miércoles, 8 de agosto de 2018

Gobierno y PNV se ponen de acuerdo en retirar Policías y Guardias Civiles del País Vasco

Más de 3.000 efectivos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el lehendakari, Íñigo Urkullu. (FOTO: EFE).

08/08/201801:33

El Gobierno de Pedro Sánchez y el del lehendakari Íñigo Urkullu están de acuerdo en la necesidad de reducir los efectivos de Policía y Guardia Civil en el País Vasco para ajustarlos a las necesidades “reales” en el ámbito de sus competencias. En la actualidad, unos 2.300 guardias civiles y 1.300 policíasprestan sus servicios en esta comunidad autónoma, por unos 8.000 ertzainas, un ratio superior a otras regiones españolas con policía autonómica propia.

Las competencias de las Fuerzas de Seguridad del Estado (FSE) están limitadas: se encargan, en el ámbito de la seguridad ciudadana, de la vigilancia de aeropuertos, costas, puertos, fronteras, aduanas y escolta de autoridades del Estado y extranjeras. Expiden DNI, pasaportes y asumen las políticas de extranjería, además de la investigación en terrorismo o narcotráfico.

La histórica reivindicación del nacionalismo vasco ha cobrado fuerza en las últimas semanas, y sobre todo en el nuevo contexto surgido tras la disolución de la banda terrorista ETA y la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno.

Desde el PNV, el recorte de los efectivos a términos absolutamente “residuales” se entiende como una obligación de acuerdo al artículo 17 del Estatuto de Guernica y de los acuerdos de 1989, que concluyen que la presencia de las FSE debe ajustarse a las competencias que les corresponden, en tanto se defiende a la Ertzaintza como “policía integral” en el País Vasco.

El Estatuto de Guernica determina que la seguridad ciudadana es competencia de la Ertzaintza, aunque reserva a las FSE la capacidad de intervenir “en el mantenimiento del orden público” por iniciativa propia cuando “estimen que el interés general del Estado está gravemente comprometido”. La reclamación encuentra además acomodo en el acuerdo de 13 de marzo de 1989sobre Delimitación de Servicios entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Policía Autónoma Vasca.

El PSE suscribe la reclamación

La reclamación encuentra calado entre los socialistas. Al acuerdo entre Sánchez y Urkullu para avanzar en el desarrollo efectivo del Estatuto de Guernica se unen gestos más prácticos.

En febrero pasado, el PSE —de la ‘pedrista’ Idoia Mendia— se unió a una petición del PNV en el Parlamento vasco para reclamar, en el plazo de un año, el ajuste de los efectivos de Guardia Civil y Policía Nacional de acuerdo a “las necesidades reales de seguridad” según su “estricto ámbito competencial”. El voto supuso un giro total en la postura que hasta entonces había mantenido el partido ahora en el Gobierno y que en anteriores ocasiones-como 2013-se había declarado en contra de iniciativas similares.

La petición, en concreto, se suscribía como enmienda a una moción de EH Bildu en la que se reclamaba la “retirada total” de estos efectivos, junto con el Ejército español. Los socios de gobierno vasco subrayaron que la medida iba “conforme a lo dispuesto en el Estatuto de Guernica y en el ordenamiento jurídico vigente” y reclamaron al Departamento de Seguridad “trabajar en el seno de la Junta de Seguridad de cara a fijar los criterios de repliegue de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Euskadi”.

Los nacionalistas no cesaron tampoco en sus ataques al anterior Gobierno por su resistencia no solo a retirar efectivos, sino por la intención de ampliarlos.

Hace unos meses, recibieron con críticas el anuncio del entonces delegado del Gobierno, Javier de Andrés, de ampliar el número de agentes destinados al País Vasco. “El Gobierno español no quiere atender esta nueva realidad y se niega a cumplir los mandatos del Estatuto. El Gobierno español sigue siendo un gobierno insumiso”, denunció el parlamentario del PNV, Íñigo Iturrate.

