miércoles, 24 de octubre de 2018

¿Fueron las trompetas de Jericó ARMAS SÓNICAS DE destrucción masiva? Parece QUE SI

24 octubre, 2018


¿Los actuales artilugios modernos son una patente reciente? ¿Son muchas de las aplicaciones tecnológicas que nos son familiares fruto de la nada? 

¿Somos tan arrogantes como para creer que todo lo que se nos ha brindado a lo largo de este siglo XX no ha sido ya utilizado hasta la saciedad en tiempos ancestrales?

¿Son muchos inventos actuales meras adaptaciones de antiguos prototipos que fueron creados, usados, y por consiguiente, olvidados en los tiempos inmemoriales que precedieron al hombre de la era contemporánea?





Para un paladín de ideas audaces y cuanto menos revolucionarias, supone una gran ventaja intelectual sobre el adversario contrario y crítico de sus teorías el dar rienda suelta a la fantasía arraigada en el inconsciente colectivo y el expandir los límites de la imaginación, además de formular cuestiones que irritarían y desconcertarían hasta al académico más respetado.

Habiendo superado los tiempos pasados en los que se lanzaban excomuniones contra los intelectuales que profesaban conocimientos que harían tambalear los bastiones de la Élite, hemos llegado a un tiempo en el que renovarse o morirsupone una premisa básica para llegar a alcanzar la autorealización personal.

Naturalmente, he explotado esa ventaja para zarandear el viejo pedestal sobre el que se han asentado las bases teóricas y prácticas –erradas en muchos casos- de muchos de los conocimientos prehistóricos que hoy nos son conocidos, rompiendo así, el tabú académico en el que se ven envueltas ciertas teorías que replantearían –por lo menos- en gran parte, los obsoletos contenidos que ilustran y adornan con parrafadas vacían los libros de texto de la enseñanza secular.

Durante la primavera del año 1964, el famoso Instituto marsellés de Investigaciones Electroacústicas se trasladó a un edificio nuevo. 

Tras la mudanza de todo el equipo técnico a su nueva residencia, muchos de los colaboradores del profesor Vladimir Gavreau se aquejaron de fuertes y persistentes dolores de cabeza, trayendo como consecuencia sobre estos síntomas tales como prurito, náuseas y vómitos, entre otros. 

Tal fue la gravedad del asunto, que algunos de los colaboradores de Vladimir empezaron a temblar y a convulsionar cual enfermos durante un ataque de epilepsia.

Un Instituto que trataba cuestiones relacionadas con la electroacústica sospechó que aquellas molestias que sufrían los colaboradores del profesor pudieran tener su origen en radiaciones incontroladas que podrían estar localizadas en alguna parte de los laboratorios del edificio.

Después que muchos y tediosos esfuerzos por parte de los científicos por encontrar la causa del problema, se acabó averiguando el origen del mismo. No eran frecuencias eléctricas incontroladas las que causaban esos síntomas, sino un ventilador que emitía ondas de baja frecuencia que comunicaron a todo el edificio una vibración de infrasonido.

Tras saber lo que consiguió hacer ese ventilador, el profesor Vladimir dijo que ese fenómeno se podía reproducir experimentalmente de forma intencionada. Así fue como el profesor, ayudado por sus incansables colaboradores, creó el primer cañón acústico de todo el mundo en el Instituto de Investigaciones Electroacústicas de Marsella.





¿Cómo era este cañón, os preguntaréis? Bien, este obedecía a la siguiente descripción: a una enorme reja que tenía forma de tablero de ajedrez se le ataron 61 tubos ultra flexibles a los que se les hizo pasar aire a presión regular, hasta que de estos se pudo apreciar un tono acústico, en 196 Hz.


¿Cuál fue el resultado del experimento? Simplemente, devastador. Las paredes del nuevo edificio se agrietaron, y los estómagos de los presentes durante el ensayo práctico se retorcieron hasta el extremo. En consecuencia, el cañón fue desactivado.

De los errores se aprende. La experiencia proporciona antecedentes para que no volvamos a tropezar en la misma piedra, -aun así lo volvemos a hacer. Y esto lo sabía Vladimir, pues tras el fallido primer intento, este hizo erigir unas nuevas instalaciones dotadas de sofisticada protección que proporcionaran seguridad a los hombres que manejaban el delicado instrumento. 

Vladimir mejoró con creces la capacidad del primer cañón, ya que el vástago del primero resultó ser una auténtica “trompeta de la muerte”, la cual era capaz de desarrollar en su apogeo máximo hasta 2000 W de potencia, emitiendo, a su vez, ondas sonoras de unos 37 Hz.

Lógicamente, no se pudo exprimir todo su potencial como se hubiera deseado, ya que el cañón hubiera destrozado todos los edificios existentes en varios kilómetros a la redonda.

A finales de los años 70, se consiguió perfeccionar esa “trompeta de la muerte”, ya que se trabajó durante varios años en un nuevo cañón acústico de 23 metros de longitud, que fue capaz de emitir ondas sonoras que alcanzaron la frecuencia mortal de los 3,5 Hz…

En vista de estos antecedentes, viene a mi mente otro escenario en el que pudo ser plausible el uso de otro artilugio similar. Vayamos a este y analicemos el contexto del mismo.

En el pasado bíblico, el pueblo elegido por Dios, travesó el Jordán, poniendo rumbo a la ciudad de Jericó, la cual se veía rodeada de espesas murallas de 7 metros de grosor. 

En vista del impedimento, se ordenó a los sacerdotes que tocaran las “trompetas”. Veamos que describe el Libro de Josué:

Los sacerdotes tocaron las trompetas, y cuando el pueblo, oído el sonido de las trompetas, se puso a gritar clamorosamente, las murallas de la ciudad se derrumbaron, y cada uno subió a la ciudad frente de sí

Es evidente de que algo anómalo sucedió, pues ni la fuerza de los pulmones de los sacerdotes, ni las miles de voces del pueblo apoyando con sus gritos a pleno pulmón el sonido de las trompetas pudieron haber derruido aquellos muros tan gruesos… 





¿Acaso usaron esos sacerdotes algún tipo de cañón sónico para logar su objetivo? ¿Es que acaso Dios –entendido como el supremo creador del todo, o, póngase por caso especulativo, los extraterrestres, otorgaron al pueblo judío además del Arca del Alianza algún tipo de oopart que a la postre les resultara beneficioso para salir airosos de las dificultades que les plantearía la larga travesía? 

Sea como fuere, y en vista de los hechos anteriormente mencionados, tenemos en conocimiento que las ondas sonoras de frecuencia hertziana mortalmente baja, habrían sido válidas para derrumbar los muros de la ciudad de Jericó.

Injuriar al Rey y enaltecer el terrorismo ya es libertad de expresión; criticar el radicalismo islámico, delito de odio

Quema por parte de separatistas catalanes de fotos con la imagen del Rey Felipe VI

El Congreso ha dado hoy el primer paso para derogar o reformar en el Código Penal los delitos de ofensas a los sentimientos religiosos, las injurias a la Corona o el enaltecimiento del terrorismo, una iniciativa de Unidos Podemos que los socialistas se han abierto a debatir.

La toma en consideración de la proposición de ley ha sido aprobada en el pleno de la Cámara con 180 votos a favor y 166 en contra.

PP, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias han manifestado su oposición al considerar que la propuesta concede “barra libre” para amenazar, insultar o incitar al odio y compromete además la “defensa de los valores constituciones”.





