martes, 16 de julio de 2019

Andrew Carlssin, el Inversor que Vino del Futuro y ganó millones de dólares en dos semanas

Una y otra vez, hemos visto a ciertos individuos que dicen ser viajeros del tiempo. La verdad es que hay pocas posibilidades de que hablen de verdad, pero el hecho es que, en cierto modo, todos somos viajeros en el tiempo. 

Sin embargo, solo vamos en una dirección, en el futuro. 

Donde la física sugiere que más allá de un punto, tiene sus reglas y limitaciones, el razonamiento lógico no aclara ciertos puntos. 

Sin embargo, hay una historia en concreto que va más allá de viajar en el tiempo y ganar los números de la lotería. Estamos hablando Andrew Carlssin, un inversor que ganó mucho dinero en poco tiempo gracias a información fuera del alcance de cualquier mortal.

La increíble historia de Andrew Carlssin

En el año 2003, un hombre de 44 años llamado Andrew Carlssin, sorprendió a todos al hacer inversiones en 126 operaciones de alto riesgo y no perder ni un dólar.

Según informó la Comisión de Bolsa y Valores, comúnmente conocida como la SEC, Carlssin había comenzado con una inversión de solo 800 dólares, y en tan solo dos semanas, ganó más de 350.000.000 de dólares. 





Este inexplicable aumento de sus activos en efectivo llamó la atención del FBI. Fue investigado por tráfico de información privilegiada. Por supuesto, ¿cómo podría una persona invertir en transacciones del mercado de valores de alto riesgo, en 126 operaciones comerciales, sin cometer ni un solo error?

El FBI lo detuvo para interrogarlo, y después de cuatro horas de interrogatorio, la información que se filtró sobre el hombre parecía ser aún más sorprendente. Carlssin afirmó ser un viajero en el tiempo del año 2256. 

Obviamente, en el futuro, la gente habría sabido acerca de la volatilidad del mercado de valores de esa era, y la gente que ya lo conocía, tenía cierta ventaja. De manera similar, Carlssin tenía conocimiento de cómo iba a ocurrir todo, y trató de hacer toda una fortuna, viajando en el tiempo.

“Era demasiado tentador para resistirse”, dijo Carlssin en su confesión grabada en video.

 “Había pensado hacer que se viera natural, ya sabes, perder un poco aquí y allá para que no se vea demasiado perfecto. Pero acabo de quedar atrapado en el momento.”

Ofreció a los investigadores del FBI información sobre el paradero de Osama bin Laden y una cura para el SIDA, a cambio de ser liberado y permitirle regresar a su tiempo. Sin embargo, no reveló ninguna información sobre su máquina del tiempo

No habló sobre la ubicación o el funcionamiento de tal máquina. Temía que la tecnología cayera en las manos equivocadas. Por lo tanto, el FBI no creyó su historia. 

Ellos pensaban que simplemente se trataba de un loco o un mentiroso patológico.

“Si las acciones de una empresa subían debido a una fusión o avance tecnológico que se suponía que era secreto, el Sr. Carlssin de alguna manera lo sabía de antemano”, reveló una fuente anónima de la SEC.

Curiosamente, poco después de ser arrestado, fue puesto en libertad provisional bajo fianza de un millón de dólares, que fue abonado por un hombre misterioso. 

Mientras que Carlssin debía de acudir al juzgado el 3 de abril, desapareció para nunca ser encontrado de nuevo. 





El FBI estableció una investigación, pero no pudo encontrar información sobre el origen de Carlssin antes de diciembre de 2002, como si nunca hubiera existido antes de esa fecha.

¿Una historia ficticia bien elaborada?

Más tarde, resultó que era la historia fue publicada por un periódico de noticas sensacionalista “Weekly World News”, que luego fue compartida por Yahoo! News. 

Como consecuencia, se difundió a través de los foros de Internet, lo que llevó a descripciones más detalladas del extraño caso. Sin embargo, algunos de los hechos relacionados con la historia hicieron de la leyenda de Andrew Carlssin uno de los casos más curiosos de viajes en el tiempo.

 Carlssin en realidad parecía ser un viajero en el tiempo por el hecho de que cuando los inversores más importantes de Wall Street sufrían enormes pérdidas económicas, él tenía extraordinarias ganancias, destacando el hecho de conocía secretos que nadie podría haber conocido en ese momento.

Incluso ofreció una foto como evidencia. Para colmo, hizo predicciones sobre la fecha exacta de la invasión de Irak, que en realidad llegó a ser exacta. Pero surgió la pregunta de que, si realmente era un hombre del futuro, podría haber regresado a su año original, de manera instantánea, para aprender más sobre otro tipo de inversiones. 

Con todas estas contradicciones, es difícil decir si alguna vez existió Andrew Carlssin, o si dijo la verdad de que él era un viajero en el tiempo. Pero lo más sorprendente de todo es que la propia Comisión de Bolsa y Valores se vi obligada ha emitir un comunicado oficial respecto a este tema en concreto.

“Esta historia es pura fantasía”, dijo un portavoz de la SEC. “No hay nada de verdad. Hemos recibido un gran número de llamadas de los medios de comunicación sobre esto, pero hasta donde sabemos, no es cierto. No conozco a ninguna persona que haya ganado 350 millones en el mercado de valores con una participación de 800 dólares.

 La idea de que puede haber un viajero en el tiempo no ha llamado la atención del FBI. En realidad, la historia de Andrew Carlssin apareció por primera vez en el Weekly World News, un sitio web satírico que se especializa en crear historias ficticias. Sus afirmaciones y las declaraciones de los funcionarios fueron inventadas.

 El artículo fue compartido por Yahoo! en la sección de chismes de las noticias, y desde allí se extendió a más y más medios de noticias.”

Sin embargo, el agente del FBI Bill Carter, no negó la existencia de Carlssin.

“Podría haber habido un individuo con ese nombre arrestado por fraude en cualquiera de nuestras oficinas exteriores”, dijo Carter. “Arrestamos a cientos de personas cada semana. Esto no significa que Andrew Carlssin, el viajero del tiempo, haya existido.”

¿Dónde está ahora Carlssin?

Según algunas fuentes, Andrew Carlssin está vivo y residen en Toronto, Canadá. Al parecer llego a un acuerdo con las autoridades y lo liberaron para que se marchara de Estados Unidos. 

Carlssin trabaja en la industria petrolera y en la actualidad desarrolla equipos para extraer petróleo de Alberta, donde se encuentra el mayor depósito de petróleo más allá del Oriente Medio y que se pueden recuperar hasta 300 mil millones de barriles por día.





Sin duda alguna se trata de una historia recelamente increíble, que algunos dudan, pero otros mantienen que sucedió. 

Y si Andrew Carlssin expuso su secreto siendo descuidado, ¿cómo sabemos que un viajero en tiempo real no está entre nosotros en este momento, observando cuidadosamente el mundo tal como era, al menos desde su punto de vista?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".