sábado, 17 de marzo de 2018

Sumerios en Peru: La conexión sumeria de Nazca

¿Sumerios en Perú? Nada es imposible en el laberinto que forman las misteriosas líneas de Nazca. De hecho, varios relatos y la iconografía relacionados con el origen de las culturas Nazca y Paracas son un calco de los mitos creacionales de la civilización Sumeria. 




Recientemente, numerosos medios de comunicación publicaban una noticia relacionada con las célebres líneas de Nazca. Casi invariablemente, en los titulares se leían cosas como “Resuelto el misterio de Nazca” o “Desvelan el misterio de las espirales de Nazca”, dando a entender que en el contenido de la noticia hallaríamos la respuesta a uno de los misterios más indescifrables del planeta. No fue así. 

Aquellos titulares eran engañosos porque, en todo caso, el hallazgo al que se refería la noticia tenía que ver con los puquios, los pozos que formaban parte de la sofisticada infraestructura hidráulica construida por aquella sorprendente civilización, pero no con las líneas de Nazca, los famosos diseños que siguen constituyendo un auténtico quebradero de cabeza para arqueólogos y demás investigadores.




En realidad, sin pretender minimizar la importancia del descubrimiento sobre los puquios, tanto estas estructuras como las propias “líneas” llevan siendo estudiadas desde hace décadas y observadas desde siglos atrás.

ASOMBROSOS CONOCIMIENTOS

Por ejemplo, en el XVI, algunos cronistas españoles —como el célebre Pedro Cieza de León (1518-1554)— ya habían llamado la atención sobre ciertas “señales trazadas en el suelo”, “marcas en el desierto” o “caminos tan anchos como una calle”, según la percepción de cada observador. Sin embargo, el punto de partida de las investigaciones en Nazca coincidió con la llegada a Perú de Paul August Kosok, un historiador de la ciencia norteamericano de padres alemanes, que en la década de 1930 se desplazó al país andino, atraído por las noticias sobre los asombrosos conocimientos en hidrología de los pueblos de Mesoamérica.

Experto en sistemas de riego en las culturas primitivas, Kosok desdeñó muy pronto las teorías de sus homólogos peruanos, quienes se mostraban convencidos de que aquellas marcas en el desierto eran antiguas zanjas para conducir el agua. Muy al contrario, el norteamericano advirtió que los geoglifos de Nazca seguían ciertos patrones y, conocedor del interés de los pueblos andinos por la astronomía, buscó en las estrellas el origen de dicha organización.

A su llegada a Lima, Kosok, que hablaba un perfecto alemán, conoció casualmente a María Reiche, una matemática nacida en Dresde que había dejado su Alemania natal para buscar nuevos horizontes en Perú, país donde llevaba viviendo varios años. Como quiera que el historiador necesitaba a alguien que le ayudara con el idioma castellano, Kosok y Reiche establecieron un vínculo profesional, relación que fue estrechándose gracias a que a ambos les fascinaban aquellas misteriosas figuras de las pampas nazqueñas.

A esas alturas, Paul Kosok estaba persuadido de que los geoglifos formaban un enorme sistema calendárico, una teoría que también interesaba a Reiche, aunque ésta se inclinaba por la hipótesis de que configuraban un gigantesco mapa zodiacal.

Desde aquel entonces y hasta nuestros días, han sido multitud las teorías que han tratado de explicar el porqué y a qué o a quiénes estaban destinadas estas gigantescas señales plasmadas en el suelo, diseñadas con una exactitud que desafía nuestros escasos conocimientos sobre esta enigmática cultura.

Se ha especulado, por ejemplo, con que se trataba de caminos señalizados, indicando una u otra dirección. También que formaron parte de proyectos relacionados con el abastecimiento de agua. Igualmente, hay quien piensa que se diseñaron para ser observadas desde primitivos artefactos voladores… o aeronaves pilotadas por extraterrestres, en cuyo caso estaríamos ante singulares pistas de aterrizaje OVNI, o eso sostienen muchos de los aficionados a la astroarqueología.