Pero no lo han entendido así el resto de formaciones del arco parlamentario, que han cargado contra los “artículos anacrónicos” que castigan las críticas y ponen coto a la libertad de expresión, como así evidencian, en su opinión, los casos del actor Willy Toledo, el rapero Valtonyc o los titiriteros de Madrid.

En su defensa de la iniciativa, Alberto Garzón ha manifestado que “todas las críticas están amparadas por la libertad de expresión”, ya sean contra una religión, la Corona, los símbolos o las instituciones del Estado, porque es algo legítimo en democracia.

A su juicio, ante “la involución de la libertad de expresión en nuestro país” se hace necesario presentar una propuesta que busca despenalizar las críticas a la monarquía o los chistes de artistas para acabar con “una situación bochornosa” que solo se explica por “artículos obsoletos y anacrónicos”.

Las principales críticas han estado dirigidas a su intención de derogar el “ambiguo” delito de enaltecimiento del terrorismo, pero, en opinión de Unidos Podemos, no “deberían estar penadas conductas que carecen del riesgo real de materializarse”.

Sin entrar en el fondo de la cuestión, el PSOE ha avalado la tramitación de la iniciativa, ya que “es un hecho que en la sociedad existe un debate serio sobre los limites de la libertad de expresión”, si bien ha avanzando que presentará “todas la enmiendas necesarias en base a criterios de proporcionalidad en una sociedad”.

Los socialistas han descrito un escenario en el que existe una “excesiva penalización”, “imprecisiones en la regulación penal” y “muchos artículos que no se aplican” que demuestran que “el Derecho Penal no es la herramienta más adecuada” para la protección de derechos con los que pueda colisionar la libertad de expresión.

En el acuerdo presupuestario que alcanzaron el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se incluyó la reforma de los delitos de injurias a la Corona y ofensas a los sentimientos religiosos, pero quedó fuera el de enaltecimiento del terrorismo.

ERC ha garantizado su apoyo a la iniciativa ante los numerosos casos en los que “instituciones y personalidades considerados intocables por los poderes fácticos han prevalecido sobre el libre ejercicio de derechos”, y también han avalado la toma en consideración de la proposición PDeCAT y Compromís y PNV, cuyo portavoz ha pedido iniciar un debate sosegado de una norma no exenta de aristas.

Frente a ellos, el PP ha rechazado de plano una iniciativa que, a su juicio, supone dar “barra libre” para amenazar y buscar la impunidad de los acosadores.

El portavoz popular, Leopoldo Barreda, ha garantizado que, frente a quienes jalean a los violentos, los populares siempre estarán del lado de las víctimas y ha instado a Unidos Podemos a denunciar, por ejemplo, las violaciones a las libertades de los no independentistas en Cataluña o las que se viven en países como Venezuela o Irán.





Ciudadanos, por su parte, ha querido dejar claro que, para ellos, la libertad de expresión es un pilar básico de la democracia, pero ha advertido de que los delitos que se quieren derogar protegen los símbolos comunes y las instituciones democráticas y ha asegurado que defenderlos es defender los valores constitucionales.

Su portavoz de Justicia, José Ignacio Prendes, ha tachado además de “absolutamente repulsivo” pedir la supresión del enaltecimiento del terrorismo cuando sigue habiendo más de tres centenares de asesinatos de ETA sin condenas, en línea con lo manifestado por Foro Asturias y UPN.


octubre 24, 2018
http://selenitaconsciente.com/?p=282862


El pacto del reino saudita con Estados Unidos sólo protege al rey, sin incluir al príncipe heredero

Los panameños que recuerdan como Washington arrestó a su ex empleado, el general Antonio Noriega, no se sorprenden del destino que Estados Unidos parece deparar al príncipe heredero saudita. 

El asesinato de Jamal Khashoggi está lejos de ser el peor de los crímenes del príncipe Mohamed ben Salman, pero pudiera ser el último.

El pacto de Estados Unidos con la familia real protege sólo al rey y Washington puede aprovechar la coyuntura para embolsarse varios miles de millones de dólares.

Al recibir en Washington al príncipe heredero, Mohamed ben Salman, el presidente Trump pasó revista a las enormes compras de armamento estadounidense pactadas con Arabia Saudita y concluyó preguntando al príncipe con una enorme sonrisa: “Ustedes tienen con qué pagar todo esto. ¿Verdad?”

El asesinato de Jamal Khashoggi es uno de los numerosísimos casos donde se aplica la ética de geometría variable que practican las potencias occidentales.

El reino de los Saud

Hace 70 años que las potencias occidentales prefieren ignorar lo que todo el mundo sabe: Arabia Saudita no es un país como los demás. Es propiedad privada del rey que la gobierna y todos los que allí residen están al servicio de ese rey. El nombre mismo del país –Arabia Saudita– proclama que se trata, ante todo, de la “residencia” de los Saud.





En el siglo XVIII, una tribu de beduinos –los Saud– concluyó una alianza con la secta de los wahabitas y se levantó contra el Imperio Otomano. Lograron instaurar un reino en Hejaz, región de la Península Arábiga donde se encuentran las ciudades santas de Medina y La Meca. Pero pronto tuvieron que enfrentar la represión otomana. 

A principios del siglo XIX, un sobreviviente de la tribu de los Saud inicia una nueva revuelta. Pero los miembros de su familia comienzan a luchar entre sí y acaban nuevamente derrotados por los otomanos. 

Finalmente, ya en el siglo XX, los británicos apuestan por los Saud para acabar con el Imperio Otomano y poder explotar los yacimientos petrolíferos de la Península Arábiga. Con ayuda de Lawrence de Arabia, fundan el reino actual.

La diplomacia británica sabía perfectamente que tanto los Saud como los wahabitas se habían ganado el odio de sus servidores y que serían incapaces de entenderse con sus vecinos. El desequilibrio militar entre los Saud, armados con sables, y el armamento moderno de los británicos garantizaba que esa familia nunca pudiese rebelarse contra sus amos occidentales.

Pero al final de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos aprovecha el debilitamiento del Reino Unido para suplantarlo. El presidente Roosevelt concluye con el fundador del reino saudita el llamado “Pacto del Quincy” [1]. En ese pacto, Estados Unidos se comprometía a proteger a la familia Saud a cambio del petróleo del reino. Los Saud también se comprometían a no oponerse a la creación de un Estado judío en Palestina. George W. Bush renovó aquel pacto en los años 2000.

El fundador del wahabismo, Mohamed ben Abdelwahhab, estimaba que quienes no se unieran a su secta debían ser exterminados. Numerosos autores han resaltado la cercanía entre el modo de vida de los wahabitas y el de algunas sectas judías ortodoxas, así como el parecido entre los razonamientos de los teólogos wahabitas y los de algunos pastores cristianos puritanos.

Sin embargo, para mantener la influencia británica en el Medio Oriente, Londres decide combatir a los nacionalistas árabes y respaldar a la Hermandad Musulmana y a la secta de los Nachqbandis. Es por eso que, en 1962, los británicos solicitaron a los Saud que crearan la Liga Islámica Mundial y después –en 1969– la creación de lo que hoy llamamos la Organización para la Cooperación Islámica. 

El wahabismo acabó admitiendo el islam sunnita –al que hasta entonces había combatido– y ahora se erige en protector del sunnismo mientras se obstina en combatir las demás manifestaciones del islam.

