martes, 13 de marzo de 2018

El antiguo texto que describe cómo los Nefilim fueron exterminados de la faz de la Tierra

Hace más de 60 años las excavaciones en las cuevas de Qumrán revelaron casi mil antiguos rollos de papiro que ofrecen importantes destellos sobre el pasado de la humanidad.

Pero los arqueólogos quedaron confundidos al encontrar un texto inusual entre dichos rollos, un documento que ofrece pistas sobre la desaparición de los llamados Nefilim y al que se ha llamado el «Libro de los Gigantes».

La Biblia hace varias referencias a los Nefilim, sobre todo en el libro del Génesis, pero la mayor parte de la información relativa a estos gigantes procede del antiguo libro apócrifo de Enoc.

Este antiquísimo texto religioso judío es atribuido al bisabuelo de Noé, aunque algunos eruditos han datado algunas de sus partes en torno al año 300 a. C.

Enoc es un personaje desconcertante, por no decir más. El propio Génesis nos relata que vivió en la tierra 365 años, antes de ser tomado por Dios: «caminaba con Dios: y él no era más; Dios se lo llevó.»

 Asimismo, durante su tiempo, nuestro planeta también estuvo habitado por los «ángeles» que interactuaban libremente con los seres humanos y que, finalmente, provocaron un mestizaje al unirse con las «hijas de los hombres», dando origen así a una raza de híbridos demasiado fuertes y gigantescos, llamados los Nefilim.

Enoc es apartado de la muerte y ‘transportado’ al cielo. Reproducción de una ilustración realizada en 1877 por F. J. Shields. (Wellcome Images/ CC BY-SA 4.0 )



El origen de la palabra Nefilim no se conoce con exactitud, pero los expertos han propuesto varias traducciones posibles: «los caídos», «apóstatas» o «los que inducen a otros a caer». Independientemente del origen de su nombre, los Nefilim siempre han sido sinónimo de gigantes.
Nefilim y viaje cósmico

El texto de los gigantes encontrado en las cuevas de Qumrán ofrece una perspectiva diferente de la del Libro de Enoc. Aunque incompletos, los fragmentos de pergamino pintan un panorama desolador: los Nefilim tomaron conciencia de que, como resultado de sus maneras violentas y antisociales, se enfrentaban a su destrucción inminente y pidieron a Enoc que mediase por ellos ante Dios.

Así, comienza por detallar cómo los Nefilim asolaban la tierra acabando con todo ser viviente sobre ella. Pero una vez que comenzaron a experimentar sueños proféticos, sus corazones se llenaron de temor. El primero que tuvo estos sueños fue Mahway, hijo del ángel Barakel. En su sueño, vio una especie de tablilla sumergida en el agua. Unas aguas que engullían todo menos a tres nombres, lo que vendría a simbolizar el diluvio y la consecuente destrucción de todos los hijos de Noé. Sin embargo, este hecho no resultaba obvio para los Nefilim, quienes debatían el significado del sueño de Mahway, fracasando en la interpretación de estos signos.

Reverso del manuscrito P.Mich.inv. 5552 con pasajes del Libro de Enoc en griego. Este manuscrito forma parte de los Papiros bíblicos Chester Beatty, siendo concretamente su 3ª hoja, que también contenía una homilía cristiana desconocida atribuida a Melitón de Sardes. El documento es casi con toda probabilidad de origen egipcio. Universidad de Michigan, Biblioteca Ann Arbor. ( Dominio público )

Poco después, dos gigantes más, Ohya y Hahya, hijos del ángel caído Shemyaza, comenzaron a tener sueños similares, soñando cómo un árbol se desarraigaba por completo salvo por tres de sus raíces. Después de esto, el resto del grupo de gigantes también empezó a tener sueños apocalípticos:

“Con eso, dos de ellos tenían sueños y el sueño huía de sus ojos, y se levantaron y vinieron a [… y dijeron] sus sueños, y dijo en la Asamblea de [sus compañeros] los monstruos [… ] En mi sueño yo estaba viendo esta misma noche y había un jardín […] jardineros y regaban […doscientos árboles y] grandes brotes salieron de su raíz […] toda el agua y el fuego quemó todo [el jardín…] Encuentran los gigantes que les diga el sueño…”

Los gigantes, al darse cuentan de la naturaleza profética de los sueños, buscaron la ayuda de Enoc, pero para su desgracia Enoc ya había desaparecido de la faz de la Tierra, por lo que los Nefilim eligieron a uno de ellos para emprender un viaje cósmico en su búsqueda.