Obviamente, también está la hipótesis religiosa, según la cual los antepasados de los nasqueños las habrían realizado para que sus dioses atendieran sus ruegos. María Reiche Neumann (1903-1998), la mujer que más hizo por conservar este desconcertante pero maravilloso patrimonio, murió convencida de que las líneas y dibujos formaban parte de un intrincado calendario astronómico. 




Si Kosok advirtió que algunos de los geoglifos se alineaban con las salidas y puestas de Sol durante los solsticios y equinoccios y que todos ellos conformarían una especie de zodiaco, Reiche interpretó que las figuras zoomorfas no eran sino la representación de ciertas constelaciones celestes. Así, por ejemplo, creía que el dibujo conocido como “el Mono” simbolizaba la Osa Mayor, que los nativos identificaban con la llegada de la temporada de lluvias. De igual manera, “la Araña” representaría a Orión y “el Perro”, en una equivalencia más evidente, a Can Mayor (Sirio).

En cuánto a cómo pudieron los nativos de Nazca realizar dibujos tan precisos y complejos, habida cuenta que carecían de perspectiva –aérea, se entiende– para observar el desarrollo de su trabajo y que algunos de los geoglifos miden casi trescientos metros, Reiche argumentó que los indígenas se habrían servido de cuadrículas, utilizado simples cordeles y estacas para mantener la coherencia de las líneas. 

Pese al respeto que inspiró entre sus colegas el rigor con que Maria Reiche abordó la investigación de los geoglifos de Nazca, su hipótesis astronómica fue rechazada muy pronto por muchos de sus colegas que, gracias al uso de programas matemáticos, determinaron que era imposible concluir que existían correlaciones entre las líneas y la posición de las estrellas, puesto que los diseños eran tantos y apuntaban a tantos lugares a la vez, que dictaminar si uno u otro señalaba tal o cual constelación era un asunto meramente subjetivo. 

Tal diferencia de criterios no resulta extraña. Reiche siempre mantuvo su vista fija en las estrellas, tratando de interpretar cómo “sentían” los misteriosos habitantes de aquellas regiones, cómo percibían su entorno y cuál era su grado de autoconciencia. Los científicos actuales disponen de muchos más medios –y más publicidad– de los que jamás soñó tener la austera matemática de origen alemán. De ahí que las hipótesis de estos últimos se nos antojen avaladas por una suerte de lógica aplastante.

En este sentido, investigaciones recientes podrían haber dado con una de las posibles claves para tratar de solventar este enigma: el agua. ¿El agua? Tiene sentido. ¿Qué sino encumbró e hizo caer a las civilizaciones del Indo, el Nilo o Mesopotamia, por citar sólo a tres de las más conocidas? En efecto, todo indica que el ocaso de la cultura Nazca tuvo mucho que ver con la ausencia del líquido elemento, y quizá las líneas que los sedientos habitantes de aquellas pampas dibujaron en el suelo, pudieron ser su última y desesperada señal de auxilio.

ARQUITECTURA DEL AGUA

En un artículo publicado por la revista National Geographic en marzo de 2010, Stephen S. Hall reflejaba su periplo sobre la desértica meseta que hoy constituye el fotogénico escenario de Nazca. Junto a él viajaban el veterano investigador Johnny Isla y un grupo de científicos del llamado Proyecto Nasca-Palpa, un programa dirigido por el propio Isla y Markus Reindel, del Instituto Arqueológico Alemán. 

El objetivo del reportaje y del documental emitido en paralelo fue presentar las conclusiones del citado proyecto, tras una investigación que se prolongó durante siete años y en la que participó un equipo multidisciplinar germano-peruano. Tras cartografiar el terreno y realizar un sofisticado mapa tridimensional del mismo, los miembros del Proyecto Nasca-Palpa fueron avanzando en sus investigaciones, hasta dar con una hipótesis convincente –al menos para ellos– sobre la razón de ser de las figuras. La clave, como ya hemos mencionado, está en el agua.

