sábado, 23 de febrero de 2013

Los Conjuros del Libro de Los Muertos de Egipto


Capitulo II

PARA REVIVIR TRAS LA MUERTE

¡Oh tú, dios del disco lunar, que irradias en las soledades nocturnas! ¡Mira! ¡Entre los habitantes del Cielo que te rodean, yo también te acompaño! Yo penetro a mi capricho ora en la Región de los Muertos; yo difunto, ora en la de los Vivos sobre la Tierra, a todas partes donde me conduce mi deseo.

Capitulo X

ENCANTAMIENTO CONTRA LOS ENEMIGOS

¡Apártate de mi camino, oh tú, Espíritu que devoras tu propio brazo! Pues yo soy Ra, que se levanta en el Cielo contra sus enemigos. Los ha dejado este dios poderoso entre mis manos, y ya no podrán escapárseme. Al Amo de la Corona, he aquí que traigo mi brazo como ofrenda. Yo alargo mi paso…a medida que las diosas se levantan. ¡No seré entregado a mis enemigos!, en verdad no, pues puestos en mis manos, no podrán ya espárseme. 

Yo estoy sentado como Ptah; como Horus, yo soy irresistible. Mi boca deja oír Palabras de Potencia; mis piernas me llevan en su carrera. He aquí que en busca de mis enemigos, que me serán entregados y no podrán escapárseme, recorro el Cielo.

Capitulo XII

PARA ENTRAR Y SALIR A VOLUNTAD

Oh Ra, Guardián de las Puertas misteriosas de las que parte una Vía hacia Keb y la Balanza que lleva en sí la Verdad y la Justicia que tu nombre sea bendito! ¡Mira! ¡A través de la Tierra, yo fuerzo mi camino! ¡Como un niño, ojalá pueda renacer a la vida!

Capitulo XXV

PARA DEVOLVER AL DIFUNTO SU MEMORIA

¡Que en el Templo del Más Allá me sea devuelto mi nombre! Durante la Noche en que serán contados los Años y enumerados los Meses, que pueda guardar el recuerdo de mi Nombre en medio de las Murallas abrasadas del Mundo Interior! Pues yo junto al gran dios del Oriente celeste permanezco. Todas las divinidades se alinean detrás de mí, y he aquí que a medida. Pues al lado del gran dios del Oriente celeste yo me quedo. Detrás de mí, helo aquí, todas las divinidades se alinean, y a medida que van pasando, yo puedo pronunciar el Nombre de cada una.

Capitulo XXXVI

INVOCACIÓN A ISIS Y A NEFTIS

¡Oh, diosas hermanas de Isis y Neftis, salve: Os anuncio mis Palabras de Potencia! Rodeado de irradiaciones, he aquí que navego en mi Barca celeste. En verdad yo soy Horus, hijo de Osiris; vengo aquí, para ver a Osiris, mi Padre.

Capitulo XXXIX

PARA IMPEDIR LA DESCOMPOSICIÓN DEL CUERPO EN EL MUNDO INFERIOR.

¡Oh tú, inmóvil e inerte como Osiris, cuyos miembros están helados, sal de tu inmovilidad, para que tus miembros no se pudran!, ¡que no se separan de tu cuerpo y te abandonen!,¡que mi cuerpo no se pudra! Pues yo soy Osiris…

Capitulo XL

PARA NO MORIR POR SEGUNDA VEZ EN EL MÁS ALLÁ

Han sido profanadas mis moradas misteriosas; mis escondites han sido revelados; los Espíritus sacrificados han sido precipitados a las Tiniblas; pero el Ojo divino de Horus me ha santificado y U´-Uaut me ha nutrido con la leche de sus tetas. Ahora me oculto entre vosotras , ¡Oh Estrellas fijas! En verdad mi frente es la frente de Ra. Mi rostro se quita el velo; mi corazón está en su justo lugar. Yo soy el Dueño del Saber Sagrado y del Verbo mágico. Como Ra, yo me protejo a mí mismo. Nadie podrá ignorarme ni hacerme daño. Soy tu Hijo y he asistido a tus Misterios… Coronado Rey de los dioses no moriré por segunda vez en el Mundo Inferior.

Capítulo XLVII

PARA RESPIRAR EL AIRE EN EL MUNDO INFERIOR

Entre los Purificados yo soy un Purificado. Yo soy el dios Shu, que en las regiones de los dioses luminosos atrae hacia él el Aire del Oceáno celeste, hasta los límites del cielo, hasta los límites de la Tierra, has los límites de la luz divina. Que el aire vivifique pues,  a este joven dios y ¡que despierte!