Tratando de evitar las guerras fratricidas que habían marcado la historia de su familia en el siglo XIX, el rey Ibn Saud instituyó un sistema de sucesión que, a la muerte del rey, transfería la corona al mayor de sus hermanos. El fundador del reino había tenido 32 esposas, que le dieron 53 hijos y 36 hijas. El mayor de los sobrevivientes –el actual rey Salman– tiene 82 años. 

En aras de salvar el reino, el Consejo de Familia de los Saud aceptó en 2015 modificar la regla de sucesión y designar a los hijos del príncipe Nayef y del rey Salman como futuros herederos. Pero el príncipe Mohamed ben Salman –hijo del actual rey Salman– apartó de su camino al hijo de Nayef convirtiéndose así en único príncipe heredero del trono.
Las costumbres de los Saud

En la Antigüedad, el término «árabe» designaba a los pueblos arameos que vivían del lado sirio del Éufrates. Según esa definición, los Saud no son árabes. Sin embargo, como el Coránfue reexaminado por el Califa en Damasco, el término «árabe» designa hoy a los pueblos que hablan la lengua del Corán, lo cual incluye a los de la región de Hejaz.

 Ese término genérico abarca hoy las civilizaciones –muy diferentes entre sí– de los beduinos del desierto y de los pueblos de las ciudades de un vasto conjunto geográfico que se extiende desde el Océano Atlántico hasta el Golfo Pérsico.

La familia Saud pasó bruscamente del camello al jet privado, pero ha conservado, en pleno siglo XXI, la cultura arcaica del desierto. Ejemplo de ello es su odio hacia la Historia. Los Saud han destruido todo rastro de la historia de su país. 





Esa es la mentalidad retrógrada que se expresó en las destrucciones de monumentos históricos y arqueológicos perpetradas por los yihadistas en Irak y en Siria. No existe ninguna otra razón que justifique la decisión de los Saud de destruir la casa del Profeta Mahoma y la destrucción de las históricas tablillas sumerias perpetrada por los yihadistas del Emirato Islámico (Daesh).

Las potencias occidentales que en el pasado utilizaron a los Saud para acabar con el Imperio Otomano –hecho que todos reconocen hoy en día– son las mismas que utilizaron a los yihadistas, financiados por los Saud y formateados ideológicamente por los wahabitas, para destruir Irak y Siria.

Aunque ya nadie quiere recordarlo, al principio de la agresión contra Siria, mientras la prensa occidental nos servía la fábula de la «primavera árabe», Arabia Saudita sólo exigía que el presidente Bachar al-Assad dejara el cargo. Riad aceptaba que se quedaran sus consejeros, su gobierno y hasta su ejército y sus servicios secretos. Sólo quería la cabeza de Assad… porque Assad no es sunnita.

Cuando el príncipe Mohamed ben Salman (a quien la prensa prefiere llamar «MBS») se convirtió en el ministro de Defensa más joven del mundo, exigió poder explotar los yacimientos petrolíferos que abarcan parte de su país y del territorio yemenita. Ante la negativa de Yemen, inició una guerra con la que esperaba cubrirse de gloria, como su abuelo.

 Pero, a través de la Historia, nadie ha logrado mantenerse en Yemen, ni en Afganistán. Poco importa, el príncipe heredero “demuestra” su poderío hambreando a 7 millones de personas. Todos los miembros del Consejo de Seguridad dicen sentir preocupación ante la crisis humanitaria en Yemen, pero ninguno se atreve a criticar al “valeroso” príncipe MBS.

Como consejero de su padre el rey, MBS propone eliminar al jefe de la oposición saudita –el jeque Nimr Baqr al-Nimr [2]. El jeque al-Nimr era partidario de la no violencia… pero era chiita, o sea un «infiel», según la visión de los wahabitas. 

El jeque al-Nimr fue decapitado, sin que las potencias occidentales se escandalizaran por ello. Después, MBS destruyó Mussawara y Chuweikat, en la región saudita de Qatif, ¡de población fundamentalmente chiita! Las potencias occidentales tampoco vieron allí las ciudades arrasadas por los blindados del reino ni sus pobladores masacrados.

El príncipe heredero no soporta la menor contradicción y en junio de 2017 empujó a su padre a romper con Qatar, porque el pequeño pero riquísimo emirato había tenido la audacia de ponerse del lado de Irán ante Arabia Saudita. MBS intimó entonces a todos los países árabes a seguirlo en su disputa con Qatar y logró hacerlo retroceder temporalmente.

Al llegar a la Casa Blanca, el presidente Trump decide ser pragmático. Acepta la agonía de los yemenitas, a condición de que Riad ponga fin al respaldo que aportaba a los yihadistas.

Es entonces cuando al consejero de Trump, su yerno Jared Kushner, se le ocurre la idea de recuperar el dinero que los Saud ganan con el petróleo y usarlo para revitalizar la economía de Estados Unidos. 

La inmensa fortuna de los Saud es el dinero que las potencias occidentales en general y los estadounidenses en particular han venido pagando por el petróleo saudita. No es fruto del trabajo de la familia real sino la renta que sacan de un país que les pertenece. 

El príncipe Mohamed ben Salman organiza entonces el golpe palaciego de noviembre de 2017 [3]. Al menos 1 300 miembros de la familia real son puestos bajo arresto domiciliario, incluyendo al primer ministro libanés Saad Hariri, descendiente bastardo del clan Fadh. 

Algunos de ellos son torturados para “convencerlos” de que deben “ofrecer” la mitad de sus fortunas al príncipe heredero, quien se echa así en el bolsillo 800 000 millones de dólares en dinero y en acciones [4]. ¡Craso error!

La fortuna de los Saud, hasta entonces dispersa entre todos los príncipes y sus descendientes, se concentra ahora en una mano que no es la del rey, representante del Estado. Así que sólo hay que torcer esa única mano para recuperar el botín.

El príncipe MBS amenaza también con imponer a Kuwait el destino que ya sufre Yemen, si él no puede explotar las reservas de petróleo ubicadas en las regiones limítrofes con Arabia Saudita. Pero el viento y el tiempo ya no son favorables al heredero.
La operación Khashoggi

Sólo había que esperar la oportunidad. El 2 de octubre de 2018, uno de los servidores del acaudalado príncipe Al-Walid ben Talal Abdulaziz Al-Saud, el periodista Jamal Khashoggi, es asesinado por orden de MBS en la sede del consulado de Arabia Saudita en Estambul, lo cual constituye una violación del artículo 55 de la Convención de Viena sobre las relaciones consulares [5].





Jamal Khashoggi era nieto del médico personal del rey Abdul Aziz y sobrino del vendedor de armas Adnan Khashoggi, el hombre que equipó la fuerza aérea saudita y posteriormente armó –por cuenta del Pentágono– al Irán chiita contra el Irak sunnita. Samira Khashoggi, tía de Jamal Khashoggi, es la madre de otro vendedor de armas, Dodi al-Fayed, amante de la mediática princesa británica Lady Diana, junto a la cual fue eliminado [6]).

Jamal Khashoggi estaba implicado en un nuevo golpe palaciego que el príncipe Al-Walid ben Talal estaba preparando contra MBS. Varios asesinos presentes en el consulado le cortaron los dedos, descuartizaron su cuerpo y posteriormente presentaron su cabeza al amo MBS. Todo fue meticulosamente grabado por los servicios secretos de Turquía y Estados Unidos.

En Washington, la prensa y los miembros del Congreso estadounidense exigen al presidente Trump la adopción de sanciones contra Riad [7].

