemejan a las letras modernas del alfabeto latino actual.

Los orígenes del Futhark

A causa de su semejanza con la escritura mediterránea, se piensa que el Futhark fue adaptado del alfabeto griego o del etrusco y que su origen arranca desde más allá de la prehistoria del norte de Europa. 

Las inscripciones en Futhark más antiguas no presentan una dirección fija de escritura., en su lugar se leían tanto de izquierda a derecha como de derecha a izquierda, que es un rasgo típico del alfabeto griego muy arcaico o del etrusco antes del sigo III a. C. 

Una teoría es que el alfabeto rúnico fue desarrollado por los Godos, un pueblo germánico. Dos inscripciones, la de Negau y la de Maria Saalerberg, escritas con caracteres etruscos en un lenguaje germánico y que datan de los siglos II a. C. y I a. C., dan crédito a la teoría del orígen etrusco.

Muestra de texto etrusco grabado en el Cippus Perusinus, una estela de piedra descubierta en la colina de San Marco, Italia, en 1822. Siglos III a. C. – II a. C. Wikimedia Commons

Antiguo Futhark – la escritura rúnica más antigua

Se piensa que el Antiguo Futhark es la versión más antigua del alfabeto rúnico, y era empleada en Europa allá donde habitaban pueblos germánicos, incluida Escandinavia. Constaba de 24 letras, y fue utilizado en su mayor parte antes del siglo IX d. C. Este era el lenguaje ancestral de los ingleses, holandeses, alemanes, daneses, noruegos, suecos e islandeses. 

Al ir variando los lenguajes y adoptarlo más pueblos germánicos, el Futhark cambió para adaptarse a los nuevos lenguajes en los que había acabado escribiendo. Un antiguo derivado del Futhark conocido como runas góticas fue empleado por los godos, y se utilizó hasta el 500 d. C., época en la que fue reemplazado por el alfabeto gótico basado en el griego. 





El antiguo Futhark se utilizó hasta el 550 d. C. en las regiones costeras del mar Báltico y del mar del Norte para escribir en el idioma denominado por Antonson como “Germánico Noroccidental”. De manera diferente a como ocurrió con otros tipos de runas, la capacidad de leer el antiguo Futhark se fue perdiendo con el paso del tiempo hasta que fue redescubierto y descifrado en 1865 por el noruego Sophus Bugge.

El nuevo Futhark o “runas normales” evolucionó del antiguo Futhark a lo largo de un período de muchos años y se estabilizó en torno al 800 d. C., a principios de la Era Vikinga. En lugar de 24 letras, el Futhark “más joven” tenía 16, ya que se eliminaron nueve de las letras originales del antiguo Futhark. El nuevo Futhark está dividido en dos tipos, el de rama corta (sueco y noruego) y el de rama larga (danés). 

Fue el alfabeto principal en Noruega, Suecia y Dinamarca a lo largo de la era vikinga y en gran medida (aunque no por completo) fue sustituido por el alfabeto latino hacia el 1200 d. C., en lo que fue el resultado de la conversión de la mayor parte de los escandinavos al cristianismo. El Futhark continuó siendo utilizado en Escandinavia durante siglos, pero hacia el 1600 se había convertido en poco más que una curiosidad para eruditos.


Descripción del nuevo Futhark como "Ogham Vikingo" en el libro de Ballymote (1390 d. C.). Public Domain

El Futhark llega a Gran Bretaña

Entre el 400 d. C. y el 600 d. C., tres tribus germánicas, los Anglos, los Sajones y los Jutos, invadieron Gran Bretaña desde la Europa continental y trajeron consigo el Futhark. Lo modificaron convirtiéndolo en el “Futhorc” de 33 letras para acomodarlo a los nuevos sonidos que estaban apareciendo en el Antiguo Inglés, el lenguaje hablado por los Anglo-Sajones. El nombre “Futhorc” evidencia un cambio fonológico en el que la vocal /a/ larga del inglés antiguo evolucionó con el tiempo a una /o/.

 A pesar de que el Futhark prosperó como sistema de escritura, empezó a decaer al extenderse el uso del alfabeto latino. En Inglaterra, el Futhorc anglosajón empezó a ser sustituido por el alfabeto latino hacia el siglo IX d. C., y no sobrevivió mucho más tiempo tras la conquista Normanda del año 1066. En torno al año 1000, los misioneros ya habían convertido a los pueblos germánicos al cristianismo.

¿Una fórmula religiosa secreta?

Ya que las runas provienen de la época en la que el norte de Europa estaba siendo cristianizado, han acabado por relacionarse con el pasado “pagano” o no-cristiano, y por tanto un aura mística ha envuelto al alfabeto rúnico. 





Los numerosos significados de la palabra han conducido a un gran número de teorías que vinculan el origen del alfabeto rúnico con un uso religioso. Cuando el obispo misionero Wulfila tradujo la biblia del griego al visigodo en el siglo IV d. C., tradujo la palabra mysterion como runa.

 Una teoría, por tanto, es que los más antiguos significados proto-Nórdicos y proto-Germánicos de la palabra puedan haber sido “misterio religioso” o “fórmula secreta religiosa.”

Codex runicus, un manuscrito de pergamino de alrededor del 1300 que contiene uno de los textos más antiguos y mejor conservados de la “Ley de Escania”(Skånske lov), escrito enteramente con runas. Public Domain

En la cultura popular, las runas han aparecido frecuentemente como poseedoras de propiedades místicas o mágicas. 

Ya sea en relatos históricos o de ficción, podemos ver runas habitualmente en la cultura popular moderna, en particular en la literatura de fantasía, videojuegos y otros diversos medios y manifestaciones artísticas. 

Muchas sectas wiccanas modernas emplean en la actualidad las runas con fines ceremoniales y rituales.

El “secreto” de las runas nos continua cautivando a día de hoy.

Imagen de portada: Detalle de la inscripción rúnica descubierta en una de las copias de los cuernos de oro de Gallehus expuesta en el Museo Moesgaard, en Dinamarca. Wikimedia Commons


Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Fuentes

"The Origins of the Runes." Norse Mythology for Smart People. [Online] Disponible aquí

"Runes." Norse Mythology for Smart People. [Online] Available at: http://norse-mythology.org/runes/

"The Runic Alphabet – Futhark." ThorNews. March 2, 2013. [Online] Disponible en: http://thornews.com/2013/03/02/the-runic-alphabet-futhark/

"Use of Runes Survived Introduction of Christianity." ThorNews. February 5, 2015. [Online] Disponible aquí.


"Ancient Scripts: Futhark." Ancient Scripts: Futhark. [Online] Disponible en: http://www.ancientscripts.com/futhark.html

"Runic Alphabet." Omniglot. [Online] Disponible en: http://www.omniglot.com/writing/runic.htm

18 JUNIO, 2015 - 03:03 BRYAN HILLIARD
https://www.ancient-origins.es/artefactos-escritos-antiguos-noticias-general/futhark-el-misterioso-antiguo-alfabeto-r%C3%BAnico-norte-europa-002668

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".