jueves, 4 de octubre de 2018

Éxodo masivo de jefes bancarios: ¿Estallará la burbuja en el próximo año y medio?

Desde Goldman Sachs hasta UBS, el reajuste de altos cargos marca un cambio del ciclo, indica The Financial Times.

Logo de Goldman Sachs en la Bolsa de Nueva York.

Brendan McDermid / Reuters

La renuncia de Lloyd Blankfein a su cargo de presidente del banco estadounidense Goldman Sachs esta semana ha coincidido con dimisiones de alto nivel en varios otros bancos, tanto en EE.UU., como en la Unión Europea.

En el español BBVA, se ha retirado Francisco González, presidente ejecutivo durante 17 años. El responsable de la banca de inversiones, Christian Meissner, ha dimitido en el Bank of America.






Su homólogo en UBS, Andrea Orcel, ha abandonado su posición para hacerse CEO del Banco Santander. En los últimos meses, dos jefes europeos de entidades financieras estadounidenses, Bank of America y Citigroup, también se han marchado.

"Que un puñado de banqueros de alto rango dimita simultáneamente, normalmente no sería tan notable. Pero no estamos en una situación normal", señala The Financial Times.

¿Señal de alarma? 

Durante una conferencia bancaria anual en Londres la semana pasada, organizada por Bank of America, los participantes percibieron baja asistencia y ánimo pesimista. "Todos esperan que algo salga mal", señaló un participante citado por el diario.

Pocos financieros negarían que los mercados de valores, los precios de los bonos, la tasación de inmuebles y las carteras de préstamos se encuentran en una burbuja. "Parece estar surgiendo un consenso en torno a que algo estallará en los próximos 18 meses más o menos. La cuestión es solo qué", acentúa el periódico financiero.

El reajuste en la cúpula banquera hasta cierto punto es el indicador de un cambio de ciclo. Incluso si el desastre no sucede, los bancos no son lugares de trabajo tan interesantes como eran antes del desplome de hace una década. Las ganancias han disminuido, y las restricciones sobre el capital y las operaciones se han hecho más estrictas.





Para la banca europea el desafío es aún mayor. Mientras que los bancos estadounidenses se encuentran relativamente bien, la mayoría de sus rivales europeos están luchando. Según el Banco Central Europeo, la rentabilidad financiera del banco medio de la eurozona fue del 6,6 % en el primer trimestre de este año, comparada con el 11,2 % en EE.UU., según datos del Banco de la Reserva Federal de San Luis.

"La misión de estos ejecutivos ha sido resolver los problemas de los años postcrisis en estos bancos. La perspectiva de gestión rutinaria es tan poco atractiva como una nueva crisis", concluye The Financial Times.


Publicado: 4 oct 2018 13:52 GMT
https://actualidad.rt.com/actualidad/290906-exodo-jefes-bancarios-estallar-proximos-meses

Mensaje de un familiar de Torra a un diputado: “El president no está preparado y debe dimitir”

Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña. (Foto: EFE)

04/10/201814:42

Torra ya no sólo genera desconfianza en ERC, sino también en las filas de su partido

La confianza en Quim Torra se quiebra incluso entre alguno desus familiares más directos. Uno de ellos se ha dirigido esta mañana vía telefónica a un diputado de la cámara catalana asegurándole que el presidente “no estaba preparado para dirigir Cataluña” y que lo que debía hacer era “presentar su dimisión”.

Quim Torra no pasa sus mejores horas. La desconfianza entorno a su figura y su persona es evidente desde que el martes, sin consultarlo con ERC ni con su vicepresidente Pere Aragonès, pusiera fecha límite al ultimátum contra Pedro Sánchez. 

Dentro de sus filas, el entorno de Elsa Artadi también ha roto relaciones con Torra. Casi ni se hablan. Y ahora ya, hasta su familia recela de su capacidad para dirigir los destinos de Cataluña.





Abanderado de la radicalidad, Quim Torra no ha sabido adaptarse nunca al cargo de presidente de la Generalitat, lo que ha molestado notablemente a sus compañeros de filas y a los de ERC, con quien comparte gobierno.

Gestos como el del pasado lunes en Sant Julián de Ramis (Gerona), cuando se salió del protocolo para ir a saludar a unos manifestantes de las juventudes de la CUP y de los CDR que gritaban contra él, animándoles a seguir presionando al Govern, desconciertan a todos los que le rodean.

“Es capaz de irse a Suiza”

Todo apunta a que Torra acabará convocando elecciones de nuevo a partir del 27 de octubre, cuando se cumpliría un año de la última convocatoria electoral. Pero los que le conocen bien no descartan que el ‘president’ pueda estampar su firma en un decreto que haga efectiva la votación del 27 de octubre en la que se proclamaba la república de Cataluña.

Esas mismas fuentes cercanas al aún presidente, recuerdan que “él estuvo unos años viviendo en Suiza” y aseguran que “no teme a nada, es capaz de todo y volverse a vivir a Suiza si es perseguido por los tribunales”.

El Govern se tambalea este jueves. Y su estabilidad no está garantizada después de que JxCAT haya roto el pacto alcanzado con ERC sobre los diputados suspendidos por el juez Llarena.