Turki al-Dakhil, uno de los consejeros del príncipe heredero, responde que si Estados Unidos adopta sanciones contra Arabia Saudita, esta última es capaz de echar abajo el orden mundial [8]. Según la tradición de los beduinos del desierto, a todo insulto debe responderse con una venganza… a cualquier precio.

Según ese consejero, Arabia Saudita está preparando una treintena de medidas y las más importantes serían: 

Reducir la producción de petróleo a 7,5 millones de barriles diarios, lo cual provocaría un alza de precios, que podrían llegar a 200 dólares por barril. Además, Arabia Saudita no aceptaría pagos en dólares estadounidenses, provocando así el fin de la hegemonía mundial de esa moneda; 
Arabia Saudita se alejaría de Washington para acercarse a Teherán; 
Arabia Saudita compraría armamento a Rusia y China. El reino propondría además a Rusia abrir una base militar en suelo saudita, concretamente en la provincia de Tabuk, en el noroeste, o sea cerca de Siria, Líbano e Irak; 
de la noche a la mañana, Arabia Saudita pasaría a respaldar al Hamas y al Hezbollah.

Consciente de los daños que la fiera es capaz de provocar, la Casa Blanca promete a sus perros parte de los despojos. Recordando tardíamente sus bellos discursos sobre los «Derechos Humanos», las potencias occidentales claman en coro que ya no soportan más esa tiranía medieval [9]. 

Uno a uno, todos los líderes económicos de Occidente se alinean tras las instrucciones de Washington y anulan su participación en el Foro de Riad. Recordando que Jamal Khashoggi era «residente estadounidense», el presidente Trump y su consejero Jared Kushner hablan de confiscar bienes, que pasarían a manos de Estados Unidos.

Mientras tanto, en Tel Aviv reina el pánico. El príncipe MBS era el mejor socio del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu [10]. Netanyahu incluso solicitó al príncipe heredero la creación de un estado mayor común israelo-saudita en Somalilandia para aplastar a los yemenitas. MBS viajó en secreto a Israel a finales de 2017. 

El ex embajador de Estados Unidos en Tel Aviv, Daniel B. Shapiro, advierte a sus correligionarios israelíes que al aliarse al príncipe heredero saudita, Netanyahu pone a Israel en peligro [11].

El Pacto del Quincy sólo protege al rey de Arabia Saudita. No incluye al príncipe heredero.



[1] El “Pacto del Quincy” debe su nombre al hecho de haber sido firmado a bordo del navío de guerra estadounidense USS Quincy (CA-71). Nota de la Red Voltaire.

[2] «El régimen de los Saud se tambalea después de ejecutar al jeque al-Nimr», por André Chamy, Red Voltaire, 4 de enero de 2016.

[3] «Golpe palaciego en Riad», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 7 de noviembre de 2017.

[4] “Saudis Target Up to $800 Billion in Assets”, Margherita Stancati y Summer Said, Wall Street Journal, 8 de noviembre de 2017.

[5] «Convention de Vienne sur les relations consulaires », Réseau Voltaire, 24 avril 1963.

[6] Lady died, par Francis Gillery, Fayard éd., 2006; «Francis Gillery: “Yo estudié el mecanismo de la mentira de Estado en el caso de la princesa Diana”», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 4 de septiembre de 2007.

[7] “The disappearance of Jamal Khashoggi”, por Manal al-Sharif, The Washington Post, 9 de octubre de 2018. “Letter by the Senate Foreign Relations Committee on the disappearance of Jamal Khashoggi”, 10 de octubre de 2018.

[8] “US sanctions on Riyadh would mean Washington is stabbing itself”, Turki Al-Dakhil, Al-Arabiya, 14 de octubre de 2018.






[10] «Exclusivo: Los planes secretos de Israel y Arabia Saudita», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 22 de junio de 2015.

[11] “Why the Khashoggi Murder Is a Disaster for Israel”, Daniel Shapiro, Haaretz, 17 de octubre de 2018.

por Thierry Meyssan
RED VOLTAIRE | BEIRUT (LÍBANO) | 23 DE OCTUBRE DE 2018 
http://www.voltairenet.org/article203591.html

¿Se está librando una guerra nuclear en Marte?

¿Hongo resultado de explosión nuclear en Marte? 

¿Hongo resultado de explosión nuclear en Marte? La Indian Space Research Organization (ISRO) ha publicado estas imágenes

La Indian Space Research Organization (ISRO) ha publicado estas imágenes Mucho se ha especulado sobre esta polémica fotografía tomada por la Indian Space Research Organization (ISRO).

 ¿Acaso revela una explosión nuclear en la superficie de Marte? 

Desde que la NASA comenzó a publicar fotografías con increíbles detalles de la superficie marciana, muchas personas se dedicaron a la búsqueda de extraños objetos o anomalías inexplicables. 

Claro está que la agencia espacial estadounidense siempre ha explicado estas anomalías en las imágenes como “formaciones rocosas naturales”. 





Pero a principios de 2014 saltaron todas las alarmas cuando los investigadores encontraron que ciertas imágenes de la NASA habían sido manipuladas. La NASA explicó que las imperfecciones de la cámara debían ser corregidas utilizando programas de edición de imágenes. 

Estas controvertidas declaraciones dieron paso a un sinnúmero de teorías conspirativas que sugerían que la propia NASA estaba encubriendo la verdad sobre los orígenes del planeta rojo. 

Desde un hueso, a un ataúd, o una antigua cruz egipcia, son solo algunos de los enigmáticos objetos que parecen encontrarse en Marte. 

Pero ahora todas estas anomalías han quedado relegadas a un segundo plano, ya que unas imágenes enviadas por la sonda espacial Mars Orbiter Mission de la Indian Space Research Organization (ISRO) muestran una gran explosión nuclear en Marte en octubre del año pasado, y como la NASA la trató de encubrir. 

 El gran hongo nuclear en Marte

 Las sorprendentes imágenes enviadas por la sonda espacial Mars Orbiter Mission fueron publicadas en la página web de la Indian Space Research Organization (ISRO). 

Según expertos en anomalías en el planeta rojo, se puede ver claramente un enorme hongo nuclear con un cráter subyacente en el gigantesco sistema de cañones conocido como Valles Marineris. 

Según los conpiranoicos, la sonda espacial Mars Orbiter Mission consiguió “capturar” la gran explosión nuclear en Marte el 19 de octubre de 2014, casi al mismo tiempo que el cometa C/2013 A1 (Siding Spring) hizo su acercamiento al planeta rojo. 

En un principio los astrónomos pensaron que la gran explosión fue causada por el impacto del cometa, pero quedó excluida esta posibilidad cuando datos más precisos permitieron calcular con mayor precisión su órbita. 

Pero lo que más llamó la atención fue que la NASA cortó la transmisión en directo justo en el momento en que tuvo lugar la explosión en Marte, una clara evidencia del esfuerzo para encubrir el evento. 

Fueron muchas las web de noticias alternativas que afirmaron que el astrónomo Dr. Fritz Helmut Hemmerich, consiguió registrar en video la explosión nuclear de Marte durante el seguimiento del cometa Siding Spring que pasó cerca del planeta rojo. 

El Dr. Hemmerich grabó el video usando un telescopio de 14 pulgadas a una altura de 1.200 metros en el Monte Teide, situado en la isla de Tenerife. 





Pero según los teóricos de la conspiración, la NASA aparentemente sabía de antemano que se produciría una gran explosión en Marte ese mismo día. 

Entonces cortaron la emisión en directo con el fin de ocultar el evento.

