martes, 5 de marzo de 2019

5 Experiencias Insólitas que han fascinado a la antropología

Telepatía, adivinación, brujería y otros fenómenos inexplicables en la visión de investigadores. antropólogos y etnólogos de renombre, que experimentan el asombroso poder de desconocidas tribus indígenas. Por Juan José Sánchez Oro.

La antropología aspira a desentrañar as claves de la condición humana. 

Para ello, sus investigadores se miran en el espejo de otras culturas, conviven durante largo tiempo en una comunidad con el propósito de recabar, de primera mano, todos los datos. 

Durante esa inmersión en la vida cotidiana de otras gentes, el antropólogo actúa como una suerte de frío notario de la realidad que pasa ante sus ojos. También, parece inevitable caer en una cierta superioridad intelectual. Al fin y al cabo, aspira a explicar aspectos y comportamientos de la comunidad, cuyo sentido los miembros que la componen ignoran por qué los hacen o creen.

Sin embargo, el antropólogo también es humano y su aplomo científico, en ocasiones, se ve sacudido por sucesos que desafían su intelecto.





 En muchos cuadernos de campo y publicaciones etnográficas asoman un puñado de experiencias extraordinarias donde los testigos de anomalías son, precisamente, aquellos que estaban llamados a explicarlas. Un conjunto de sucesos raros que descolocó la mente de los más ilustres investigadores de los pueblos y etnias preindustriales.

1. TELEPATÍA AMAZÓNICA

En 2003 murió uno de los mejores reporteros de la revista National Geographic, Loren McIntyre, fotógrafo y ex-oficial de la marina. Entre sus gestas destacó el haber accedido a las fuentes recónditas del Amazonas en 1971. Pero, antes de rubricar el reportaje, vivió una aventura que durante mucho tiempo apenas confió a sus más íntimos amigos. 

A finales de los sesenta, McIntyre marchó a Brasil en busca de un pueblo indígena no contactado: los Mayoruna. Los indicios sobre su ubicación le habían sido facilitados por un piloto de avioneta que divisó un posible enclave en un claro de la selva. El reportero acudió a las proximidades de ese lugar en un hidroavión que le dejó a un guía y a él junto al río Javari sobre la frontera entre Perú y Brasil.

Pero su guía nativo contrajo la malaria y el piloto accedió a trasladarlo al hospital bajo la promesa de regresar a por McIntyre al cabo de dos días. Éste aprovecharía el lapso tiempo para intentar trabar contacto con los Mayoruna. Sin embargo, a la mañana siguiente, fue abordado por cuatro cazadores de monos que vestían la indumentaria tradicional mayoruna.

 Para ganarse su confianza, McIntyre les obsequió con telas y espejos y se fue tras ellos por mitad de la selva. No tardó en advertir que, conforme se alejaba del río, estaba perdiendo su camino de vuelta, así que no volvió a tomar el hidroavión y convivió con esa desconocida tribu durante dos meses.

Los Mayoruma, apodados “gentes del gato”, se creían descendientes de los jaguares y perforaban sus labios y mejillas con púas a imitación de los bigotes de tales felinos. Eran cazadores de monos, no practicaban la agricultura, pero sí la guerra. Confeccionaban collares con huesos humanos y empleaban los cráneos de los vencidos para beber. 

El panorama estaba muy lejos de ser halagüeño porque, en ausencia de su guía indio, no tenía manera de entenderse con ellos. Además, extravió todas sus posesiones occidentales. Los indios quemaron sus zapatillas deportivas y su reloj. Un mono destruyó su cámara y los rollos de película. Y, al llegar a un claro de la jungla, McIntyre se dio de bruces con un macabro hallazgo: varios cuerpos humanos devorados por hormigas y alguno todavía con una flecha clavada en el pecho.

A pesar de tanta contrariedad, el desubicado periodista logró ser aceptado por la comunidad indígena, aunque no por todos sus miembros. Un guerrero, al que el reportero denominó “Mejillas Rojas” por la pintura con la que maquillaba su cara, se mostró especialmente hostil. De hecho, una noche, llevó al forastero a un punto apartado del poblado para hacerle partícipe de una simulación de caza con antorchas. Cuando ambos alcanzaron un rincón solitario, el guerrero empujó a McIntyre contra unos espinos, abandonándolo a su suerte para dejarlo morir.

Sin embargo, dos días después, mientras su cuerpo empezaba a ser devorado por infinidad de insectos, el reportero consiguió ser rescatado por la facción más hospitalaria de la comunidad. Al regresar a la aldea, topó con el cadáver de “Mejillas Rojas”, que había sido colocado en un sitio prominente, a la vista de todo el mundo, para escarmiento general.

Desde ese momento, la vida fue más fácil para McIntyre, pero también más extraña. El líder del grupo era un venerable anciano al que el periodista apodó “Lapa” por su piel arrugada. Y, aunque el forastero no compartía lenguaje común con él, consiguió comunicarse por un procedimiento insólito: sin palabras, a través del pensamiento; mediante un fenómeno que McIntyre bautizó como “radiación”. 

Gracias a esta telepatía con el jefe, el reportero logró hacerse entender y, también, a “escuchar” al jefe mayoruna. Fue así como averiguó por qué se desplazaban por la selva de un extremo a otro, levan-tando frecuentemente el campamen-to sin razón aparente. La tribu estaba realizando un viaje espiritual, guiado por “Lapa”, que deseaba reconectar con el “principio de los tiempos”.

Aunque el forastero no compartía lenguaje común con él, consiguió comunicarse por un procedimiento insólito: sin palabras, a través del pensamiento

McIntyre también aprendió que esa habilidad para comunicarse sin abrir la boca era el “otro idioma” sólo para los más ancianos. Bastaba con que se sentara al lado de uno de ellos para “oír” sus pensamientos. A veces, los mensajes le llegaban bajo la confusa sensación de acceder al fondo de un indescifrable “zumbi do” en el cual se manifestaba toda la actividad mental de la tribu.

Pero la aventura con los mayoruna tuvo un punto y final. Llegada la temporada de lluvias, McIntyre aprovechó para hacer una dramática huida río abajo a bordo de una rudimentaria balsa. Una vez en el mundo moderno prefirió no contar nada de sus experiencias telepáticas. “Yo mismo no estaba seguro si realmente había sucedido o no”, dijo al diario Seattle Times en los años 90. “Las alucinaciones son algo que les pasa a muchos exploradores y a todos los escaladores de montaña”.





Pero la duda siempre quedó flotando sobre su mente. Posteriormente tuvo encuentros con más de 30 tribus en el ejercicio de su labor profesional y jamás vivió un fenómeno de “radiación” parecido. Dudando de sus propios recuerdos, rastreó en 1977 lo que quedaba de la tribu Mayoruna. Una parte de la comunidad se había movido al interior de la selva, mientras que otra facción se había trasladado fuera de ella, en Brasil.

 Fue así como el reportero reconoció a uno de los hombres de la comunidad con la que convivió. Le abordó y preguntó directamente si el “viejo lenguaje”, la radiación, se seguía utilizando. “Sí, se fala” –“Sí, se habla”–, respondió el indígena en portugués.

La historia de Loren McIntyre fue recopilada y dada a conocer por Petru Popescu en el libro Amazon Beaming del año 1991 y también ha inspirado una obra de teatro titulada The Encounter.

2. LAS CENIZAS ADIVINATORIAS ZULÚES

A finales del siglo XIX, D. Leslie penetró en territorio zulú en busca de sus cazadores kafari. Siguió las pistas facilitadas por informantes, pero al alcanzar el lugar del posible encuentro no había nadie. Frustrado, uno de sus criados le aconsejó consultar a un vidente a lo que Leslie accedió. El hechicero zulú conocía el secreto arte de “abrir las puertas de la distancia” y para ello prendió ocho fuegos pequeños, tantos como los cazadores que buscaba el explorador. 

La ceremonia comenzó arrojando a las llamas dos objetos: unas raíces que desprendían desagradable olor y una piedra por cada hoguera. Después, el oficiante tomó una medicina que le indujo un trance violento durante diez minutos.

"Fue luego ante el tercer fuego: ‘Este hombre ha sido muerto por un elefante, pero tu fusil volverá a casa’, y así con el resto, con descripciones minuciosas y correctas de los hombres y con la indicación de su éxito o fracaso.”