Contra los letrados y Torrent

Los letrados del Parlament han avisado a JxCAT de que sus cuatro diputados suspendidos por el Tribunal Supremo deben entrar un escrito firmado por cada uno de ellos en el que designen explícitamente a un sustituto o, de lo contrario, sus votos no se podrán contabilizar en el plenario.

Fuentes parlamentarias han explicado a Efe que el letrado mayor, Joan Ridao, y el secretario general del Parlament, Xavier Muro, han lanzado esta advertencia en el transcurso de la reunión que ha celebrado esta mañana la Mesa.

Ha sido después de que JxCAT presentara un escrito firmado por su portavoz, Albert Batet, en el que se remitía a la delegación de voto que ya presentaron en marzo, si bien incluían una referencia a la resolución que aprobó este martes el pleno, en la que se permitía a los encausados “designar” a otro diputado de su grupo para que asuma temporalmente sus funciones y vote en representación suya.

Los letrados consideran que el formato del escrito no es válido, dado que no se habla explícitamente de “designar a un sustituto”, que es el término que contemplaba la resolución y que, según fuentes de ERC, es la fórmula que habían pactado los dos grupos.

En este sentido, los letrados han emplazado a JxCAT a presentar un escrito que indique que los diputados suspendidos designan a un sustituto para que asuma sus funciones, tal y como ya hicieron el pasado martes los diputados republicanos Oriol Junqueras y Raül Romeva, ambos en prisión preventiva.

Además, los letrados también han avisado de que el escrito no lo puede firmar el portavoz del grupo, sino que debe llevar la firma de cada uno de los diputados, coincidiendo de este modo con el criterio del presidente del Parlament, Roger Torrent.

Pleno paralizado

Ante esta situación, Torrent ha ofrecido a JxCAT un margen de una hora para que “subsane” el “error” que a su entender tiene el escrito, en relación a que debería estar firmado individualmente por cada diputado, si bien el presidente de la cámara sí que aceptaba el formato presentado.

Sin embargo, JxCAT ha rechazado este ofrecimiento argumentando que el escrito era adecuado y, además, han sostenido que era “materialmente imposible” conseguir en ese margen la firma de los diputados presos o en el extranjero, en el caso del expresidente Carles Puigdemont.

También se han opuesto al ofrecimiento de Torrent los representantes de Ciudadanos en la Mesa, que han defendido que no tiene sentido “subsanar” un texto que es erróneo en su totalidad.

La mayoría que suman estos dos grupos en la Mesa ha hecho decaer la propuesta y entonces Torrent ha decidido suspender la reunión durante una hora, confiando en que JxCAT cambie de opinión y presente los escritos con firmas individuales, aunque necesite más tiempo del ofrecido inicialmente.


https://okdiario.com/espana/cataluna/2018/10/04/mensaje-familiar-torra-diputado-president-no-esta-preparado-debe-dimitir-3193586


Núria de Gispert insta a Arrimadas por tercera vez a que abandone Cataluña

Núria de Gispert, presidenta del Parlamento catalán entre 2010 y 2015 EFE Barcelona

La expresidenta del Parlament tuiteó un comentario xenófobo después de que la líder de Cs exhibiera una bandera española en el Parlament.

.4 octubre, 2018 03:45


La expresidenta del Parlament de Cataluña Núria de Gispert ha vuelto a instar este miércoles a la líder de Ciudadanos (Cs) y ganadora de las pasadas elecciones en esta Comunidad Autónoma, Inés Arrimadas, a que abandone Cataluña y "vuelva a su pueblo".

Con esta ya son tres las ocasiones en las que la política de Unió muestra públicamente su desprecio por Arrimadas alcanzado tintes "xenófobos y supremacistas", como recordaba en Twitter Jordi Cañas, compañero de filas de Arrimadas.

Durante su intervención de este miércoles en el Parlament, la líder de Cs mostró una bandera de España y le dijo a Torra: "Ni usted ni nadie va a hacer desaparecer esta bandera de Cataluña". Su intervención no debió sentar muy bien a De Gispert, que poco después tuiteaba el siguiente mensaje: "La diputada Inés Arrimadas es una inepta y una ignorante. 





No sabe de economía, no sabe de inversiones, no sabe de nada. Y siempre hace el mismo discurso derrotista. ¡Se debe encontrar muy mal en Cataluña! ¡Debe añorar su pueblo! ¿Quién la obliga a seguir aquí?



No es la primera vez que De Gispert manda de vuelta a "su pueblo" a Arrimadas. La primera vez lo hizo en noviembre de 2017, cuando le dijo que por qué no volvía a Cádiz si no estaba de acuerdo con el proceso independentista. En aquella ocasión el portavoz de la formación naranja en el Congreso, Juan Carlos Girauta, tildó de "supremacista" a Núria de Gispert y afirmó que su comportamiento daba "vergüenza ajena".


La segunda ocasión en la que la expresidenta del Parlament cayó en el mismo error fue durante el pasado mes de mayo y pese a que el año anterior había acabado diculpándose tras las críticas recibidas: "Lamento lo que le he dicho a la Sra. Arrimadas. A veces, tendré que contar hasta diez". Pero en el debate de investidura de Torra, en mayo de 2018, el discurso de Arrimadas llevó a De Gispert a 'retuitear' el comentario del año anterior.