 Sin embargo, el vídeo del Dr. Hemmerich, publicado en YouTube el 19 de octubre, se convirtió en la prueba de la gran explosión. 

Sin embargo, los más escépticos afirmaron que lo que parecía ser el destello de una gran explosión en el corto video del Dr. Hemmerich era en realidad una sobreexposición. 

Pero lo que nadie contaba era que la Indian Space Research Organization (ISRO) publicara las imágenes que demuestran la presencia de un hongo nuclear en Marte justo en el momento en que el Dr. Hemmerich grabó la gran explosión. 

Algunos expertos han descartado posibles causas de la presencia de la nube en forma de hongo, como el viento de la superficie o una explosión de metano, dejando sólo la posibilidad de que se trate de un verdadero hongo nuclear. 

Según DNA India, también se ha descartado la posibilidad de que se trate de metano recientemente descubierto por el Rover Curiosity, ya que las cantidades que se encuentran en Marte son demasiado pequeñas para causar una explosión de este tipo. 

Y claro está, que este nuevo descubrimiento ha dado la razón a la teoría del Dr. John Brandenburg, quien sostiene que dos antiguas civilizaciones marcianas fueron aniquiladas por extraterrestres con armas nucleares.

 Esta controvertida teoría fue publicada en el libro del Dr. Brandenburg titulado “Muerte en Marte: El Descubrimiento de una masacre nuclear planetaria”, asegurando que la alta concentración de “xenón-129” en la atmósfera del planeta rojo, sumado al uranio y al torio daban como resultado que dos explosiones nucleares no naturales ocurrieron en suelo marciano. 

Pero otros expertos no están del todo de acuerdo con la teoría del Dr. Brandenburg, quienes sugieren una posibilidad alternativa al ataque extraterrestre con armas nucleares.

 La gran nube en forma de hongo en las imágenes del Mars Orbiter Mission confirmarían que la enorme explosión fue el resultado de un terrible impacto en Marte causado por un resto de roca procedente del cometa Siding Spring. 

Aunque también cabe decir que esta última teoría crea más preguntas que respuestas:

¿Por qué la NASA trataría de ocultar el impacto causado por un simple cometa? 

Pues la razón más probable es que la agencia espacial estadounidense trató de encubrir la gran explosión en Marte para ocultar la evidencia de la presencia de seres extraterrestres en el planeta rojo. 

Pero como siempre, hay más preguntas que respuestas:

 ¿La gran explosión es fruto de los restos de un cometa?

¿Por qué la Indian Space Research Organization (ISRO) ha publicado estas imágenes y la NASA no?

¿La NASA está intentando ocultar la causa de la explosión? 





¿Está ocurriendo una guerra en Marte?

 ¿Y que hay de esta imagen? 

parece mostrar dos humanoides en Marte.

 ¿Tendrá esta imagen algo que ver con las posibles explosiones nucleares? 

https://codigooculto.com/2015/08/explosiones-nucleares-en-marte-se-libra-una-guerra-en-el-planeta-rojo/ 

Un santo y mártir de cuatro patas: la historia del valiente perro de San Roque

San Guinefort quizás sea uno de los santos más sorprendentes del cristianismo. 

Este santo único del siglo XIII ni siquiera era un ser humano, sino un galgo.

 Tras haber protegido valientemente a un bebé en un episodio que acabó con la muerte del animal, y por los rumores de milagros acaecidos en su lugar de enterramiento, Guinefort fue declarado ‘santo para la protección de los niños.’

El perro de San Roque

Según crónicas de la época, la historia de San Guinefort empieza con la de San Roque, santo patrón de los perros. A lo largo de su vida, San Roque cuidó de enfermos. 

Su interacción con ellos, sin embargo, tuvo finalmente como resultado que el santo acabara siendo víctima a su vez de la peste. 





Fue entonces expulsado y confinado en un bosque, donde se le abandonó para que muriera. Fue entonces cuando el perro de San Roque, al parecer de nombre Guinefort, llevó comida al santo hasta que éste se curó. 

Tras la muerte de San Roque, su perro fue adoptado por una familia de la nobleza.

Aunque parece ser un vínculo lógico, el inconveniente de asociar a San Roque con San Guinefort es que el relato del perro-santo tuvo su origen en el siglo XIII, mientras que San Roque vivió en el siglo XIV, lo que hace bastante improbable que ambos personajes se conocieran.

San Roque. ( Public Domain )

La historia de Guinefort

La historia de Guinefort la encontramos en una obra conocida como De Supersticione , escrita por Esteban de Borbón, historiador e inquisidor medieval que vivió en el siglo XIII. 

De Borbón da testimonio de que se topó con la historia de San Guinefort cuando se encontraba en Lyon, Francia, donde estaba “predicando allí contra la brujería y escuchando confesiones”.

 En este tiempo oyó a muchas mujeres confesar que llevaban a sus hijos a San Guinefort, de modo que decidió investigar más profundamente esta devoción.

Place Carnot, Lyon ( Public Domain )

De Borbón descubrió que San Guinefort fue un galgo que había pertenecido a cierto señor feudal propietario de un castillo. 

Este castillo se encontraba en las tierras que pertenecían al señor de Villars-en-Dombe, cerca de un lugar llamado Villeneuve. 

El señor del castillo tenía una esposa y un hijo de muy corta edad. 

Cierto día, el señor, su esposa y la niñera del bebé se encontraban fuera del hogar familiar, habiendo dejado al bebé en su cuna. 

Durante el tiempo que pasaron fuera, una serpiente –símbolo tradicional del mal en aquella época– entró en la casa y empezó a acercarse lentamente al niño. Guinefort, que había quedado al cuidado del bebé, vio la serpiente y la atacó. 

Tras la lucha subsiguiente, el galgo consiguió matar a la serpiente y arrojar el cuerpo sin vida del reptil lejos de la cuna. La sangre de la serpiente, no obstante, había manchado la cuna, además de la cabeza y la boca del perro.

Cuando volvió la niñera encontró sangre por todas partes. Pensando que Guinefort había dado muerte y devorado al niño, lanzó un fuerte grito que alertó a la madre del pequeño.

Cuando ésta acudió y vio la escena con sus propios ojos también chilló, lo que atrajo a su marido a la habitación.

 El señor desenvainó entonces su espada y dio muerte al perro, decapitándolo. Cuando los tres se acercaron a la cuna observaron que el niño no estaba herido y parecía dormir plácidamente. 

También vieron el cadáver de la serpiente a la que había dado muerte Guinefort. 

Avergonzados por lo que le habían hecho a su fiel perro, arrojaron el cuerpo del pobre animal a un pozo situado ante las puertas del castillo, colocaron un gran montón de piedras sobre su cadáver y plantaron algunos árboles cerca del pozo para honrar su memoria.





La serpiente yace hecha pedazos junto a la cuna del niño mientras el padre del pequeño decapita a Guinefort. ( Public Domain )

Venerado como mártir

Solo fue más tarde cuando los campesinos de la zona supieron de la historia del perro y empezaron a visitar el lugar, venerando al perro como mártir con la esperanza de que intercediera por ellos.

 De Borbón dice de estos aldeanos que “eran seducidos y a menudo engañados por el Diablo, que esperaba de este modo conducir a los hombres al error.” 

Sin embargo, se tuvo noticia de numerosos milagros ocurridos junto a la tumba del animal, por lo que finalmente las gentes del lugar declararon al perro santo protector de los niños.