A continuación, empezó la adivinación, según refirió Leslie en su obra Among the Zulú andAmatongos, publicada en 1875: “Dio la impresión de despertarse, se dirigió a uno de los fuegos, removió las cenizas, miró con atención el guijarro, describió al hombre y dijo: ‘Este hombre murió de fiebre y tu fusil se ha perdido’.

 Luego, se situó ante el segundo fuego: ‘Este hombre –correctamente descrito– ha matado cuatro elefantes’ y pasó a describir sus colmillos. Fue luego ante el tercer fuego: ‘Este hombre ha sido muerto por un elefante, pero tu fusil volverá a casa’, y así con el resto, con descripciones minuciosas y correctas de los hombres y con la indicación de su éxito o fracaso”. 

Precisa Leslie que también le comunicó el hechicerodónde estaban los supervivientes y que regresarían al cabo de tres meses aunque no por el itinerario esperado. Remata la exposición el etnógrafo diciendo: “Estas informaciones se revelaron exactas en todos sus detalles. Que este hombre hubiera podido obtener esa información de los cazadores por vía normal era poco probable: se encontraban diseminados por una región a unas doscientas millas”.

3. EL ESPEJO MÁGICO DE LOS PIGMEOS

El misionero católico y etnógrafo Henri Trilles publicó un trabajo de referencia en 1932, titulado Les Pygmées de la forét équatorial. Durante 15 años recorrió Gabón, conviviendo con los pigmeos. El sacerdote francés recopiló aquellas exóticas costumbres, vida cotidiana y creencias que luego difundió en charlas y publicaciones. Una vez más, asoman un puñado de sucesos prodigiosos.

Al padre Trilles le desapareció un objeto e, inmediatamente, un pigmeo acudió en su ayuda para identificar al causante del hurto. Lo curioso es que aquel improvisado detective realizó la pesquisa con un espejo mágico: “Poco después de unos encantamientos me dijo: ‘Veo a tu ladrón; es fulano –y me indicó a uno de los jóvenes que me habían acompañado-. Además, mira tú mismo’. Y vi reflejarse en el espejo a mi ladrón. El hombre, interrogado, confesó que era culpable”.

No fue la única vez que el padre Trilles contempló hechos de difícil explicación: “Un día yo conversaba con un hechicero pigmeo. Mis hombres, con sus piraguas, debían alcanzarme para traerme provisiones. Incidentalmente hablé a mi hombre de esto, preguntándole: ‘¿Estarán todavía muy lejos?’. ‘Decírtelo es facilísimo’.

Tomó su espejo, se concentró, pronunció unos encantamientos. Después: ‘En este momento los hombres están doblando tal punto del río, el más alto acaba de disparar con la escopeta a un gran pájaro; lo ha abatido; los hombres reman para alcanzarlo; ha caído al agua. Lo han agarrado. Te traen lo que les has pedido’”. No cabía duda de que el hechicero empleaba aquel espejo mágico como si se tratara de la pantalla de un televisor. Trilles verificó las apreciaciones del pigmeo y anotó en su estudio: “Todo era verdad: provisiones, disparo, ave abatida”.

No cabía duda de que el hechicero empleaba aquel espejo mágico como si se tratara de la pantalla de un televisor.

El espejo de los pigmeos siguió asombrando a Trilles, quien describió en su libro alguna otra de sus funcionalidades. Además de identificar malhechores o visualizar sucesos a increíbles distancias, cuenta el sacer-dote que aquel objeto era utilizado para traducir idiomas desconocidos: “En uno de los viajes que hicimos con monseñor Le Roy, el hechicero de la aldea donde llegamos por la noche nos describió con exactitud el camino que habíamos recorrido, lo que habíamos comido y hasta las conversaciones. Uno de los detalles de nuestra conversación era típico. 

Habíamos encontrado una pequeña tortuga. ‘Puede servir para la cena de esta noche’, me dijo monseñor Le Roy, y yo añadí riendo: ‘Si hace falta, agregaremos la cabeza del guía’. Hablábamos en francés, idioma del que el hechicero no entendía una palabra, y sin embargo, sin moverse de su aldea, en presencia de todos, él nos había ‘visto’ en su espejo mágico y ¡y nos repetía lo que habíamos dicho!”.

En otras ocasiones, la adivinación se efectuaba sin la mediación de ningún objeto: “poco a poco el hechicero se exalta; cantando, gira con rapidez sobre sí mismo, se curva en forma de arco, la cabeza echada hacia atrás toca el suelo golpeándolo con violencia. Después brinca: sumido en un estado psíquico entre lo consciente y el trance”. 

Bajo esas condiciones el brujo describe al consultante qué suerte correrá durante la caza de elefantes que “es representada mímicamente con una precisión extraordinaria: el hechicero ve. Se lanzan las azagayas: el hechicero ha designado al cazador, muestra al que huye, al que ataca, al que es atacado por el animal agonizante, dilacerado, ya no hay nada que hacer. Luego muestra a los vencedores y los vencidos de esta caza siempre peligrosa”.





 El padre Trilles no puede disimular su fascinación al terminar subrayando que: “algo de lo más extraño, esta visión a distancia del futuro se realiza hasta en los más mínimos detalles: no sólo el lugar de la caza, no sólo los hombres muertos o heridos y el número de los elefantes matados, sino también el número de los colmillos -capturados– ¡Todo es exacto!”. Tras la sesión adivinatoria de la que Trilles fue testigo, “las predicciones del mago se cumplieron exactamente”.

El contacto del padre Trilles con los pigmeos le deparó la contemplación de otro episodio extraordinario: el ritual en el que los magos más ancianos aceptaban a nuevos discípulos. Los neófitos se sentaban en el extremo de la tabla de un balancín. Bajo la otra punta del rudimentario columpio se ubicaba el hechicero con los brazos estirados. Entonces, los neófitos procedían a impulsarse y elevarse, pero cuando el extremo opuesto iba a golpear la cabeza del viejo brujo, una suerte de fuerza invisible lo impedía. 

El hechicero detenía el movimiento de la tabla y conseguía equilibrar el balancín sin tocarlo, sin que hubiera ningún peso en el otro extremo. Tan sólo apuntando con las palmas de sus manos en dirección a ese lado del columpio. El rito dejaba exhausto al veterano brujo que perdía el conocimiento, caía al suelo y era alejado de la ceremonia para reanimarlo.

4. LA BRUJERÍA VOLADORA DE LOS AZANDE

Entre los azande del Sudán se creía que la brujería era una entidad dañina que residía en el cuerpo de cada brujo. Desde allí, y una vez invocada mediante un ritual, la brujería viajaba por el aire emitiendo una luz brillante hasta alcanzar el organismo de su víctima, especialmente cuando estaba dormida. Así explicaban los azande que los brujos pudieran matar a kilómetros de distancia sin salir de sus chozas. 

La luz en cuestión recordaba al brillo nocturno de las luciérnagas, según le informaron los miembros de la comunidad al antropólogo Sir Edward E. Evans-Pritchard. Este prestigioso profesor de Oxford convivió con los azande largo tiempo durante la preparación de su tesis doctoral en los años veinte y sus libros continúan siendo una lectura académica obligatoria. Lo que quizás nunca anticipó Evans-Pritchard es que él mismo vería actuar a esa extraña y letal luminosidad flotante.

La brujería viajaba por el aire emitiendo una luz brillante hasta alcanzar el organismo de su víctima, especialmente cuando estaba dormida.

En su trabajo Brujería, oráculos y magia entre los azande, refiere lo siguiente: “Sólo una vez he visto la brujería de camino. Había estado sentado en mi choza hasta tarde, tomando notas. Alrededor de la media noche, antes de retirarme, cogí una lanza y salí a mi habitual paseo nocturno. Caminaba por el huerto a espaldas de mi choza, entre plátanos, cuando noté una luz brillante que pasaba por detrás de las chozas de mis sirvientes hacia el caserío de un hombre llamado Tupoi. 

Seguí su paso hasta que una gran pantalla de hierba oscureció la visión. Pasé al otro lado de mi choza para ver dónde iba la luz, pero no conseguí volver a verla. No faltaron informadores que me dijeran que lo que había visto era la brujería”.

Aquella visión luminosa hubiera quedado en mera anécdota si no hubiera sido porque Evans-Prichard recibió una noticia al día siguiente que le hizo recapacitar: “La misma mañana, murieron un viejo pariente de Tupoi y un morador de su casa.

 Este hecho explicaba por completo la luz que había visto. Nunca descubrí su origen, que posiblemente sería un manojo de hierbas encendido por alguien que saliera a defecar, pero la coincidencia de la dirección en que se movía la luz y el fallecimiento cuadraba con las ideas de los azande”.