En esencia, los investigadores germano-peruanos defienden que las líneas de Nazca constituyeron un espacio ritual para efectuar ofrendas en relación con el líquido elemento, el bien más escaso de la región. Así, éstas configuraron una especie de trazado singular de caminos sagrados, vías por las que transitaban peregrinos que pedían lluvia o seguridad para los depósitos de agua ya existentes. Precisamente, este último punto, el de los pozos, fue el que convenció a los científicos de que todo en Nazca giraba en torno al agua, pues a lo largo y ancho de este gigantesco sitio arqueólogico se han descubierto numerosas evidencias de lugares destinados al almacenamiento de la misma.

Así, al parecer, los habitantes de Nazca construyeron un entramado de pozos a ras del suelo u horizontales –no verticales–, que cavaban hasta encontrar la capa freática por la que discurre el agua en el subsue lo. Dispuestos a una distancia de entre 30 y 50 metros unos de otros, los puquios –su denominación original– permanecían unidos mediante canales fabricados con cantos rodados y protegidos con piedras o maderas resistentes. Se trataba, en suma, de sofisticados acueductos subterráneos. Pero, ¿cómo es posible que los nazqueños trazaran estas obras maestras de ingeniería hidráulica hace casi 2.500 años? 

Los expertos en la materia, amén de llevarse las manos a la cabeza, suponen que los habitantes del actual departamento de Ica estaban lógicamente obsesionados por el líquido elemento y, como buenos observadores de todo cuanto los rodeaba, advirtieron que el agua que bajaba por las montañas por determinados cauces desaparecía bajo el suelo… para reaparecer kilómetros más adelante ya convertidos en ríos. La obra hidráulica tiene otras peculiares y avanzadísimas características en las que no voy a detenerme, pero lo anterior parece demostrar que los “ingenieros” de Nazca poseían una tecnología que sigue causando perplejidad en sus homólogos actuales. Tecnología que, por cierto, ha perdurado en el tiempo y sigue utilizándose en Ica a día de hoy.

Christina Conlee, una arqueóloga norteamericana que ha estudiado estos geoglifos durante casi dos décadas, ha descubierto evidencias de sacrificios humanos –concretamente cráneos aislados– junto a algunas de las figuras, cuestión que ella interpreta como la mejor prueba de que los dibujos y dichos sacrificios “tenían que ver con hacer ofrendas a los dioses para traer agua y fertilidad” –La Nación, 13 de marzo de 2010–.




En un sentido similar, el investigador independiente David Johnson señala al agua como principal argumento para la elaboración de los geoglifos, si bien él argumenta que éstos conformaron una especie de mapa simbólico que señalaba la presencia de acuíferos subterráneos, código que sólo conocerían los encargados de administrar el preciado bien. De hecho, en Beneath the Nasca Lines and Other Coastal Geoglyphs of Peru and Chile, Johnson ejemplifica con que el pico del “Colibrí” indicaría la presencia cercana de un puquio, del mismo modo que lo haría el vértice de un trapezoide. Y, al contrario, las líneas en zig-zag mostrarían la no existencia de agua alrededor de las mismas.

Pero no todas las teorías ofrecen una explicación tan prosaica para los geoglifos de Nazca.

Por Francisco González
Viernes 30 de Junio, 2017
http://revistaenigmas.com/secciones/grandes-reportajes/conexion-sumeria-nazca

OVNI se acerca a dos aviones de pasajeros en EE.UU. – Audio de pilotos revela el hecho

Imagen referencial

Pilotos de los aviones de pasajeros estadounidenses quedaron atónitos después de que un gran OVNI pasara frente a ellos. La serie de eventos extraños es revelada por las grabaciones de audio del control del tráfico aéreo que involucran a los aviones de pasajeros estadounidenses a gran altura.

El misterioso encuentro en el aire fue revelado por el sitio web The Drive, que obtuvo las grabaciones oficiales.

Uno de los aviones volaba a unos 37.000 pies, cuando la tripulación vio algo extraño sobre ellos.

Estaban viajando hacia el este entre el Monumento Nacional del Desierto de Sonora y la frontera de Nuevo México en los EE.UU. el 24 de febrero.