‘La caída de los Gigantes’ (1531-1533), fresco pintado por Perino del Vaga (1501-1547) en la Villa del Príncipe de Génova, Italia. ( Dominio público )

“[Mahway] se impulsó en el aire como los fuertes vientos y voló con las manos como las águilas, y dejó el mundo habitado y pasó sobre la desolación, el gran desierto de […] y Enoc lo vio y lo saludó, y Mahway le dijo […] aquí y allí una segunda vez a Mahway […] los gigantes esperan sus palabras, y todos los monstruos de la Tierra. Si […] nació […] día de […] su […] y que se añadirían […] nos gustaría conocer su significado […] doscientos árboles que caían desde el cielo…”




Por desgracia, determinadas partes de los rollos han sido dañadas, pero el sentido general del texto resulta evidente: uno de los gigantes viajó fuera la tierra en busca de Enoc debido a su capacidad de interpretación de las visiones.

El texto se vuelve muy interesante si sustituimos algunos términos y no lo consideramos como una historia alegórica, sino como una descripción de un evento real cuyo significado se ha confundido con el tiempo. Si tenemos en cuenta volar «con las manos, como las águilas», como una metáfora, ¿podemos crear la hipótesis de que Mahway despegó de la Tierra en una nave espacial? En este caso, «Desolación en el gran desierto» ¿podría referirse al espacio interestelar? Depende de lo lejos que estemos dispuestos a llegar partiendo de un pergamino fragmentado de hace 2.000 años.

El gigante Suttung y los enanos, grabado de Louis Huard (1813-1874). ( Dominio público )

Enoc envía a Mahway de vuelta, prometiéndole que hablaría con Dios por él. Pero por desgracia para los gigantes, las tablillas que Enoc les envió como respuesta no trajeron buenas noticias:


“El escribano Enoc […] copia de la segunda tablilla que [Enoc] envió en la misma mano de Enoc el notorio escriba [… En el nombre de Dios el grande y santo, a Shemyaza y a todos [sus compañeros …]: Que sepa que no […] y las cosas que has hecho, y que tus mujeres […] ellos y sus hijos y las mujeres de [sus hijos] por tu licenciosidad sobre la tierra, y ha habido sobre ti [… y la tierra está clamando] y quejándose de ti y de las obras de tus hijos […] el daño que le has hecho. […]

Hasta que Raphael llegue, he aquí, la destrucción [está llegando, un gran diluvio, y destruirá a todos los seres vivientes] y lo que esté en los desiertos y mares. Y el significado del mensaje […] para ti sobre el mal. Pero ahora, afloja los lazos que te unen al mal… y ora”.

El texto no menciona si los Nephilim oraron o no a Dios, pero lo cierto es que acabaron desapareciendo, demostrando una vez más la eficacia del conocido como Diluvio Universal .

Imagen de portada: Fotocomposición. Izquierda, antiguo manuscrito. Derecha, ilustración de gigantes mitológicos ( Código Oculto )

http://www.ancient-origins.es/noticias-general-mitos-leyendas-europa-asia/el-antiguo-texto-que-describe-c%C3%B3mo-los-nefilim-fueron-exterminados-la-faz-la-tierra-004405/page/0/1

Científicos sugieren que mensajes extraterrestres podrían «esconder» algo peligroso para la humanidad

Científicos de la Universidad de Hawai y del Observatorio Sonneberg de Alemania han publicado un estudio pionero para iniciar un debate sobre lo que la humanidad debería hacer si alguna vez recibimos un mensaje extraterrestre.

Los investigadores han dado importancia al hecho de que cualquier comunicación debe ser abierta con extrema precaución, ya que podría causar una «extinción o alguna otra catástrofe mundial irrecuperable».

El documento, titulado «Interstellar communication. IX. Message decontamination is impossible», apareció recientemente en línea.

El estudio fue realizado por Michael Hippke, un científico independiente del Observatorio Sonneberg en Alemania; y John G. Learned, profesor del Grupo de Física de Alta Energía de la Universidad de Hawai.

Juntos, examinan algunas de las conclusiones predeterminadas sobre SETI y cuál es más probable que sea el caso.




Los investigadores dijeron que los alienígenas preferirían enviar los mensajes, ya que sería una forma más fácil y económica.

El documento decía:

Es más barato para una posible inteligencia extraterrestre enviar un mensaje malicioso para erradicar a los humanos en comparación con el envío de naves espaciales”.