5. ALLÍ DONDE LOS MUERTOS BAILAN

Uno de los casos más característicos tuvo lugar entre el pueblo Sisala de Ghana y lo vivió Bruce Grindal mientras preparaba su tesis. Grindal publicó su experiencia en 1983 en el Journal of Anthropological Research. El investigador norteamericano consiguió asistir a un funeral Sisala que se celebraba a medianoche en una vivienda. El cadáver permanecía sentado en posición vertical, con las piernas cruzadas sobre una piel de vaca mientras varios individuos cantaban, bailaban y tocaban tambores. 

Al observar cómo los danzantes se acercaban y alejaban del muerto a la vez que golpeaban con sus azadas en el suelo, Grindal fue cayendo en un estado sensorial: “Pensé que mi mente estaba engañando a mis ojos, así que no puedo decir cuándo ocurrió la primera experiencia; pero comenzó con momentos de anticipación y terror. La anticipación me dejó sin aliento, jadeando.

 En la boca de mi estómago sentí una sensación de sacudidas y tensiones, que correspondía a momentos de mayor conciencia visual. Lo que vi estaba fuera del ámbito de la percepción normal”.


Fue entonces cuando contempló cómo diferentes destellos de luz muy fugaces envolvían al cadáver y a los danzantes aunque no pudo determinar de dónde procedían. En su cuerpo, Grindal sintió un golpe seco como si le hubieran cortado y separado la cabeza de la columna vertebral, momento en el cual “una visión terrible y hermosa estalló sobre mí”. Las hebras de luz como chispas de fuego jugaban sobre el rostro, los dedos de las manos y de los pies del difunto. 

Pero lo más insólito estaba a punto de ocurrir: “El cadáver, sacudido por espasmos, se puso de pie, girando y bailando”. Todo a su alrededor resplandecía y fluía poderoso. El fallecido continuó danzando y cogió unas baquetas para tocar los tambores. Concluye Grindal reseñando que “no puedo decir si lo que experimenté fue cuestión de minutos o incluso una hora. 

Tampoco estoy seguro de la secuencia de acontecimientos que presencié. Pero tras un tiempo el poder que había llenado el recinto comenzó a enfriarse”. Cuando Grindal regresó a su casa disfrutó de un sueño muy profundo.





Lo más insólito estaba a punto de ocurrir: “El cadáver, sacudido por espasmos, se puso de pie, girando y bailando”

¿Qué valor cabe dar a los precedentes relatos? Como reflexión de fondo podría decirse que cada pueblo participa de un universo de creencias que no es considerado una pura fabulación. Dichas creencias están respaldadas por experiencias asumidas como reales para los integrantes de esa comunidad. Los informantes cuentan casos y viven hechos destinados a probar la veracidad de todo aquello en lo que creen.

 Y, algunas veces, los propios antropólogos son insospechados testigos de esa autentificación empírica de las creencias. Por supuesto, las etnias preindustriales son un mosaico de sensibilidades y diversidad. No transitan por el mundo obnubiladas como autómatas por su imaginario de creencias. Hay miembros escépticos y, también, creyentes exigentes que cambian de brujo cuando éste equivoca un pronóstico, falla con un remedio o con un conjuro.

Igualmente, el ilusionismo y la prestidigitación no es un invento occidental. Los trucos más sofisticados están a la orden del día entre muchos hechiceros y chamanes para fascinar a los incautos, engrandecer una reputación y aparentar estar en posesión de poderes infinitos.

Finalmente, hoy día, resulta complicado encontrar dentro de la literatura antropológica académica sucesos y arrebatos de sinceridad como los aquí reunidos. El investigador actual tiende a disciplinar su escritura y moderar las emociones cuando publica un estudio de campo. Sus experiencias anómalas rara vez aparecerán negro sobre blanco en las publicaciones del gremio. 

Tan sólo serán objeto de comentario curioso en reuniones informales entre colegas. Una materia prima, quizá, muy valiosa para hacer algún día una antropología de la antropología.

http://www.revistaenigmas.com/secciones/grandes-reportajes/5-experiencias-insolitas-han-fascinado-antropologia

La Durísima Carta de la Esposa de un Guardia Civil a Gerard Piqué

"La próxima vez, antes de llorar por la independencia de una tierra tan tuya como mía, llora por los que perdieron su vida en manos de unos independentistas amigos de tu amigo", escribe

Gerard Piqué, en un entrenamiento con la selección española / EFE
03.03.2019 14:48 h.

La esposa de un agente de la Guardia Civil ha escrito una emotiva y contundente carta dirigida al jugador del Barça Gerard Piqué en la que le reprocha sus críticas a las cargas policiales del referéndum del 1-O y no denuncie la complicidad del independentismo catalán con quienes son responsables de los atentados de Hipercor, Vic y Sabadell, entre otros.





"La próxima vez, antes de llorar por la independencia de una tierra tan tuya como mía, llora por los que perdieron su vida en manos de unos independentistas amigos de tu amigo", escribe en referencia a miembros de la banda terrorista ETA. Y aunque no menciona ningún nombre, se trata de una velada alusión a Arnaldo Otegi y sus relaciones con el Gobierno de Quim Torra.

"El poder de tus palabras y de tus lágrimas"

La carta, llegada a la redacción de Crónica Global, fue enviada el viernes y se refieren a la emoción expresada por el central de FC Barcelona cuando se le pregunta por las cargas policiales del 1-O. 

Precisamente ayer, Piqué aprovechó su comparecencia en la zona mixta del Santiago Bernabéu para defender a los políticos independentistas que están siendo juzgados en el Tribunal Supremo por el 1-O y criticar que se encuentren en prisión preventiva.

"Querido Gerard Piqué: creo que aún no eres consciente del poder de tus palabras y de tus lágrimas. No pensaste que perteneces al gremio de los futbolistas, que por suerte o por desgracia, son seguidos e imitados por mayores y niños. 

Efectivamente, como decías llorando en tus declaraciones, "las imágenes hablan por sí solas". Igual que las imágenes hablaron solas aquel 29 de Mayo de 1991 en Vic, en Cataluña, tu tierra Gerard. Y la mía, porque Cataluña también es mía, no se te olvide".


Imagen del atentado en la casa cuartel de Vic (Barcelona) en 1991 en el que murieron 10 personas / CG

"Ese día --prosigue--, independentistas cuyo portavoz ahora es amigo de tus amigos y que se pasea por tus calles como un héroe, mataron a muchos inocentes; entre ellos a 5 niños. Niños como los tuyos, como tus hijos, y como lo eras tú en aquellos días Gerard. Con tus 4 añitos podías haber sido uno de esos inocentes. Me hubiera gustado verte llorar por ellos también. Sus papás 'fueron culpables' de sus muertes sólo por ser guardias civiles señalados por alguien. 

Como tú los señalaste en tus declaraciones. Como alguien señaló un 8 de Diciembre de 1990 a 6 policias en Sabadell. Tu tierra Gerard, y la mía, no se te olvide. ¿Sabes a dónde iba su furgoneta? a un campo de fútbol. Igual que tú haces a diario. Por eso me hubiera gustado verte llorar por ellos también".


Una imagen de archivo de una concentración contra el terrorismo de ETA en las calles de Barcelona tras el atentado de Hipercor / EFE

La lectora recuerda al jugador de la selección española que "policías y guardias civiles auxiliaron un 19 de Junio de 1987 en el atentado de Hipercor, el más sangriento realizado por los amigos de tu amigo y fue en Barcelona, Gerard, tu tierra, que es la mía también, no se te olvide. 





Aunque eras apenas un bebé, me hubiera gustado verte llorar por esos inocentes. Y eran guardias civiles los que se jugaron la vida para desarticular el comando culpable de estos crímenes. Y ese día lloramos muchos españoles Gerard, de rabia y de alegría".

"La próxima vez, antes de llorar por la independencia de una tierra tan tuya como mía, llora por los que perdieron su vida en manos de unos independentistas amigos de tu amigo. Y antes de señalar a policías y guardias civiles, recuerda que ellos se jugaron la vida para que tú crecieras en LIBERTAD en Cataluña. 

Tu tierra Gerard.  Y la mía, no se te olvide".
https://cronicaglobal.elespanol.com/politica/durisima-carta-esposa-guardia-civil-gerard-pique_226734_102.html


China e India están volviendo el Mundo Más Verde, dice estudio de la NASA


Todos los días vemos noticias de cómo la deforestación está acabando con la vegetación en el planeta. 