Una nueva asociación por el repliegue

Las presiones llegan también desde el colectivo de la Policía vasca donde, en las últimas semanas, se ha formalizado una corriente que impulsa la reivindicación de una policía ‘integral’, Ertzain Abertzaleen Elkartea. 

La asociación, apoyada de manera informal desde sectores del PNV, insta a recuperar las “señas de identidad” en el cuerpo policial vasco. “Reconocemos Euskadi como nuestra Patria”, rezan entre sus principios, en los que defienden también el fomento del uso del euskera y el “orgullo de la cultura y de las señas de identidad del Pueblo Vasco”.

Sus principales impulsores, Teodoro Zuloaga e Iris Patxo, firmaron, con otros agentes, una carta de apoyo a los Mossos en los momentos más críticos del desafío independentista catalán, en la que mostraban su “solidaridad” y “reconocimiento” y opinaban que “la defensa y la garantía de la paz, la seguridad y la libertad del pueblo catalán están en buenas manos”. “Especial apoyo y agradecimiento para el major, Josep Lluís Trapero, que con su ejemplar actuación de acuerdo al principio de jerarquía y subordinación a la autoridad, tan injustamente está siendo tratado por algunos sectores de la sociedad catalana y española”, suscribían.

Desde otros sindicatos, como ERNE —mayoritario entre la Ertzaintza— se asegura que “las competencias de los cuerpos policiales están perfectamente delimitadas” en el País Vasco y no se ve necesaria una adecuación en tanto “no existan duplicidades”. “Es, sobre todo, una cuestión política que corresponde valorar al Gobierno de España de acuerdo a sus necesidades en otras regiones”, concluyen fuentes del sindicato.

https://okdiario.com/espana/pais-vasco/2018/08/08/pedro-sanchez-pnv-acuerdo-retirar-policias-guardias-civiles-pais-vasco-2924018


La Generalitat no prevé un dispositivo especial para evitar ataques de los CDR al Rey en Barcelona

Protestas en Barcelona con motivo de la llegada del Rey Felipe VI al Mobile World Congress (Foto: AFP)
08/08/201814:32


Los Mossos no prevén ningún dispositivo especial para proteger al Rey de las acciones de protesta que planean los independentistas. La consellería de Interior de la Generalitat, dirigida por Miquel Buch, no ha trasladado ninguna orden concreta, y los agentes consultados no esperan que se haga. “Los dejarán hacer, simplemente, cuando llegue el día, no se actuará o se actuará con desidia, y se alegará que no era oportuno hacer más”, afirman desde sectores críticos del cuerpo autonómico.

Como publicó OKDIARIO, el independentismo ya diseña cómo convertir los actos del aniversario de la masacre yihadista en una nueva escenificación de sus proclamas por el referéndum ilegal y en contra de la presencia de Felipe VI en Cataluña.

El año pasado, la gran manifestación de Barcelona ya fue utilizada para los mismos fines. Entonces, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) pidió a miles de personas que se colocaran estratégicamente detrás de la cabecera para inundar la marcha con esteladas, y los manifestantes recibieron a Carles Puigdemont con gritos de “independencia” y al Rey y al presidente del Gobierno, entre abucheos. El entonces president enmarcó las críticas en un ejercicio de “libertad de expresión”. 

La confirmación de que el monarca asistirá al acto de recuerdo calienta los días previos a la convocatoria. La repulsa al monarca ha sido alentada desde la propia Generalitat y por parte de su presidente, Quim Torra, que instó a la alcaldesa, Ada Colau, a no invitarle a los actos programados. Colau accedió a esas pretensiones y evitó la invitación, pero el monarca estará presente, junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los líderes de PP y Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera. 

Campaña de los CDR

La ocasión será de nuevo aprovechada por los radicales Comités de Defensa de la República (CDR) para visibilizar sus protestas, en línea con el objetivo de agitar la calle y mantener vivas sus demandas por la secesión.