Incluso advirtieron que algunos humanos podrían terminar adorando a los alienígenas como dioses después de leer los textos secretos, escondiendo una inteligencia artificial (IA) dentro del mensaje.

El estudio dice:

Podría haber una comunidad en la Tierra a favor de ellos, ya sea por razones filosóficas u otras. Si la IA promete curar el cáncer, o ofrece un mensaje de salvación, se podría formar un culto”.

También advirtieron que el mensaje podría causar un pánico generalizado que podría conducir a la caída final de la civilización.

Según los investigadores:

Hay varias amenazas posibles de un mensaje extraterrestre. En el nivel más básico, un mensaje podría representar una afirmación como: ‘Haremos que tu sol se convierta en supernova mañana’.

Sea real o no, esto podría causar pánico generalizado.

En un correo electrónico Learned dijo que nunca hubo un consenso entre los investigadores de SETI sobre si los extraterrestres podrían ser benévolos o no:

“No hay ninguna razón convincente para asumir la benevolencia (por ejemplo, que ETI es sabio y amable debido a la experiencia de su antigua civilización).

Encuentro mucho más convincente la analogía con lo que sabemos de nuestra historia… ¿Hay alguna sociedad en algún lugar que haya tenido una buena experiencia después de reunirse con un invasor tecnológicamente avanzado? Por supuesto, sería de cualquier manera, pero creo a menudo en la película Alien… me parece una idea creíble”.

Además, asumir que un mensaje ajeno podría representar una amenaza para la humanidad tiene sentido práctico.

Dado el tamaño del Universo y las limitaciones impuestas por la relatividad especial (es decir, no se conocen los medios de viajar más rápido que la luz), siempre sería más barato y fácil enviar un mensaje malicioso para erradicar una civilización en comparación con una flota de invasión.

Como resultado, Hippke y Learned aconsejan que las señales SETI sean examinadas y / o «descontaminadas» de antemano.

En términos de cómo una señal SETI podría constituir una amenaza, los investigadores describen una serie de posibilidades.




Más allá de la probabilidad de que un mensaje pueda transmitir desinformación diseñada para causar un comportamiento autodestructivo o de pánico, también existe la posibilidad de que pueda contener virus u otros problemas técnicos incrustados (es decir, el formato podría hacer que nuestras computadoras se bloqueen).

También señalan que, cuando se trata de SETI, una complicación importante surge del hecho de que es probable que no se reciba ningún mensaje en un solo lugar (lo que hace posible la contención).

Otro aspecto preocupante es el hecho de que un mensaje extraterrestre probablemente estará disponible para toda la comunidad científica antes de que pueda considerarse de naturaleza amenazante.

Incluso si solo hubiera un destinatario e intentaran mantener el mensaje bajo estricto control y clave, es una apuesta segura que las otras partes encuentren la manera de acceder a él en poco tiempo.

La pregunta surge naturalmente, ¿qué se puede hacer?

Una posibilidad que sugieren Hippke y Learned es adoptar un enfoque analógico para interpretar estos mensajes, que ilustran utilizando el SETI Decrypt Challenge 2017 como ejemplo.

Como dicen:

Como ejemplo, el mensaje del” SETI Decrypt Challenge “(Heller 2017) fue una secuencia de 1,902,341 bits, que es el producto de números primos, como el mensaje de Arecibo (Personal en el Centro Nacional de Astronomía y Ionosfera de 1975) y Evpatoria”. Llamadas cósmicas “(Shuch 2011), los bits representan el mapa de píxeles en blanco y negro X / Y de una imagen. Cuando esto se entienda, se podría realizar un análisis adicional fuera de línea imprimiendo en papel. Cualquier daño luego vendría del significado del mensaje, y no de virus incrustados u otros problemas técnicos”.

Sin embargo, cuando los mensajes se componen de códigos complejos o incluso de una IA autónoma, la necesidad de computadoras sofisticadas puede ser inevitable.

En este caso, los autores exploran otra recomendación popular, que es el uso de máquinas en cuarentena para realizar el análisis, es decir, un mensaje de prisión.

Desafortunadamente, también reconocen que ninguna prisión sería 100 por ciento efectiva y que la contención eventualmente podría fallar.

Al final, parece que la única solución real es mantener una actitud vigilante y garantizar que todos los mensajes que enviamos sean lo más benignos posible.

El estudio científico ha sido publicado en arXiv.org



Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".