Por eso, a muchos los hallazgos de un nuevo estudio de la NASA les pueden sonar extraño. «El mundo es literalmente un lugar más verde que hace 20 años», dice el informe publicado en el sitio web de la NASA Earth Observatory. 

Además, revela que de manera «contraintuitiva» China e India, los dos países más poblados del mundo, son las principales fuentes de este reverdecimiento. 





¿A qué se debe y qué significa este hallazgo?

Bosques y agricultura 

Durante casi 20 años, dos satélites de la NASA han estado recopilando datos e imágenes de la Tierra, para observar cómo se comportaba su vegetación. 

Al analizar esa información, los investigadores se dieron cuenta de que durante esas dos décadas ha aumentado el follaje en un área equivalente a todas las selvas tropicales del Amazonas.

 La gran contribución de China a este aumento de vegetación se debe en su mayor parte a que el país ha implementado programas para conservar y expandir sus bosques, como estrategia para reducir los efectos de la erosión del suelo, la contaminación del aire y el cambio climático. 

El aumento del verde también se debe, en menos proporción, a un intensivo aumento de las tierras de cultivo en ese país. En India, el aumento de áreas verdes se debe sobre todo al incremento de la agricultura. 

En el caso de India es al contrario.

 El reverdecer se debe al incremento de la agricultura y solo una pequeña parte al aumento de bosques. 

«Eso no significa que las áreas de bosques estén siendo reemplazadas por tierras de cultivo», dice Chi Chen, investigador del Departamento de Tierra y Medio Ambiente de la Universidad de Boston, quien lideró el estudio. 

«En muchos casos, se debe a la utilización de un mismo terreno que se vuelve más productivo». 

En ambos países la producción de granos, vegetales y frutas ha aumentado entre un 35 % y 40 % desde 2000. 

Mejorando un poco… 





Para los autores del estudio en general sus hallazgos son una buena noticia. 

«En los 70s y 80s en India y China la situación de pérdida de vegetación no era buena», dice en un comunicado Rama Nemani, investigador del Centro Ames de la NASA, quien participó en la investigación. 

«En los 90s la gente se dio cuenta de ello y hoy las cosas han mejorado». 


No obstante, también hacen algunas advertencias y matices. Dicen que esta tendencia de reverdecimiento depende de varios factores. 

En India, por ejemplo, el aumento de la producción de alimentos depende de la irrigación de aguas subterráneas, si esta agua se agota, la tendencia puede cambiar. Además, señalan que el aumento en el verdor a nivel mundial no compensa el daño causado por la pérdida de vegetación natural en regiones tropicales, como Brasil e Indonesia.





 «Las consecuencias para la sostenibilidad y la biodiversidad en esos ecosistemas permanecen», señala el informe. Además, como explica Nemani, «las tierras dedicadas a la agricultura no ayudan a almacenar carbono, como sí es el caso de los bosques».

 Fuente: NASA Earth Observatory. Edición: LN.


Los “idus de marzo” del Pentágono: el mejor mes para ir a la guerra.


Escrito por el profesor Michel Chossudovsky a través de Global Research.ca,

Hay amenazas militares en curso contra Venezuela. 

¿Se contempla una guerra patrocinada por Estados Unidos para marzo de 2019?

Washington prevé varios escenarios. No hay evidencia firme sobre la naturaleza o el calendario de una operación militar patrocinada por los Estados Unidos dirigida contra Venezuela.

El Asesor de Seguridad Nacional John Bolton y el Secretario de Estado Mike Pompeo han confirmado su intención de hacer la guerra a Irán.

¿Es una mera coincidencia?


En la historia reciente, desde la guerra de Vietnam hasta el presente, el mes de marzo ha sido elegido por los planificadores militares del Pentágono y la OTAN como el “mejor mes” para ir a la guerra.





Con la excepción de la Guerra en Afganistán (octubre de 2001) y la Guerra del Golfo de 1990-91, todas las principales operaciones militares dirigidas por los Estados Unidos y la OTAN durante un período de más de medio siglo, desde la invasión de Vietnam por parte de las fuerzas terrestres de los Estados Unidos. 8 de marzo de 1965– se han iniciado en el mes de marzo.

Los idus de marzo (Idus Martiae) es un día en el calendario romano que corresponde en gran medida al 15 de marzo. Los idus de marzo también se conocen como la fecha en que Julius Caesar fue asesinado en el 44 a.

Para que no lo olvidemos, el mes de marzo (en el calendario romano) está dedicado a Marte (Martius), el dios romano de la guerra.

Para los romanos, el mes de marzo (Martius) marcó “el momento de comenzar nuevas campañas militares”.

Al igual que en el apogeo del Imperio Romano, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos tiene el mandato de planificar e implementar una “línea de tiempo” precisa de las operaciones militares.

¿El mes de marzo, identificado por los romanos como un “buen momento” para iniciar nuevos emprendimientos militares, tiene relación con la doctrina militar contemporánea?

A lo largo de la historia, las temporadas, incluida la transición de invierno a primavera, han desempeñado un papel estratégico en el momento de las operaciones militares.

¿Los planificadores militares del Pentágono favorecen el mes de marzo?
¿También ellos, de alguna manera misteriosa, “idolatran” a Marte, el dios romano de la guerra?

El 23 de marzo (que coincide con el comienzo de la primavera) fue el día en que “los romanos celebraron el inicio de la campaña militar y la temporada de guerra”.

“Homenaje a Marte, el dios de la guerra, con festivales y banquetes. … Para los romanos, el 23 de marzo fue una gran celebración conocida como Tubilustrium ”.

Bajo estas festividades que celebraban al dios romano de la guerra, una gran parte del mes de marzo “se dedicó a la celebración militar y la preparación”.

Cronología de las intervenciones militares de los EE. UU. En marzo (1965- 2017)
La historia reciente confirma que, con la excepción de Afganistán (octubre de 2001) y la Guerra del Golfo de 1990-91, todas las principales operaciones militares dirigidas por los Estados Unidos y la OTAN durante un período de casi medio siglo, desde la invasión de Vietnam por las fuerzas terrestres de los Estados Unidos el 8 de marzo. , 1965– se han iniciado en el mes de marzo.

La guerra de vietnam

El Congreso de los Estados Unidos adoptó la Resolución del Golfo de Tonkin, que autorizó al presidente Lyndon Johnson a enviar fuerzas terrestres a Vietnam el 8 de marzo de 1965.





El 8 de marzo de 1965, 3,500 infantes de marina estadounidenses fueron enviados a Vietnam del Sur para marcar el comienzo de la “guerra terrestre de Estados Unidos”.

La guerra de la OTAN en Yugoslavia

La guerra de la OTAN en Yugoslavia se inició el 24 de marzo de 1999.

El bombardeo de la OTAN a Yugoslavia con el nombre de código de la Operación estadounidense “Noble Anvil”. Comenzó el 24 de marzo de 1999 y duró hasta el 10 de junio de 1999.

La guerra de irak

La guerra en Irak se inició el 20 de marzo de 2003. (Hora de Bagdad)

La invasión de Irak liderada por Estados Unidos y la OTAN comenzó el 20 de marzo de 2003 con el pretexto de que Irak poseía armas de destrucción masiva (ADM).

(La Guerra del Golfo de 1991 en Irak comenzó el 17 de enero. Sin embargo, después del 28 de febrero se acordó y firmó el alto el fuego, luego de la masacre de Basra Road de retirar a los soldados y de la huida de civiles el 26 y 27 de febrero), la 24 División de Infantería Mecanizada de EE. UU. Mató a miles de personas 2 de marzo. ”)

La guerra secreta en Siria

La guerra secreta entre Estados Unidos y la OTAN contra Siria se inició el 15 de marzo de 2011 con la incursión de mercenarios islamistas y escuadrones de la muerte en la ciudad sureña de Daraa, en la frontera con Jordania.

Los terroristas participaron en actos de incendio, así como en el asesinato de civiles. Esta incursión de terroristas fue desde el principio apoyada de manera encubierta por los Estados Unidos, la OTAN y sus aliados del Golfo Pérsico: Arabia Saudita y Qatar.

La guerra “humanitaria” R2P de la OTAN en Libia

La OTAN comenzó su bombardeo de Libia el 19 de marzo de 2011 . El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó una resolución inicial el 26 de febrero de 2011 (Resolución 1970), (adoptada por unanimidad).