Y como no hay dos sin tres, y esta vez sin 'retuit' de por medio, la bandera de España que enarboló Arrimadas este miércoles en el Parlament fue demasiado para la política independentista. De Gispert volvió a caer en el mismo error. Volvió a mandar a Arrimadas de vuelta a "su pueblo". Pero Jordi Cañas volvió a desenmascarar el discurso de la expresidenta del Parlament: "El supremacismo y la xenofobia en un tuit". Poco más que añadir.




52 a.C. Batalla de Alesia

La batalla de Alesia o el sitio de Alesia fue un enfrentamiento militar desarrollado en el mes de septiembre del año 52 a. C., en la región de la tribu gala de los mandubios, y que tuvo como escenario principal su capital, la fortaleza de Alesia.

 Estaba situada probablemente encima del monte Auxois, sobre la moderna Alise-Sainte-Reine, en Francia, si bien esta ubicación está discutida. 

En efecto, algunos autores han discutido que esta localización no concuerda con la descripción de la batalla por César, y se han presentado diversas alternativas de las que actualmente sólo Chaux-des-Crotenay (en Jura, Francia) es considerada como una alternativa posible. Sin embargo, los más recientes descubrimientos arqueológicos parecen confirmar la ubicación de Alise-Sainte-Reine como la más probable.

Esta batalla enfrentó a los ejércitos de la República de Roma dirigidos por Julio César, que contaba con la caballería al mando de Marco Antonio, y con legiones al mando de sus legados, Tito Labieno y Cayo Trebonio, entre otros, contra una confederación de tribus galas bajo el liderazgo de Vercingétorix, jefe de la tribu de los arvernos. 





Alesia fue la batalla clave que dio la victoria definitiva a los romanos frente a los galos en la larga guerra de las Galias. El sitio de Alesia es considerado uno de las grandes éxitos militares de César e incluso en la actualidad es utilizado como un ejemplo clásico de sitio.

La batalla es descrita en detalle por numerosos autores contemporáneos incluyendo a César en sus Comentarios a la guerra de las Galias, Libro VII. Tras esta batalla, el líder rebelde fue capturado y la Galia fue definitivamente derrotada convirtiéndose en una provincia romana. El Senado romano se negó a otorgar a César los honores por sus victorias en las guerras gálicas siendo éste uno de los factores desencadenantes que condujeron a la guerra civil romana de los años 50-45 a. C.

Preludio

Julio César llevaba en la Galia desde el año 58 a. C. 

Era habitual que los cónsules, los magistrados de mayor rango elegidos en Roma, al final de su año consular, fuesen elegidos por el Senado Romano como gobernadores de alguna de las provincias romanas. 

César fue nombrado gobernador de la Galia Cisalpina (la región entre los Alpes, los Apeninos y el mar Adriático), e Ilírico (parte occidental de la península balcánica en la costa oriental del mar Adriático), y, posteriormente y por muerte inesperada de su Gobernador, se le añadió la Galia Transalpina o Galia Narbonense (“Galia más allá de los Alpes”); al contar con un imperium proconsular, tenía autoridad absoluta en estas provincias.

Una a una, César fue derrotando a las tribus galas como la de los helvecios, los belgas o los nervios, y logró el juramento de alianza de otras muchas. El éxito de la guerra trajo consigo un aumento enorme de riqueza en la República en la forma de botín de guerra y de nuevas tierras sobre las que imponer impuestos. El propio César se hizo inmensamente rico puesto que, como general, se beneficiaba de lo obtenido por la venta de prisioneros como esclavos. 

A su vez, el éxito le trajo nuevos enemigos: El Primer Triunvirato, una alianza política informal con Pompeyo y Craso, llegó a su fin el 54 a. C., con las muertes de Julia, hija de Julio César y mujer de Pompeyo, y de Craso en Carras. Sin esta conexión político-familiar con Pompeyo, hombres como Marco Porcio Catón el Joven comenzaron una campaña política contra César, levantando las sospechas de corrupción y acusándole de querer proclamarse rey de Roma.

En el invierno del año 54 al 53 a. C., la tribu ya pacificada de los eburones, dirigida por Ambíorix, se rebeló contra la invasión romana y destruyó la Decimotercera legión dirigida por los generales Sabino y Lucio Aurunculeyo Cota (que no estaba emparentado con la familia de la madre de César, los Aurelios Cotas) en una emboscada planificada cuidadosamente. 

Este fue un importante golpe contra la estrategia de César en la Galia, puesto que con ello había perdido una parte de sus tropas y, lo que era más importante, el prestigio militar que le acompañaba, a lo que había que añadir que la situación política en Roma le impedía conseguir refuerzos. La rebelión de los eburones fue la primera derrota clara de los romanos en la Galia e inspiró los sentimientos tribalistas por toda la región. Le llevó casi un año entero, pero César logró retomar el control de la Galia y pacificar a las tribus. 

Sin embargo, el problema todavía no había terminado. Las tribus galas empezaban a darse cuenta de que sólo podrían conseguir derrotar a Roma manteniéndose unidas. Se convocó un concilio de dirigentes en Bibracte por iniciativa de los heduos, una tribu anteriormente leal a César. Sólo los remos y los lingones prefirieron mantener su alianza con Roma.

