miércoles, 23 de noviembre de 2016

Conozca el código oculto del número tres



A lo largo de la historia de la humanidad, el número tres siempre ha tenido un significado único, pero ¿por qué? Si retrocedemos un poco en nuestra historia, podemos comprobar que el número tres ha estado siempre presentes en todas las culturas antiguas, siendo este de extrema importancia. ¿Qué hace que el número tres sea tan importante para la religión, la arquitectura, las matemáticas y muchas otras áreas de la humanidad? Pero también nos encontramos con la simbología del número tres en la gran industria del entretenimiento, como en la música, el cine, logos corporativos, etc…, muy importantes para los Illuminati. Comenzamos nuestro peculiar viaje a través del número 3.

La historia oculta

Según los mitos y las leyendas, el destino de los dioses y de los hombres es controlado por seres todopoderosos conocidos como las tres Parcas. Diversas culturas de todo el mundo han compartido durante mucho tiempo la creencia de que el número tres representa algo sagrado, místico, universal y divino. En el siglo VI a.C., el matemático y filósofo griego Pitágoras introdujo su famoso teorema: a2 + b2 = c2. La fórmula de Pitágoras explica la relación matemática entre los tres lados de un triángulo rectángulo, y los investigadores de todo el mundo creen que se basó originalmente en el diseño de las pirámides de Egipto.
Según algunos expertos en el tema, Pitágoras estudió con los “grandes maestros de Egipto”, por lo que trajo el conocimiento y la sabiduría de Egipto a Grecia, dando nacimiento a la filosofía griega. Para Pitágoras y para muchos otros filósofos de la antigüedad, las matemáticas era la forma en que algo sobrenatural podría explicarse. Muchos científicos e inventores, entre ellos Nikola Tesla, dieron mucha importancia al número tres. Pitágoras enseñó que todo en el universo tiene una estructura de tres partes, y que todos los problemas del universo podrían reducirse en forma de diagrama de un triángulo y el número tres.
Para Pitágoras y sus seguidores, el triángulo representa la ascensión, y el triángulo el número tres. Para ellos está es la clave de todos los misterios ocultos en el universo. Pero Pitágoras no fue el primero en descubrir la importancia del número tres. Pitágoras consiguió el conocimiento de los egipcios, quienes decían que toda sabiduría procedía directamente de los “dioses”, seres que no provienen de la Tierra, en otras palabras, seres extraterrestres.

Sin embargo, Pitágoras fue el primero en difundir este conocimiento fuera de Egipto, y básicamente, comienzó a hablar al mundo sobre la sabiduría sagrada o divina de los “dioses procedentes de otros mundos”. Es todo un hecho que el triángulo de Pitágoras puede contener la sabiduría que todavía no hemos entendido en términos de forma física, ya que la geometría terrestre puede conectarse a otros mundos que posiblemente coexisten con el nuestro.

El código del ADN

Todos los organismos vivos dependen de tres tipos de moléculas para todas sus funciones biológicas. Estas moléculas son ADN, ARN y las proteínas, y se clasifican como macromoléculas biológicas. Sin ADN, ARN y proteínas, no podrían existir las formas conocidas de vida. En 1966, los científicos anunciaron el mayor avance en la ciencia. Descifraron con éxito el código genético. Después de años de investigaciones, científicos descubrieron que la estructura del ADN consiste en una serie de tres combinaciones de moléculas conocidas como tripletes. Por lo que todo esto y más, hace que el número tres represente la clave de nuestra existencia.

Las pirámides de la Meseta de Guiza

Construidos hace más de 4.000 años, estos monumentos son, sin duda, los más famosos de todo el mundo y son el mejor ejemplo del uso de triángulo en la arquitectura, la forma geométrica más simple y más perfecta. La civilización del antiguo Egipto es quizás una de las primeras civilizaciones de la Tierra que utilizaron la geometría, las matemáticas y la arquitectura y las combinaron de una forma elaborada. Esta combinación les permitió construir monumentos que la arqueología y la ciencia no pueden llegar a explicar. El triángulo es una de esas formas arquetípicas básicas que está en la conciencia humana, y esto puede expresarse en monumentos como las pirámides.