Una resolución posterior del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de 1973 se adoptó el 17 de marzo de 2011. Autorizó el establecimiento de “una zona de exclusión aérea” sobre Libia y el uso de “todas las medidas necesarias” para “proteger la vida de los civiles”.

Libia fue bombardeada sin descanso por los aviones de combate de la OTAN a partir del 19 de marzo de 2011 por un período de aproximadamente siete meses.

Yemen

El 25 de marzo de 2015, una coalición internacional liderada por Arabia Saudita y apoyada por los Estados Unidos lanzó ataques aéreos contra el grupo armado Huthi en Yemen.

Venezuela

Declaraciones recientes sugieren que una intervención militar dirigida contra Venezuela está en el tablero de dibujo del Pentágono.

El vicepresidente Pence fue categórico al respecto en la reunión del Grupo de Lima en Bogotá (25 de febrero de 2019).

Se contemplan varios escenarios. “No hay vuelta atrás, … Todas las opciones están sobre la mesa”, dijo Pence.

Mientras tanto, los Estados Unidos han enviado fuerzas especiales a Colombia, los “vuelos de reconocimiento” de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos han sido enviados a la costa venezolana para “reunir información confidencial”.





En esta etapa, si bien hay evidencia de “preparación para la guerra”, no hay evidencia firme en cuanto a la línea de tiempo o la naturaleza de una operación patrocinada por Estados Unidos que involucre a Colombia y Brasil.

Zerohedge. Com


Alarma en EEUU, que Rusia coloque M I S I L E S en Cuba y Venezuela.”



Naves de la Federación Galactica se ocultan detras de la Luna, asegura científico de la NASA

Hacía tiempo que no escuchábamos a un testigo creíble hablando sobre el tema extraterrestre. 

La razón es que en los últimos meses es la información oficial la que está ofreciendo, semana tras semana, datos concluyentes que aseguran la existencia de vida en el Cosmos: los foros de Internet “no conspiranoicos” ya no debaten si hay vida o no, sino si puede haber humanos o no.

Como digo, hacía años que no aparecía nada realmente interesante; hasta que me ha llegado este audio en inglés de un científico de la NASA con nombre supuesto “Eric Norton” que detalla cómo desde el año 2012 los recortes en la NASA hicieron que suspendieran las labores de seguridad en el espacio y que el Departamento de Seguridad Nacional se hiciera cargo de ello.

Gracias a que trabajaba en la Oficina encargada de la valoración de la amenaza de meteoritos, en enero del 2012 le llama el Departamento de Seguridad Nacional para que se desplace al segundo observatorio más importante de Estados Unidos, situado en Tejas y conocido como “MacDonald”, para que ofrezca su opinión sobre unos objetos que aparecen cerca de Marte.

Cuenta que a él esto le pareció muy raro porque nunca había trabajado para esa agencia y le extrañó que se hiciera cargo de un asunto del ámbito “espacial”: “¿qué podía ser tan urgente que le hiciera desplazarse hasta allí?”. Las imágenes que le mostraron hicieron que el hombre tuviera un shock tan grande que se tuvo que sentar.





Lo que vio (minuto 3:41 del primer vídeo) fueron “unas gigantescas naves tridimensionales alineadas en formación, avanzando en dirección al planeta Tierra”. “Supe esto último porque me mostraron imágenes tomadas en los tres meses previos que indicaban la dirección a la que se encaminaban esas naves”, que se habían movido millones de kilómetros más cerca de la Tierra en esos meses. Entonces fue cuando comprendí que el trabajo que tenía encomendado era determinar de qué material estaban hechas y cómo hacían para viajar tan deprisa.

Según nuestro conocimiento, estaban hechas de un material similar al carbono pero metálico, una estructura miles de veces más dura que cualquiera que tengamos aquí, como el diamante o los nanotubos de carbono. Los objetos emiten algún tipo de campo de fuerza que desvía las partículas del espacio, impidiendo que toquen su superficie, del mismo modo que el campo magnético de la Tierra evita que las erupciones solares la golpeen. Los objetos llegaron a estar tan cerca que con los telescopios podíamos ver la estructura de estas naves, con mucho detalle”.

“En enero del 2013, estos objetos habían superado la trayectoria de Marte en 200.000 millas. Llegado este punto, desaparecieron por completo, y de repente, como si hubieran activado un ‘interruptor’ para hacerse invisibles.

Es la mejor forma en que lo puedo describir. No los podíamos ver ni desde un radar ni con ningún otro medio a nuestro alcance. Estábamos perplejos. Entendí que el gobierno USA estaba inquieto por estas cosas porque yo era vigilado por varios agentes las 24 horas del día. (…)

 Durante todo el 2013 estuvimos vigilando el cielo para ver si recuperábamos la visión sobre los objetos, pero no aparecía nada: según nuestros cálculos, para entonces debían estar tan cerca que los deberíamos ver a simple vista, pero la realidad es que no sabíamos donde estaban ni si se habían marchado del sistema solar.

Me mandaron a casa con la obligación de estar disponible, y durante 6 meses no me llamaron. Sólo fue cuando me enteré sobre el cierre de los programas de la NASA de aviso de amenaza de meteoritos, que intenté enterarme de lo que sucedía.

Entonces fue cuando un compañero que trabajaba en un programa totalmente distinto al del observatorio McDonald, me confirmó la certeza de mis suposiciones. Cuando le contaba lo que sabía, su voz se puso temblorosa. Me contestó que los objetos habían reaparecido (alrededor de octubre del 2013) y estaban en la cara oculta de la Luna, en una formación circular, de manera que permanecen prácticamente invisibles para los telescopios.

El cierre de todos los programas espaciales era esencial para ocultar a la población lo que está sucediendo. (…) Estamos expectantes de que puedan salirse de la cara oculta de la Luna y revelarse abiertamente a la población“.

Los creadores del vídeo original en inglés (subtitulado al francés) relatan cómo les enviaron en un pendrive las fotografías que se muestran a continuación, tomados por los satélites USA en el lado oculto de la luna y cómo les presionaron para no hacerlas públicas: las podéis ver a partir del minuto 2:50 del segundo vídeo.

En ellas se ven, entre otras cosas, luces sobre la superficie de la luna.





De esta información deducimos que el 21 de diciembre del 2012 sí comenzó el Primer Contacto con civilizaciones Extraterrestres pero estas imágenes se han ocultado a la población, aunque las últimas fotografías del planeta Ceres (10 luces) indican que es sólo cuestión de poco tiempo que esto se divulgue ampliamente.

También deduzco que las naves de la Federación Galáctica apostadas detrás de la luna están monitoreando todo intento de poner en marcha la III Guerra Mundial, e impidiéndolo.

Primer vídeo:








Dioses anfibios INSTRUYERON a la humanidad afirman diferentes culturas del mundo.

Resultado de imagen de Dioses anfibios INSTRUYERON a la humanidad afirman diferentes culturas del mundo.

Existen repartidos por todo el planeta, relatos de seres anfibios que, según los mitos, instruyeron a la humanidad en una época remota sobre diversas disciplinas como agricultura, astronomía, medicina, arquitectura, etc.

Oannes

Beroso/Berosus, sacerdote e historiador caldeo del siglo III AEC, redactó en griego su Babyloniaca (c. 280 BC), una obra acerca de la historia de Babilonia. En ella cuenta sobre un personaje llamado Oannes, un ser mítico que enseñó la sabiduría a la Humanidad.





Oannes habría sido el primero y el más sabio entre los “Annedoti” (o Apkallu), criaturas anfibias míticas, representadas en los relieves babilónicos como seres con el cuerpo de pez, pero que por debajo tenían la figura de un hombre.

Según el relato de Berosus, Oannes, enviado por Ea/Enki, surgía de las aguas del Golfo Pérsico cada mañana para instruir a la Humanidad enseñando a los hombres la escritura, las artes y las ciencias, mucho antes del Gran Diluvio.

Oannes

Resultado de imagen de Dioses anfibios INSTRUYERON a la humanidad afirman diferentes culturas del mundo. Polyhístor (100 AEC – 40 AEC), fue un erudito griego que reprodujo los escritos de Berossus sobre la obra de Oannes:

“Beroso, en su libro primero sobre la historia de Babilonia, nos informa que vivió en la epoca de Alejandro, el hijo de Filipo y cita que se conservaban con el mayor cuidado en Babilonia documentos escritos, que abarcaban un periodo de quince miriadas de años. Estos escritos contenían la historia de los cielos y del mar: del nacimiento de la humanidad…

En aquellos tiempos, había en Babilonia una gran cantidad de personas de distintas naciones, que habitaban Caldea y vivían sin orden ni concierto, como las bestias de campo.