El concilio declaró a Vercingétorix, líder de los arvernos, comandante de los ejércitos unidos de la Galia. Los jefes galos decidieron que la insurrección empezaría cuando César estuviera en su Italia ocupado con la política romana. En cuanto a los heduos, estos prometieron unirse a la rebelión en el momento que consideraran causarían mayor impacto.

Los galos esperaban lograr que para cuando César lograra regresar a la provincia ya habrían sublevado a toda la Galia Transalpina, haber invadido la Narbonense y derrotar una a una las guarniciones romanas. El ejército galo contaba con 80.000 infantes y 15.000 jinetes al mando de Vercingétorix (las cifras son de César). Según Julio César, la asamblea de jefes reunidos antes de Alesia pidieron los siguientes contingentes a cada tribu:

Heduos, segusiavos, ambivaretos, aulercos branovices y blanovios: 35.000 guerreros.

Arvernos: 35.000.

Eleutetos, cadurcos, gábalos, velavios, sécuanos, senones, bituriges, sántonos, rutenos y carnutes: 12.000.

Belóvacos: ofrecieron 10.000 (aunque al final sólo aportaron 2.000).

Lemovices: 10.000.

Pictones, incluyendo túronos, parisios y suesiones eleuterios: 32.000.

Ambianos, mediomátricos, petrocorios, nervios, mórinos y nitióbroges: 35.000.

Aulercos cenómanos: 5.000.

Atrebates: 4.000.

Veliocases, lexovios y aulercos eburovices: 9.000.

Ráuracos y boyos: 30.000.


Arémoricos (coriosolites, redones, ambibarios, cáletes, osismos, vénetos y unelos): 6.000.

César se encontraba entonces en el campamento de invierno de la Galia Cisalpina, desconociendo la alianza que se había formado en su contra. La primera señal de los problemas que se avecinaban procedió de los carnutes, que mataron a todos los colonos romanos de la ciudad de Cénabo (actual Orleans). 

A esto le siguió la matanza de todos los ciudadanos romanos, comerciantes y colonos, en las ciudades galas más importantes. Mientras que el grueso del ejército de César se hallaba en el territorio de los senones, pero por una campaña de guerrillas y tierra quemada de parte de los galos, las legiones no estaban en condiciones de actuar.





Al conocer estas noticias, César desplegó a sus hombres y marchó apresuradamente cruzando los Alpes, todavía cubiertos de nieve, en enero. Llegando a Narbona en febrero, organizando rápidamente las defensas de la ciudad, reclutó a 10.000 nuevos legionarios y avanzó hasta la Galia central tras atravesar las Cevenas aún cubiertas de nieve reuniéndose luego con el grueso de sus tropas.

 César logró un tiempo récord, y consiguió sorprender a las tribus galas. Vercingétorix continúo su campaña de tierra quemada dejando sin suministros a César que marcho a la tierra de los heduos. Los romanos encontraron apoyo por parte de algunos jefes de la tribu y tras ejecutar a los sospechosos de insurrección reclutaron a unos 10.000 guerreros.

Dividió sus fuerzas, mandando cuatro legiones con Tito Labieno a luchar contra los senones y los parisios en el norte. César en persona se dirigió en persecución de Vercingétorix con seis legiones y su caballería germana aliada. El caudillo galo en tanto continuo con su táctica de no presentar una campaña frontal y negarle los suministros a los romanos.

 Pero finalmente los bituriges, tribu que ya había destruido muchas de sus ciudades y fortalezas se negó a quemar Avárico, ciudad con los suministros tan necesitados por los romanos. Tras un desesperado asedio la tomaron y saquearon, masacrando a casi todos sus habitantes. Suerte similar corrieron los carnutes en Cénabo poco después.

César continúo con su persecución y los dos ejércitos se encontraron en la colina de Gergovia, en donde Vercingétorix mantenía una posición defensiva muy fuerte. César se vio obligado a retirarse derrotado, tras sufrir más de 700 bajas. La victoria dio nuevos aires a la rebelión gala, parte de los heduos entonces se rebelaron y asaltaron Noviodunum, liberando a todos los rehenes galos de César. Sin embargo, la rebelión gala no volvió a conseguir mayores éxitos. 

Las fuerzas de César se unieron a las de Labieno que había conseguido tomar Lutetia y juntos continuaron la persecución. En el verano de 52 a. C., hubo varios enfrentamientos entre ambas caballerías, en los alrededores de Vingeanne, en el actual Dijón, resultando con la victoria de César y la pérdida de 3.000 jinetes para los galos. Vercingétorix decidió que no era el momento para una batalla a gran escala, y se reagrupó en la fortaleza de Alesia. César vio en cambio la oportunidad de acabar con la guerra de una vez por todas.



Sitio y batalla

Ya que un ataque frontal sobre la fortaleza sería una idea suicida, César consideró mejor forzar un asedio de la fortaleza para rendir a sus enemigos por hambre. Considerando que había más de 90.000 hombres fortificados dentro de Alesia junto con la población civil, el hambre y la sed forzarían rápidamente la rendición de los galos. 

Para garantizar un bloqueo perfecto César ordenó la construcción de un perímetro circular de fortificaciones. Los detalles de los trabajos de ingeniería se encuentran en los Comentarios de la guerra de las Galias (De bello Gallico) de Julio César y han podido ser confirmados por las excavaciones arqueológicas en la zona.