Esa campaña de movilización callejera contra el Rey-a quien reprochan principalmente su discurso del pasado 3 de octubre, en el que acusó al Governgolpista de “deslealtad inadmisible contra los poderes del Estado”- se ha activado especialmente en las últimas semanas, aprovechando el foco mediático del período estival. Su última convocatoria-el viernes pasado, en el Palacio de la Almudaina, en Palma, con motivo de la recepción del Rey a las principales autoridades de la isla-acabó en cambio en un rotundo fracaso, por la respuesta abrumadora de centenares de constitucionalistas.

Por ahora, los CDR han anunciado una acción en el barrio de Gràcia, el día 16 de agosto, la víspera, aprovechando que se celebran también las fiestas de la ciudad. La convocatoria lleva el lema ‘Karda fora el Borbó’ (Echa al Borbón) y se difunde ya por las redes sociales.



AGENDA CDR GRÀCIA AGOST
Seguiu el fil

La República no es pot aturar, nosaltres tampoc

🔘 Dl 6/8 20h Acte conjunt Presos i Exiliats. Plaça de la Vila

🔘 Dl 13/8 21h Després d’acte Presos a Plaça de la Vila, decoració i embelliment dels carrers de Gràcia 🎗

👇🏼
🔘 Festes de Gràcia. Del 15 al 22

- Accions d’informació als carrers i places de la Vila

- Activació del Grup Permanent d’Autodefensa Antifeixista

🔘 16/8 Acció antiborbònica:
Karda fora al Borbó.
Estigueu atents a les xarxes.

👇🏼

Ese mismo día, las plataformas soberanistas Asamblea Nacional y Òmnium Cultural han convocado un acto, en el mismo barrio de la Ciudad Condal, para recordar los 10 meses que sus líderes, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, llevan en prisión. “Seguimos movilizados para que presos políticos, exiliados y represaliados vuelvan a casa”, reza el cartel, en el que se anima a “formar un gran lazo amarillo”, símbolo que identifica a los dirigentes golpistas.




⬛️⬜️🎗 El 16 d'agost farà 10 mesos que en @jordialapreso i en @jcuixart són empresonats injustament. Seguim mobilitzats perquè presos polítics, exiliats i represaliats sigueu a casa.
👉El 16-A, vine a fer el gran llaç groc! 🚩


La organización del acto de aniversario corresponde al Ayuntamiento de Barcelona, cuya alcaldesa, Ada Colau, ha marcado un perfil bajo: apenas durará media hora y se limitará a una ofrenda floral y un concierto de los alumnos de las escuelas de música de la ciudad. Antes, Torra y otros miembros del Governaprovecharán para mantener un encuentro en dependencias municipales.

PDeCAT: A favor de que se “exprese el rechazo”

Desde los partidos independentistas se mantiene el rechazo a la presencia real. El PDeCAT recuerda que no está invitado y por tanto no será bienvenido. Francina Vila, concejala de este partido en Barcelona, consideró normal que “los ciudadanos expresen su rechazo”, y matizó “de forma pacífica”.

Sus socios de Gobierno, ERC, mantienen aparentemente una postura menos combativa, y la CUP destaca que “la monarquía española forma parte del engranaje de 1978” y también exhibe su rechazo.

Desde los sectores más radicales se ha reclamado incluso al Gobierno catalán a que responda con un ‘plantón’ o con la celebración de un homenaje alternativo. También se le echa en cara a Colau que no haya invitado al “héroe” de los atentados, el major Josep Lluís Trapero, imputado por sedición.

“Los actos del 17-A los ha de presidir un héroe [se refiere a Trapero], no el cuñado de un chorizo, ni el hijo de un putero corrupto ni el primo del presidente de la Fundación Francisco Franco”, escribió estos días Eduard Cabús, excandidato a liderar la ANC, en redes.

https://okdiario.com/general/2018/08/08/generalitat-no-preve-dispositivo-especial-evitar-ataques-cdr-rey-barcelona-2930251

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".