Capítulo LIII

PARA SERVIRSE DE LAS PIERNAS

Lo que debes cumplir en tu Mansión del Mundo Inferior, hazlo de pie, sostenido por tus dos piernas, ¡oh dios Sokari! En cuanto a mí, ¡yo irradio por encima de la Cadera!. He aquí que me siento en medio de los Espíritus santificados y que recorro el Cielo…¡Ay, que débil soy! ¡Ay, que débil! ¡Me obedecen mis piernas, pero siento desfallecer! Me siento desamparado en medio de las violencias de las fuerzas brutales desencadenadas que reinan en el Mundo Inferior…

Capítulo LXXV

PARA ACERCARSE A THOTH

Señor de las Tempestades que protege a la Corona divina contra sus enemigos, yo soy muy poderoso. Con mi espada, que veis aquí, hiero.¡Seth es asesinado! ¡Los buenos Espíritus reconfortados! Protegiendo la Corona divina vuelvo la espada de los dioses fuerte e irresistible. ¡En medio de las tempestades, a sus enemigos, ved cómo la espada de Thoth hiere!

Capítulo LXXXI

PARA HABITAR ENTRE LOS GRANDES DIOSES

Ora me dirijo hacia la región de la Barca de Sektet; ora estoy sentado entre los grandes dioses. Luego, cual una gran mariposa que ha echado a volar, llego junto a las grandes divinidades del Mundo Inferior y las contemplo en silencio. ¡Miradme! Delante de vosotras, entre las Almas purificadas de los Bienaventurados, aquí estoy.

Capitulo LXXXIV

PARA RECIBIR OFRENDAS

¡Oh vosotros jefes de las Moradas celestes, Espíritus dueños de las ofrendas sepulcrales! Así como vosotros traedme a mí ofrendas solidas y líquidas, Pueda yo, por el contacto del Anca sagrada, ser purificado y mediante una ofrenda de vestiduras de lino! Mientras que vuestro Padre divino pasea en su Barca celeste, y vosotros que navegáis entre los Campos de los Bienaventurados, sabed que las ofrendas que me están destinadas deben serme traídas a lo largo de este canal.

Capítulo CIX

PARA REGRESAR A LA TIERRA Y VOLVER A VER SU CASA

A grandes zancadas recorro el Cielo. Ahora llego ante los canales y paso a través del Ojo de Horus. Yo soy el dios León. He aquí que tiendo mi arco y que abato a mi presa. En verdad, ¡yo mismo soy el Ojo de Horus! ¡Oh dioses! Dejadme avanzar en paz!

Capítulo CXII

PALABRAS A PRONUNCIAR CUANDO LA LUNA NUEVA

Yo, Osiris, tengo en jaque a las tempestades del Cielo. Yo rodeo con vendas y fortifico continuamente a Horus, el Dios Bueno. Yo, cuyas Formas son múltiples y diversas, recibo mis ofrendas en las horas fijadas por el Destino. Las Tempestades inmovilizadas son ante mi rostro. He aquí que Ra llega acompañado de cuatro divinidades superiores. Todos recorren el Cielo en la Barca solar. Y yo, Osiris, yo a la hora fijada por el Destino para mi viaje. Empieza mi nueva existencia….subido sobre el cordaje de la Barca solar.

Capítulo CXXXVI

PARA COLOCAR UN COLLAR DE ORO

¡Oh Osiris, Padre mío! ¡Oh  mi Hermano, Horus! ¡Oh, Isis, mi Madre! He aquí que las vendillas, las que apretaban mi cabeza y mi cuerpo, son quitadas…Mis ojos empiezan a discernir los objetos que me rodean. Veo ante mí al dios Keb….

Capítulo CXLVI

PARA PONER AL CADÁVER UN VESTIDO DE PUREZA

¡Oh dioses yo os invoco!, Tum, Shu Tefnut, Keb, Osiris e Isis, Seth, Neftis Heru-khuit, Sathor, Kepra, Menthú, Señor de Tebas, Amón, Señor de las Coronas de los dos Egiptos. La gran Jerarquía de los dioses, la pequeña Jerarquía de los dioses, vosotros dioses y diosas que moráis en el Océano celeste; tú, Sebek de las dos Mehdet; Sebek, el de los innumerables nombres, que recibes según el sitio en que tu Doble se complace en estar, y vosotros todos, ¡oh dioses del cielo y de la Tierra, del Norte y del Sur! ¡Concede a mi espiritu  santificado este Vestido de Pureza! ¡Préstame el vigor y la potencia mediante la fuerza mágica de ese Vestido de Pureza! ¡Destruid el Mal que se agarra a mi Alma! Con objeto de que, cuando llegue el Juicio, a la faz de la Eternidad sea reconocido puro e inocente. ¡Oh dioses! ¡Destruir el Mal que se agarra a mi persona!



Fuente: http://planetaenigmatico.wordpress.com/2013/02/20/los-conjuros-del-libro-de-los-muertos/

1 comentario:

  1. esttpo esta buenazo guey pero te recomiendo que tambien pongas un poco mas de cosas no solo los conjuros

    ResponderEliminar

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...