 Se construyeron muros de 18 km de largo y 4 metros de alto con fortificaciones espaciadas regularmente en un tiempo récord de tres semanas. Esta línea fue seguida hacia el interior por dos fosos de cuatro metros y medio de ancho y cerca de medio metro de profundidad. 

El más cercano a la fortificación se llenó de agua procedente de los ríos cercanos. Asimismo, se crearon concienzudos campos de trampas y zanjas frente a las empalizadas con el fin de que su alcance fuese todavía más difícil, más una serie de torres equipadas con artillería y espaciadas regularmente a lo largo de la fortificación.

La caballería de Vercingétorix a menudo contraatacaba los trabajos romanos para evitar verse completamente encerrados, ataques que eran contestados por la caballería germana que volvió a probar su valía para mantener a los atacantes a raya. Tras dos semanas de trabajo, la caballería gala pudo escapar de la ciudad por una de las secciones no finalizadas. 

César, previendo la llegada de tropas de refuerzo, mandó construir una segunda línea defensiva exterior protegiendo sus tropas. El nuevo perímetro era de 21 km, incluyendo cuatro campamentos de caballería. Esta serie de fortificaciones les protegería cuando las tropas de liberación galas llegasen: ahora eran sitiadores preparándose para ser sitiados.

Para entonces, las condiciones de vida en Alesia iban empeorando cada vez más. Con los 80.000 guerreros que aún quedaban más la población local había demasiada gente dentro de la fortaleza para tan escasa comida. A Vercingetórix se le dio por parte de los jefes galos atrincherados dos opciones para evitar la capitulación por hambre.

 Sacrificar los 10.000 caballos que tenían dentro o enviar a los civiles con los romanos. El caudillo galo opto por expulsar de la ciudad a los no combatientes ya que esperaba usar a los animales en la batalla y así podría ahorrar las provisiones para los combatientes y forzar a los romanos a agotar las propias en alimentarlos. 

Sin embargo, César ordenó que no se hiciese nada por esos civiles, y los ancianos, mujeres y niños se quedaron esperando a morir de hambre en la tierra de nadie entre las paredes de la ciudad y la circunvalación ya que Vercingetórix se negó también a recibirlos de vuelta.

A finales de septiembre las tropas galas, dirigidas por Comio, rey de los atrebates (secundado por los eduos Viridómaro y Eporédorix y el arverno Vercasivelauno, primo de Vercingetorix), acudieron en refuerzo de los fortificados en Alesia, y atacaron las murallas exteriores de César. Vercingétorix ordenó un ataque simultáneo desde dentro. 

Sin embargo, ninguno de estos intentos tuvo éxito y a la puesta del sol la lucha había acabado. En total, el ejército galo de socorro reunido, según César, unos 8.000 jinetes, además de aproximadamente 240.000 infantes, en el recuento que se hizo en tierras de los heduos.

Al día siguiente, el ataque galo fue bajo la cobertura de la oscuridad de la noche, y lograron un mayor éxito que el día anterior. César se vio obligado a abandonar algunas secciones de sus líneas fortificadas. Sólo la rápida respuesta de la caballería, dirigida por Marco Antonio y Cayo Trebonio, salvó la situación. 

La muralla interna también fue atacada, pero la presencia de trincheras, los campos plantados de “lirios” y de “ceppos“, que los hombres de Vercingétorix tenían que llenar para avanzar, les retrasaron lo suficiente como para evitar la sorpresa. Para entonces, la situación del ejército romano también era difícil.

El día siguiente, el 2 de octubre, Vercasivelauno, lanzó un ataque masivo con 60.000 hombres, enfocado al punto débil de las fortificaciones romanas, que César había tratado de ocultar hasta entonces, pero que había sido descubierto por los galos. El área en cuestión era una zona con obstáculos naturales en la que no se podía construir una muralla continua conocida después por los romanos como monte Rea, donde César ubico a 4.000 de sus hombres. 

El ataque se produjo combinando las fuerzas del exterior con las de la ciudad: Vercingétorix atacó desde todos los ángulos las fortificaciones interiores. César confió en la disciplina y valor de sus hombres, y ordenó mantener las líneas. Él personalmente recorrió el perímetro animando a sus legionarios.

La caballería de Labieno fue enviada a aguantar la defensa del área en donde se había localizado la brecha de las fortificaciones. César, con la presión incrementándose cada vez más, se vio obligado a contraatacar la ofensiva interna, y logró hacer retroceder a los hombres de Vercingétorix. 

Sin embargo, para entonces la sección defendida por Labieno se encontraba a punto de ceder. César tomó una medida desesperada, tomando 13 cohortes de caballería (unos 6.000 hombres) para atacar el ejército de reserva enemigo (unos 60.000) por la retaguardia. La acción sorprendió tanto a atacantes como a defensores.

Viendo a su general afrontar tan tremendo riesgo, los hombres de Labieno redoblaron sus esfuerzos. En las filas galas pronto empezó a cundir el pánico, y trataron de retirarse. Sin embargo, como solía ocurrir en la antigüedad, un ejército en retirada desorganizada es una presa fácil para la persecución de los vencedores, y los galos fueron masacrados. César anotó en sus Comentarios… que sólo el hecho de que sus hombres estaban completamente exhaustos salvó a los galos de la completa aniquilación.