San Guinefort moribundo tras haber dado muerte a la serpiente. (4.bp.blogspot)

Aunque San Guinefort no ha sido nunca reconocido por la Iglesia Católica (la obra de Esteban de Borbón, por ejemplo, pone de manifiesto el tipo de oposición que planteaba en casos así la jerarquía eclesiástica), los fieles seguidores del santo de cuatro patas le han seguido rindiendo homenaje desde entonces hasta nuestros días.

Imagen de portada: Ilustración de la historia de San Guinefort. ( Adam Davis )

Autor: Wu Mingren

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Fuentes:

ChurchPOP Editor, 2017. Man’s Best Saint? The Bizarre Story of the Canine Folk Hero St. Guinefort. [Online]

de Bourbon, S., De Supersticione [Online] [Hyams, P. (trad.), 1877. de Bourbon’s De Supersticione .] Disponible en: http://sourcebooks.fordham.edu/halsall/source/guinefort.asp

de Courtecadeno, M. v. T., 2006. Guinefort: The Sainted Dog of France. [Online]

Dickey, C., 2013. A Faithful Hound. [Online]

Lynn, M. R., 2017. The Cult of Guinefort: An Unusual Saint. [Online]

Weir, A., 2017. A Holy Dog and a Dog-headed Saint. [Online]

1 FEBRERO, 2017 - 21:46 DHWTY
https://www.ancient-origins.es/noticias-general-historia-personajes-famosos/un-santo-m%C3%A1rtir-cuatro-patas-la-historia-valiente-perro-san-roque-004011

Encontrados Varios Paquetes Bomba FAKES en Clintons, Obama, CNN y Soros.

Los dispositivos explosivos dirigidos a las residencias de Hillary Clinton y Barack Obama fueron interceptados, y el Centro Time Warner que alberga a la CNN en la ciudad de Nueva York fue evacuado luego de que un paquete sospechoso fuera enviado allí, dijeron las autoridades el miércoles por la mañana.

 

Yo viví el procés (y II )

Cuando el independentismo estaba por los suelos el ejecutivo de Rajoy no pudo ser más estúpido. Ya no solo eran las imágenes de gente despidiendo a policías y guardia civiles con las proclamas de “a por ellos”.

Siempre quise pensar que al menos se referirían a los independentistas y no a los catalanes. Al Ministerio de Interior no se le ocurrió a otro para dirigir a los mossos y fuerzas de seguridad en la operación contra el 1-O, que a Diego Pérez de los Cobos, hijo de miembro de Fuerza Nueva y hermano menor de Francisco Pérez de los Cobos, el expresidente del TC que derogó el Estatut. Parecían hacerlo aposta.

Cayeron en la trampa. Al final el independentismo logró las imágenes que buscaba. Esas con las que tantas veces habían soñado para internacionalizar su proceso.

Aquella noche del 1 de octubre me contactó David Rey, un periodista argentino que quiso entrevistarme hacía unos meses sobre el tema catalán y con el que he entablado cierta camaradería. Estaba muy preocupado por aquellas imágenes.





 Yo aún no era consciente de su impacto internacional, me lo advirtió él. Ni Europa ni America Latina veían ahora a España con buenos ojos, aunque nadie sabía exactamente cual era el problema.

Ambos compartimos que el gobierno de Rajoy había cometido una gran torpeza, pero David insistió en no culpar a la policía, explicándome que aquellos agentes habían estado allí para protegernos de un golpe de estado.

Yo aún no era consciente de esa dimensión de los hechos.

En todos estos años la gente no se había enterado de nada. Yo os llevo siguiendo desde 2012 y sé lo que el independentismo ha hecho y como lo había preparado. Mis familiares y amigos ahora compartían mi preocupación cuando antes pensaban me había desquiciado con este tema.

A David Rey le dije que para dar una solución a Cataluña “hace falta que sepan la verdad”, a lo que este me contestó: “A la gente no le interesa la verdad, Rafael. Naturalmente es devota de los mitos”. Estas palabras de David me han quedado marcadas.

No sé llorar, y este año me ha ocurrido dos veces. Una de ellas el día después, el 2-O. Observaba un video en Youtube de la fiesta de la cerveza en Alemania. Una orquesta al mando de André Rieu de repente comenzaba a interpretar el "Que viva España" de Manolo Escobar. Lo que nosotros éramos incapaces de querer ya lo querían otros por nosotros.

 Me ocurrió otra vez al día siguiente, cuando mi amigo Sergi, independentista de Girona, me envió un video con imágenes de las cargas policiales. Eran tan ruines... Abuelos golpeados, gente pateada por votar. ¿Como se pudo perder la cabeza así? Si algo puedo decir es que lo siento.

Las mentiras tienen las patas muy cortas, decimos en castellano.

Evidentemente ahí estaban esas imágenes pero en la sociedad de las redes todo aparece rápido, y la estrategia se desenmascaraba a lo largo de los días posteriores.

Allí aparecían los videos grabados por cientos de catalanes que hasta las narices de los independentistas habían grabado a policías huyendo de los pueblos apedreados, otros que tratando de entrar a los colegios se encontraban con cientos o miles de personas impidiéndoles el paso con los mayores en primera línea a modo de escudos humanos, policías convenciendo a un padre para sacar a un niño de allí y otros sacando a abuelos de los brazos para evitar que fuesen golpeados.

Se veían policías de paisano increpados por la muchedumbre cuando sacaban las urnas, barricadas con tractores para evitar el paso de los agentes y masas de gente empujando a las fuerzas de seguridad mientras los mossos no hacían nada o incluso les avisaban de las actuaciones policiales.

Al final todo se sabe. Muchos mossos se quejaron de no recibir ni ordenes ni medios, no se preocuparon por precintar las aulas de madrugada como habían convenido y les dejaron todo el marrón a las fuerzas de seguridad del Estado.

 En general la gente pudo votar con tranquilidad, de hecho parecía que algunos votaron con varias papeletas. El resultado, después de los supuestos 1000 heridos que se hablaban, o según Jordi Sanchez, de la ANC, un "balance de heridos que no existe en Europa desde la II Guerra Mundial”, es que solo hubo 4 hospitalizados.

De estos dos por heridas leves, otro por un infarto, y otro que perdió un ojo por un pelotazo de goma.

Este último que se supone que pasaba por allí, resulta que aparece en las imágenes golpeando a policías y tirándoles vallas. La de los dedos rotos y abusada sexualmente también era mentira. (+info)

La estrategia del independentismo ha sido tan descarada y cínica que lleva a la mofa. La pena es que haya tanta gente que aún no se dé cuenta. Parece que nadie ya se acuerda de las cargas de los mossos en Plaza Catalunya el 27 de mayo de 2011 sobre indignados pacíficos sentados en la calle. Se saldó con 121 heridos hospitalizados, pero nadie lloró por ellos. Entonces los mossos explicaban que no existe la resistencia pacífica.

Paradójicamente ninguna de las instituciones catalanas o partidos y medios independentistas habló de violencia institucional o vulneración de derechos humanos.

Los mossos reventaron el movimiento 15M en Cataluña, otro fenómeno que se ha llevado por delante el process. Por lo que parece aquello no era del gusto del exvicepresidente de la Generalitat y exlíder de ERC, Carod Rovira, que expresó textualmente:

 “Tienen, como españoles, todo el derecho del mundo a indignarse. Pero si quieren hacerlo, como españoles, lo mejor es que no se equivocasen en el mapa y se manifiesten, se indignen, meen, pinten, chillen e insulten, allí donde les corresponde, en su país", España.