En el primer año, de la parte del Golfo Pérsico que bordea a Babilonia, apareció un animal dotado de razón llamado Oannes.

Su cuerpo era como el de un pez, tenía una cabeza humana y arriba otra de pez, y asimismo, más allá de la cola de pez, se extendían sus pies humanos. También su voz era humana.

La bestia pasaba el día entero con los humanos pero no ingería comida alguna. Le brindó a los hombres el conocimiento de las letras y las ciencias y técnicas de todo tipo. También les enseñó como fundar ciudades, establecer templos, legislar leyes y medir la tierra. Asimismo, les reveló la siembra y la cosecha de frutas, y en suma, les develó todo lo que involucra la vida civilizada.

Desde aquel entonces, tan universales fueron sus enseñanzas, que nada se ha necesitado añadirles para mejorarlas. Cuando el Sol se ponía, la bestia volvía al mar para pasar las noches en las profundidades, dado que era un ser anfibio. Con el tiempo, otras bestias aparecieron.

Oannes

Apollodorus (180 AEC – 119 AEC), gramático, historiador y mitógrafo griego, también se refirió a la historia contada por Beroso:

“Esta es la historia que Beroso nos ha transmitido: Nos dice que el primer rey fue Alorus de Babilonia, un caldeo: reinó diez saros y después Alaparus y Amelon que vino de Pantibiblon; luego Ammenon el Caldeo, en cuyo tiempo apareció el Musarus Oannes, el Annedotus del Golfo Pérsico.

Luego sucedió Megalarus, de la ciudad de Pantibiblon y reinó dieciocho saros y tras él Daonus, el pastor, de Pantibiblon y reinó diez saros; en su tiempo (dice él) apareció de nuevo en el Golfo Pérsico, un cuarto Annedotus, que tenía la misma forma que los anteriores, la de un pez mezclada con la de un hombre.

Luego Euedoreschus reinó desde la ciudad de Pantibiblon por un periodo de dieciocho saros. En su época apareció otro personaje cuyo nombre era Oadacon, del Golfo Pérsico, como el anterior, con la misma forma complicada, entre pez y hombre.

Luego reinó Amenpdinus, un caldeo de Laranchae y el, siendo el octavo en el orden gobernó diez saros. Luego reinóOtiertes, un caldeo de Laranchae y gobernó durante ocho saros. A la muerte de Otiartes, su hijo Xisuthrus, reinó dieciocho saros. En su época sucedió el Diluvio Universal..”

Oannes

Por su parte, Abydenus, célebre historiador griego autor de “Historia de los Caldeanos y Asirios, narra:

“Cuanto concierne a la sabiduría de los caldeos, se dice que el primer rey de este país fue Alorus, que promulgó un informe diciendo que estaba designado por Dios para ser el pastor del pueblo: reinó diez saros.

Resultado de imagen de Dioses anfibios INSTRUYERON a la humanidad afirman diferentes culturas del mundo.
Después de él, Alaparus reinó tres saros; le sucedió Amillarus, de la ciudad de Pantibiblion, que reinó trece saros; en este tiempo, un semidemonio llamado Annedotus, muy parecido a Oannes, apareció del mar por segunda vez.

Después de él reinó Ammenon doce saros que era de la ciudad de Pantibiblon: luego Megalarus, del mismo lugar, dieciocho saros; luego Daos, el pastor, gobernó por espacio de diez saros – era de Pantibiblon – en su tiempo pasaron del mar al suelo cuatro personajes de doble forma, cuyos nombres fueron Euedocus, Eneugamus, Eneuboulos y Anementus.

Después de estas cosas estuvo Anodaphus, en el tiempo de Euedoreschus. Hubo luego otros reyes y el último de todos Sisithrus (Xisuthrus). De modo que en total el numero ascendió a diez reyes y la duración de sus reinados a 120 saros”

De acuerdo a los relatos épicos del dios Erra, terminado su trabajo, los Apkallu retornaron al Apsu, “El Reino de las aguas profundas”, y nunca más fueron vistos.

Los Apkallu

Apkallu (en acadio), o Abgal (en sumerio: Ab=agua, gal=grande) son “Siete Sabios”, seres mitológicos con poderes sobrenaturales que según la tradición sumeria habrían sido creados por el dios Enki (Ea en acadio) para civilizar a la humanidad mediante la enseñanza de los Me (conjunto de conocimientos, técnicas y códigos), la artesanía y las secretas artes de la magia.

 Ellos sirvieron como sacerdotes de Enki y como consejeros o sabios a los primeros “reyes” o gobernantes de Sumer antes del diluvio.





Dos Apkallu junto al “Arbol de la vida”. (Imagen “Dioses de pescado en árbol de la vida, Asiria, c. 700 aC.” Joseph Campbell “Las máscaras de Dios”)

En los registros de Uruk se menciona que “… los siete sabios Apkallu vivieron en los tiempos previos al Diluvio.”

Un himno sumerio declara que “… los siete Apkallu vinieron de Eridú, la ciudad de Ea/Enki, cuyos dominios son el abismo de agua dulce.”

En la “Epopeya de Gilgamesh” se menciona que los siete sabios habrían sido quienes construyeron la gran muralla de Uruk.

Según la tabla de Uruk W 20030,7, los nombres de los siete sabios antediluvianos son: U͗an, U͗anduga, Enmeduga, Enmegalamma, Enmebulugga, Anenlilda, y Utu ͗abzu.

Los Apkallu provenían del Apsu (el abismo de agua dulce, y en algunos textos como metáfora para Eridú), y en la iconografía mesopotámica eran representados de tres formas: con figura humana “ūmu-apkallu” (a veces alados); como hombre-pez apkallu; y como apkallu alado con cabeza de buitre.

Estatuillas de Apkallu del British Museum

La tradición mesopotámica ha asimilado a Adapa, “el Sabio”, el hombre prototípico creado por Enki como modelo de la humanidad, con Uan (Oannes en griego), lo que consta en numerosos registros.

Stephanie Dalley, en su “Glosario de Dioses … Adapa.”, P. 317 ( Oxford University Press 1991) menciona que: “Adapa, hijo de Ea/Enki, sacerdote en Eridu. También conocido como Uan (Oannes), el primero de los Siete Sabios, que llevó las artes y las habilidades a la humanidad.”

Una inscripción autoreferencial del rey asirio Senaquerib dice: “Ea … me dotó de gran entendimiento, tal como el de Adapa el Apkallu (šuna-at apkalli A-da-pá)” (Luckenbill, The Annals of Sennacherib).

Un texto en el que Asurbanipal se jacta orgullosamente de su ilustre Biblioteca: «Yo, Asurbanipal, rey de Asiria y de toda Mesopotamia … yo me precio de esta Biblioteca, la más extensa que vieron los tiempos. Poseo los sofisticados conocimientos de Adapa, sabio entre los Siete Sabios: el antiguo y preciado secreto de todas las artes de la escritura… »(Smith, Babylonian Historical Texts, 76).

En algunos textos se ha identificado a “Adapa” con “Alulim” de Eridu, el primer rey sumerio que gobernó durante “28.800 años”, según consta en la “Lista Real”. Con el tiempo, el término “Adapa”, fue considerado como sinónimo de “sabio”.

Enki, Dios del conocimiento

Enki (En= Señor, ki = tierra) es un dios en la mitología sumeria, más tarde conocido como Ea (E = “templo” o “casa” y A = “agua”) en las mitologías acadia y babilónica. Se le asocia con el mundo acuático, y gobierna en el Apsu, un lugar situado en las profundidades de la tierra donde fluyen “las aguas primordiales”. Enki Nudimmud (uno de sus epítetos más usados, algo así como “hacedor”) es el dios de la sabiduría, señor de la construcción, las artes, el diseño y la creación.

Tradición Maya

Le Plongeon indicó el parecido entre el nombre del dios Oannes y la palabra maya oaana, que significa «el que tiene su residencia en el agua».

El libro Popol Vuh, la Biblia del pueblo Maya Quiché, tiene asimismo referencias a estos seres del agua:

“Principal Guacamayo tenía dos hijos: Sabio Pez-Tierra era el primer hijo. Gigante de la Tierra, el segundo hijo.”

“Al quinto día se mostraron, pues, de nuevo, y fueron vistos en el agua por los hombres. Semejantes a dos Hombres-Peces aparecieron. Entonces sus rostros fueron vistos por los Xibalbá, y fueron buscados en las aguas.”