El código secreto del número tres, la alquimia y el poder sobre el universo

Uno de los científicos más influyentes del siglo 17 fue Isaac Newton, quien introdujo lo que se convirtió en la base de la física moderna: las tres leyes del movimiento. Pero lo que mucha gente no sabe es el hecho de que Isaac Newton fue una persona extremadamente mística y extremadamente interesada en la alquimia. Después de su muerte, investigadores encontraron entre sus documentos sobre la filosofía, la astronomía y las matemáticas una traducción de un texto antiguo llamado “la Tabla de Esmeralda”, también conocida como Tabula Smaragdina, o el secreto de Hermes, y que ha fascinado a los alquimistas durante cientos de años. Se cree que esta “tabla” es uno de los varios documentos que contenían información sobre la práctica de la alquimia y los secretos del universo.

De acuerdo con los investigadores, la antigua sabiduría de la transmutación, los secretos del cosmos y de la longevidad estaban en estas tabletas y fueron descubiertas en las grandes pirámides hace miles de años atrás. Pero una de las frases escritas en una de las tabletas decía lo siguiente: “Tres es el gran misterio, venido de la gran uno”. Así que básicamente el número tres es lo que conecta el universo y el cosmos. Sabiduría, conciencia y el poder, todos vienen de la interacción del número tres.

Y si alguien consiguiera este conocimiento, esa persona se convertiría en el amo y señor de la vida, un maestro sobre la muerte, algún tipo de ser sobrenatural, un superhombre que prácticamente lo podría hacer todo.

El número tres en el hinduismo

El gran dios Brahmā es el creador del universo, Visnú es el preservador de la realidad, y Shiva es el destructor. No puede haber renovación y no puede haber crecimiento continuo sin la energía destructiva. Así que, básicamente estos 3 dioses mantienen un cierto equilibrio. Y más concretamente, Shiva es representado con un tridente, las puntas que representan sus tres poderes fundamentales: voluntad, actividad y conocimiento. También es ilustrado con un tercer ojo en medio de la frente. Con ese ojo, puede ver las cosas. 

Él tiene el poder de la clarividencia.

Por lo que no nos debe de extrañar que Shiva con su tercer ojo y el poder del número tres esté presente en las instalaciones del CERN, el laboratorio europeo de física de partículas que se encuentra en Suiza, en forma de estatua de dos metros de alto. Y como explica una placa situada en la base de la estatua, el dios Shiva baila para dar vida al Universo y luego lo extermina.

Un código secreto bíblico

El viaje de los Reyes Magos es quizás una de las historias más populares y mejor conocidas relacionadas con el nacimiento de Jesucristo, sin embargo, poco se sabe sobre estos misteriosos “tres reyes magos”. Según el Evangelio de Mateo, los tres reyes vinieron del este, un lugar que en ese momento estaba considerado todo un mundo de magia y misticismo para los occidentales. Los “Magos” eran el antiguo sacerdocio de Persia y su historia se remonta a 2.000 o 3.000 a.C.. Estos magos eran expertos en la astronomía y en el movimiento de los objetos celestes, por lo que los “tres sabios”recorrieron miles de kilómetros para llegar “tierra santa” y encontraron Belén sin ningún mapa, sólo siguiendo una estrella.

Además, los tres regalos que los “Tres Reyes Magos” ofrecieron a Jesucristo eran oro, que representa todo el material que necesitará el niño a lo largo de su vida; incienso, que es una antigua resina aromática que cuando se quema ayuda en la expansión y la iluminación de la mente; y la mirra, que es el aceite asociado con la muerte y que representa el más allá. Pero aquí no acaba todo, también existe la teoría de que la clave para liberar el poder del número tres se encuentra en la Santísima Trinidad, las tres personas divinas que se refieren a los tres estados del ser: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

En conclusión

Como hemos podido comprobar, el número tres está presente en las matemáticas, la filosofía, la religión, la ingeniería, y en un largo etcétera. Es por este motivo que el número tres tiene fascinado a los matemáticos, filósofos, constructores, alquimistas y sociedades secretas en general. Y todo parece indicar que quien consiga descifrar el misterio que se oculta tras el número tres, conseguirá la llave para el poder absoluto.

fuente/mundoesotericoparanormal.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...