Las grabaciones de audio oficiales de la FAA del control de tráfico aéreo del Centro de Albuquerque revelaron cómo se desarrolló el incidente.

Puede escuchar el audio obtenido por The War Zone a continuación:

Un avión N71PG Learjet preguntó si el tráfico había pasado por encima de ellos.

El controlador respondió «negativo», lo que significa que no había nada que él supiera que explicaría tal observación.

Pero el piloto responde desafiante: «Algo lo hizo».

Y otro piloto repite la frecuencia diciendo «un OVNI» al cual el piloto de Learjet responde «sí».

Unos minutos más tarde, el controlador le pidió a otro vuelo que buscara algo que pasara por «las siguientes 15 millas».

Un capitán de American Airlines exclama desconcertado:

¿Si algo pasa sobre nosotros?”.
El controlador responde:

Afirmativo, teníamos un avión frente a usted que informaba que algo pasaba por encima de él y no teníamos ningún objetivo [de radar], así que avíseme si ve que algo pasa sobre usted”.

Y efectivamente, un minuto después, el Airbus 1095 estadounidense llama para confirmar que ha detectado el OVNI.

Él dice:

Sí, algo acaba de pasar por encima de nosotros. No sé lo que era, pero estaba al menos a dos o tres mil pies sobre nosotros. Sí, pasó por encima de nosotros”.




Desconcertado por el informe, el controlador le pregunta al navegante:

¿Podría decir si estaba en movimiento?”
El navegador responde rápidamente:

No pude distinguir si era un globo o lo que sea, pero era realmente radiante o tenía un gran reflejo y estaba a varios miles de pies sobre nosotros yendo en la dirección opuesta”.

Todo el evento duró alrededor de seis minutos.
Y de acuerdo con un representante de la FAA, el incidente no fue escrito y anotado o investigado más a fondo.

Los avistamientos se unen a las filas de muchos lanzamientos de vídeo de radar de la Armada de los EE.UU. que se dice que muestran OVNIs inexplicables.

También unos pilotos tuvieron un encuentro con una misteriosa nave no identificada en Denver.

Miles de personas creen que los OVNIs son artefactos extraterrestres que visitan la Tierra, sin embargo, todavía no hay pruebas firmes que respalden esto.

Sin embargo, incluso la Mutual UFO Network (MUFON), con base en los EE.UU., que investiga y registra esos avistamientos, dice que más del 90 por ciento se deben a fenómenos naturales o provocados por el hombre.

Fuente: Express.co.uk

Under Creative Commons License: Attribution Non-Commercial No Derivatives

Niño recuerda su vida pasada confirma 55 datos de su previa encarnación

INVESTIGADOR HA DOCUMENTADO MÁS DE 2 MIL CASOS DE NIÑOS QUE PARECEN RECORDAR SUS VIDAS PASADAS, ESTE ES UNO DE LOS MÁS NOTABLES

Foto: http://www.today.com/news/return-life-how-some-children-have-memories-reincarnation-t8986

Aunque en países occidentales a muchas personas la reencarnación les parece un concepto un tanto escandaloso y altamente implausible, para gran parte del mundo la reencarnación es algo que forma parte de su fe religiosa y en muchos casos de sus experiencias cotidianas. 

Persiguiendo este misterio el doctor Jim Tucker, de la Universidad de Virginia, ha documentado más de 2 mil 500 casos de niños que dicen recordar vidas pasadas, continuando el trabajo del famoso investigador Ian Stevenson.

Uno de los casos más sobresalientes de Tucker o al menos uno que ha llamado la atención de los medios en Estados Unidos es el del joven Ryan, un niño de 10 años que dice haber sido Marty Martyn, un extra que se convirtió en agente en la época dorada de Hollywood. Ryan lo identificó viendo una foto de una película de Mae West y más tarde, bajo el escrutinio de Tucker, logró nombrar 55 detalles de la vida de Martyn, muchos de los cuales fueron confirmados por la hija del actor, incluyendo un error en su acta de muerte.