Sacerdote con vestido de pescado. Bajo relieve en el templo de Ninurta (Saturno) en Kalhu (Cala bíblica), 883-859 AEC. Asurnasirpal II – Black y Green “Dioses, demonios y símbolos de la antigua Mesopotamia”

Civilización Andina

La civilización andina también tiene sus mitos respecto de dioses anfibios que instruyeron a la Humanidad. Uno de ellos dice que del lago Titicaca surgieron Manco Cápac y Mama Ocllo, los hijos del Dios Sol (o de Viracocha, de acuerdo al origen de la leyenda), quienes enseñaron a la humanidad todos sus conocimientos y fundaron en Cuzco la capital del imperio Inca:

El dios Sol Inti y la diosa Luna Quilla tenían un amor imposible dado que entendían que nunca se podrían encontrar. Un día, la tierra se oscureció, Quilla se unió a Inti, y con esa unión, del lago Titicaca emergió un hombre apuesto y fuerte, que sería conocido como Manco Cápac, junto a una doncella hermosísima, llamada Mama Ocllo.

Su padre Inti, les ordenó que adiestren a los ignorantes las artes de cultivar y criar animales, en cuanto a Mama Ocllo debía de enseñarles a las mujeres a hilar y tejer telas, a trabajar en el hogar y conocer las labores domésticas. “Llevadle, hijos míos, la luz del conocimiento a los hombres. Ilustradlos en la verdadera religión y dadles leyes, dadles orden, pues sin leyes ni orden no hay vida en la tierra”…

Apkallu – Figuras de los hombres-pez. Asur 721-705 AEC. Black y Green “Dioses, demonios y símbolos de la antigua Mesopotamia”

Para los tihuanacotas, Viracocha era el Dios Creador que había venido para establecer el orden en el mundo e instruir a las personas con técnicas y conocimientos. Era un maestro de la ciencia y la magia, arquitecto, escultor e ingeniero. Se trataba de un ser antropomorfo que apareció en la isla del Sol del lago Titicaca.

 Luego de cumplir su misión, Viracocha se reunió junto con sus ayudantes en la costa, bajo la línea equinoccial cerca al Ecuador, y se dirigieron hacia el mar, “caminando sobre las aguas, como por la tierra, sin hundirse” y se alejaron en la inmensidad del océano.

Otros mitos tihuanacotas nos hablan de dioses que habitaban en las montañas que protegían a los seres humanos llamados los Apus, nombre que tiene una notable similitud, o posible abreviatura, del nombre Apkallus (los sabios enviados para civilizar a la humanidad). 

Otro mito se refiere a la diosa Oryana, un ser “venido de las estrellas” de extraño aspecto físico pues poseía una cabeza alargada, grandes orejas en punta, cuatro dedos al final de cada extremidad y escamas como de pez, que llegó al Lago Titicaca para mejorar a una brutal raza de gigantes que allí vivía mediante el mestizaje.

Divinidades semitas

Otro caso similar se trata de Dagon (derivado de la raíz semítica dag, que significa, “pez pequeño”), una divinidad anfibia, antiguo dios de la fertilidad adorado en Siria y en la región más occidental de Mesopotamia. Se convirtió en el dios principal de los filisteos como dios del mar y tenía sus templos principales en Gaza y Ashod.

Dagon

Presumiblemente, Dagon era “Dagan” el dios ugarítico. El culto a Dagan era propio de los amorreos del Siglo XXII AEC que dos siglos después se difundió entre asirios y babilonios. En Canaán, a este dios se lo designaba con el apelativo Il (El) [literalmente dios].

En la mitología asiria, Derceto (Dérceto, Derketo o Dércetis, según qué autores se consulten) es una diosa a la que representaban en forma de pez con cabeza, brazos y pecho de mujer. Estaba casada con el dios Hadad. Su hija Semíramis, sería reina de Asiria. Derceto era como conocían los antiguos griegos, en forma abreviada a la deidad siria Atargatis, en arameo ‘Atar‘atah. Era la representación femenina y las fuerzas fecundantes de la naturaleza, así como Dagón era la masculina.





Derceto. Ilustración para la obra de Athanasius Kircher Œdipus Ægyptiacus.
En la Torá

En los libros de los profetas y de los escritos de la Biblia también hay referencias al dios de los filisteos, Dagon:

Jue.16.23. Entonces los principales de los filisteos se juntaron para ofrecer sacrificio a Dagón su dios y para alegrarse; y dijeron: Nuestro dios entregó en nuestras manos a Sansón nuestro enemigo.

1Sa.5.2/7. Y tomaron los filisteos el arca de Dios, y la metieron en la casa de Dagón, y la pusieron junto a Dagón. Y cuando al siguiente día los de Asdod se levantaron de mañana, he aquí Dagón postrado en tierra delante del arca de Jehová; y tomaron a Dagón y lo volvieron a su lugar. 

Y volviéndose a levantar de mañana el siguiente día, he aquí que Dagón había caído postrado en tierra delante del arca de Jehová; y la cabeza de Dagón y las dos palmas de sus manos estaban cortadas sobre el umbral, habiéndole quedado a Dagón el tronco solamente. 

Por esta causa los sacerdotes de Dagón y todos los que entran en el templo de Dagón no pisan el umbral de Dagón en Asdod, hasta hoy. Y se agravó la mano de Jehová sobre los de Asdod, y los destruyó y los hirió con tumores en Asdod y en todo su territorio. Y viendo esto los de Asdod, dijeron: No quede con nosotros el arca del Dios de Israel, porque su mano es dura sobre nosotros y sobre nuestro dios Dagón.

1Cr.10.10. Y pusieron sus armas en el templo de sus dioses, y colgaron la cabeza (de Saúl) en el templo de Dagón.

Apkallu

Existe además una mención que podría estar relacionada con estos seres provenientes del agua, los Apkallu que, en un caso fueron enviados por Enki desde el abismo, el “Apsu”, mientras que en un pasaje del libro Salmos, Dios creó “monstruos marinos de los abismos”:

Sal.148.5/7. Alaben el nombre de Jehová; Porque él mandó, y fueron creados. Los hizo ser eternamente y para siempre; Les puso ley que no será quebrantada. Alabad a Jehová desde la tierra, Los monstruos marinos y todos los abismos.

El libro de Enoc (apócrifo para algunas religiones) aborda el tema de los “Vigilantes” (Nefilim), y según este texto, luego de mezclarse con mujeres humanas, fueron ellos quienes instruyeron a la humanidad sobre diversos conocimientos:

Así sucedió, que cuando en aquellos días se multiplicaron los hijos de los hombres, les nacieron hijas hermosas y bonitas; y los Vigilantes, hijos del cielo las vieron y las desearon, y se dijeron unos a otros: “Vayamos y escojamos mujeres de entre las hijas de los hombres y engendremos hijos”… 

Todos y sus jefes tomaron para sí mujeres y cada uno escogió entre todas y comenzaron a entrar en ellas y a contaminarse con ellas, a enseñarles la brujería, la magia y el corte de raíces y a enseñarles sobre las plantas.

Y ‘Asa’el enseñó a los hombres a fabricar espadas de hierro y corazas de cobre y les mostró cómo se extrae y se trabaja el oro hasta dejarlo listo y en lo que respecta a la plata a repujarla para brazaletes y otros adornos. A las mujeres les enseñó sobre el antimonio, el maquillaje de los ojos, las piedras preciosas y las tinturas. 

Shemihaza enseñó encantamientos y a cortar raíces ; Hermoni a romper hechizos, brujería, magia y habilidades afines; Baraq’el los signos de los rayos; Kokab’el los presagios de las estrellas; Zeq’el los de los relámpagos; -‘el enseñó los significados; Ar’taqof enseñó las señales de la tierra; Shamsi’el los presagios del sol; y Sahari’el los de la luna, y todos comenzaron a revelar secretos a sus esposas.

Los Dogon de Mali

Es llamativo, a su vez, el parecido del nombre del dios/pez Dagon/Dagan con el nombre “Dogon” de la tribu de Mali. De acuerdo con las descripciones de la tribu Dogon, Nommo era una criatura anfibia procedente de Sirio que visitó a este pueblo hace incontables generaciones.

Los Dogon describen a Nommo como un ser híbrido hombre/pez, quien bajó del cielo junto con un grupo de otros “Nommos” a quienes consideraban los “amos del agua” y “proveedores de la lluvia”. Ellos aseguran que estos seres anfibios les legaron sus conocimientos, motivo por el cual los toman como “dioses” civilizadores.