En Alesia, Vercingétorix fue testigo de la derrota del ejército exterior. Enfrentándose tanto al hambre como a la moral, se vio obligado a rendirse sin una última batalla. Al día siguiente, el líder galo presentó sus armas a Julio César, poniendo fin al asedio de Alesia y a la conquista romana de la Galia.

Eventos posteriores

Alesia demostró ser el final de la resistencia generalizada y organizada a la invasión romana por parte de la Galia. A partir de entonces, con la salvedad del pequeño levantamiento del año siguiente, pasó a ser una provincia romana y finalmente fue separada en divisiones administrativas más pequeñas. 

No volvería a haber ninguna independencia del poder central de Roma hasta el siglo III cuando Póstumo fue reconocido como emperador por las provincias de Galia, Hispania, Germania y Britania, frente a Galieno, reconocido en Roma. 

La guarnición de Alesia fue tomada prisionera junto con los supervivientes del ejército de liberación. Fueron vendidos como esclavos o dados como botín de guerra a los legionarios de César, excepto en el caso de los miembros de las tribus hedua y arverna, que fueron liberados y perdonados como forma de asegurar la alianza entre estas importantes tribus y Roma.

Para César, Alesia fue un éxito personal enorme, tanto militar como políticamente. El Senado romano, manipulado por Catón y Pompeyo, declaró 20 días de acción de gracias (supplicatio) por esta victoria, pero denegó el honor a César de celebrar un triunfo, el punto culminante de la carrera de un militar romano. Se fue incrementando la tensión política hasta que dos años después, en el 50 a. C., César cruzó el Rubicón, precipitando la Guerra civil de los años 49-45 a. C. 

Tras haber sido elegido cónsul durante todos y cada uno de los años de la Guerra civil, y nombrado en varias ocasiones dictador, finalmente fue nombrado dictator perpetuus o dictador vitalicio, en el año 44 a. C. Su poder, cada vez mayor, acabó con la tradición republicana y llevó al final de la República romana y al comienzo del Imperio romano.

Los comandantes de caballería de César siguieron diferentes caminos. Tito Labieno se puso del lado de los Optimates (el bando republicano) en la Guerra civil, y murió en la batalla de Munda en el año 45 a. C. Cayo Trebonio fue nombrado cónsul por César en el año 45 a. C., y fue uno de los senadores que tomaron parte en el asesinato de César en las Idus de marzo (15 de marzo) de 44 a. C. Trebonio también fue asesinado un año después.

Antonio continuó siendo un seguidor fiel de César. Se convirtió en el segundo al mando como Magister Equitum, y se quedó al cargo de Italia durante gran parte de la Guerra civil. En el año 44 a. C. fue elegido colega consular de César. Tras el magnicidio, Antonio persiguió a los asesinos de César, y luchó por el poder supremo con Octavio (quien se convertiría más tarde en César Augusto). 

Primero formaron una alianza junto con Marco Emilio Lépido en el Segundo Triunvirato, y al final se enfrentaron y fue derrotado en la batalla de Accio en el año 31 a. C. Después de la batalla huyó a Egipto, junto con su aliada y amante Cleopatra, en donde un año más tarde se suicidaron.

Vercingétorix fue hecho prisionero y tratado con honores de rey durante los siguientes cinco años, esperando ser exhibido en el triunfo de César. Al final de la procesión, tal y como era costumbre en la época, fue condenado a muerte y estrangulado.

https://elhistoriadores.wordpress.com/2018/09/01/52-a-c-batalla-de-alesia/

Gobierno de EE UU envía accidentalmente un archivo Control mental remoto y pérdida de memoria forzada


El gobierno de EE. UU. Envía accidentalmente un extraño archivo que describe como se lleva acabo el "control mental remoto" y la "pérdida de memoria forzada".

Un periodista afirma haber recibido misteriosamente la prueba después de presentar una solicitud para un conjunto diferente de información.





El Centro de Fusión del Estado de Washington ha publicado accidentalmente documentos que detallan los planes realizados por personas desconocidas para crear una tecnología que pueda enmendar remotamente las mentes humanas.

Los documentos fueron publicados de acuerdo con una solicitud de libertad de información presentada por un periodista que investiga las investigaciones de Fusion Center sobre Antifa y una serie de grupos de supremacía blanca.

Vídeo:



            

http://www.extranotix.com/2018/04/gobierno-envia-accidentalmente-un.html


Pánico en una ciudad rusa por la misteriosa aparición de docenas de Muñecas Vudú con agujas y sin ojos

Las muñecas vudú malditas son más comunes de lo que te puedes imaginar. 

Son un símbolo arquetípico del lado oscuro de la humanidad, esa parte que la mayoría de la gente no se atreve a ver. 

Aparecen a lo largo de la historia en diferentes culturas y en diferentes formas, y se utilizan de diversas maneras. 

De hecho, las muñecas vudú malditas se remontan a la época grecorromana, donde a menudo se usaban junto con las tablillas malditas.