Tucker trabaja estos casos con niños debido a que suelen tener más fresca la memoria. Según su investigación, 70% de los niños que creen recordar vidas pasadas murieron por muertes violentas. Tuck considera que sus más de 2 mil casos son prueba fidedigna de un fenómeno real, aunque no necesariamente cree que tenga que ser reencarnación. 

Dice, con la mente abierta: “Puede existir algo que sobreviva a la muerte del cerebro y la muerte del cuerpo que de alguna forma está conectado al nuevo niño. A lo largo del tiempo me he convencido de que existe más en el mundo que el solo universo físico. Existe la mente, que es su propia entidad”. Algunas personas han explicado estas memoria a través de una resonancia mórfica o de un campo compartido de información morfogenética. 

En el mito de Er, que narra Platón en La República, se dice que todas las personas al morir beben del río Leteo, que produce un narcótico olvido en el alma; algunas personas, sin embargo, no beben de ese río o beben del río de Mnemósine, y pueden recordar sus encarnaciones previas. Esto es una forma poética de entender lo que sin duda es un gran misterio.


POR: PIJAMASURF - 06/08/2015
http://www.pijamasurf.com/2015/06/nino-que-recuerda-vida-pasada-ha-confirmado-55-datos-de-su-encarnacion-previa/

El Templo Blanco y el Gran Zigurat de la ciudad sumeria de Uruk


Las pirámides egipcias no son el único antiguo misterio del viejo mundo; los zigurats también mantienen un estatus sustancial de “maravilla”. La antigua tierra de Uruk se encontraba en el pasado en el sur de Mesopotamia, sobre el río Éufrates, en lo que corresponde a la Warka iraquí de nuestros días. Fue fundada por un rey llamado Enmerkar hacia el 4500 a. C., y fue hogar del épico rey y héroe Gilgamesh. 




En torno al 3200 a. C., Uruk era una de las mayores ciudades del mundo de su época, con una población estimada de más de 40.000 personas. La ciudad prosperó junto con un desarrollado sistema de agricultura, y está considerada la primera auténtica ciudad de la historia.

La expansión cultural de Uruk, 3600 a. C. – 3200 a. C. ( CC BY-SA 3.0 )
La ciudad de Uruk

La ciudad estuvo habitada ininterrumpidamente hasta aproximadamente el 300 d. C., cuando sus ciudadanos empezaron a abandonarla debido a condicionantes tanto naturales como producto de la acción del hombre. 

Uruk quedó abandonada hasta que William Loftus, siguiendo instrucciones del Museo Británico, empezó a excavar y desvelar esta antigua ciudad.

Bajo el reinado de Ur-Nammu, quien unificó las ciudades de Sumeria en un solo imperio, un nuevo tipo de edificio fue creado para los dioses, y fue éste el nacimiento del zigurat (torre-templo). Los sumerios creían que los dioses procedían de las montañas que veían en la lejanía, y esto suponía un problema, ya que su territorio era llano. 

Se cree que los zigurats de Uruk fueron creados para imitar a las montañas y que los dioses pudieran habitar en ellos, y estar de este modo más cerca de su ciudad. Al formar los zigurats parte de las construcciones de los templos, se cree que estaban relacionados con rituales religiosos: la religión era una parte muy importante de la antigua cultura mesopotámica.

Plano del distrito de Eanna, en la antigua ciudad de Uruk. ( CC BY-SA 3.0 )

En el centro de las ciudades sumerias se construían los templos de sus dioses favoritos. Pero al igual que muchas otras antiguas estructuras, existe un importante grado de incertidumbre en torno a las razones que dieron pie a su construcción, y en cuanto a cómo se supone que debían utilizarse realmente.

Ruinas del zigurat y el Templo Blanco de Uruk. ( CC BY-NC-SA 2.0 )

Las grandes construcciones

Anteriores incluso a las más antiguas pirámides egipcias, los zigurats, (palabra que proviene del término asirio para “alto” o “elevado”) eran enormes plataformas superpuestas de tamaño decreciente cuanto más altas. Visualmente se asemejan a una pirámide escalonada con la cúspide plana. Los zigurats se construían con ladrillos de adobe, ya que la piedra escaseaba en la región. 