Nommos híbridos

Hopis

Los Hopis poseen un su tradición y en sus ritos a unos seres a los que denominan kachinas, que son seres de otros planetas/estrellas, “espíritus respetados” enviados para brindar apoyo y orientación a los clanes, y que adoptaban la forma de seres humanos.

Si bien no se identifican de forma alguna con el agua ni como seres anfibios (aunque sí se los recuerda con máscaras y trajes particulares), los kachina comparten la misma tarea que los Oannes, Apkallu y demás seres sobre-humanos que se acercaron a la incipiente humanidad para transmitirle sus conocimientos en un pasado remoto.

Kachinas

El mito hopi cuenta que durante el inicio del Cuarto Mundo, el actual, en las tierras tropicales estaba la misteriosa Ciudad Roja del Sur, Palátkwapi [Casa Roja]. Los kachinas guiaron a los clanes hopis migrantes a quienes les indicaron que se establecieran, y bajo su supervisión, Palátkwapi creció hasta convertirse en una gran ciudad y magno centro cultural y religioso. Su templo estaba erigido en tres secciones.

En el primer nivel, el del suelo, los kachinas instruían a los iniciados en la historia y el significado de los tres mundos anteriores y el propósito de este Cuarto Mundo al que había salido el hombre. En el segundo piso enseñaban la estructura y las funciones del cuerpo humano y mostraban que la función más elevada de la mente era llegar a comprender la forma en que el único gran espíritu obraba dentro del hombre. Los kachinas explicaban todo esto para que la gente no volviera a ser mala y se evitara que el Cuarto Mundo fuese destruido como los primeros tres.

En el tercer nivel se aleccionaba a los iniciados en la naturaleza y los usos de toda especie de planta. Pese a que los seres humanos aún eran relativamente puros y había pocos casos de enfermedad, sobrevendrían algunos males y sus enfermedades consecuentes; para cada uno habría una planta curativa que la gente debía recordar.

El cuarto piso era más pequeño que los tres inferiores, lo cual daba al edificio ceremonial la apariencia de una pirámide. En este nivel superior sólo se admitía a los iniciados de gran conciencia que hubiesen adquirido un profundo conocimiento de las leyes de la naturaleza. 

Ahí se les enseñaba el funcionamiento del sistema planetario, cómo afectaban las estrellas el clima, las cosechas y al propio hombre. Asimismo aprendían acerca de la “puerta abierta” encima de sus cabezas, de cómo mantenerla abierta y así conversar con su Creador.

Hinduismo

Según la tradición hindú, Vishnu, uno de los dioses de la triada llamada Trimurti (tres formas de dios, junto con Brahmá y Shivá) ha descendido a la Tierra en innumerables ocasiones (en sucesivas reencarnaciones y bajo distintos avatares), para salvar a la humanidad de la destrucción de las fuerzas demoníacas, y para restablecer el orden y la estabilidad en el universo.

Su primer reencarnación la hizo bajo el avatar del Matsya, el pez. De acuerdo al Matsya Purana, Vishnu tomó la forma de un pez con cabeza humana para rescatar a Manu (el primer hombre), a su familia y a los Vedas del Gran Diluvio, indicándole que construya un arca.

Vishnu

La cultura védica/hindú también posee la entidad de “Los Siete Sabios” o “Saptarshí” (sapta, siete; rishis, sabios). Se trata de siete rishis que son nombrados en muchos lugares de los Vedas y otras literatura hinduista.

En los Vedas realmente nunca los enumeran por su nombre, pero otros textos tales como los Bráhmanas y los Upanishad sí lo hacen. En el Shatápatha-bráhmana (14.5.2.6), sus nombres son: Gautama, Bharad Vaya, VisuáMitra, Yamad Agní, Vásista, Kasiapa y Atri.

En los Vedas son considerados los patriarcas de la religión védica (previa al hinduismo). En la astronomía hindú, los Saptarshi forman la constelación de la Osa Mayor, según el Rig Veda (10, 82, 2) y el Átharva Veda (60, 40, 1).

Las pinturas rupestres de Karoo, Sudáfrica

El Karoo (del khoikhoi, karusa: estéril, seco) es una meseta semidesértica situada entre el sur de Sudáfrica. Se estima que los bosquimanos o San han residido en las regiones costeras occidentales con anterioridad al primer milenio antes de Cristo. Las sirenas han sido parte integral del folclore de Karoo durante años.

Karoo

En lo más profundo de la meseta de Karoo, se encuentran pinturas rupestres de los San en las paredes de las cuevas, que representan criaturas de sirenas y hombres-peces.

Karoo

En el desierto del Karoo, en las cavernas de arenisca encontramos las imágenes más antiguas hechas por el hombre, donde se aprecia la interacción entre humanos y seres con cola de pez.

Karoo

Mitología grecolatina

Mucho más cerca cronológicamente, según la mitología griega, Poseidón (Neptuno) es el dios del mar, de las tormentas y «Agitador de la Tierra», de los terremotos. Su etimología no es clara pero podría provenir de Posei-dawōn (en sánscrito: posis, señor; dawon, agua) el “señor de las aguas”.

Poseidón

El dios del mar Tritón, el mensajero de las profundidades marinas, hijo de Poseidón y de Anfritrite. A Tritón se le representaba habitualmente como una sirena masculina, una criatura con la parte superior del cuerpo de un hombre sobre una o incluso dos largas colas de pez. Sus atributos incluían un tridente y un largo y curvado cuerno hecho de concha.

Tritón

Nereo, padre de las nereidas, era distinguido por su dulzura, bondad, justicia y por la clarividencia que tenían del futuro. También era representado como hombre con una cola de pez serpentino en lugar de piernas.





Nereo

Proteo era uno de los dioses del mar que nació en Palena de Macedonia. Su principal finalidad era alimentar a las focas y los becerros marinos, componentes del rebaño de Neptuno. Para recompensar su celo, el rey del mar le concedió conocer el pasado, presente y provenir: el tiempo no tenía secretos.

Proteo

Forcis, Rey de Córcega, hijo de Ponto y de Gea. Se casó con su hermana Ceto. con la que tuvo a los famosos monstruos Fórcides, es decir, Escila, Ladón, las grayas y las gorgonas. Se dice que murio a manos de Atlas y fue arrojado al mar donde se le rinde honores de divinidad.

Forcis

En la mitología griega, los telquines eran nueve hermanos, mitad marinos, mitad terrestres, con cabeza de perro, la parte inferior del cuerpo en forma de cola de pez o de serpiente y los dedos de las manos palmeados. Eran conocidos como niños-peces hijos de Ponto y de Talasa, y fueron, junto con sus hermanos, los primeros habitantes de la isla de Rodas, Telquinis en su honor.

Conclusión, si hubiera alguna…

Establecidos todos estos paralelismos, las preguntas que quedan son:

Es posible que culturas ancestrales de todo el mundo hablen de lo mismo pero que se trate del producto casual de la imaginación de cada una? Existe la probabilidad de que sea todo una grandísima coincidencia? Hasta donde es solo un mito y, eventualmente, donde se vuelve un hecho?

Porque estos seres divinos con forma de pez? Es literal, figurativo o tal vez sólo un simbolismo? Son seres que provienen del mar o quizás de tierras del otro lado? O acaso son los vestigios de seres con trajes especiales que los oriundos habrían asimilado a la forma de un pez, a falta de un mejor parecido?

Lo que sí resulta claro es que en los textos de la Creación, y mismo en la teoría de la evolución, todo parece haber comenzado en el agua.

La Torá dice: “Había tinieblas sobre la faz del abismo, y el espíritu de Dios aleteaba sobre la superficie de las aguas“. Y luego: “dijo Dios, Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas“.

Más aún, la mitología sumeria nos habla sobre Tiamat y Apsu: Tiamat era el principio femenino, el agua salada, Apsu era el principio masculino, el agua dulce.

Mismo el Popol Vuh dice: “He aquí la primera historia, la primera descripción… No existía nada edificado. Solamente el agua limitada, solamente la mar tranquila, sola, limitada.”

Todo apunta a las aguas como el lugar del Origen, más allá de que luego cada cultura haya entretejido sus propios relatos mitológicos, adaptándolos, acaso deformándolos. Por tanto, la noción de que la “ayuda” hacia una vida civilizada provenga del mismo origen, resultaría más bien natural.

5 marzo, 2019
Articulo de:reydekish.com

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".