En la actualidad, al igual que en el pasado, las muñecas vudú están hechas de cualquier elemento natural. Por ejemplo, en Nueva Orleans, el musgo español y los palos son la base de muchas muñecas. Las caras están esculpidas a mano en arcilla y con detalles pintados, o simplemente con tela junto con un trozo de madera. Generalmente, el propósito de la muñeca vudú se define mediante la creación. 





Un ejemplo son las muñecas de fertilidad, que pueden tener pechos grandes y genitales exagerados. Pero lo más importante es que si estas muñecas tienen en alguna parte de sus cuerpos alfileres, clavos o algún otro objeto punzante, entonces tiene algún tipo de maldición. Otro detalle a tener en cuenta es que las muñecas vudú malditas a veces carecen de rasgos faciales o son muy genéricos.

Esto permite al propietario de la muñeca centrarse en el propósito. Y aunque este tipo de practicas son muy antiguas, en la actualidad continúan realizándose. Como en una ciudad rusa, donde han aparecido decenas de muñecas de aspecto siniestro de la nada. 

Varias de estas muñecas estaban sin ojos o con un solo brazo y algunas estaban vestidas con ropa de niña, y otras estaban clavadas en las casas. Aunque lo peor de todo es que algunos habitantes han comenzado a sufrir extrañas enfermedades.

Maldición en Zavetny

De la noche a la mañana han aparecido decenas de inquietantes muñecas vudú con agujas en una ciudad rusa. La misteriosa y repentina aparición de estas muñecas de aspecto siniestro han provocado todo un revuelo entre los habitantes de Zavetny, al suroeste de Rusia.

Según ha informado el periódico británico Daily Mail, algunos habitantes comenzaron a sufrir extraños problemas de presión arterial después de ver a las muñecas.

 Y fueron muchos los que pidieron una explicación a las autoridades sobre tales muñecas, que aparecieron de la noche a la mañana. 

Como se puede apreciar en varias imágenes tomadas por los habitantes, varias de las muñecas no tenían ojos o tenían un solo brazo y algunas iban vestidas con ropa de niña o uniformes escolares.

“Hemos reunido con urgencia a los oficiales de policía para instruirlos para que tranquilicen a la gente”, dijo Dmitry Barkov, jefe de policía de Zavetny.

La policía está revisando las cámaras de seguridad CCTV para tratar de identificar quiénes colocaron las muñecas en toda la zona, a pesar de que la utilización de muñecas vudú no es delito.

“Las espeluznantes muñecas están clavadas en los pilares, cercas y paradas de autobús en Zavetny, en las afueras de Armavir, en la región de Krasnodar”, dijo uno de los habitantes. “Algunas de estas muñecas están perforadas con agujas y atadas con hilos negros. Dos estaban sentadas en una parada de autobús. Encontraron una muñeca con vestido rosa de baile en el parque. Alguien ha echado una maldición a nuestro pueblo.”

Un vigilante de seguridad admitió haber tirado las muñecas, del mismo tamaño que una niña, al basurero local, pero negó haberlas dejado fuera de las casas.

Otra información señala que estas muñecas pertenecían a un museo de cultura local y que anteriormente se usaban en un teatro de títeres que se cerró hace mucho tiempo. 

Ya no eran necesarias, así que el vigilante de seguridad pensó que su hija o alguien más podrían utilizarlas.

Pero la escuela no quiso quedárselas por ser demasiado aterradoras, así que decidió tirarlas. También insistió en que no las había vestido como muñecas vudú.

¿Muñecas vudú o poseídas?

Sin duda se trata un suceso inexplicable, y habrá que esperar que muestran las cámaras de seguridad de la ciudad.

Sin embargo, poco después de que los medios locales informaran de lo sucedido, fueron muchos los que aseguraron que alguien había echado una maldición a los habitantes de Zavetny. 

Por lo que algunos expertos en la materia ofrecieron algunas recomendaciones para eliminar la maldición.





Los pasos a seguir son envolver las muñecas en un paño blanco y esparcirlas con sal marina. Tienen hay que llevarlas a un río o un cuerpo de agua lejos de la ciudad. 

Tienen que hacer una ofrenda mediante fruta y monedas, a la vez que piden a los espíritus de la naturaleza que tomen la energía negativa y la transformen a través del poder de la tierra y el agua. 

Posteriormente, deben tirarlas junto con las ofrendas en el río o entiérralas debajo de un árbol. Y lo más importante, hay que alejarse sin mirar atrás.

Pero también hay quien cree que estas muñecas están poseídas por entidades demoníacas y que nadie las coloco ahí, más bien habrían sido ellas mismas. Incluso se sabe que una muñeca poseída tiene la capacidad de causar daño a tos aquellos que la miren, como ha ocurrido en Zavetny. Tal vez estemos ante un nuevo caso como el muñeco Robert o la más que popular Annabelle. Quién sabe.

¿Qué o quién ha puesto las muñecas vudú en la ciudad rusa? ¿Este puede ser un nuevo caso que el muñeco Robert o Annabelle?


Por MEP
Publicado el 03/10/2018
https://www.mundoesotericoparanormal.com/panico-ciudad-rusa-misteriosa-aparicion-docenas-munecas-vudu-agujas-sin-ojos/

La aventura de Jackson y O’Brine: 17 días de vuelo sin tocar el suelo (1929)

Tomemos hoy un viaje en el tiempo hasta el mes de julio de 1929, época de plena ebullición de las más locas marcas y competiciones aéreas. 