Tenían escaleras y en algunos casos rampas que llevaban hacia los pisos superiores hasta llegar al más alto, en el que se alzaba un pequeño templo. Los zigurats a menudo se ampliaban para alcanzar un mayor tamaño, y cada vez que se realizaban reformas en alguno de ellos los muros de adobe eran derribados y sus escombros se empleaban como base para el nuevo zigurat.
El Templo Blanco de Uruk

Uno de los más antiguos zigurats aún en pie constituiría la base de lo que es conocido en nuestros días como el Templo Blanco, datado en torno al 3200 a. C. – 3000 a. C., y que se cree que habría estado dedicado al dios sumerio del cielo Anu.

Templo Blanco y Zigurat. ( aparthistory2015.blogspot.com)

Con sus muros encalados de adobe, el Templo Blanco debió ser una estructura con un aspecto imponente. Incluso con su modesta talla, midiendo la superficie rectangular de su terraza 45x50 metros, el templo habría sido visible desde lejos, incluso desde más allá de las murallas que protegían la ciudad. Sus esquinas estaban orientadas hacia los puntos cardinales. Ninguna de las tres entradas del templo permitía acceder directamente a la rampa del zigurat. En palabras de la Dra. Senta German en relación con la estructura del Templo Blanco:




Los visitantes habrían necesitado caminar alrededor del templo, apreciando su brillante fachada y poderosa presencia, y probablemente habrían accedido a su interior en un recorrido de ‘eje quebrado’ (en el que sería necesario girar 90 grados para estar frente al altar), una disposición habitual en los templos del Próximo Oriente en la antigüedad.

Explica la Dra. German refiriéndose al interior del Templo Blanco:

Las estancias de las esquinas norte, oeste y este del edificio albergaban escalinatas (inacabada la del extremo norte). Las estancias en medio de la sala del nordeste parecen haber estado equipadas con estantes de madera en las paredes, y presentaban cavidades para insertar piedras que actuarían como pivotes, lo que podría implicar que en estos espacios se encajaba una sólida puerta.

El extremo norte de la sala central tenía un podio al que se accedía por una pequeña escalinata, y un altar cuya superficie estaba chamuscada por el fuego.

Desgraciadamente no se han encontrado muchos objetos en el interior del Templo Blanco, por lo que los arqueólogos no disponen de pistas que les ofrezcan la posibilidad de desvelar nueva información relacionada con el uso exacto que se daba a este edificio.

Reproducción de lo que habría sido la vista interior de la versión de dos alturas del Templo Blanco. El conjunto de postes del centro probablemente fuese utilizado como altar. © artefacts-berlin.de. Material científico: Instituto Arqueológico Alemán.

Una última característica que se podía observar en la reconstrucción del templo era la presencia de un sistema de conductos poco profundos revestidos de betún que iban del sudeste al sudoeste del límite de la terraza y entraban en el templo. 

La Dra. German ha apuntado que los arqueólogos aún no están seguros de qué tipo de líquidos circularían desde la terraza para ser recogidos en un pozo situado en la sala central del templo. Las especulaciones sugieren que estaban destinados a ser utilizados como ofrendas, aunque el tipo de líquido empleado aún continúa siendo un misterio por descubrir.

Imagen de portada: Reconstrucción digital del Templo Blanco y el zigurat de Uruk. © artefacts-berlin.de. Material científico: Instituto Arqueológico Alemán ( http://www.artefacts-berlin.de/en/uruk-visualisation-project-the-white-temple/)

Autor: Marina Sohma

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Fuentes:

Joshua J. Mark, Ancient History Encyclopedia, http://www.ancient.eu/uruk/
Ancient History Encyclopedia, http://www.ancient.eu/uruk/


19 OCTUBRE, 2016 - 03:47 ANCIENT-ORIGINS
http://www.ancient-origins.es/noticias-general-lugares-antiguos-asia/el-templo-blanco-el-gran-zigurat-la-ciudad-sumeria-uruk-003828/page/0/1

Los astrónomos están perplejos: ¿una civilización avanzada nos manda señales?