Los días que han venido después del 1-O han sido una verdadera locura en España. El cúmulo de información que se recibía mareaba. Conozco gente involucrada que prefirió dejar el móvil en casa. Lamentablemente los 280 caracteres de Twitter dan lugar para muchas proclamas pero para poca información argumentada. No me extraña que la gente se agarre a una idea sin tener ni idea del porqué lo hace.

Los españoles fuera de Cataluña han pasado de la más completa apatía hacia lo que ocurría en Cataluña, a en los dos últimos años convertirse en el centro de debates de bar, bromas de whatsapp y entretenimiento en general.





Pero en las semanas posteriores al 1-O de las bromas se pasó a la indignación de las imágenes y de ahí a la preocupación. Hasta en los grupos de whatsapp de hombres desapareció el porno. El tema catalán lo ocupó todo.

Sí, la gente comenzó a saber la verdad. Ahí fuera podían decir lo que les diese la gana, pero los españoles no somos ni fascistas ni ladrones.

 No les hemos hecho nada a los catalanes para que nos traten como tales. Más bien los nacionalistas han hecho lo que les ha dado la gana, discriminándonos a todos los demás y callando a los que no comulgaban con el régimen.

Ahora veíamos las consecuencias de nuestra apatía, de los pactos de gobierno otorgándoles cada vez más privilegios, de cómo habían convertido Cataluña en su patrimonio robando sistemáticamente gracias a las competencias concedidas y como ahora las ponían contra el Estado, contra todos nosotros.

Había rabia, y a la vez tristeza por haber dejado hacer al nacionalismo. Y ahora todo dependía del capricho de unos locos por declarar la independencia de una parte de nuestra tierra, de nuestra historia, de nuestras familias y amigos. Por una vez en la vida, a esa España que tanto nos hemos esforzado por detestar, la observábamos con compasión y hasta con cariño.

Si en vez de inventaros la historia la hubieseis estudiado, os podríais haber hecho una idea de lo que iba a ocurrir.

 Las instituciones catalanas han tenido la manía a lo largo de su historia, desde tiempos de su pertenencia a la Corona de Aragón, de echar la culpa al Estado de todos los males mientras succionan con impuestos a su pueblo.

Y esto se lo creen algunos catalanes, pero no todos, lo que ha llevado a no pocas guerras civiles y luchas internas que han arruinado Cataluña, y con ella al resto del Estado.

Así ocurrió en 1470, 1640, 1714, 1873, 1931 y ya veremos ahora en 2017.

Amigos independentistas, lo que se vivió entonces sí fue espontáneo, transversal y pacífico, una verdadera revolución de las sonrisas sin subvenciones del Estado ni gobiernos fletando autobuses.

Mientras las muchedumbres echaban a los policías de allí, otros catalanes los llamaban para ofrecerles sus casas. Mientras vosotros retirabais las banderas españolas de los ayuntamientos, toda España se cubría de ellas.

Y mientras vosotros decías que sois el pueblo de Cataluña, el pueblo de Cataluña salía a la calle envuelto en banderas rojigualdas gritando la españolidad que siempre tuvieron.

Los valientes no habéis sido vosotros, que os habéis alzado cubiertos por unas instituciones corruptas al poder de Cataluña.

 Los valientes han sido gente como los chicos del balcón del barrio de Sarriá-Sant Gervasi, que con la única ayuda de un megáfono y decenas de independentistas tratando de callarlos golpeando cacerolas, ha hecho oír su voz por encima del pensamiento único independentista.

O esos chavales que todos los años siguen pidiendo la retransmisión de un partido de la selección al ayuntamiento de Barcelona.

O el inspector de educación Jordi Cantallops, que se atrevió a denunciar el adoctrinamiento de los niños en las escuelas y acabó despedido.

O artistas como Loquillo y Albert Boadella, que por criticar el nacionalismo identitario han sufrido tal persecución que les ha obligado a dejar de actuar en Cataluña.

Los héroes de todo esto no son los Jordis ni los presidentes y consellers que se han forrado con el soberanismo.

Los héroes son los intelectuales deCCC (Convivencia Cívica Catalana) o el Somatens que aparecieron de la nada casi sin financiación para predicar en el desierto del pensamiento único nacionalista.

SCC (Societat Civil Catalana), que desde su aparición no ha dejado de elaborar estudios objetivos con los que contraargumentar al independentismo a pesar de sufrir continuos boicots y agresiones en sus actos.

O la web Dolça Catalunya que lleva años destapando las corruptelas y manipulaciones del soberanismo cuando nadie se atrevía a escribir sobre ellas.

 O la gente de los partidos de la oposición que llevan años sufriendo el señalamiento a ellos y sus familias, negocios y sedes.

Los héroes son los fiscales y los jueces que por hacer su trabajo son víctimas de insultos y gritos a las puertas de los juzgados, y que se encuentran las ruedas pinchadas de sus coches o la puertas pintadas en sus casas.





Son esos empresarios, como Xavier Gabriel de la Bruixa d´Or, catalán de toda la vida, que se han visto obligados a dejar Cataluña por evitar los ataques de independentistas a sus negocios.

Algunos pedimos diálogo hasta el final.

Yo mismo participé en una de esas concentraciones de banderas blancas que abogaban por ello y que espontáneamente nacieron de una pancarta colgada de un balcón de Madrid con el lema “Parlem?”, respondida por un “Hablemos” en otro balcón de Barcelona.

Pero ya nadie quería hablar. Incluso los que acudimos a esas manifestaciones de banderas blancas lo que realmente queríamos es que dejasen de engañar a la gente.

España ya no estaba para diálogos.

Ahora había que salvar a la patria. El independentismo había logrado unir a todos los españoles, por vez primera en el amor a España, ondeando sin pudor su bandera.

En la multitudinaria manifestación del 8 de octubre en Barcelona, Borrell increpaba a los empresarios por no haberse pronunciado antes sobre las consecuencias de la secesión.

Tenía razón. Muchos de ellos trataron de aprovecharse del pulso al estado para obtener mayores beneficios y otros temieron perder los contratos a dedo con los que a través de comisiones ilegales habían alimentado la merendola soberanista de la Generalitat. Ahora la inseguridad jurídica que había provocado el procés les obligaba a marcharse.

Finalmente, el 10 de octubre, Puigdemont declaraba la independencia para suspenderla inmediatamente. Un hecho que provocó la risa en toda España pero que evidenciaba las presiones que estaba sufriendo. La declaración unilateral de independencia ya era cuestión de días.

Uno de los grandes periodistas españoles de nuestro tiempo, Iñaki Gabilondo, el 26 de octubre culpaba en una de sus grabaciones a los “incendiarios independentistas” de una situación que él preveía de pre-guerra: “¿Así que era así?, ¿era así como se desencadenaron esos desastres históricos?, decía. Los españoles vivimos aquellos días con el corazón en un puño.
“La Voz de Iñaki” O jueves milagro o viernes negro

https://elpais.com/elpais/2017/10/26/la_voz_de_inaki/1509002158_917954.html

Finalmente, el mismo 26 de Octubre, tras filtrarse que se convocarían elecciones para evitar la aplicación del 155, Puigdemont no pudo soportar la presión del secesionismo. 

En las puertas de la Generalitat le llamaban traidor, Gabriel Rufián tuiteaba que se había vendido por 155 monedas y parece que sufrió una rebelión de los partidos independentistas que le habían acompañado y de sus propios compañeros.