Los aviadores estadounidenses Dale Jackson y Forest O’Brine decidieron superar cualquier marca conocida de vuelo sin interrupciones (con repostaje en vuelo, claro). 

La cosa no era sencilla, porque todavía no se había inventado la tecnología para repostar en vuelo con seguridad (sí, se hacía, pero era algo muy peligroso y toda una arriesgada locura), pero en su empeño lograron la increíble hazaña de volar con un avión Curtiss Robin (St. Louis Robin, NR59H) sin interrupción durante 420 horas y 17 minutos (21 minutos según otras fuentes) o, lo que es igual, 17 días y medio.Mundo gráfico, 7 de agosto de 1929. 

En este caso, aunque la publicación de la época se refiere al vuelo de Jackson y O’Brine,la identificación era errónea. En realidad, esta fotografía corresponde al vuelo que consiguió la marca anteriormente, el 2 de julio de 1929, con un avión Buhl Airsedan llamado Angeleno.





No fue la última vez que un Curtiss Robin iba a hacer algo similar, porque tiempo más tarde los hermanos Al y Fred Key, quisieron repetir la odisea. Fue en julio de 1935, cuando volaron sin interrupción poco más de 27 días sin bajar de las nubes.

Aunque esa marca también superada más tarde y daría para mucho, volvamos a 1929 para comentar el vuelo realizado en San Luis por Dale Jackson y Forest O’Brine del que corresponde esta imagen de prensa de la época.

Los dos aviadores despegaron el 13 de julio de 1929 en lo que parecía un vuelo rutinario, no habían comentado de forma oficial que su objetivo era superar la marca de tiempo de vuelo con repostaje por temor a que no se les permitiera por seguridad. 

Claro que no había que ser muy listo para ver que el avión había sido modificado con soportes metálicos extraños que tenían la apariencia de un “balcón” o pasarela, lo que hacía pensar que estaban tramando algo raro. 

Tras más de dos semanas en el aire, el aterrizaje fue muy diferente, pues les esperaba una multitud y la prensa de medio mundo. Este fue uno de los intentos más mediáticos de su tiempo, y era todo un mérito pues ese mismo año la marca fue tentada en varias ocasiones por diversos grupos de pilotos.

Aquellas competiciones iban mucho más allá de la simple afición por el riesgo y la fama. Los fabricantes de aviones y de motores luchaban por demostrar que sus aparatos eran fiables y una competición por ver si un motor podía permanecer funcionando durante días en condiciones de vuelo real era la mejor publicidad que podía existir. 

El avión de Jackson y O’Brine, de seis cilindros y 179 caballos de potencia, refrigerado por aire, consumía seis galones de combustible y una pequeña cantidad de aceite cada hora de vuelo. 

Con eso ya puede imaginarse que era necesario repostar para mantenerse en el aire, cosa que se hacía gracias a turnos de vuelo, de sueño, de mantenimiento y repostaje. Lo del mantenimiento era importante, porque cada pocas horas uno de los dos tripulantes debía subir al “balcón” metálico unido al lateral del avión para realizar ajustes mecánicos. 

La pasarela se empleaba también para unir la manquera que colgaba del avión nodriza, por la que no sólo llegaba el combustible, sino también un cable móvil con el que recibían aceite para el motor y comida. 

El 30 de julio, ante miles de personas, tomaron tierra como héroes (al ser superada su marca más tarde, volaron de nuevo durante 647 horas, pero aquella nueva marca no fue registrada adecuadamente y no se aceptó oficialmente).
     
Tal y como se comentaba al respecto en Madrid Científico, número 1.247 de 1929:
La operación del abastecimiento se reduce a lanzar desde el avión abastecedor un tubo elástico, que enlaza los tanques de los dos aviones apenas su extremidad es introducida en el embudo que llevan los del de abastecimiento. En ese momento se actúa la llave que da entrada a la esencia o aceite en el tubo y el combustible desciende por él y pasa de un aparato al otro. 





No cabe dudar, ya que está prácticamente resuelto el interesante problema de técnica aviatoria que lleva consigo la maniobra aérea requerida por la operación del abastecimiento en vuelo, que se reduce, en líneas generales, a determinar el régimen de vuelo más conveniente para que dos aviones de peso variable en cada uno de ellos, pero siendo siempre constante la suma de ambos, vuelen con igual velocidad propia y casi a igual altitud, ya que el tubo de abastecimiento posee una longitud de unos diez metros y, por tanto, la diferencia de las alturas a que han de volar los dos aviones es despreciable. Y que el resultado ofrece una importancia grandísima, desde el punto de vista de la aviación comercial, es cosa que aparece ya bien ostensible.

 Basta para ponerla de manifiesto la sola consideración de que la velocidad media lograda en los recorridos hasta hoy cubiertos en vuelo, un aparato abastecido durante el mismo, oscila entre 150 a 170 kilómetros hora, muy superior a la mayor de todas las que pueden lograrse mediante la utilización de cualquier otro de los medios de locomoción conocidos…

 20 mayo 2018
https://alpoma.net/tecob/?p=13337

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".