Los astrónomos han captado la emisión de radio más fuerte jamás registrada. Las pulsaciones radioeléctricas llevan desafiando a los científicos desde 2007. El origen del fenómeno hasta el momento resulta desconocido. Algunos lo vinculan con la actividad extraterrestre o con el campo electromagnético de una estrella de neutrones. 

Por el momento los científicos han registrado tan solo 33 pulsos de radio. No obstante, los investigadores han descubierto tres estallidos rápidos de radio más en los últimos días. 

El primer estallido fue registrado por Breakthrough Listen, proyecto destinado a buscar signos de vida inteligente en el universo que recibió una financiación de 100 millones de dólares durante diez años por parte del inversor tecnológico ruso Yuri Milner. 

El segundo y el tercero se descubrieron gracias al equipo de investigadores de la Universidad de Tecnología de Swinburne (Australia) el 9 y 11 de marzo, según informa el medio australiano The Sydney News. 




La señal detectada el 9 de marzo fue aproximadamente 4,5 veces más intensa que el pulso más fuerte anteriormente registrado. 

Las tres señales fueron detectadas con el Telescopio Parkes en Australia. 

Las emisiones de este tipo duran muy poco y por eso son difíciles de estudiar. Además, los científicos están perplejos por la intensidad de las señales. El origen desconocido de estallidos rápidos de radio (FRB, según sus siglas en inglés) resulta ser causa de numerosas especulaciones. Así, varios aficionados a teorías conspirológicas sobre ovnis consideran las señales como un supuesto contacto alienígena. 

Entre las hipótesis menos extraordinarias aparece la suposición de que las emisiones provienen de la radiación de fondo de microondas -radiación cósmica restante que se conservó después del Big Bang. 

Los científicos opinan que los estudios sobre FRB podrían arrojar luz sobre algunas cuestiones relacionadas con la estructura del espacio

vie, 16 mar 2018 17:15 UTC

Stonehenge, la magia del megalito más famoso

¿Quién movió y levantó esas rocas de toneladas, las dispuso de ese modo y logró precisiones astronómicas y matemáticas que tardarían miles de años en descubrirse? 

Por Sergio Basi.

Stonehenge es uno de los monumentos megalíticos con más fama en todo el mundo.Actualmente son cientos los turistas que se acercan a diario a Amesbury, al norte de Salisbury, a admirar este crómlech neolítico de hace más de 4000 años de antigüedad.

Se estructura por cuatro circunferencias concéntricas; la exterior cuenta con unos 30 metros de diámetro y las piedras que lo forman son rectangulares y enormes todas. En el centro de todo el monumento encontramos una piedra conocida como “el altar”.




La finalidad de Stonehenge no es nada clara, la ciencia sigue investigando pues sólo hay hipótesis que indicarían que el asentamiento se trataría de un lugar sagrado como un templo, un monumento funerario, ya que ahí se encontraron unos 300 enterramientos con restos humanos, o incluso un observatorio astronómico desde el que predecir las estaciones a partir de la orientación solar y lunar sobre las piedras. 

Por ejemplo, por San Juan, en el solsticio de verano, el Sol sale atravesando el eje central de la construcción y se alinea con la “piedra talón”, une pieza del monumento que podría considerarse una especie de reloj astronómico que, tras tantos miles de años de historia, lleva unos 50 minutos de retraso.

O, ¿por qué no todas esas cosas?

Lo cierto es que la piedra era símbolo de lo que perdura y trasciende, de lo que no es fácilmente destructible. 

Además, desde los puntos de vista más mágicos, era utilizada para marcar los puntos telúricos más importantes, los antiguos conocían perfectamente no sólo los astros, sino también la tierra que pisaban y sus puntos más energéticos.

Además, eran sabios constructores, pues siguiendo las normas de la muy posterior sucesión de Fibonacci, el asentamiento cumple con todos los requisitos para pertenecer a lo que llamamos proporción dorada o aúrea, una proporción que podemos encontrar en la naturaleza de forma natural, valga la redundancia.

Cabe añadir que la cultura popular habla en relación a Stonehenge de leyendas como la de Merlín y, por tanto, de druidas y, cómo no, de avistamientos de luces anómalas.