La realidad es que posiblemente temía más a un sector secesionista desbocado que al Estado por declarar la independencia.

Puso la responsabilidad en manos del parlament que se encargaría de aprobar formalmente la secesión al día siguiente.

Nadie reconoció la nueva República Catalana que el 27 de octubre se declaraba solemnemente por el parlament.

No hubo ningún país en todo el mundo que se pronunciase a su favor.

La única alternativa para supervivencia de aquella República era echar a la gente a la calle contra los cuerpos de seguridad del Estado, algo que temíamos muchos españoles y de lo que el mundo entero estuvo pendiente.

Aquel día me fui a Barcelona con mi mujer, que siempre ha querido acompañarme. Necesitaba saber como lo estabais viviendo. Llevo tanto tiempo siguiendo esto que no podía dejar de saberlo.

En el tren no había nadie que hablase de ello, daba la sensación de no haber ocurrido nada. Cuando llegué a la estación de Sants tampoco había nada que recordara estar sucediendo un hecho histórico, como el nacimiento de un nuevo estado en Europa presuponía.





La gente pasaba, de hecho no llegué a ver ninguna bandera estelada. En ese momento comencé a sentirme eufórico. Todo el mundo iba a la suya, a su casa después de un día de trabajo o a salir de fiesta aprovechando el fin de semana.

Comenzamos a retransmitir la aventura en los grupos de whatsapp. Hermanos, primos, amigos repartidos por Castellón, Madrid, Cataluña, Valencia y Londres se hacían participes de la recién proclamada República de Cataluña.

Una vez en el hotel, el recepcionista nos comentó que la gente llevaba todo el día de fiesta y estaría ya cansada, pero que en plaza Sant Jaume aún estaban los conciertos. Nos consultó si preferíamos la fiesta política o la de todos los fines de semana. Vamos, que la gente estaba de fiesta con independencia de la Nueva República.

Tal y como nos íbamos acercando a plaza Sant Jaume se veía más gente involucrada. Banderas independentistas, la mayoría gente muy joven y muy borracha. Nos reíamos de aquella situación. La preocupación de nuestras familias y de los medios por algo que no parecía ser más que una buena fiesta, excusa para emborracharse. 

Allí estaba, la celebración de la nueva República Catalana. La plaza Sant Jaume atestada de esteladas, gente contenta, bebiendo y alegre. Gente viviendo su fiesta. Uno llorando emocionado, supongo más por la embriaguez que por el momento.

Muchos aprovechando a contar sus historias a los medios de comunicación de todo el mundo que por allí andaban repartidos. Supongo que estos se morirían de risa al observar la opresión a la que les estaba sometiendo el Estado.

Aproveché allí para hablar con algunos de vosotros. Entablé conversación con un chico muy majo, fotógrafo, un tal David Puig, catalán instalado en Montevideo. Al final hubo acuerdo en que lo mejor sería una España más federal. Vamos, lo que pensamos todos, aunque solo sea por poner el título. Como decía Piqué, "si hablo 10 minutos con ellos seguro que nos ponemos de acuerdo".

 Puig me reconocía que si en Uruguay la gente hubiese obstruido una acción policial como ocurrió el 1-O la policía los hubiese linchado a palos. Esto es lo que supongo piensa todo el mundo por ahí fuera.

Allí la gente sencillamente estaba disfrutando una fiesta. Nadie creía que estuviesen viviendo en un nuevo país, de hecho todos sabían que mañana seria otro día y que nada habría cambiado. 

Cuando la fiesta terminaba y miraba a toda aquella gente tan contenta, me di cuenta que lo que celebraban era el haberse salido con la suya, el mero hecho de fastidiar y pasar por encima de la autoridad de un gobierno al que odian, el del PP.

Cuando terminó la fiesta nos encontramos en otra plaza con unos chicos con una bandera española y acabamos haciéndonos fotos con ellos. Como tuiteó el brillante Eduard Punset, no somos fascistas.

Efectivamente, la mayoría de españoles, independentistas catalanes incluidos, somos gente normal, gente buena que me diríamos. Si de algo estoy seguro es que no nos vamos a echar a la calle a matarnos entre nosotros.

Los españoles ya hemos descubierto mejores formas de entretenernos. Ahora nos enviamos chorradas por el whatsapp y nos manifestamos con banderas en la calle.

Al día siguiente me encontré con aquel tenderete donde un par de chicas venden artículos de la selección. Nos contaron aquel episodio en que les reventaron la carpa y las pegaron. Lo había visto en los periódicos.

 Las chicas pasaron mucho miedo. Estaba allí también Ferran Brunet, profesor de Economía de la UAB y uno de los fundadores de SCC, que ha convocado todas las manifestaciones españolistas en Cataluña.

Un gran tipo y otro de los primeros valientes que tuvieron el coraje de enfrentarse al pensamiento único nacionalista. He usado algunos de sus artículos en mis blogs, no le quise decir que invertía mi tiempo en esto pero ya lo hizo mi mujer por mí.

Me animó a entrevistarme con un periodista israelí que se encontraba allí. El profesor me advirtió simpáticamente que estos aún no se habían pronunciado. Al periodista le preocupaba lo que parecía preocupar a toda la comunidad internacional, si habría violencia.

Le contesté que por supuesto que no. Que a los españoles nos gusta la juerga y que los independentistas ya se habían corrido la suya.

Curiosamente en medio de la entrevista, dos inmigrantes me vocearon el “visca la República de Catalunya independent !!”. ¡Si que el independentismo tiene raíces históricas! me dije a mí mismo.

Por vez primera en mi vida compraba una bandera de España, junto a unos artículos rojigualdos, que vendían en el tenderete. Nos hicimos rápidamente unas fotos en plaza Catalunya y allí cogimos el tren de vuelta.

Aquel día se convocaba otra de las emblemáticas manifestaciones españolistas, pero no soy yo muy de banderas y nosotros ya habíamos disfrutado nuestra fiesta.

Pienso hoy lo que habría ocurrido si muchos catalanes no se hubiesen echado a la calle a defender su españolidad o si parte de la comunidad internacional hubiese reconocido la República Catalana.


O si el Estado hubiese enviado el arsenal de armas que pidió Puigdemont para armar a los mossos, con los que podría haber armado un regimiento de 3.000 efectivos.





 Me pregunto si estos líderes fanáticos del independentismo hubiesen sido capaces de echar a aquellos jóvenes que tanto disfrutaron su fiesta contra las fuerzas de seguridad del Estado.

Si hubiésemos vivido una nueva Kaleborroka catalana, como yo le advertía a mi amigo Sergi se podría sufrir en Cataluña, cuando él me aseguraba que la independencia sería pacífica.

La gracia de todo esto es que luchabais por una libertad que nadie entiende donde os falta, y habéis acabado prisioneros de la paranoia de un procés que no ha hecho ningún bien a nadie, ni tampoco a vosotros os hubiese dado más libertades.

Le dije a David Rey que soy un creyente, y que pensaba que la verdad al final prevalecería, y es esto mismo lo que intento, hacer saber la verdad.

A vosotros, independentistas, os tengo que agradecer lo mucho que me habéis hecho aprender, sobre todo a amar a mi patria, España, que a los de mi generación tanto nos ha costado aprender.

Por una vez, una bandera de España ondeaba en mi balcón. Eso si, solo duro dos días, que los nacionalismos nunca fueron buenos.

martes, 19 de diciembre de 2017
http://paraindependentistacatalan.blogspot.com/2017/12/yo-vivi-el-proces.html

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".