La realidad de la teoría druida como origen del asentamiento no tiene ninguna fuerza dado que el druidismo pertenece a una cultura 2000 años posterior a la datación del monumento, la celta. Así pues, si los celtas estuvieron por Stonehenge, fue porque se lo encontraron ahí y aprovecharon sabiamente la magia y energía que de algún modo sabían que tenía. Pero si se lo encontraron la duda permanece.




¿Quién movió y levantó esas rocas de toneladas, las dispuso de ese modo y logró precisiones astronómicas y matemáticas que tardarían miles de años en descubrirse?

Respecto a estos avistamientos poco se puede decir, hay testigos que afirman haber visto ovnis y luminarias en el cielo sobre Stonehenge, hecho que da lugar a que muchos teoricen sobre el origen alienígena de estas piedras. Lo cierto es que no son pocos los monumentos megalíticos sobre los que se ha atestiguado algún tipo de hecho extraño con luces voladoras o apariciones.

Son ya muchos miles de años de un monumento que guarda celosamente sus secretos. Unos secretos que, posiblemente, podrían dar respuesta a grandes misterios de hoy. Lo cierto es que nadie duda de que se trata de un enclave mágico: cultos neopaganos de la actualidad no dudan en acudir en los solsticios a celebrar sus rituales en pleno cambio de estación.

Lunes 18 de Diciembre, 2017
http://revistaenigmas.com/secciones/grandes-reportajes/stonehenge-magia-del-megalito-mas-famoso

Antiguos humanos se cruzaron con «algo más» aparte que los Neandertales


Desde hace muchos años, los científicos constataron que nuestros antepasados se cruzaron con los neandertales, y recientemente fueron encontradas evidencias de reproducción entre humanos modernos y denisovanos. Ahora, una tercera rama evolutiva ha sido descubierta por investigadores de la Universidad de Washington.

El hallazgo, publicado en la revista científica Cell, resultó del análisis de más de 5.500 genomas de humanos modernos en Europa, Asia y Oceanía, que tuvo como objetivo la búsqueda de «segmentos de ADN que se ven bastante diferentes a los del resto de la población», según indicó la líder del estudio Sharon R. Browning, citada por ScienceAlert.

Un equipo de científicos, dirigido por Browning de la Universidad de Washington, examinaron más de 5.500 genomas de humanos modernos de Europa, Asia y Oceanía, buscando cualquier posible ADN arcaico.

«Estamos buscando segmentos de ADN en un individuo que se ve bastante diferente del resto de la variación en la población», dijo Browning.

Después de que el equipo obtuvo las variaciones de ADN, los investigadores compararon los segmentos con las secuencias de Denisovanos y Neandertal, conocidas a partir de muestras en las montañas Altai de Siberia.




Todos los grupos estudiados, desde los británicos y los bengalíes hasta los peruanos y los puertorriqueños, tenían un grupo denso que coincidía estrechamente con los neandertales de Altai.

Algunas poblaciones también tenían un grupo que coincidía con el Altai Denisovans, que era particularmente pronunciado en los asiáticos orientales.

La sorpresa fue un tercer cúmulo, no como el ADN de Neandertal y solo parcialmente parecido a los Denisovanos de Altai. Esto, concluyeron los autores, fue un segundo impulso separado de los genes de Denisovanos en el mezclador de ADN.

Un subgrupo de denisovanos que, a diferencia de los descubiertos en Siberia, habría vivido hace miles de años a miles de kilómetros de ellos. «Tal vez se extendieron hacia la esquina sureste de Asia, en ruta a Papúa Nueva Guinea. Pero no lo sabemos con exactitud», señaló Browning.

Esta supone la segunda evidencia de cruce con denisovanos, pero la científica señaló que estudios posteriores podrían revelar nuevos focos de reproducción humana, pues la actual investigación no tomó en cuenta a los habitantes de todos los continentes. «Estamos interesados en otras poblaciones de todo el mundo, especialmente en África», agregó.

El nuevo estudio ha sido publicado en la revista Cell.



Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".